Visita al centro de Alicante de un día

España TFW

Acariciada por un clima privilegiado, bañada por el tranquilo oleaje del mediterráneo y con una mezcla cultural labrada a través de los siglos, Alicante es una de las ciudades más afortunadas del este de la península. Sus agradables temperaturas y las estupendas playas de la Costa Blanca nos permiten disfrutar del sol y playa durante una gran parte del año.

No obstante, en Alicante encontraremos mucho más que una tombona, una toalla y un flotador para tirarnos al agua. A continuación vamos a relatar una ruta de un día por el centro de Alicante para descubrir sus encantos.

Al aterrizar en el Aeropuerto de Alicante me subí al autobús C6 que realiza el trayecto desde el aeropuerto hasta el centro de Alicante. La parada se encuentra en la segunda plataforma y salen muy frecuentemente. También hay autobuses de línea que os acercan a Murcia, Elche y otras ciudades vecinas. El billete hasta el centro de Alicante sale por 3,75 euros y en apenas 15 minutos os dejan en el centro de la ciudad.

Asimismo, si tienes pensado quedarte unos días en Alicante o sois un grupo, quizás os convenga sacaros el bono de 10 viajes por 12 euros que incluye también la zona del aeropuerto.

Si quieres descubrir lo mejor de Alicante guiado por un experto en la ciudad, y de manera gratuita, puedes reservar este tour:

Llegué por la mañana y tenía cinco horas libres para visitar el centro. Salí del bus en cuanto vi una oficina de turismo en la Rambla de Méndez Núñez y aproveché para agenciarme con uno de mis amados mapas gratuitos. Visitar el centro Alicante en un día es cosa fácil y solamente se requiere de un par de piernas. Estas son algunas de las mejores cosas que ver en Alicante:

1. El Museo de Fogueres de Alicante (Museo de las Hogueras de Alicante)

Inicié la ruta matutina en el museo de Fogueres. Lo tenía justo en frente de la oficina de turismo y me pareció una original manera de descubrir una de las tradiciones más queridas por los alicantinos.

Durante la noche mágica de San Juan se celebra el solisticio de verano en muchos lugares del Mediterráneo. El fuego es el protagonista de la fiesta y las costumbres más enraizadas surgen de la memoria colectiva para celebrar una noche con un encanto especial.

Les Fogueres es la fiesta alicantina por excelencia y durante los días de Sant Juan las calles se visten de pólvora, música, hogueras y belleas. A través del museo pueden verse un desfile interesante de las diferentes esculturas que han ganado los concursos anteriores así como imágenes de época.

En la misma ciudad se levantan enormes monumentos para ser quemados durante la Nit de la Cremá. Las belleas -las guapas alicantinas que esa noche son las representantes honoríficas de la fiesta- y la gente se reúne en verbenas, en barracas y racós para dar lugar a la fiesta probablemente más emotiva de la ciudad.

El museo de Fogueres en Alicante abre sus puertas para rememorar históricamente los acontecimientos que se suceden durante este día tan señalado.

El museo está dividido en tres salas donde históricamente se repasa los hechos históricos y algunos de los ninots que han sobrevivido al fuego por su belleza y significado. También dan un repaso histórico a todas las belleas que han pasado por las fiestas.

La visita es gratuita y a través de ella uno puede viajar por el tiempo y contemplar las figuras que han escapado del fuego desde el 1928 hasta el día de hoy.

2. El barrio de Santa Cruz, el casco antiguo de Alicante

Desde la Rambla de Méndez Núñez me interné por el casco antiguo por la calle Mayor donde existen multitud de apetecibles terrazas donde desayunar unos churros o tomar un buen aperitivo.

Visité la austera concatedral de San Nicolás y me dirigí rumbo norte siguiendo las indicaciones del Ayuntamiento de color verde que van indicando los lugares de interés cultural por el casco antiguo.

A medida que te adentras en el barrio de Santa Cruz observas que las calles se estrechan, las calles empiezan a pronunciarse cuesta arriba, los colores en las fachadas se acentúan y las flores decoran los balcones con esmero.

Alicante parece haber recibido una buena limpieza de cutis durante los últimos años. Las paredes del casco antiguo están bien pintadas y las calles están perfectamente limpias y preparadas para el disfrute del turista. Durante el día ofrecen un tranquilo paseo mientras que por la noche se anima de bares y música en una combinación que parece coexistir sin demasiados problemas.

Entre las plazas que más me gustaron están la plaza del Carmen y la de Quijano. Se encuentran en la parte norte del centro y respiran una agradable tranquilidad. Más allá se encuentran las curiosas ermitas de San Roque y Santa Cruz, besando los pies al monte Benacantil que cobija el castillo de Santa Bárbara y las mejores vistas de Alicante.

Tip de Alojamiento

Si buscas alojamiento en Alicante te recomiendo mi establecimiento preferido: el Hotel Eurostars Lucentum. Se encuentra en pleno centro de la ciudad, muy cerca de la playa, con instalaciones modernas, personal amable y a buen precio, teniendo en cuenta la oferta turística en la ciudad. Si no te acaba de convencer, podrás reservar cualquier otro lugar donde dormir en Alicante aquí y sin aumento de precio:

3. El Castillo de Santa Bárbara

Existen varias maneras de subir al Castillo de Santa Bárbara. Si tenéis transporte propio -o preferís subir en autobús- existe una carretera que bordea el Monte Benacantil, lugar donde se ubica el Castillo de Santa Bárbara.

Si llegamos a pie lo podemos hacer de tres maneras distintas: a través del ascensor frente a la Playa de Postiguet (la forma más habitual entre los turistas que visitan Alicante), atravesando las murallas de la ciudad por la calle Teniente Daoiz o como hice yo, siguiendo el parque de la Ereta dejando atrás el barrio de Santa Cruz.

El castillo se encuentra a lo alto del Monte Benacantil a 166 metros de altura con vistas estratégicas al mediterráneo y a la ciudad. El origen de esta fortaleza se remonta al siglo IX durante la ocupación musulmana y su nombre procede de mediados del siglo XIII cuando el futuro Alfonso X el Sabio recuperó el castillo para los cristianos.

Datos prácticos para visitar el Castillo de Santa Bárbara:

Horarios:
En invierno (de octubre a marzo incluidos): de 10 de la mañana a 20:00 todos los días.
En verano (julio y agosto): de 10 de la mañana hasta la madrugada.
Durante abril, mayo, junio y septiembre: de 10 de la mañana a 22:00 todos los días.

Precio de la entrada:
2,70 adultos. Gratuito para pensionistas.

4. Museo Arqueológico de Alicante (MARQ)

Bajando del castillo de Santa Bárbara hacia el centro, me detuve en el  MARQ.

Este museo de arqueología e historia es tan completo, moderno y didáctico que el Foro Europeo de Museos le concedió, en el 2004, el premio al mejor museo europeo del año. Este honor solo ha sido logrado en la historia de España por el Guggenheim de Bilbao, el CosmoCaixa de Barcelona y el Museo de Medina Azahara, lo cual da una idea clara de la calidad del MARQ.

El actual Museo Arqueológico de Alicante se halla, desde el 2000, albergado en un antiguo hospital – levantado a finales de los años 20 del pasado siglo en el histórico barrio alicantino del Plá del Bon Repós -, sustituyendo así al antiguo museo arqueológico que había sido inaugurado en 1932 en el palacio de la Diputación de Alicante, ubicado en el centro de la ciudad.

El MARQ alberga más de 80.000 piezas en una exposición permanente que se reparte en salas dedicadas a la Prehistoria, la cultura ibérica, la civilización romana, la Edad Media y las culturas moderna y contemporánea.

Sin embargo, a pesar de que su colección permanente es realmente interesante, amplia y diversa, los tres principales puntales de la exquisitez del MARQ son tres: el gran uso que hace de los medios audiovisuales e informáticos para las explicaciones, las exhibiciones temporales y las visitas guiadas a tres de los yacimientos arqueológicos de la provincia de Alicante.

Por último, como la mejor manera de entender la Historia es presenciándola de primera mano, el MARQ también organiza visitas guiadas a los yacimientos arqueológicos del santuario neolítico de Pla de Petrarcos (Castell de Castells), el Tossal de Manises – solar de la ciudad romana de Lucentum (Alicante) -, y el impresionante yacimiento de la Edad del Bronce de la Illeta dels Banyets, en el término municipal de El Campello.

Sin duda, el MARQ es el mejor museo que ver en Alicante

5. Museo de Arte Contemporáneo de Alicante (MACA)

De regreso en el casco histórico de Alicante (el Barrio de Santa Cruz) hay otro de los lugares más interesantes que ver en Alicante: el Museo de Arte Contemporáneo de Alicante.

El MACA posee una de las muestras más importantes de arte contemporáneo que se exhibe a nivel nacional. Tal calidad se debe agradecer al artista alicantino Eusebio Sempere, quien fue el encargado de recopilar, gracias a los contactos que tenía con los grandes artistas de la época, los casi dos centenares de magníficas obras con las que el museo abrió sus puertas en 1977.

Es así como, colgadas de las paredes de sus salas, podrás encontrar piezas artísticas de autores como Joan Miró, Pablo Picasso, Kandinsky, Julio González, Salvador Dalí, Chagall, Arp, el irlandés Francis Bacon, Tàpies, Chillida, Vasarely y Oldenburg, entre muchos otros artistas de renombre.

Por supuesto, también hay una sala dedicada íntegramente al artista alicantino, conteniendo más de 500 piezas que te guían en un viaje a través de las distintas etapas artísticas del gran Eusebio Sempere.

6. La playa de Postiguet

Ya nuevamente en el centro de la ciudad, me dirigí hacia el mar. Me dí un paseo por la ancha playa del Postiguet.

En esta zona rápidamente observas cómo Alicante está completamente mirando hacia el mar, con un precioso paseo para disfrutar de las tardes cuando el sol deja de abrasar y con una amplia zona de ocio con multitud de buenos restaurantes y una gran oferta hotelera.

La playa del Postiguet tiene unos 600 metros de longitud y se halla muy concurrida en primavera y verano, aunque siempre hay alguien cada día del año. Aquí vienen los estudiantes de Erasmus, pensionistas, turistas, alicantinos de toda la vida… Una mezcla heterogénea con la que te entretienes solo mirando. Si hace calor, eso sí, toca darse un bañito en las aguas del Mediterráneo, con el Castillo de Santa Bárbara vigilando la espalda.

7. La Explanada de España

Justo al lado de la playa del Postiguet, uniéndola con el Barrio de Santa Cruz y el Ayuntamiento, se halla la Explanada de España, con su característico mosaico en el suelo, formado por más de seis millones de teselas que representan las olas del mar en rojo, azul y blanco,  y bordeada de palmeras, es una de esas Ramblas o Avenidas donde pasar las horas paseando o simplemente sentado en un banco comiendo pipas y ver la gente y el tiempo pasar.

8. Casa Carbonell

La Casa Carbonell se asoma a la Explanada y el Postiguet, siendo una joya del modernismo valenciano. Construida en 1923, por el arquitecto alicantino Juan Vidal Ramos, fue concebida como edificio residencial y hoy es uno de los lugares más emblemáticos que ver en Alicante.

9. Parque Canalejas

Siguiendo la costa llegamos al Parque Canalejas, el más antiguo de Alicante, y ofrece un paseo tranquilo bajo la sombra de los enormes ficus que lo visten. Un buen pulmón verde con la cercana brisa del mar y a tocar de la céntrica Explanada de España.

10. El Mercado de Alicante

Paseé por el puerto y retomé el camino hacia el norte de la ciudad. La Rambla Méndez Núñez me llevó hasta el mercado donde puede ver el estilo de vida ajetreada que buscaba en la lonja y sacié por un rato mi dosis de calor humano del día. Entré en las tiendas de la avenida Alfonso X y en la plaza Luceros me encontré con mi compañero David, un alicantino amante declarado de la terreta. Un fuerte abrazo de bienvenida y nos dirigimos de compras hacia la avenida de Maisonnave, repleta de tiendas y ajetreo de un día de compras en una capital española.

Ruta a pie por Alicante de un día

A continuación podréis ver el mismo recorrido a través de la visual de Google Maps. Por alguna extraña razón, el mapa no me permite enlazar el castillo de Santa Bárbara desde el parque de Ereta y realiza una enorme circular por la Avenida Jaime II aunque sí es posible enlazar desde el barrio de Santa Cruz al monte Benacantil.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


13 Comentarios
  • David 29 septiembre 2009
  • Quique 29 septiembre 2009
  • charoberzosa 14 octubre 2009
  • Quique 14 octubre 2009
  • Dondeviajar 21 octubre 2009
  • Homerti 4 mayo 2018
  • Ilutravel 10 abril 2019
  • David Escribano 17 abril 2019
  • ALEJANDRA 23 junio 2019
  • elena emilia 14 agosto 2019
  • David Escribano 17 septiembre 2019
  • GUADALUPE 28 septiembre 2019
  • Quique Cardona 28 septiembre 2019
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *