Las 10 mejores cosas que ver y hacer en Cáceres

Descubre una de las ciudades más monumentales de España

España TFW

En la, por muchos, desconocida Extremadura brilla con luz propia una de las ciudades más bellas de España. Cáceres figura, con méritos más que sobrados, en el listado de ciudades españolas que han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y cuando uno pasea por las calles de su ciudad vieja, entiende enseguida la razón cuando queda deslumbrado por el porte de los muchos monumentos y edificios medievales y renacentistas que ver en Cáceres.

Los orígenes de Cáceres se encuentran en el campamento romano de Norba Caesarina, uno de los muchos puestos que servían de apoyo a las tropas romanas en la vasta provincia de Lusitania. La ciudad fue un remanso de paz hasta el siglo después del descubrimiento del Nuevo Mundo por Colón, cuando muchos de sus habitantes partieron en busca de fortuna, la encontraron en las Américas y regresaron como hombres ricos. Las torres de palacios, iglesias y conventos del casco antiguo – también conocido como ciudad monumental – de Cáceres son en parte el legado de ese espectacular boom. A partir de entonces, sin embargo, se embarcó en un lento declive.

Hoy en día, Cáceres recibe a miles de visitantes que llegan a ella con ganas de experimentar un auténtico viaje en el tiempo, además de disfrutar de su gastronomía, cultura y los paisajes que la rodean.

Cáceres, dos ciudades en una

Cáceres es realmente dos ciudades en una. En la parte baja se encuentra la ciudad moderna ajetreada, llena de tráfico y francamente sin encanto, mientras que sobre un promontorio, custodiado por murallas medievales y torres de vigilancia, se encuentra el silencioso y misterioso casco viejo. En él no viven más de 400 personas, entre hoteles, restaurantes y alguna pequeña tienda. El resto de los casi cien mil habitantes de Cáceres habitan en la ciudad moderna, ajena a los ecos de la historia que reverberan en las piedras del casco viejo.

Durante tu visita a Cáceres, andarás sobre todo por la parte histórica, admirando antiguos palacios, museos, iglesias y plazas en las que la huella de romanos, árabes, cristianos y judíos ha quedado grabada de manera indeleble.

En la ciudad moderna apenas te aguarda nada (como en casi cualquier otra ciudad española), aunque podrás encontrar alojamiento más barato. Sin embargo, por ahorrarte unos euros perderás la posibilidad de dormir en un lugar con magia.

Descubre los muchos encantos de Cáceres con un magnífico tour gratuito guiado por un experto en la ciudad. Puedes reservarlo aquí:

Dónde dormir en Cáceres

Y hablando de dónde dormir en Cáceres, aquí te dejamos tres buenas opciones de alojamiento en esta ciudad monumental:

  • Hotel NH Collection Cáceres Palacio de Oquendo: El hotel se halla en un antiguo palacio del siglo XVI, en el casco histórico de Cáceres y muy cerca de todos los atractivos turísticos de la ciudad. Combina a la perfección historia y modernidad, con amplias habitaciones, restaurante con terraza y todas las medidas sanitarias pertinentes.
  • Apartamentos Plaza Mayor 35: si quieres tener tu propia casa en el centro histórico para que ejerza de base perfecta para visitar las mejores cosas que ver en Cáceres, estos apartamentos son tu mejor opción. Se hallan a 250 metros de la concatedral de Santa María, cuentan con patio o balcón, cocina equipada y todas las comodidades de una buena casa.
  • Hotel Albarragena: alojado en una bonita casa de finales del siglo XVIII, este hotel 3 estrellas se halla junto a la plaza de Santa Clara, en el centro histórico de Cáceres. Elegantes suelos de madera, vidrieras decoradas por artistas locales, una pequeña biblioteca… Y todo ello combinado con una modernidad y confort más propio de un hotel de mayor número de estrellas. El precio es el complemento perfecto para esta joya entre los alojamientos de Cáceres.

Las mejores cosas que hacer y que ver en Cáceres

Y ahora que ya te hemos situado en la ciudad y te hemos contado dónde dormir, llega el momento de meternos de lleno a descubrir las mejores cosas que ver en Cáceres:

1. Plaza Mayor

La Plaza Mayor es el punto neurálgico del casco histórico de la ciudad y uno de los principales lugares que ver en Cáceres. Durante sus largos siglos de historia, se le ha dado diversos nombres – como plaza del mercado o plaza de la feria – e incluso se ha utilizado como coso taurino, lugar de celebraciones militares o de procesiones de Semana Santa. Rodeada de bellos soportales, está presidida por el Ayuntamiento de la ciudad – levantado en 1869 – y a ella se asoman otro edificios emblemáticos, como las torres de la Hierba y de los Púlpitos, y la imponente Torre de Bujaco, que se erige, con su aspecto inexpugnable, junto a la ermita de la Paz.

Es, además, un buen lugar para sentarte en una terraza y ver la vida pasar, pues suele ser punto de reunión de los cacereños que quieren tomarse algo tranquilamente, mientras charlan y disfrutan del porte monumental de su ciudad.

2. Torre de Bujaco

Como te he comentado, uno de los mejores monumentos que ver en Cáceres se halla en la Plaza Mayor y es la Torre de Bujaco. La fortificación protege el flanco noroeste de la ciudad monumental cacereña y su nombre (que le ha sido dado ya en una etapa más moderna) tiene un origen curioso, pues se cree que es una deformación del nombre de su constructor Abu Ya’qub (Jacob).

Su construcción se remonta al siglo XII, cuando los almohades realizaron una larga y costosa labor de reedificación en toda la ciudad. Tras un par de cambios de manos en los convulsos años de las batallas de la Reconquista, finalmente quedaría bajo poder cristiano. Durante los siglos posteriores, la Torre de Bujaco ha sufrido remodelaciones, llegando a convertirse en torre del reloj. En la actualidad alberga un centro de interpretación en el que se muestra al visitante el importante legado de las tres culturas.

3. Arco de la Estrella

Arco de la Estrella

Guardando la entrada al casco histórico de Cáceres desde la Plaza Mayor se encuentra el Arco de la Estrella. Esta puerta de acceso, incrustada en la muralla medieval, es la más conocida que ver en Cáceres. La actual lleva aquí desde el siglo XVIII, cuando Manuel de Lara Churriguera ensanchó – para que pasaran los carruajes – y mejoró su predecesora, que databa del siglo XV. En el reverso hay una imagen de la Virgen de la Estrella.

4. Concatedral de Santa María

Esta concatedral levantada, en el siglo XV, en un estilo de transición entre el románico y el gótico, ejerce, en cierto modo, como preámbulo del casco histórico cacereño. En el interior del templo cristiano más importante de la ciudad, encontrarás un magnífico retablo de cedro tallado del siglo XVI, bellas tumbas y capillas – como la capilla de los Blázquez, que contiene la famosa talla del Cristo Negro de Cáceres -, y un pequeño museo eclesiástico. Hermosos murales de colores adornan el techo abovedado sobre el retablo. Subiendo al campanario conseguirás disfrutar de una de las mejores panorámicas que ver en Cáceres.

Su exterior está construido íntegramente con sillares de granito y presenta dos portadas góticas: la del Evangelio y la portada principal. Afuera, en la esquina suroeste de la catedral, hay una estatua moderna de San Pedro de Alcántara, un asceta extremeño del siglo XVI cuyos pies son tocados y besados por los fieles.

5. Gastronomía de Cáceres

Una de las mejores cosas que hacer en Cáceres es saborear su estupenda gastronomía. Aquí podrás degustar su magnífico jamón ibérico, procedente de los cerdos que pacen en las dehesas extremeñas, pero también platos como las migas extremeñas – plato contundente basado en migas de pan, ajos, tocino, longaniza y otros derivados del cerdo -, el zorongollo – ensalada hecha con pimientos rojos asados, tomates, ajo y aceite de oliva, ideal para acompañar platos de carne -, o las judías carillas, para el que se utilizan unas judías más pequeñas de lo normal – de color blanquecino y con una mancha negra – y a las que se añaden verduras estofadas.

El queso de torta del Casar, el cochifrito y pestorejo extremeño – en el que se cocinan a la brasa partes del cerdo como la oreja, la jeta y el morro – son otras viandas que debes probar en Cáceres.

6. Palacio de los Golfines de Abajo

La suntuosa casa de la prominente familia Golfín de Cáceres – quienes se instalaron en la ciudad nada más concluir la reconquista cristiana – ha sido bellamente restaurada. Construido poco a poco entre los siglos XV y XVI, el Palacio de los Golfines de Abajo se halla repleto de tesoros históricos: tapices originales del siglo XVII y murales de armería, un busto de Alfonso XII del siglo XIX y una petición de tropas firmada en 1485 por los mismísimos Reyes Católicos a la familia, que era defensora de su causa. Se realizan visitas guiadas, a través de cuatro salones ricamente decorados – como la sala de baile o el comedor de gala -, una capilla extravagante y una sala de documentos fascinante.

7. Museo de Cáceres

El excelente Museo de Cáceres – distribuido en 17 salas de una mansión del siglo XVI (la Casa de las Veletas) construida sobre un bonito aljibe del siglo XII y la Casa de los Caballos – es el único elemento sobreviviente del castillo árabe de Cáceres.

El de Cáceres es uno de esos pequeños museos provinciales cuya modesta colección hace que su puñado de joyas especiales, incluido un magnífico retrato de Cristo de El Greco, brille aún más. Aquí encontrarás también cosas como una escultura prerromana deliciosamente ingenua de un jabalí y una placa de cuarcita del tercer milenio antes de Cristo, rayada con un diseño geométrico que parecía asombrosamente moderno.

Es el mejor lugar que ver en Cáceres si quieres tener una visión general de arqueología, etnografía y bellas artes en la zona. La sección de bellas artes es especialmente rica, con obras de genios de la talla de Picasso, Miró, Tàpies y El Greco.

8. Palacio de Carvajal

El linaje de los Carvajal llegaron a Cáceres, desde Plasencia, en el siglo XV y decidieron construir su esplendoroso palacio junto al templo religioso más importante de la urbe: la concatedral de Santa María. Un gran incendio, ocurrido en el siglo XIX, destruyó la casa por completo, siendo reconstruida en la década de los 60 del pasado siglo por los mecenas Dolores de Carvajal y Álvaro Cavestani. Desde 1985 es propiedad de la Diputación de Cáceres y se abrió al público.

Del Palacio de Carvajal llaman la atención sus elementos góticos y renacentistas, con una fachada principal que sigue la tipología usual de los palacios cacereños, con su sillería granítica, la portada en arco de medio punto y las grandes dovelas que llegan hasta el suelo. También es preciosa su torre redonda del siglo XII y su jardín interior.

9. Palacio Toledo-Moctezuma

Otro de los magníficos palacios que ver en Cáceres es el de Toledo-Moctezuma. Este edificio medieval fue construido en los siglos XIV y XV, aunque su aspecto actual, de estilo renacentista, se debe a las restauraciones realizadas a finales del XVI y principios del XVII. En su fachada aún se aprecian los blasones de las familias Toledo, Carvajal y Ulloa. Aquí vivió un integrante de la familia Toledo que era descendiente de Isabel de Moctezuma, hija del emperador Moctezuma II.

En los salones principales del palacio existen antiguos frescos que representan a emperadores romanos, bustos de reyes mejicanos y paisajes de urbes europeas.

En la actualidad, el palacio alberga el Archivo Histórico Provincial.

10. Fuera de las murallas de Cáceres

Aunque hay muchas más cosas que ver en Cáceres dentro de su recinto amurallado – como las plazas de Santa María, San Pablo, San Mateo y de las Veletas -, el convento de San Pablo, la iglesia de San Mateo, el Hospital de los Caballeros o la Torre de las Cigüeñas -, también puedes encontrar atractivos turísticos fuera de él.

Por ejemplo, si quieres ir de compras por Cáceres no debes dejar de pasear por la calle de los Pintores y sus alrededores, donde siempre encontrarás mucho ambiente. Si aún no has tenido suficiente con todos los edificios históricos de la ciudad monumental, puedes visitar la iglesia de Santiago de los Caballeros, del siglo XII, una de las más importantes que ver en Cáceres.

Un poco más lejos, a un cuarto de hora a pie, se encuentra el arbolado Paseo de Cánovas, donde podrás respirar aire puro y refrescarte en los calurosos días del duro verano cacereño.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *