Las 10 mejores rutas en coche por Cataluña

España TFW

Realizar rutas en coche es uno de las formas de viajar que más me motivan. A partir de un destino te sientes libre para trazar una determinada ruta con toda la flexibilidad del mundo. Destinos como Cataluña donde se une todo un conjunto de zonas de contrastes son ideales para disfrutar al máximo. En un mismo día puedes estar esquiando en los Pirineos por la mañana, como pegándote un baño en una pequeña cala de la Costa Brava.

Desde el delta del Ebro hasta los Pirineos del Valle de Arán, desde los viñedos de Montsant hasta la montaña mágica de Montserrat, desde la cosmopolita Barcelona hasta las montañas del Montseny, desde la Costa Brava hasta los volcanes de la Garrocha, desde que pones la primera hasta que cambias a la quinta se te quedarán los ojos como platos y el corazón abierto. A continuación te vamos a detallar las mejores rutas en coche por Cataluña que no puedes perderte. Apúrate, alquila tu descapotable o el coche que reúna tus necesidades y acompáñanos en esta trepidante ruta.

Lo mejor del Montseny desde Barcelona

Fotografiando el Pantano de Santa Fe en el Montseny

En esta ruta partimos de Barcelona para llegar al corazón del Montseny. Nos acercamos a los tres picos principales, el Matagalls a un lado y al otro el Turó de l’Home y les Agudes. Con esta ruta primero nos acercamos a la población del Montseny siguiendo la autopista del Mediterráneo y la dejamos a la salida de Sant Celoni. Seguimos la carretera secundaria BV-301 y el verde del bosque empieza a rodearnos.

Tras dejar atrás el pueblo de Montseny llegamos al Coll Formic donde la mayoría de excursionistas deja el coche para ascender hasta el pico del Matagalls o darse el placer de una caminata prácticamente plana por La Calma, un nombre que describe perfectamente la placidez que provoca este paraje con vistas a las montañas del Montseny y los cercanos Cingles de Bertí.

La carretera empieza a descender y nos deja en Seva y la seguimos hasta Viladrau. Cuando parece que nos estamos alejando de las montañas del Montseny volvemos a por ellas siguiendo la serpenteante GV-201 que nos lleva hasta el precioso pantano de Santa Fe. Un paseo alrededor del pantano es obligado.

Siguiendo la carretera llegamos a un desvío que nos lleva hasta la cima del Turó de l’Home (1712 metros) donde disfrutaremos de unas vistas espectaculares. Si tenéis algo de tiempo y piernas podéis carenar la montaña hasta llegar a la siguiente cima, las Agudes, a través de un camino señalado y no exento de preciosas vistas aéreas.

Ruta por la Vall Fosca: de Senterada al lago Gento

El lago Gento en la Vall Fosca (c) vallfosca.net

Nos acercamos a la comarca del Pallars Jussà, en pleno Pirineo. La Vall Fosca es una de las entradas al Parque Nacional de Aigüestortes, uno de los parajes más bonitos de Cataluña.

Esta ruta emprende la marcha en la población de Senterada, tras haber dejado atrás la Pobla de Segur, y va dejando atrás preciosos pueblos pirenaicos empedrados y con la pizarra creando un manto sobre los techos de las casas como Espui o Astell. La pequeña carretera serpentea hasta llegar al Embalse de Sallent.

Desde aquí podemos subir al teleférico de Vall Fosca que nos proporciona una aventura final ascendiendo hasta los 2.200 metros donde se encuentra ubicado el lago Gento. Unas vistas formidables sobre el escenario pirenaico que nos rodea.

La vuelta la realizamos por la misma carretera donde podemos aprovechar para parar en Espui y disfrutar del encanto de este pueblo rural de montaña.

Sugerencia:

Si buscáis alojamiento en la zona os recomendamos el Hotel Montseny en Espuy en el que nos hemos alojado un par de veces: precios muy asequibles, limpio y personal muy amable.

Ruta en coche por el Delta del Ebro

Una barca apostada en las aguas del delta del Ebro (c) Pixabay

Durante milenios, el Ebro -el río más caudaloso de España- ha ido creando un escenario único a partir de los sedimentos transportados desde la Cordillera Cantábrica y los Pirineos. Este espacio actualmente ocupa unas 7.700 hectáreas con y existen algunas carreteras por las que podemos circular y disfrutar del espectáculo.

El agua cubre parte del escenario, las aves que habitan y llegan de otras latitudes, junto a las cometas de kitesurf visten el cielo y las plantaciones de arroz crean distintas tonalidades. Sin lugar a dudas, una ruta en coche por el delta del Ebro es una de las experiencias más memorables en Cataluña.

En este caso partimos de Alcanar o de Amposta con el objetivo de llegar a Sant Carles de la Ràpita. Una vez en esta localidad, no os perdáis una visita al Mirador de Guardiola. Se trata de una antigua torre de vigilancia que se encuentra a 116 metros de altura ideal para avistar los ataques de piratas de épocas remotas. Hoy en día, la figura del Sagrado Corazón con brazos abiertos al más puro estilo Corcovado nos da la bienvenida. Desde su altura podremos vislumbrar unas vistas espectaculares al Parque Natural del Delta del Ebro, con su variada naturaleza y colorido.

Tras la visita al Mirador de Guardiola nos subimos al coche para seguir la carretera TV-3408, a medio camino viramos a la izquierda para acceder a l’Encanyissada, una zona humeda y protegida formada por amplias lagunas. Volvemos a la TV-3408 para seguir hasta la playa del Trabucador. El istmo de arena se estrecha y durante unos cinco kilómetros nos encontraremos con agua a ambos lados hasta llegar al punto final de la excursión en la Punta de la Banya.

Una playa salvaje como pocas, lugar predilecto de una buena parte de las aves migratorias que realizan el recorrido desde Europa a África. Debemos tener en cuenta que esta zona está protegida y únicamente abre el acceso a coches durante los meses de verano.

Sugerencia:

Para terminar la ruta del día, podemos volver a Sant Carles de la Ràpita para disfrutar de los espectaculares arroces de la zona. Podéis reservar en alguno de los mejores restaurantes de Sant Carles para aseguraros mesa disponible.

Ruta circular en coche por la Garrotxa

blank

La espectacular puesta en escena de Castellfollit de la Roca

La comarca gerundense de la Garrotxa es una de las zonas más ricas y bonitas del norte de Cataluña. En este ruta circular pasaremos por paisajes naturales de gran belleza, curiosidades geológicas como volcanes y pueblos milenarios con mucha historia a sus espaldas y un exquisito gusto para la conservación.

Partimos de Olot para dirigirnos a la Fageda d’en Jordà, una reserva natural donde crece una especie única de hayas. Tras el paseo nos dirigimos al volcán extinguido de Santa Margarida. Desde el aparcamiento nos espera un cuarto de hora de caminata en ascensión hasta llegar a su cráter. En su interior se ubica una ermita, lugar ideal para darnos un buen picnic.

Seguimos la ruta hasta llegar al conjunto medieval de Santa Pau, con muestras góticas y del primer renacimiento. Seguidamente nos acercamos hasta Banyoles donde podemos dar un agradable paseo alrededor de lago.

Nos encontramos a la mitad aproximadamente del recorrido. Tomamos la C-150a para trazar la otra media circunferencia para volver a nuestro punto de origen. Por el camino hasta llegar a Olot nos esperan dos pueblos de gran belleza, Besalú con su pasado histórico y puente medieval y Castellfollit de la Roca, encaramado sobre un risco de vertiginosa altura.

Sugerencia:

Si buscáis alojamiento rural en la zona, una buena opción es Can Solà en la Vall de Bianya. Nos hemos alojado en pareja y también con amigos y tanto su situación como la casa son ideales para descubrir la Garrotxa.

Rupit y el valle de Sau y Collsacabra

Vistas a las Guilleries desde Tavertet

A lo largo del valle de Sau, con su enorme pantano protegido por las montañas de Collsacabra y el Espacio Natural de las Guillerias, obtendremos unas panorámicas espléndidas, con horizontes nítidos y sin civilización en muchos kilómetros y pueblos históricos donde además se come de maravilla.

Empezamos la ruta Vilanova de Sau y nos adentramos en las montañas de las Guillerias. Cruzamos el pantano de Sau y nos dirigimos al Salt de Sallent, el salto de agua más alto de toda Cataluña con sus 115 metros. Si llegáis en temporada de lluvias la vista es especialmente cautivadora.

Seguimos hasta llegar a la población de Rupit, para muchos, el pueblo más bonito de toda Cataluña y no les falta razón. Desde el puente colgante para acceder, el empedrado de sus calles y la decoración impoluta de sus casas, hacen del conjunto de Rupit una escena preciosa. Además, una de las razones principales por las que muchos barceloneses se desplazan los domingos a Rupit es porque se come de maravilla. Así que harás bien de reservar una mesa en alguno de los mejores restaurantes de Rupit y alrededores.

Seguimos la ruta para visitar Tavertet, otro bonito pueblo enclavado en medio del Espacio Natural de las Guillerias y desde donde tendréis una de las mejores vistas al pantano de Sau y todas las montañas que lo rodean. La calma está asegurada.

La ruta nos lleva por Cantonigros, otro lugar mítico para las grandes comilonas y volvemos accediendo a la carretera C-37 a la altura de Manlleu.

La Costa Brava: de Tossa de Mar a Sant Feliu de Gixols

Cala Pola: una de las fantásticas calas entre Tossa de Mar y Sant Feliu de Guixols

La Costa Brava encierra alguna de las calas más bonitas del Mediterréano y, a pesar de la fama y la afluencia turística, todavía conserva rincones de gran belleza. Precisamente en la zona cercana a Lloret de Mar, entre Tossa y Sant Feliu de Gixols, la carretera serpentea los acantilados de las costa y deja entrever alguna de sus calas más bonitas.

De Tossa de Mar seguimos la carretera GI-682 en dirección noreste. Las curvas empiezan y los pinos nos rodean de forma abundante. Aprovechad la oportunidad en los momentos en que los pinos clarean de observar a los pies de la carretera si vislumbráis alguna cala.

Entre algunas de las calas que podéis acceder y disfrutar durante el recorrido encontraréis maravillas como la de Cala Pola, la Cala del Senyor Ramon, cala Futadera o Cala Giverola.

Cala Giverola se halla prácticamente controlada por el resort que lleva el mismo nombre que la cala con su amplio restaurante, piscinas, áreas infantiles y demás servicios. Si vais en familia y tenéis la oportunidad de alojaros en el Arena Resort Giverola, no os vais a arrepentir. Sus apartamentos se encuentran prácticamente colgados del acantilado y ofrece todas las comodidades para viajar en familia (piscinas, áreas infantiles, restaurantes, etc) en medio de una de las calas más bonitas de la Costa Brava.

El Santuario de Lord y Sant Llorenç de Morunys

Vistas al pantano de la Llosa del Cavall desde el Santuario de Lord

En esta ruta descubriremos el Santuario de Lord enclavado sobre una montaña con amplias vistas al Pantano de la Llosa del Cavall y la L-401, una carretera secundaria, muy poco conocida y con preciosas vistas al Prepirineo catalán.

Empezamos la ruta en Sant Llorenç de Morunys y nos desplazamos hasta el cercano santuario de Lord. Conviene hacer un buen paseo por sus alrededores para acercarnos hasta las vistas al pantano.

Seguimos la carretera L-401 en dirección Odén y Cambrils. Apenas encontraréis coches en esta carretera, apenas alguna furgoneta local y una moto con ganas de curvas. A nuestro lado, se levanta el Port del Compte y frente a nosotros se extiende la Sierra de Oliana. Cuando encontramos espacios abiertos hacia el sur podremos disfrutar de vistas hasta Montserrat y hacia el oeste las sierras de Prada en el Urgell.

En invierno es muy probable que sea obligatorio el uso de cadenas para realizar esta ruta en coche.

Las fuentes del Llobregat el Santuario de Montgrony

El Pedraforca desde el Santuario de Montgrony

Cuando los turistas de Barcelona se desplazan a la montaña, tienden a desplazarse hasta La Cerdanya y se olvidan de una buena parte de las maravillas que esconde otras comarcas prepirenaicas como el Solsonès o el Berguedà. En esta ruta descubriremos el nacimiento del río Llobregat y el Santuario de Montgrony, con vistas espectaculares al Pedraforca.

Empezamos la ruta en la Pobla de Lillet y nos desplazamos hasta las Fuentes del Llobregat. Tenemos un bonito paseo que nos llevará a las cascadas que dan inicio al río que ha visto crecer toda la industria textil de Cataluña durante el pasado siglo. Seguimos en dirección al Santuario de Montgrony que se levanta en este valle poco transitado, verde, frondoso y con preciosas vistas al Pedraforca y a toda esta zona tan poco habitada y con escasa afición turística en comparación con otras zonas de sus alrededores.

Desde aquí podemos enlazar en una ruta circular con Gombrén y volver a la Pobla de Lilet o bien podemos continuar la ruta hasta Campdevànol.

Sugerencia:

Si buscas una casa rural con tranquilidad y envuelta de naturaleza, el Molí Can Coll es una elección ideal, a medio camino entre Montgrony y Ribes de Fresser.

La ruta del arte románico de la vall de Boí

Sant Climent de Taull (c) Catalunya.com

Las iglesias románicas se extienden por el Valle de Bohí (Vall de Boí) con alguna de las mejores muestras de su época. Además, el cercano Parque Nacional de Aigüestortes y las montañas más altas del Pirineo ofrecen un paisaje único para una ruta en coche inolvidable.

Esta ruta parte de Pont de Suert y emprende la carretera L-500 que se interna por el valle de Bohí. A lo largo de la carretera con preciosas vistas a las montañas nos encontraremos las diferentes muestras de arte románico. Como podéis ver en el mapa, cada punto en el camino representa una iglesia: La Asunción del Coll, Santa María de Cardet, Sant Feliu de Barruera, Santa Eulàlia d’Erill la Vall, Sant Joan de Boí y las dos más famosas y al norte del valle, Santa María de Taüll y Sant Climent de Taüll cuyo famoso Pantocrator se encuentra en el museo MNAC de Barcelona.

Tarragona: Las montañas de Prades

Siurana (c) Pixabay

Las montañas de Prades se extienden entre varias comarcas (Alt Camp, Baix Camp, Conca de Barberà, Garrigues y Priorat) con un par de denominadores comunes: un excelente cultivo del vino y unos paisajes asombrosos y muy bien conservados.

Esta ruta empieza en el pueblo histórico y medieval de Montblanc. La primera parada en el camino la hacemos en el Monasterio de Poblet. Si queréis visitar el recinto os puede llevar el día entero. Seguimos la carretera T-100 que se interna por las montañas de Prades hasta el pueblo que lleva el mismo nombre. Seguimos la ruta empalmando con la C-242 que nos deja finalmente en Siurana, un precioso pueblo con vistas de infarto al pantano que lleva su mismo nombre. Si disponéis de tiempo, os recomiendo una ruta senderista alrededor del pantano de Siurana.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


2 Comentarios
  • Mundo2travel 8 mayo 2020
  • Quique Cardona 9 mayo 2020
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *