Las 10 mejores cosas que hacer y ver en Cornualles, Inglaterra

Paseos, actividades y cultura al aire libre, gastronomía y arte, pueblos costeros, playas… Y mucho más

Reino Unido TFW

Tras un par de meses escribiendo sobre el estupendo viaje que realicé por Cornualles – condado situado al suroeste de Inglaterra – creo que ya va siendo hora de cerrar el círculo con el clásico resumen de las mejores cosas que ver y hacer en Cornualles. Y lo mejor es que escribiendo ahora sobre todas ellas, parece que, en cierto modo, revivo parte de aquel viaje, al que he calificado como “mi viaje revelación 2018”.

Antes de ir, no conocía nada de Cornualles. De hecho, me había esforzado (como trato de hacer siempre) para no mirar ninguna foto que me diera pistas sobre lo que iba a encontrar. No sé, así la sorpresa en destino es mucho mayor.

Cornualles, con su profundo aire celta, me maravilló y sé que regresaré a ver las muchas cosas que me quedaron en el tintero. De entre las que sí pude ver y disfrutar, me quedo con las siguientes:

1. Senderismo en el Sendero del Suroeste de Inglaterra (South West Coast Path)

Entre las mejores cosas que hacer en Cornualles, sin duda, recorrer parte del Sendero de la Costa Suroeste fue mi favorita.

Este sendero, el más largo de Inglaterra con más de 1.000 km de longitud, recorre acantilados, playas, praderas, yacimientos arqueológicos de las edades del Bronce y el Hierro, ruinas de las antiguas minas de estaño, pueblos fantasma y otros llenos de vida… Además, todo ello acompañado de una flora y fauna diversa y colorida.

Recorrerlo entero puede llevarte mes y medio, pero te aconsejo que al menos reserves un día para poder saborear un poco del mayor atractivo natural de Cornualles.

2. La isla de St Michael’s Mount

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Una veces una isla rodeada de agua, otras veces una extraña colina que parece levantarse en una llanura de fango marino. Así es St Michael´s Mount, la hermana británica del popular Mont St Michiel francés.

También los benedictinos, al igual que en la famosa abadía francesa, regentaron aquí un monasterio que prosperó. Sin embargo, un militar inglés de alto rango adquirió el lugar en el siglo XVII y sus descendientes siguen viviendo en él a día de hoy.

Dependiendo del momento del día de tu visita, tendrás que llegar a St Michael´s Mount en lancha o a pie. Visita esta especie de monasterio-castillo y admira la impresionante vista desde sus almenas. Siglos de historia en un entorno natural precioso, incluyendo un jardín botánico en el que crecen especies subtropicales. Sin duda, una de las mejores cosas que ver en Cornualles.

3. El Teatro Minack: Shakespeare en los acantilados

Teatro Minack Cornualles

En las gradas del teatro Minack de Cornualles

El Teatro Minack, al igual que St Michael´s Mount, combina atractivo natural y cultural.

Las gradas y el escenario del teatro fueron excavados, en la primera mitad del siglo XX,  en la roca de unos dramáticos acantilados que se asoman a las aguas del Atlántico. Así se cumplió el sueño de Rowena Cade, que quiso ofrecer el teatro de Shakespeare a los habitantes de Cornualles, con un telón de fondo excepcional.

Más de 100.000 personas presencian obras aquí cada año, siendo el verano la época con más afluencia de público. Yo lo visité en octubre y el sol lució alto en todo momento, permitiéndome disfrutar al máximo no solo del teatro más original que ver en Cornualles (y uno de los más originales, al aire libre, del mundo) sino también de la contigua playa de Porthcurno. Fue una de las mejores experiencias de mi viaje.

4. Una clase de dibujo artístico en St. Ives

Intentar enseñarme a dibujar es como hacer lo propio con el baile. Nunca tuve sentido del ritmo y fui un nefasto dibujante artístico. Y bueno, ya sabéis que no se puede tener todo en la vida.

Aun así, el profesor que nos dio una clase en la St. Ives School of Painting consiguió motivarme como nunca otro lo logró. Paciente, con humor negro y con una mano capaz de plasmar trazos con una destreza envidiable, me enseñó a dibujar el cuerpo de una modelo que posó para nosotros. Y, para mi absoluta sorpresa, debo decir que la cosa no se me dio nada mal. De hecho, me recomendó que me buscara un profesor de esa disciplina en Alicante, porque aseguró que tenía talento para ello. Vivir para ver.

St. Ives es un bello pueblo costero que durante décadas vivió de la pesca y la extracción de las minas de estaño, pero hoy es el turismo su motor económico. El arte siempre estuvo presente en St. Ives – y lo sigue estando -, con pintores como Alfred Wallis, Ben Nicholson y Christopher Wood, y los escultores Naum Gabo y, sobre todo, Barbara Hepworth, una de las mejores artistas británicas del siglo XX, y una mujer adelantada a su tiempo.

5. Coasteering en Newquay

Coasteering en Newquay

Las actividades de aventura también se encuentran en mi lista de mejores cosas que hacer en Cornualles. Y es que una costa tan bella como esta, no puede ser desaprovechada.

El coasteering es una disciplina, inventada en Gales, que consiste en vadear un tramo de costa marina de todas las formas posibles: nadando, escalando roca y saltando a pozas en el mar. Apenas se necesita equipo para realizarla – casco, neopreno (en aguas frías) y un calzado (escarpines o zapatillas viejas) – y es muy divertida. Eso sí, el coasteering, salvo que busques una zona costera que conozcas a la perfección, hay que hacerlo guiado, pues debes saber la profundidad de las pozas y conocer bien el oleaje y las corrientes.

Nuestro monitor saltando justo detrás de mí

Puedes practicar coasteering en Cornualles en la localidad de Newquay. Yo me tuve que ceñir a un recorrido más corto por culpa de la furia con la que el mar nos recibió ese día, pero lo disfruté mucho y me quedé con ganas de hacer el circuito completo.

Sin duda, es una de las actividades que libera más adrenalina de las cosas que hacer en Cornualles.

6. Surf en St. Ives

Foto (c) Nick Pumphrey / St Ives Surf School

Y si prefieres disfrutar del mar de otra manera, coge tu tabla de surf y cabalga las olas de la playa de Porthmeor, en St. Ives.

En ella di un par de horas de curso de surf, con los chicos de la St. Ives Surf School. Reconozco que no era el día más propicio para ello – nublado, frío y con unas olas que rompían muy cerca unas de otras -, pero me encantó el lugar y el volver a tener la sensación de subirme a una tabla.

7. Los acantilados de Bedruthan

Aunque forman parte del Sendero de la Costa Suroeste, visitamos los acantilados de Bedruthan un día distinto al que realizamos nuestra etapa de senderismo.

Estos acantilados me recordaron a los famosos Doce Apóstoles australianos y se convirtió, en el mismo instante que puse mi mirada sobre ellos, en uno de mis lugares favoritos que ver en Cornualles.

Los poderosos pináculos rocosos emergían de la arena con una marea baja que más tarde acabaría cubriendo sus bases. La playa aparecía desierta y bajé a probar su arena con mis pies desnudos. Hacía frío, pero no lo notaba en demasía por la gran satisfacción de sentir un momento tan especial a solas con la naturaleza. Además, las nubes dieron una tregua justo durante el atardecer, creando un juego de luces que llevaré en mi memoria para siempre.

8. La cocina de Jamie Oliver en Fifteen

Comer bien es otra de las cosas que hacer en Cornualles. Para ello, tienes varias opciones, pero la que más me gustó es la del restaurante Fifteen, propiedad del televisivo chef inglés Jamie Oliver.

En su restaurante – que domina la preciosa Watergate Bay, situada en la costa norte de Cornualles, entre las localidades de Padstow y Newquay – se mezclan los gorros de cocineros profesionales y aprendices, tal y como ocurría en el programa de televisión que le hizo saltar a la fama en el Reino Unido.

El menú tiene una importante base de cocina italiana. Os aconsejo que, como nosotros, probéis alguno de sus menús degustación.

9. Las playas de Cornualles

Aunque visité Cornualles a mediados de octubre y el tiempo no invitaba a ponerse el bañador y meterte en el mar (aunque es algo que sí hice en la playa de Porthmeor, en St. Ives), una de las mejores cosas que hacer en Cornualles la encontrarás en sus playas. Consiste, como en todas las playas del mundo, en tumbarse al sol veraniego y relajarse.

Las poblaciones de Newquay, St. Ives, Falmouth, la bahía de Carbis… Hay muchas y variadas playas a lo largo de la preciosa costa de Cornualles. Calas solitarias, largas playas vírgenes, playas urbanas… Tú eliges.

10. Conocer el legado histórico de Cornualles

Por último, me quedo con la idiosincrasia celta de los habitantes de Cornualles. Habiendo vivido en Irlanda algo más de 8 años, considero ese país como mi segunda casa y, por ello, acabé amando la cultura celta.

La gente de Cornualles aún habla una lengua de raíces celtas y su forma de ser es orgullosa, rebelde y dura, como aquel pueblo legendario que tantas páginas de la historia ha escrito.

Además, en su legado histórico también se encuentran las ruinas de las minas de estaño que salpican su costa, como la Mina de Levant, una de las que aún se pueden visitar.

La mejor forma de conocer la historia de Cornualles es tomándote unas cuantas pintas en uno de sus tradicionales pubs y hablar con los parroquianos. No falla. En Irlanda ocurría igual.

 

Cornualles, un placer haberte encontrado…


Las 10 mejores cosas que hacer y ver en Cornualles, Inglaterra
5 (100%) 1 voto

Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *