Los mejores consejos para viajar a Budapest

Prepara tu viaje a Budapest con estos útiles consejos para que disfrutes al máximo todo tu tiempo en la capital de Hungría

Consejos Hungría TFW

Budapest es un destino turístico emergente, una alternativa fascinante a quienes ya han ido varias veces a Praga o conocen ya Bratislava. Manteniendo aún el decadente encanto de ciudad de Europa del Este, Budapest nació como dos (o más correctamente, tres) ciudades divididas por un río, que hoy la une en una zona declarada Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO y que contiene sus puntos más visitados.

Para que aproveches al máximo una escapada a la capital húngara, aquí tienes nuestros mejores consejos para viajar a Budapest. Agrupados en 10 categorías, abarcan desde cuándo visitar Budapest a cómo moverte por la ciudad, la moneda local y qué ver o desde consejos para comer y cenar en Budapest hasta excursiones desde Budapest.

Puedes hacer click en cada sección para ir directamente a ella o continuar leyendo para descubrir los mejores consejos para viajar a Budapest.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

1.- Cuando es la mejor época para visitar Budapest

Si pensamos en el clima, la mejor época para visitar Budapest es entre junio y agosto. Obviamente, eso significa también que habrá más gente en los puntos turísticos y en el transporte público y que los alojamientos son más caros.

De septiembre a principios de noviembre y de Semana Santa a principios de junio es una mejor opción si no te importa que las temperaturas no sean tan buenas, tengas que abrigarte por capas y estés expuesto a la posibilidad de lluvia. Por otro lado, habrá menos turistas y los precios serán más bajos a la hora de buscar alojamiento.

La temporada baja, de noviembre a marzo, te permite ver mercadillos de Navidad (entre diciembre y enero) y tal vez la ciudad cubierta por una capa de nieve, lo que también tiene su encanto, aunque te obligue a que gorro, guantes y ropa gruesa sean imprescindibles.

Otra cosa a tener en cuenta es las horas de luz de día. Nosotros estuvimos en Budapest a principios de febrero y si bien amanecía a partir de las 7 de la mañana, el sol se ponía a partir de las 16:30. Si os queda algún museo que ver, y no cierra hasta las 6 o 7pm, ese es el mejor momento para hacerlo.

Además en nuestro viaje tuvimos dos días muy buenos, el que llegamos y el que nos fuimos, con dos días “menos” buenos, en los que nos llovió ocasionalmente y el cielo estaba permanentemente gris. Pero un 50% de tiempo bueno es un excelente porcentaje, en mi opinión,para haber viajado rozando el final de la temporada baja.

2.- Cómo llegar a Budapest desde el aeropuerto

El aeropuerto de Budapest es el Aeropuerto Internacional Ferenc Liszt, y está situado a unos 22 km del centro de la ciudad. Cuando llegues al país, sólo será necesario tu DNI o pasaporte para entrar, en caso de que te pidan documentación y si eres ciudadano de la UE.

Además de taxi y servicios tipo Uber (aquí se llama “Bolt”), un coche de alquiler (útil si vais a moveros fuera de Budapest) el autobús o la combinación de bus y metro son las otras maneras de llegar desde el aeropuerto de Budapest al centro de la ciudad.

Podéis tomar el autobús 200E hasta la estación de metro de Kobanya-Kispesty, desde allí la línea azul o M3 os llevará al centro de Budapest. Es la forma más barata, con un billete combinado de 530 HUF, aunque estáis expuestos a incidencias no en uno sino en dos medios de transporte y en función del equipaje es más o menos molesto hacer transbordo.

Existe un autobús expreso directo al centro de Budapest, el 100E, que os lleva a la ciudad, donde hace sólo dos paradas, siendo la última en Deák Ferenc tér. El coste de un billete es de 900 HUF y este es el servicio más directo y frecuente entre el Aeropuerto de Budapest y el centro de la ciudad.

Si no os queréis complicar la vida, aquí podéis reservar directamente vuestro traslado desde el aeropuerto de Budapest a vuestro destino final:

Si queréis conocer las opciones de transporte y compra de billetes con más detalle, podéis leer nuestro reciente artículo sobre cómo llegar a Budapest desde el Aeropuerto.

3.- Consejos sobre alojamiento en Budapest

Como norma habitual, se suele buscar alojamiento en Pest, en la parte más poblada y llana, antes que en Buda, el distrito donde se encuentran el castillo y el bastión, al otro lado del Río Danubio.

Los distritos V a VIII y parte de los distritos IX, XIII y XIV son las zonas recomendadas para alojarse en Budapest, siendo los distritos V a VIII los que concentran la parte más animada de la ciudad.

En ellos se encuentra el Barrio Judío, la Gran Sinagoga, el Parlamento y otros monumentos de interés, como el museo “Casa del Terror” pero también vida nocturna y “ruin bars”. Está muy bien comunicada con el resto de la ciudad por tranvía, metro y autobús y es en la zona donde nos alojamos nosotros.

La parte de Buda, al oeste, es más tranquila, con escasa o nula vida nocturna, aunque tiene las mejores vistas si conseguís alojamientos que miren al Danubio y al Parlamento. Echadle un vistazo por ejemplo al Novotel Budapest Danube, al art’otel budapest by park plaza y al alojamiento que se lleva la palma, el Hilton Budapest, con vistas al Parlamento y al Bastión.

Puedes consultar más opciones de alojamiento en Budapest introduciendo tus fechas de viaje en este mapa interactivo:



Booking.com

Por cierto, ya que hablamos de habitaciones de hotel voy a mencionar algo imprescindible en ellas: en Budapest los enchufes son del mismo tipo que en España, así que no necesitaréis adaptador.

4.- Consejos sobre seguridad en Budapest

En líneas generales, Budapest es una ciudad bastante segura para los turistas y las precauciones que han de tomar estos se basan en un sentido común que deberían aplicar en viajes por su propio país.

  • Hay que tener precaución con la cartera y objetos de valor en lugares turísticos y en transportes públicos abarrotados.
  • El buen precio de la cerveza puede hacer que bebamos demasiada. Cuidado con tropiezos y caídas pero también con perder de vista la cartera en un momento en que somos especialmente vulnerables.
  • Si usamos transporte privado, como el taxi o los traslados al aeropuerto, hacedlo siempre en transportes con la debida licencia y bien identificados para evitar estafas.
  • Si sacas dinero de un cajero automático, cubre el teclado a la hora de introducir el PIN y comprueba en pantalla que no te va a cobrar comisiones adicionales al retirar el dinero (si es así, como ocurre con los de Euronet Worldwide, cancela la transacción y busca otro cajero), además de las que te pueda cobrar tu banco.
  • Nosotros recomendamos y usamos la tarjeta recargable y gratuita Bnext para nuestros viajes y la escapada a Budapest no fue una excepción. La usamos en un cajero automático del Raiffeisen Bank, cerca de la parada de Deák Ferenc tér, para retirar dinero y en varias ocasiones para pagar con ella comidas y cenas. Después de que se nos hicieran los cargos, en el extracto de la app vimos, como siempre, que se nos devolvía el dinero de la comisión aplicada por el banco extranjero. Tienes nuestra opinión y experiencia en otros viajes en este artículo y si la reservas desde este enlace te regalan 5 eur en tu primera recarga.   
  • Si vas a cambiar dinero, no es recomendable cambiar en el aeropuerto por su peor tasa de cambio sino hacerlo en la ciudad, comparando precios entre cambistas o llevar dinero húngaro desde España.
  • Contrata un seguro de viaje. Hungría pertenece a la Unión Europea, pero aunque tengas la tarjeta médica europea, un seguro de viaje te ayuda tanto por un retraso en tu vuelo como con una apendicitis. Nosotros usamos y recomendamos el seguro de viaje de IATI con un 5% de descuento si lo contratas a través del enlace.
  • El número genérico de emergencias en Hungría es el 112, como en todo el territorio de la Unión. Para casos concretos, puedes marcar el 104 para pedir una ambulancia, el 107 para llamar a la policía o el 105 para comunicarte con los bomberos.
  • Comprueba con tu operador español que tengas roaming en Hungría y actívalo antes de salir de casa.
  • Si te preocupa la limitación de uso que haga tu compañía telefónica de los datos móviles, con la tarjeta SIM de datos de HolaFly para Europa tienes varios Gb para navegar por Internet, además de conservar tu número de WhatsApp y un servicio de asistencia técnica en español 24/7, (te hemos hablado de nuestra experiencia con ella en Gibraltar, Dubái e Indonesia en este artículo). Y si la compras a través de este enlace, obtienes un descuento del 5% en su precio

5.- Consejos sobre el transporte en Budapest

Budapest tiene un frecuente servicio de tranvías, metro, barco y autobús (tan impolutos como las propias estaciones) para moverse entre los monumentos y puntos de interés a las dos orillas del río. Lo más habitual, lo que hicimos nosotros en nuestro viaje a Budapest, es irnos desde nuestro alojamiento – en tranvía, bus o metro — a un punto desde el que empezamos una visita o ruta, como el balneario Gellért desde el que luego subimos a pie a ver la Estatua de la Libertad y la Ciudadela, y luego de hacer una ruta de visitas caminando, tomar el transporte público hacia el comienzo de otra ruta, en este caso a los pies del Funicular del Castillo de Buda.

Moverse en transporte público dentro de un área de interés para ir de un punto a otro, en la misma zona, es algo que no hicimos porque en Budapest las visitas dentro de un mismo área de interés, se hacen a pie tardando los trayectos poco más que en transporte público.

Los billetes para moverse en transporte público en Budapest se pueden comprar fácilmente en máquinas expendedoras, con el español como uno de los idiomas que se ofrecen en pantalla, presentes en las marquesinas o estaciones de metro o mediante una app oficial. Si compráis un billete de un solo uso, tenéis que validarlo en los validadores que encontraréis junto a las puertas del bus o tranvía, o en los postes electrónicos al entrar en el metro. Si usáis la Budapest Card o similar, que no sea validable, debéis enseñarla a los empleados del metro a la entrada del mismo o junto a las escaleras mecánicas.

Hay multas en caso de que un revisor pase controlando vuestro billete y os hayáis colado en el bus o tranvía. No os arriesguéis, pues las revisiones son frecuentes-

El precio de un billete sencillo de bus, metro o tranvía es de 350 HUF, aunque en algunos casos se puede comprar al conductor por 450 HUF, mientras que por 3000 HUF tenéis un pack de 10 billetes sencillos. Si váis a usar dos medios de transporte distintos para un trayecto, tenéis que comprar el Átszállójegy o billete de transbordo por 530 HUF (en lugar de dos tickets individuales).  

Para simplificar el transporte y las visitas en Budapest, nosotros usamos la Budapest Card, que se vende en duraciones de 24 (6.490 HUF), 48 (9.990 HUF), 72 (12.990 HUF), 72 plus (19.990 HUF), 96 (15.990 HUF) y 120 horas (18.990 HUF) y da acceso gratuito, o con descuento, a muchas de las principales atracciones de Budapest. En cualquiera de esas modalidades está incluido el billete gratuito en toda la red de transporte público de Budapest

Aquí tenéis un plano de metro, ferrocarril interurbano y tranvía de Budapest (haciendo click os podéis bajar el .pdf), y podéis consultar más mapas en la web de BKK.

El transporte publico de Budapest está gestionado por Budapesti Közlekedési Központ, o BKK, y en su página web podéis consultar rutas y horarios de los servicios de transporte en Budapest (disponibles en pdf en idiomas húngaro e inglés), además de un planificador de rutas (como alternativa local a Google Maps) y un completo listado de todos los tipos de billete de transporte público en Budapest.

Dos curiosidades sobre el transporte en Budapest: su metro data de 1896 siendo el segundo metro más antiguo del mundo, sólo 6 años más joven que el Metro de Londres. La otra curiosidad es que los conductores en Budapest son extremadamente atentos y cuidadosos con los peatones (y, creedme, he cruzado alguna calle con tráfico pensando que era imposible llegar al otro lado; y no, no estaba en el paso de cebra).

6.- Consejos sobre lugares imprescindibles para ver en Budapest

Independientemente del tiempo que estés en Budapest, y a eso dedicaré más artículos, para mí en Budapest es imprescindible:

  1. Pasear por delante del Parlamento, y por la plaza que está detrás, para apreciar su escala
  2. Ver el Parlamento desde la otra orilla del Danubio
  3. Cruzar andando el Puente Széchenyi (de las cadenas o de los leones) desde Pest a Buda
  4. Contemplar Pest desde los arcos del Halászbástya (Bastión de los Pescadores)
  5. Admirar el interior del Mátyás-templom (la Iglesia de Matías) desde las alturas de su segundo piso
  6. Pasear el distrito del Castillo de Buda
  7. Visitar la sinagoga más grande de Europa, Dohány utcai zsinagóga (la Sinagoga de la Calle Dohány)
  8. Visitar la Casa del Terror, un impresionante testimonio de la vida, el sufrimiento y las torturas en Hungría durante el año de régimen nazi-fascista y los cuarenta años de dictadura comunista
  9. Pasear por la Andrássy út (Avenida Andrássy) admirando las fachadas neorenacentistas que han incluido a esta zona dentro del área del Patrimonio Mundial de la Humanidad de Budapest
  10. Darse un baño termal en alguno de los balnearios más famosos de Budapest, como el SzechenyiGellért o Lukács
  11. Tomarse una cerveza en un ruin pub, como el laberíntico Szimpla Kert

7.- Consejos sobre comer y cenar en Budapest

Budapest tiene restaurantes de comida típica húngara, internacionales y cocina húngara moderna y desenfadada. Si pasáis unos días en Budapest, no sólo viviréis a base de Gulyás (Gulash, un contundente caldo de carne con verduras), Lángos (una especie de pan, una masa de harina con más ingredientes, frito y con queso rallado u otras variantes sobre él) y de beber Pálinka (el licor local, blanco, de melocotón, de pera, etc.).

Respecto a recomendaciones de dónde comer en Budapest, nuestras positivas experiencias fueron sentarnos a la mesa del FIRST Local Craft Beer and Kitchen en Madách Imre tér 3 (Hamburguesas gourmet y amplia selección de cervezas de elaboración propia), Bohémtanya en Paulay Ede u. 6 (la especialidad de la casa es una bomba calórica de pechuga de pollo rebozada en patata), BB’z Bar & Grill en Király u. 15 (si pedís las alitas picantes como “muy picantes”, estáis avisados de que serán muy picantes, os lo digo entre lágrimas de placer), Main Street 25 Breakfast & Coffee en Fő u. 25 (parada al mediodía para reponer fuerzas, gracias a su bollería recién horneada, antes de la subida al Bastión), Bistro Synago en Dohány u. 4 (donde tomamos un café con vistas a la Gran Sinagoga), Norberts Crystals en Andrássy út 76 (un local minúsculo pero del que nos llevamos un reconfortante vino caliente para tomar mientras íbamos camino del centro) y Pesti Vendéglő en Paulay Ede u. 5 (ambiente casero e íntimo con unos ricos medallones de cerdo). 

Es importante que sepáis que no en todas partes aceptan el pago con tarjeta de crédito, nos ocurrió en dos de los sitios donde cenamos y en un local en el Bastión al que no entramos (aún no habíamos pasado por el cajero con nuestra tarjeta Bnext). En otros sitios, por ejemplo en un ruin pub, el pago mínimo con tarjeta era de 1000 HUF.

Una cosa a tener en cuenta a la hora de pedir comida o bebida es que siempre esté visible, en el exterior, el interior o en el menú, el precio de la misma, aunque os parezca una perogrullada os evitará malentendidos o gastos desorbitados. 

En Budapest la propina de un 10% es (casi) obligatoria, os lo puede indicar la propia camarera, puede aparecer avisado en los menús o lo encontraréis en la cuenta como “Felszolgálás” o “Szervizdij“. Buscad esos conceptos para aseguraros de que ya está incluida y no hacer un doble cargo. 

8.- Consejos sobre qué comprar en Budapest

En el Mercado Central, pero también en las tiendas de souvenirs por todo Budapest, os encontraréis como regalos típicos de Budapest tazas, camisetas (en torno a 3600 HUF), camisetas de la selección húngara (6000 HUF), blusas y camisas con colores y estilo húngaros, postales (desde 300 HUF, sellos a 600 HUF), botellas de Pálinka (unos 6000 HUF), paté de ganso (7590 HUF), aceite con hierbas y paprika, cubos de Rubik o pequeñas cajas de música entre muchas opciones. 

Mi souvenir favorito fueron los imanes de estilo retro (o “vintage” si queréis llamarlos así), que empezaban desde 300 o 600 HUF los pequeños. A unos 1500 HUF podéis encontrar en el mercado los carteles del mismo estilo y tamaño mediano, pero os recomiendo echar un vistazo a las tiendas de souvenirs de Károly krt con Deák Ferenc tér, donde los podéis encontrar por 1200 HUF.

Además, podéis comprar paprika (pimenton picante) si os gusta la comida picante. Yo me traje un par de bolsitas.

Veréis en muchos sitios carteles indicando “300 HUF = 1 EUR” como referencia de los precios pero también para indicar otra cosa, que podéis pagar en euros aunque la vuelta os la darán en florines (forintos) húngaros. 

9.- Los mejores tours en Budapest

Podéis combinar el recorrer Budapest por vuestra cuenta con alguno de estos tours, entradas anticipadas y accesos sin colas a atracciones:

  1. Autobús turístico de Budapest
  2. Tour gratis por Budapest
  3. Visita guiada a Budapest y Parlamento
  4. Consigue tu Budapest Card al mejor precio
  5. Paseo en barco al anochecer
  6. Visita guiada por la Sinagoga de Budapest
  7. Tour de fiesta por los ruin pubs de Budapest
  8. Balneario de Széchenyi, entrada sin colas
  9. Folclore húngaro en el Palacio Danubio
  10. Tour por el Barrio Judío de Budapest
  11. Tour por el castillo de Buda
  12. Visita guiada (en español) al Parlamento
  13. Crucero con cena en Danubio y música en directo
  14. Tour de misterios y leyendas de Budapest
  15. Balneario de Gellért, entrada sin colas

10.- Las mejores excursiones desde Budapest

Si tienes tiempo en tu viaje a Budapest y ya has visto las principales atracciones de la ciudad, le puedes echar un vistazo a estas visitas y excursiones desde Budapest:

  1. Visita al Palacio de Sissi
  2. Excursión a la Puszta y espectáculo ecuestre
  3. Excursión a Szentendre
  4. Excursión al lago Balaton y Herend
  5. Excursión a Eszetergom, Visegrad y Szenendre
  6. Excursión a Viena

¿Has viajado ya a Budapest? ¿Tienes alguna recomendación o consejo adicionales? Déjanos tu opinión en tu comentario, te lo agradeceremos nosotros y los lectores de Viajablog.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *