Senderismo en el South West Coast Path de Inglaterra

En el suroeste de Inglaterra tienes una espectacular ruta de algo más de 1.000 km de maravilla natural

Reino Unido TFW

Al final de mi viaje por el hermoso condado de Cornualles, la chica que nos guiaba me preguntaba cuál había sido mi actividad favorita de la semana. Yo, que me suelo decantar por la belleza natural sobre la elaborada por las manos del hombre, dudé entre dos opciones: los acantilados de Bedruthan y la caminata de 3 o 4 horas que realizamos en un tramo del sublime Sendero de la Costa Suroeste de Inglaterra (South West Coast Path).

¿Qué es el South West Coast Path?

El South West Coast Path es un sendero de algo más de 1.000 km (el sendero más largo de Inglaterra) que recorre la accidentada costa del suroeste de Inglaterra.

Su origen histórico data de los tiempos en los que los buques y hombres de la vigilancia costera patrullaban esta península en busca de contrabandistas. Estos hombres tenían que comprobar cada cueva y recodo de cada acantilado – y creedme, son muchos -, por lo que caminaron por cada uno de ellos, creando el extraordinario sendero por el que hoy en día patean excursionistas y aventureros de todo el mundo.

Además de las vistas, caminando por el South West Coast Path también podrás ver los antiguos montículos de piedra y pequeños muros levantados por los guardacostas en muchos lugares. También se construyeron una serie de casetas para los guardacostas, quedando aún muchas de ellas todavía en pie, aunque su uso, por supuesto, ha cambiado.

¿Por dónde pasa el South West Coast Path?

Comenzando en Minehead, en Somerset, el South West Coast Path (Sendero de la Costa Suroeste) discurre a lo largo de la costa de Exmoor, continuando a lo largo del litoral de North Devon, en Cornualles. Después, sigue toda la orilla de Cornualles, cruza la desembocadura del río Tamar y continúa hacia Devon.

Después de correr a lo largo de la costa sur de Devon, se adentra en la de Dorset, antes de terminar finalmente en el puerto de Poole.

Aunque el Sendero de la Costa Suroeste se describe generalmente en esta dirección contraria a las agujas del reloj, desde Minehead a Poole, esto es puramente convencional y no hay ninguna razón por la que no se pueda caminar en el sentido opuesto. Está bien señalizando en ambos sentidos.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

¿Quién puede hacer el Sendero de la Costa Suroeste de Inglaterra?

Lo cierto es que este sendero en la naturaleza es apto para todos los públicos.

Valdrá para la gente que quiera dar un simple paseo por la tarde, y también para aquellos que quieran llevar a cabo el increíble desafío de recorrer los 1.014 km de la ruta completa.  Además, tan pronto puedes estar tomándote un té en una de las cafeterías cercanas a la ruta como puedes encontrarte en el límite de un acantilado, intentado ver con algo más de claridad unas focas que juegan allá abajo.

Cómo se puede recorrer el Sendero de la Costa Suroeste

Aunque la mayoría de la gente viene aquí a caminar, con el auge del cicloturismo en toda Europa, cada vez son más personas las que optan por la opción de la bicicleta.

Los senderos están bien señalizados, indicando cuáles son aptos para ambos, senderistas y ciclistas, y cuáles pueden ser transitados tan solo por los primeros.

El legado histórico en el South West Coast Path

La mina de estaño de Levant

Nosotros comenzamos nuestro pequeño recorrido del Sendero de la Costa Suroeste en una antigua mina de estaño cercana a las poblaciones de Penzance y St Ives: la mina de Levant. Y es que esta parte de la costa de Inglaterra, durante el siglo XIX, vivió una febril actividad minera en la que el estaño era el principal protagonista.

En la mina de Levant pudimos ver cómo un gran motor de 1840, que aún funciona a vapor, movía un enorme martillo de extracción. Obviamente, solo lo ponen en funcionamiento para que lo vean los visitantes, pero eso, junto a las buenísimas explicaciones de los expertos guías que muestran la mina, te ayuda a tener una muy buena idea de cómo debió ser la dura vida en ella, hace ya casi 200 años.

Caminando por el sendero vimos más edificios de piedra correspondientes a las antiguas minas. Desde lejos parecen fortalezas y torres de vigilancia, pero cuando te acercas te das cuenta de que no son más que chimeneas y edificios para la maquinaria.

Sin embargo, sí que encontrarás construcciones defensivas en este sendero. La zona lleva repeliendo invasores desde una época tan temprana como la Edad del Hierro. Por ello hay fuertes y castillos, además de búnkers y trincheras de la Segunda Guerra Mundial. Uno de los ejemplos más curiosos de estos puestos defensivos es la localidad de Tyneham. Sus habitantes fueron forzados a dejar el pueblo para que pudiera ser utilizado para el entrenamiento militar de tropas inglesas y aliadas durante la Segunda Guerra Mundial. Sin embargo, después del final de la guerra, no se permitió que aquella gente regresara a sus casas. Hoy en día es un pueblo fantasma.

En cuanto al legado religioso, a lo largo del sendero hay varios túmulos de la Edad de Hierro y Bronce. Los acantilados costeros deben haber proporcionado un entorno muy dramático para los enterramientos prehistóricos y otros rituales, así como para la construcción, más tarde, de iglesias y capillas.

Flora y fauna en el Sendero de la Costa Suroeste

Mientras caminábamos por el sendero, pegados a los acantilados, nuestros guías Richard y Steve nos decían que a veces se podían ver focas y delfines en el mar, que no dejáramos de mirar. Un rato después, el gran Steve – poseedor de ese negro sentido del humor inglés que tanto me gusta – apuntilló su anterior consejo con un: “los delfines se suelen ver unas dos o tres veces al año”. Aun así, no perdí la esperanza y no dejé de mirar al mar. No era solo por delfines, sino porque yo nací enamorado del mar.

Pues sí. Aquí puedes tener la suerte de ver delfines, focas, aves autóctonas (como la famosa y bella chova de Cornualles, que volvieron a criar aquí, tras 50 años sin hacerlo, gracias a un programa agroambiental), halcones peregrinos (el ave más rápida del mundo) y, en los primeros meses del verano, algunos tiburones.

En cuanto a la flora, el cambio de la geología de la costa hace que las plantas y las mariposas también muden a lo largo del sendero. En Exmoor tienes páramos de brezo y antiguos bosques que crecen en las escarpadas laderas costeras. En el norte de Devon, se encuentra el primero de los muchos estuarios que cruzarás, y uno que es tan especial que ha sido designado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera.

La costa atlántica de Cornualles está tan afectada por las tormentas que crecen relativamente pocos árboles, mientras que la costa sur, más protegida, alberga especies de plantas subtropicales.

La costa sur de Devon se caracteriza por sus estuarios protegidos, y en ella encontrarás las reservas naturales nacionales de Slapton y Berry Head. Al adentrarte más al este, te adentrarás en la parte conocida como Jurassic Coast World Heritage, donde destacan los bosques silvestres de la Reserva Natural Nacional Undercliff.  Portland Bill es un gran lugar para ver aves migratorias, y las tierras bajas de tiza de Purbeck tienen una gran diversidad de flora y mariposas.

¿Quién  mantiene este sendero?

Steve y Richard eran tan solo dos de los centenares de voluntarios que cuidan de este gran legado natural y cultural. Ellos nos contaban que son muchos las actividades que estos voluntarios desempeñan: desde el mantenimiento de los caminos hasta el salir a patrullar distancias cortas (por si algún senderista se encuentra en problemas), pasando por la vigilancia costera, para intentar ayudar a barcos que sufran las habituales inclemencias del tiempo que suelen tener por aquí.

En definitiva, un espíritu de dedicación envidiable.

 

Tan solo recorrimos una pequeña parte de ella, pero me quedé con las ganas de regresar y quién sabe si poder probar a realizar la ruta completa… ¡Me encantaría!

Encontrarás toda la información que necesitas en la web oficial del South West Coast Path Association.


 

 


Senderismo en el South West Coast Path de Inglaterra
5 (100%) 2 votos

Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *