Ruta circular del Barranco de l’Encantada en Alicante

Ruta circular bella y sencilla en el interior de Alicante

EspañaTFW

A pesar de que la mayoría de la gente conoce Alicante por sus numerosas playas de bandera azul, lo cierto es que la provincia también posee un interesante perfil montañoso que ofrece multitud de planes en la naturaleza. Las rutas de senderismo en Alicante son muy variadas, tanto en cuanto a la dificultad, como en duración y su composición paisajística. Algunas de ellas discurren por montañas cercanas a la costa, como la de la Sierra Helada, y otras entre bancales, bosques y picos del interior, como la ruta que asciende a la cima del Maigmó. En nuestro empeño por conocer mejor nuestra propia provincia, cada fin de semana tratamos de descubrir un sendero nuevo, y parece que la oferta es inacabable. Hace una semanas le tocó el turno a la ruta circular del Barranco de La Encantada (más conocida por su nombre en valenciano: Barranc de l’Encantà).

Se trata de una ruta sencilla, apta para todos los públicos, pero de una belleza paisajística que nos sorprendió muy gratamente. Caminando por sus senderos veras ruinas medievales, estrechas gargantas, saltos de agua, cuevas y pozas. Perfecta para hacer en cualquier época del año, pues en verano podrás refrescarte en las frías aguas que fluyen por el barranco y acaban integrando el caudal del río Serpis, y en otoño los árboles de hoja caduca confieren a la ruta una gran belleza policromática.

Sin más preámbulo, comenzamos a contarte nuestra ruta circular por el Barranco de la Encantada.

Planes. Foto © David Escribano

Cómo llegar a la ruta circular del Barranco de la Encantada

El comienzo de la ruta circular del Barranc de L’Encantada es sencillo, pues se halla en el mismo centro de la pequeña localidad de Planes.

Planes se halla en la comarca del Condado de Cocentaina al noroeste de Alicante. Es un bonito pueblo que aparece, con su aire medieval, al doblar un recodo de la carretera que conecta con la autovía que lleva a Alicante. Por la A-7 tienes una hora en coche desde la capital de la provincia, mientras que si vienes de Valencia, tardarás una hora y veinte. Es decir, puedes hacer la excursión del Barranco de la Encantada tanto si vives en Valencia como en Alicante.

Una vez te encuentres en Llanes solo tendrás que buscar la fuente del lavadero y el acueducto medieval de la población, porque junto a ellos se encuentra el camino que asciende a la Ermita del Santo Cristo de Planes, punto en el que comenzamos nuestra ruta.

Leyenda del Barranc de l’Encantà

Vistas al embalse de Beniarrés, ascendiendo a la ermita de Planes. Foto © David Escribano

El Barranco de la Encantada posee una bonita leyenda que cuenta que en la época de la dominación árabe de la península ibérica, los moriscos de la zona guardaron un fabuloso tesoro en una de las cuevas del barranco. Para custodiarlo, dejaron a una doncella encantada de extraordinaria belleza, cuyo espíritu aparece cada cien años. Cuando esto ocurre, pregunta a la persona que encuentre si prefiere su belleza o la del tesoro. Ya podéis imaginar cuál es la respuesta correcta. Yo lo tendría clarísimo.

Sea cierta o no esta leyenda, lo que es seguro es que se trata de un lugar mágico.

Ruta circular del Barranco de la Encantada

Un día caluroso de otoño, nos aprovisionamos bien de agua y comenzamos a caminar casi en el momento en el que el sol se encontraba en su punto más alto. Las calles de Planes, sin embargo, nos recibieron con ese frescor típico de la brisa que siempre parece estar presente en los pueblos de montaña. A pesar del maldito coronavirus, las mesas de la terraza de un bar estaban ocupadas y las alegres conversaciones de la gente nos recordaban a tiempos mejores.

Ascendimos levemente para llegar al Ayuntamiento, para descender luego hacia la carretera de la que parte el camino hacia la Ermita de Planes.

Ascensión a la Ermita del Santísimo Cristo de Planes

Ermita de Planes. Foto © David Escribano

Tras caminar no más de 70 metros por la carretera comarcal, vimos un sendero de tierra y piedras que salía a mano derecha. Era el que nos llevaría a la ermita.

Esta es la parte más dura de la ruta, pues el sendero sube haciendo un zigzag bastante perpendicular hasta la cima. Entre los pinos y matorrales, van apareciendo una especie de pequeños altares que forman un viacrucis hasta la ermita. Para viacrucis el nuestro, porque tuvimos la brillante idea de subir a la 1 de la tarde, con un sol que pegaba con una fuerza inusitada para encontrarnos a finales de octubre.

Sin embargo, tras mucho resoplar, sudar, y alguna parada para tomar aire, finalmente llegamos a la Ermita del Santísimo Cristo de Planes. El esfuerzo mereció la pena, porque el lugar nos recompensó con unas preciosas vistas del pueblo, la Serra d’Almudaina (Sierra de Almudena) y, girando hacia el norte, el pueblo de Beniarrés, su embalse de aguas turquesas, y la maciza Serra del Benicadell (Sierra del Benicadell).

Descenso hacia el Barranco de la Encantada

Descendiendo al barranco por la ladera. Foto © David Escribano

Tras tomar algo de aire y disfrutar de la panorámica, comenzamos a descender rodeando la ermita (que, por cierto, encontramos cerrada) por una pista asfaltada. El camino nos llevó entre terrazas de cultivo en las que predominaban los olivos, pero en las que también aparecía algún almendro y cerezo aquí y allá.

Después de algo más de media hora caminando por el asfalto, y tras haber doblado en una ocasión a la izquierda, encontramos una flecha azul que indicaba un nuevo desvío a la izquierda. Sin embargo, en esta ocasión nos llevaba a abandonar el asfalto para continuar el descenso por un estrecho e irregular sendero campestre. Fue un cambio que agradecí, pues debo reconocer que no me gustan demasiado las rutas en la naturaleza que discurren por asfalto.

Mientras descendíamos entre matorrales y arbustos, el barranco se extendía a nuestra izquierda, y ya podíamos divisar las primeras pozas de agua estranguladas entre las rocosas paredes. Algunos se bañaban en el agua helada, pero otros, como nosotros, simplemente pasaban de largo para llegar al bello Gorg del Salt.

El Gorg del Salt

Poza del Gorg del Salt. Foto © David Escribano

Una vez descendimos hasta estar a la altura de las pozas, tan solo tuvimos que caminar otros 15 minutos para llegar a uno de los lugares más atractivos de la ruta: el Gorg del Salt. Eran las 3 de la tarde y tan solo encontramos allí a unas 10 personas, por lo que pudimos disfrutar del paisaje en casi total tranquilidad.

El Gorg del Salt es la poza más grande y conocida del Barranc de L’Encantà y, aunque se puede llegar a él en coche, os aconsejo que hagáis la ruta a pie. Las razones para este consejo son dos: lo disfrutaréis más a pie y, la más importante, desde este 2020 está prohibido el acceso en coche a la poza del Gorg del Salt, salvo que seas residente. A pesar de ello, vimos varios coches aparcados en ese tramo, arriesgándose a una multa de 600 euros.

Tip de Alojamiento

Si buscas alojamiento en Alicante te recomiendo mi establecimiento preferido: el Hotel Eurostars Lucentum. Se encuentra en pleno centro de la ciudad, muy cerca de la playa, con instalaciones modernas, personal amable y a buen precio, teniendo en cuenta la oferta turística en la ciudad. Si no te acaba de convencer, podrás reservar cualquier otro lugar donde dormir en Alicante aquí y sin aumento de precio:

Es un lugar perfecto para almorzar mirando a la poza, y eso es lo que hicimos. Sacamos nuestros bocatas y el hambre canina que teníamos nos hizo dar cuenta de ellos en poco más de 10 minutos. Aún nos quedaríamos un ratito más admirando el chorro que caía desde una poza superior a la grande, y el color verde azulado de las aguas. Sin embargo, es cierto que le faltaba un poco de fuerza a la cascada, pues no había llovido en varias semanas.

Regreso a Planes

Tras el descanso en el Gorg del Salt, emprendimos el camino de regreso a Planes. Esta parte es realmente sencilla y discurre por otras pozas menores, chopos y pinos, dando una gran frescura al ambiente. Algo más tarde, el camino regresa a los olivares, llegando así al pueblo para volver a encontrarnos con su precioso acueducto medieval.

Existen otras variantes de la ruta, que abarcan un círculo algo más grande, pero si quieres darte un buen baño en las frías aguas de las pozas del Barranco de la Encantada y caminar una mañana, esta es una buena elección apta para todos los públicos.

 

 


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *