11 lugares que no puedes perderte en tu viaje a Dublín

Hacemos un repaso a los mejores sitios que ver en Dublín: nuestra segunda casa en el Mundo.

Irlanda TFW

La semana pasada le echaba un vistazo a nuestros artículos sobre Irlanda y me sorprendía al ver que no teníamos ninguno sobre los lugares principales que ver en Dublín. Algo imperdonable del todo, teniendo en cuenta que los cuatro editores que hacemos posible que Viajablog continúe con vida después de 13 largos años en la blogosfera, hemos vivido allí varios años y la consideramos como nuestra segunda casa y lugar donde nos conocimos y nos dio por contar nuestras batallitas de viaje a través de Viajablog. La verdad es que para matarnos.

Atardecer sobre el río Liffey Sergei Gussev en Flickr

Hay muchas cosas que ver en Dublín, aunque os aconsejo que consigáis un par de semanas (o tres) libres en el trabajo, y disfrutéis de toda Irlanda, un país que te dejará boquiabierto y cuyos amables habitantes te recibirán con los brazos abiertos.

Aquí os dejamos algunas de los mejores lugares que ver en Dublín:

1. Trinity College: la histórica Universidad de Dublín

Trinity Collegue Heinz Bunse en Flickr

Fundado a finales del siglo XVI por la reina Isabel I es la institución de enseñanza más famosa de Irlanda. Está ubicado en el mismo centro de la ciudad (College Green 2) y sus edificios, tantos antiguos como modernos, son de los más visitados del país.  Además, consta de varios campos de juego de césped donde puedes ver carreras de atletismo o partidos de cricket y rugby.

A pesar de encontrarse en pleno centro de la ciudad, cuando llegas a los patios interiores tras pasar por debajo de la arcada principal, parece que estás en otro lugar. Se respira quietud mientras paseas por el patio adoquinado. Deambula entre sus edificios y no dejes de visitar su biblioteca, la más importante del país.

De sus más de 4 millones de volúmenes, el más importante es el Libro de Kells, un manuscrito medieval con rica ornamentación y escrito por monjes celtas hacia el año 800.  Sin duda, se trata de una joya que ver en Dublín.

2. Ha’ppeny Bridge: el histórico puente sobre el río Liffey

Halfpenny Bridge William Murphy en Flickr

El puente más popular de los que hay tendidos sobre el río Liffey es el Ha’Penny Bridge. Es peatonal y fue construido en hierro a principios del siglo XIX. Desde entonces ha conectado las partes norte y sur de Dublín.

Cada día es cruzado por miles de locales y turistas ya que, en su parte sur, desemboca directamente en una de las zonas más populares de Dublín: Temple Bar.

3. Temple Bar: la zona de marcha de Dublín

Es cierto que hay mucho que ver en Dublín, pero uno nunca podrá decir que lo ha visto todo si no ha pasado una tarde o noche de fiesta por los bares de Temple Bar.

En un par de calles se da una de las mayores concentraciones de pubs por metro cuadrado del mundo. Aunque puedes encontrar fiesta y música en directo todos los días, los fines de semana parece que el lugar va a explotar, con turistas y locales bailando, cantando y engullendo pintas de cerveza sin cuartel.

Algunos de los bares más emblemáticos de la zona son The Quays, The Temple Bar, The Porter House (con cientos de clases de cerveza de todo el mundo) y el Oliver St John Gogarty.

4. Descubre los parques de Dublín

Phoenix Park en Dublin William Murhpy en Flickr

¿Cansado de caminar y explorar todo lo que hay que ver en Dublín?. No te preocupes, en una ciudad tan verde como la capital irlandesa, tienes varios parques entre los que elegir dónde descansar.

En el centro de Dublín, los parques más emblemáticos y visitados son St Stephen’s Green y mi favorito, Merrion Square. Aunque St Stephen’s es algo más grande y tiene agua, siempre está lleno de turistas y no invita al recogimiento. Merrion, situado a unos 5 minutos a pie de St Stephen’s y justo al lado de la National Gallery, es mucho más tranquilo y te permite encontrar un buen parche de césped para tomarte un pinnic a tus anchas sin que te moleste el mundanal ruido. Viví muy cerca de Merrion durante casi 5 años y nunca olvidaré las muchas tardes que pasé tumbado al sol en ese césped inmaculado.

Algo más lejos del centro se encuentra el Phoenix Park. Es el más grande de todos los parques de Dublín y en él se practican muchos deportes…¡Incluso hay ciervos!.

Asimismo, a las afueras de Dublín tienes otros parques ideales para visitar con niños como el Saint Anne’s Park o el de Malahide.

Tip de Alojamiento

Si buscas alojamiento en el centro de Dublin te recomiendo el mismo hotel donde yo me alojé, céntrico, con desayuno continental y habitaciones limpias y espaciosas. Podrás reservarlo en el siguiente enlace sin ningún aumento de precio:

5. Destilerías de whisky en Dublín

La destilería Jameson en Dublin Neil Turner en Flickr

Sí, es cierto que hay mucho que ver en Dublín, pero también mucho que beber. El whisky irlandés, junto con el escocés, es uno de los más preciados del mundo. Muchas son las marcas que gozan de prestigio. Lo mismo ocurre con sus cervezas de distintos tipos, siendo la Guinness la abanderada irlandesa.

Si quieres profundizar en el conocimiento del procedimiento de destilación y obtención de ambas bebidas, debes incluir en tu lista de cosas que hacer en Dublín una visita a las destilerías de Jameson y Kilbeggan.

En esta última, además, podrás disfrutar de una buena pinta de este líquido oscuro y espeso mientras disfrutas de las mejores vistas de Dublín en su bar giratorio de la cúspide de su torre.

6. La costa salvaje de los extremos: Howth y Bray

Baily Lighthouse en Howth Giuseppe Milo en Flickr

Si estás un poco cansado de hacer turismo urbano, te aconsejo que tomes el DART (como el metro de superficie de Dublín) y vayas hasta el final de su línea, ya sea al norte o al sur… O a los dos.

Howth es un famoso puerto pesquero donde las focas campan a sus anchas, esperando poder picar algo en las sobras y desechos de los barcos de pescadores. Puedes pasear por el puerto y las pequeñas colinas verdes de alrededor, hasta llegar a su bonito faro. No te marches sin probar las fish and chips en algunos de sus Take Away.

A pesar del encanto de Howth, mi lugar favorito de Dublín es Bray. Parece un pueblo vacacional. Visítalo un día soleado. Pasea por su paseo marítimo y dirígete hacia la montañita que preside el paisaje costero. El sendero sube y baja colinas con preciosos acantilados a la vista, flores y arbustos coloridos. Puedes llegar hasta el siguiente pueblo, Greystones y regresar en el DART al centro de la ciudad. Sin duda, una de los mejores lugares que ver en Dublín.

Seguro de viaje familiar

¿Eres de los que todavía piensa que un seguro de viaje es algo prescindible?
Un seguro a cualquier destino europeo de una semana para una familia con dos hijos puede costar unos 45 euros (no llega ni a los 7 euros por día). Nosotros recomendamos llegar a Malta con un seguro standard que incluya un mínimo de 60.000 euros en hospitalización, repatriación, robo y gastos de anulación. Hemos probado varias compañías y las últimas veces hemos repetido con Iati porque todo ha ido a la perfección. Además tienes un 5% de descuento al venir de nuestra parte a través de este enlace.

7. Museos y edificios históricos

General Post Office William Murhpy en Flickr

Los amantes del arte podrán entrar de manera gratuita a la National Gallery, ubicada en el centro de Dublín.  También merecen la pena el Museo Nacional de Arqueología, el National Museum of Ireland o el Irish Museum of Modern Art.

Entre los edificios históricos que ver en Dublín no dejes de visitar la General Post Office (GPO) en O’Connell Street, un lugar que rezuma historia reciente vinculada con la independencia de Irlanda y que a buen seguro habréis visto en varias películas. Asimismo, el castillo de Dublín aunque no ofrezca un parecido similar a los idílicos castillos de centroeuropa también significa una visita interesante para profundizar en la historia de Dublín.

8. La Catedral de Christchurch

Se trata de la más antigua de las dos catedrales medievales que hay en la ciudad (la otra es la de St Patrick). La primera catedral fue levantada por los reyes normandos en el siglo XI y, desde entonces, el edificio fue sufriendo varias ampliaciones y remodelaciones para llegar a ser el que encontramos hoy en día. Actualmente gran parte de la visual lo ofrece el arte neogótico del siglo XVIII.

9. Visita a la Guinness Store

Puerta principal de la Guinness Store William Murhpy en Flickr

Una visita a Dublín sin pasarse por la probablemente auténtica catedral del país es como ir a Menorca y no pisar la playa.

La cerveza negra Guinness está enraizada en las costumbres y la historia del país. Tiene el carácter del país impreso en su espuma y a través de su publicidad a lo largo de las décadas uno puede trazar fácilmente un lazo inequívoco entre la sociedad y la importancia de esta bebida en los pueblos y pubs de la isla.

La primera vez que fui a visitar la Guiness Store fue a finales del siglo pasado. En esa época prácticamente se cernía en un conjunto de carteles publicitarios de la bebida a la largo de la historia. Ha pasado mucho tiempo y desde entonces el museo se ha renovado de forma absoluta y constituye una experiencia auténtica. Aunque el precio es algo caro (25 euros por persona) es una visita altamente recomendable para hacer en Dublín.

10. La prisión de Kilmainham Gaol

Kilmainham Gaol en Dublin Tony Hisgett en Flickr

A unos 10 minutos andando desde la Guinness Store se encuentra la prisión de Kilmainham. Abierta a finales del siglo XVIII y convertida en tiempos recientes. Es otro lugar en Dublin que rezuma historia y a buen seguro reconoceréis su interior al ser testigo de varias películas famosas como En el nombre del padre, Michael Collins o Boondock Saints.

Sin duda, una visita ideal para los amantes de la historia y conocer más detalles de la rebelión y revueltas de los irlandeses que consiguieron la independencia del Reino Unido. El último preso entre sus paredes fue el primer ministro y presidente Éamon de Valera.

11. Escapada a las montañas de Wicklow

Las montañas de Glendalough en Wicklow Greg Bailey

Los bosques de Irlanda tienen algo mágico. No es de extrañar que parte de la literatura irlandesa esté repleta de mitos, figuras mitológicas y personajes fantásticos.

A pocas horas de Dublin se abre el parque nacional de Wicklow. Con caminatas de largo recorrido como el Wicklow Walk o lugares de peregrinación como Glendalough con un cementerio celta y un extenso lago que . Existen rutas a diario a Wicklow y Glendalough que os facilitarán la labor de buscar transporte público y optimizar vuestro tiempo durante el viaje.

Y tú, ¿has viajado ya a Dublín? Si es así, ¿qué lugares nos recomendarías? Si no la conoces todavía, no dudes en comprar tu vuelo para explorar esta ciudad vibrante, joven y cosmopolita.


11 lugares que no puedes perderte en tu viaje a Dublín
4.9 (98%) 10 votos
Una respuesta
  • Cam 24 enero 2019
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *