Las 20 mejores cosas que hacer en Aigüestortes

Excursiones por el Parque Nacional de Sant Maurici y Aigüestortes y todo tipo de actividades en familia para disfrutar de la naturaleza

España TFW

El Parque Nacional de Sant Maurici y Aigüestortes ofrece alguno de los rincones más bonitos del Pirineo. Las opciones de rutas senderistas es prácticamente interminable y las opciones para realizar actividades en familia en un entorno natural son muy variadas.

Alrededor de Aigüestortes existen varios valles como el de Àneu, Vall Fosca, Cardós, Unarre o Vall Ferrera que todavía muestran un carácter natural y salvaje al tener una infraestructura turística de perfil moderado. Eso ofrece un contraste único cuando lo comparamos a otras zonas cercanas del Pirineo como el Valle de Arán, La Cerdanya o Andorra. Puede que la dificultad de acceso desde ciudades como Barcelona -3 horas y media en coche contra las 2 horas escasas hasta La Cerdanya- ayuden a preservar el territorio. Eso sí, durante este verano de COVID hemos visto un aumento bastante elevado de turistas locales que han decidido dejar a un lado destinos lejanos para concentrarse en los tesoros que tenemos cerca de casa.

Reflejos en el pantano de la Torrasa en Guingueta d’Àneu (c) Quique Cardona

Nos hemos paseado varias veces por el Parque Nacional de Sant Maurici y Aigüestortes, unas veces con la mochila y el hornillo a cuestas realizando travesías en invierno y en verano y otras, como este verano, disfrutando en familia durante 10 días intensos realizando variadas actividades para niños y grandes que nos acercan y nos ayudan a comprender la naturaleza; algo que se nos ha presentado ideal después de tanto tiempo confinados durante este año.

Entre actividades deportivas, excursiones por la montaña y juegos familiares, a continuación os presentamos nuestra elección de las 20 mejores cosas que podemos hacer en Aigüestortes.

1El circuito alrededor de Sant Maurici y el lago de Ratera

El pequeño portándose como un campeón realizando el circuito alrededor de Sant Maurici

Sin lugar a dudas, el paisaje que ofrecen los picos dels Encantats frente al lago de Sant Maurici es una de las imágenes más icónicas del Parque Nacional. Si vais en vehículo propio podéis llegar hasta el parking de Prat de Pierró que se encuentra a unos 4 kilómetros y a una hora andando hasta el lago. La aproximación por el bosque es ya un preludio de la belleza que nos espera.

No obstante, si vais con pequeños y queréis ahorrar esfuerzos os recomiendo subir con los taxis en 4×4 que parten desde la localidad de Espot a cada hora hasta los pies del lago de Sant Maurici. Se trata del único medio de transporte que llega a las puertas del parque nacional. Durante el verano lo hacen de 9 de la mañana a 7 de la tarde. Es conveniente adquirirlos con antelación a través de la web oficial, de esta manera te ahorrarás la cola. Asimismo, también tienes la opción de llegar con ellos hasta Amitges, otro paraje idílico del parque.

Una vez en el lago de Sant Maurici conviene realizar la ruta circular que sube hasta el lago de Ratera y nos devuelve hasta el refugio Ernest Mallafré a los pies de Sant Maurici. Disfrutarás de unas vistas aéreas y paisaje de alta montaña sin un elevado esfuerzo. En total son unos 7 kilómetros y medio con una elevación de no más de 400 metros de altura. Mi hijo de 5 años lo hizo sin problemas.

2Ruta del románico en el valle de Boí

El valle de Boí, además de sus imponentes montañas, tiene el privilegio de contar con 9 iglesias que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El románico alcanza alguna de sus cotas más altas en esta zona.

Según el tiempo y vuestro interés podéis ver las 9, que se concentran en 7 pueblos distintos del valle o al menos visitar las dos más famosas, Santa María de Taüll y Sant Climent de Taüll.

3Excursión a los lagos Long y Redó desde Boí

El estany Redó en primavera (c) Quique Cardona

Uno de los recuerdos más memorables en Aigüestortes es la travesía que realicé junto a unos amigos hace unos 10 años al lago Redó en pleno corazón del parque nacional. Hicimos la ruta con raquetas de nieve en mayo, cuando el deshielo se encuentra en su máxima plenitud y los colores y contrastes eran asombrosos, con lagos helados, ríos rebosantes de agua y la primera floración emergiendo entre la nieve.

Aun así, es una excursión que en verano ofrece un clima más benigno y un esfuerzo más suave. Para realizar la ruta, dejamos el coche aparcado en el Pont de la Farga y seguimos hasta llegar a los lagos Long y finalmente Redó. Volvimos por el mismo camino.

4Un teleférico para tocar el cielo en el lago Gento

El lago Gento, Vall Fosca (c) vallfosca.net

La Vall Fosca es uno de esos valles profundos, salvajes e indómitos del Pirineo. Durante el verano tenemos la oportunidad de llegar hasta los 2200 metros de altura y sin esfuerzo gracias al teleférico que nos lleva hasta el lago Gento. Una excursión sencilla y apta para cualquier persona con la que podrán disfrutar de un paisaje de alta montaña sin esfuerzo.

A la vuelta, merece la pena parar y visitar el pueblo de Espui, una maravilla rural de esta zona tan apartada del Pirineo.

5Conocer la fauna de los Pirineos en Mon Natura

Un gato montés en Mon Natura Pirineus (c) Quique Cardona

A poca distancia de la localidad de Son, se encuentra el centro de naturaleza Mon Natura Pirineus, un sorprendente y moderno edificio situado en medio del valle con vistas privilegiadas a las montañas de la Bonaigua y uno de los lugares que te recomiendo que no te pierdas en Aigüestortes.

Sin lugar a dudas, es el mejor aliado para padres y madres, un lugar con un montón de actividades para realizar en familia para conocer a fondo la naturaleza de una forma didáctica, divertida y con mensajes de sostenibilidad y respecto a los animales y el medio ambiente.

Entre las variadas actividades que realizan no os podéis perder una visita por el centro de fauna, un recorrido guiado que os permitirá conocer las diferentes especies que conforman la fauna salvaje de los Pirineos. La mayoría de los animales que se encuentran en el centro son irrecuperables o forman parte de proyectos de crianza para la re-introducción como el quebrantahuesos o el lince boreal.

Un lince de año y tres meses nacido en Mon Natura Pirineus (c) Quique Cardona

Entre los diferentes animales que encontramos en el centro destacan los linces, el gato montés, el corzo, el zorro, el tejón, la garduña o el quebrantahuesos. Podéis ver los horarios y tarifas en la página oficial de Mon Natura Pirineus.

6La Casa del Oso en Isil y un paseo circular por el mirador de Sobrepeo

Mirador de Sobrepeo en Isil (c) Quique Cardona

Isil es famosa por las espectaculares fallas que se celebran el 23 de junio, una fiesta declarada patrimonio de la Humanidad y que te dejará con los ojos como platos al ver los grandes troncos ardiendo y bajando por la montaña.

Asimismo, en Isil se levanta la Casa del Oso Pardo, un centro de interpretación en el que se realizan visitas guiadas para conocer a fondo a este animal cuya reimplantación en el Pirineo se está consiguiendo de forma paulatina y efectiva.

Una vez en Isil podéis aprovechar para realizar la sencilla ruta circular que sube hasta el mirador de Sobrepeo con la que obtendréis unas magníficas vistas al pueblo de Isil y al valle con el pico Montroig presidiendo el horizonte.

7Un paseo en bicicleta alrededor de la mollera de Escalarre y el pantano de la Torrasa

Una de las rutas más bonitas para realizar en bicicleta por el Valle de Aneu recorre la mollera de Escalarre y el pantano de la Torrasa. Partiendo desde Esterri d’Àneu, el itinerario se encarama hasta Escalarre y sigue el curso del Noguera Palleresa hasta llegar a la mollera de Escalarre, un entorno natural privilegiado donde las aguas parecen un espejo.

Como premio, nos podemos bañar en las aguas del pantano de la Torrasa (están algo frías pero impecables) o darnos un paseo en kayak. Veréis un autobús de dos plantas de estilo inglés que sirve bocadillos y bebidas y un puesto de alquiler de kayak. Un sitio ideal para disfrutar del picnic.

La vuelta se realiza por el flanco occidental del río pasando por la Guinueta d’Àneu hasta llegar a Esterri d’Àneu. En total son unos 8 kilómetros sin apenas desnivel.

8Contemplar las estrellas bajo el cielo despejado y limpio del Pirineo

Ver un cielo estrellado cuesta cada vez más. En el Pirineo y en especial en los valles protegidos de Aigüestortes la visibilidad es espectacular. Si viajáis a mediados de Agosto cuando llega el fenómeno de las Perseidas o cualquier época del año, en Mon Natura existe la posibilidad de realizar una sesión astronómica desde su planetario y con la ayuda de un telescopio.

Durante la sesión realizan una excelente aproximación informativa para conocer las constelaciones, identificar los planetas visibles y un fascinante repaso a la mitología. Si consigues realizar la visita bajo un cielo despejado, disfrutarás de una noche inolvidable bajo un manto repleto de estrellas.

Esta actividad se realiza en el observatorio astronómico de Mon Natura los lunes, miércoles, jueves, sábados y domingos desde las 7 hasta las 11 de la noche.

9Aprender a pescar en los ríos del Pallars

En los ríos del Pallars Sobirá se practica la pesca sin muerte y una buena experiencia es ir con un pescador y así, con la caña en mano, nos cuente los secretos de la pesca de la trucha en las aguas del Noguera Palleresa.

Existen varias modalidades y nosotros nos apuntamos a una clase magistral que nos hizo Xavi, un pescador de la zona que conocimos a través de Joana de Oci Pirineus. El lugar elegido fue el pantano de la Torrasa a la altura de la Guingueta d’Àneu. La suerte no acompañó mucho pero al menos conseguimos pescar un par de truchas que obviamente devolvimos al río con el menor percance.

10Descubrir las distintas especies de mariposas de Aigüestortes

Si vas con pequeños esta actividad probablemente se convierta en la favorita de las vacaciones en Aigüestortes. Al menos esto fue lo que nos ocurrió. Nuevamente en Mon Natura, cada domingo de primavera y verano se realiza esta actividad que consiste en reconocer las mariposas más conocidas de la zona.

Se realiza una sesión informativa previa y después se provee a cada familia con un caza mariposas, dos potes, una lupa y una ficha para identificar las especies de mariposas. El siguiente paso ya os lo podéis imaginar, los niños correteando por el campo en busca de mariposas y aprendiendo sobre su hábitat, sus colores, ciclo y muchas más curiosidades.

Consejos para alojarse en Aigüestortes y alrededores

1 Esterri d’Àneu: Una localización ideal a pocos kilómetros de la entrada por Sant Maurici y un montón de actividades por el valle de Aneu. Nosotros nos instalamos durante diez días en los Apartamentos Trainera y estuvimos de maravilla con un cómodo apartamento y zona de spa y buen servicio a escasos metros andando del centro de Esterri.

2 Erill la Vall: Ideal si queréis explorar el valle de Boí y todo su románico. Los apartamentos Sisquets reciben los mejores comentarios en booking por parte de sus clientes y aparecen como una de las mejores opciones por calidad y precio en el valle.

3 Espui: Si buscáis alojamiento por la Vall Fosca os recomendamos el Hotel Montseny en Espui en el que nos hemos alojado un par de veces: precios muy asequibles, limpio y personal muy amable.

11Rafting o barranquismo en Llavorsí

Melgaco Barranquismo Portugal

Barranquismo (c) Avistu

El rafting y el barranquismo son, sin lugar a dudas, los deporte rey del Pallars Sobirá y una de las mejores cosas que podemos hacer en Aigüestortes. En el Pallars, generalmente las aguas bajan mucho más fuerte durante la primavera con el deshielo y tienden a tranquilizarse a finales del verano. Existen modalidades para prácticamente todos los niveles empezando por los 6 años.

La localidad de Llavorsí vendría a ser la meca de estos deportes acuáticos alrededor de Aigüestortes y encontraréis un montón de agencias que os prepararán el terreno para lo que necesitéis.

12Aventurarse a realizar la marcha de Carros de Foc

Si dispones de tiempo y estás en buena forma, Carros de Foc es una de las experiencias en naturaleza que jamás olivarás. Se trata de una travesía que visita a cada uno de los refugios de montaña que se hallan en el interior del Parque Nacional de Sant Maurici y Aigüestortes. En total son unos 55 kilómetros con desnivel acumulado de 9200 metros.

La gente suele hacerlo entre 5 y 7 días aunque también hay locos como Andreu Simon que ostenta el récord con 9 horas y 22 minutos.

13Visita al Castillo de Valencia d’Àneu

Vistas desde el castillo de Valencia d’Àneu (c) Quique Cardona

El castillo de Valencia d’Àneu se levanta sobre una colina con admirables vistas al valle. El castillo se levantó durante el siglo XIII cuando el condado de Pallars era uno de los más influentes en la Cataluña medieval de la época. Actualmente se encuentra prácticamente en ruinas.

A pesar de su mal estado de conservación, esta visita ofrece un toque cultural interesante y además, obtendrás una preciosa visual hacia el valle de Aneu con la bandera del Pallars oneando en el cielo.

14La experiencia de comer en cala Joana en Llessuí

Los entrantes en Cala Joana (c) Quique Cardona

En el Pallars se come bien. Encontraréis carne a la brasa en abundancia, excelentes embutidos y la mayoría de productos son de proximidad y de gran calidad.

Por recomendación nos fuimos a comer en el restaurante Cala Joana en Llessuí. Antiguamente, en Llessuí habían unas pistas de esquí que cerraron sus puertas a mediados de los ochenta. Desde entonces, el valle de Assua tiene poca frecuencia de turistas y permanece como una joya oculta entre los valles de los alrededores de Aigüestortes.

Cuando llegas por la carretera de Rialp hasta Llessuí apenas encuentras coches, tampoco en agosto. No obstante, cuando llegas a la puerta del restaurante de cala Joana te topas con todos los coches que no has visto durante la subida, felizmente aparcados ante sus puertas. Algunos destinos se hacen famosos por su restaurante más emblemático y Cala Joana es uno de ellos.

Antes de empezar te espera un entrante bien surtido con longaniza de la región (xolís), pan de payés, queso de vaca, una tarrina de paté de cerdo, nueces y patatas chips que a mi gusto sobran pero al pequeño le volvieron loco. Luego llega la carta con especialidad de carnes kilómetro 0, de calidad y a la brasa. Una delicia que te alegras que alguien te la haya recomendado para poderla disfrutar.

15Excursión alrededor de los 7 lagos en el Gran Circo de Colomers

blank

Foto de archivo (de hace unos cuantos años) en el gran circo de Colomers

El Gran Circo de Colomers es capaz de competir en belleza con otros parajes idílicos del Parque Nacional de Aigüestortes como Sant Maurici o el lago Redó. El acceso se hace a través de Salardú en el Valle de Arán siguiendo el desvío de Banys de Tredos. Actualmente, en verano es necesario contratar taxis 4×4 para llegar al inicio de la caminata.

El camino nos lleva hasta el lago Major y ahí empieza una ruta circular que podemos hacer desde un lado o desde el otro que nos acerca a uno de los lugares más bonitos del Pirineo, los lagos de Colomers van aapareciendo a nuestro paso bajo la protección del gran circo de montañas que nos rodean.

16Excursión al lago de Amitges

Nueva foto de archivo de hace unos cuantos años con el lago Amitges helado

Desde el mismo lago de Sant Maurici conviene aprovechar el tiempo para alargar la excursión clásica alrededor del lago o acudir una segunda vez para visitar otros rincones cercanos como el lago de Amitges. De hecho, los taxis 4×4 también pueden dejarte cerca del refugio de Amitges para acortar el recorrido.

En nuestro caso, subimos desde el parking de Prat de Pierró hasta el refugio de Amitges en primavera en pleno deshielo. Lo hicimos en raquetas de nieve y guardamos un recuerdo memorable con el lago helado y toda la visual de Sant Maurici y los Encantats ofreciendo una belleza más salvaje y, por supuesto, mucho menos concurrida.

Una vez en Amitges podéis subir a los 2662 metros de la Agulla Gran d’Amitges para disfrutar de sus vistas o hacer una circular hasta el Portarró de Espot y vuelta a Sant Maurici.

17Visita al Ecomuseo de la Vall d’Àneu

La Casa Gasia Sala (c) Eco Museo Vall d’Àneu


En el centro de Esterri d’Àneu tenéis una cita con la historia y la cultura en el ecomuseo de la Vall d’Àneu. En esta antigua casa aprenderéis el estilo de vida de los habitantes del valle durante los últimos siglos. Si lo hacéis durante el verano tenéis además actuaciones teatrales que os explicarán la vida en el Pallars de una forma original y muy divertida.

Encontrareís toda la información sobre actividades y horarios en la página oficial del Ecomuseo Vall d’Àneu.

18Tirolinas en la Guingueta d’Àneu

Si necesitáis quemar adrenalina y os van las emociones fuertes, una buena manera de darlo todo es en el Pirineus Parc Aventura. Se trata del primer bosque vertical de la comarca y cuenta con circuitos para todas las edades.

Encarando el pantano de la Torrasa en Guingueta d’Àneu, ofrece un entorno privilegiado y así disfrutamos de las vistas mientras nos tiramos en tirolina.

19Ruta por el valle de Monestero

Nuevamente entrando al Parque Natural de Aigüestortes por Espot, una vez llegados al lago de Sant Maurici, tenemos la opción de evitar la ruta principal y adentrarnos en el precioso valle de Monestero. Veréis un camino bien señalizado desde el refugio de Ernest Mallafré penetrando entre la figura de los Encantats y la sombra del pico de Subenuix, se nos abre un valle de poco desnivel y con zonas como los Fangassals de Monestero características del parque y que le otorgan el nombre de Aigüestortes.

Desde Sant Maurici hasta el lago de Monestero tenemos una hora y media aproximadamente de caminata con un desnivel de 260 metros. Una vez llegados al lago de Monestero podemos alargar la ruta y acceder al valle de Subenuix y de Peguera.

20Siguiendo las huellas del oso en Tavascán

Ligeramente alejado del Parque Nacional de Aigüestortes y Sant Maurici pero altamente recomendable si vais con niños, os recomendamos esta actividad que tiene lugar en la Selva del Oso frente al refugio de la Pleta del Prat en Tavascán y tiene como objetivo seguir los pasos del oso pardo del Pirineo.

Nos encontramos en el Parque Natural del Alto Pirineo, en un entorno ideal para hacernos una idea de cómo es el día a día del oso desde su introducción en los Pirineos. No en vano, el bosque en el que nos adentramos se le llama la Selva del Oso gracias a su hábitat ideal para el oso por su humedad, frondosidad y pureza.

Tuvimos a Iván de como guía en esta actividad en la que nos convertimos en detectives con lupa en mano para seguir el rastro del oso por el bosque, contemplando rasguños y pelos de oso en los troncos de los árboles y aprendiendo con juegos y anécdotas interesantes sobre el estilo de vida del oso pardo.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *