Qué ver en Alicante en dos días

Lo mejor de Alicante en un fin de semana

EspañaTFW

Es cierto que muchas veces nos agobiamos por cosas que no podemos controlar y que, si nos paramos a analizarlas, no tienen mucha importancia. Sin embargo, solemos obviar las muchas otras cosas por las que tenemos que estar agradecidos. En mi caso, una de ellas es, sin ninguna duda, haber tenido la suerte de nacer en Alicante. Mi ciudad – si me permitís la expresión – es un lugar agradable en el que el sol luce esplendoroso una media superior a los 300 días al año, con una gastronomía sabrosa y variada y una calidad de vida difícil de igualar. Además, en ella vivimos los alicantinos… ¿Qué más puedes pedir? Aunque no son pocos los que viajan a la capital de la Costa Blanca en busca de sus playas, hay muchas más cosas que hacer en Alicante. Por ello, te he preparado este buen planning para que puedes disfrutar de las muchas cosas que ver en Alicante en dos días.

Descubre los muchos encantos de Alicante con un magnífico tour gratuito de la mano de un guía experto en la ciudad. Puedes reservarlo aquí:

Ruta para ver Alicante en dos días: Día 1

Mañana

Alicante y Castillo Santa Barbara

Puerto de Alicante, Casa Carbonell y Castillo Santa Barbara

Si quieres ver Alicante en dos días, te aconsejo que durante la primera jornada tengas una buena toma de contacto. Comienza pronto por la mañana y, si puedes, sube a la zona del castillo de Santa Bárbara a presenciar el espectacular amanecer. Desde ese punto privilegiado situado en lo alto del monte Benacantil podrás ver cómo el sol emerge del mar como un disco incendiado y baña las aguas y la arena de la alicantinísima playa del Postiguet. Esa primera estampa de Alicante ya te enamorará.

Cuando abran las dependencias del castillo (gratuitas, excepto algunas exposiciones temporales), podrás visitar esta magnífica fortaleza de origen árabe. Dicen que se erigió en el siglo IX, siendo reformada en varias ocasiones tras la conquista cristiana a manos de Alfonso X el Sabio, ya en el siglo XIII.

Desde las almenas y murallas de Santa Bárbara podrás disfrutar de las mejores panorámicas que ver en Alicante, pero también hay salas dedicadas a fotografías antiguas de la ciudad y otros objetos que nos cuentan un poco sobre la historia de Alicante.

Tras esta primera visita matinal, es el momento de descender desde lo alto del castillo hacia el centro de la ciudad. Para ello, aunque existe un ascensor que conecta la fortaleza con las inmediaciones de la playa del Postiguet, te recomiendo que hagas algo de ejercicio y bajes por las escaleras y estrechas callejuelas del Barrio de Santa Cruz.

Este barrio es el corazón alicantino por excelencia. Las pequeñas casas encaladas se apiñan por la ladera del Benacantil, aportando su colorido a la aridez del terreno. Flores y marcos de puertas y ventanas pintados sobre las fachadas blancas de unas viviendas que recuerdan a los viejos pueblos de antaño, en los que nunca se cerraban las puertas y los vecinos eran una gran familia. Plazas, ermitas, pequeños bares y rincones románticos componen Santa Cruz.

También aquí encontrarás la Concatedral de San Nicolás, que tiene el honor de ser el templo religioso más importante que ver en Alicante. Junto a ella, las terrazas de los restaurantes, cafeterías y bares de todo tipo atraen a los muchos turistas que deciden tomarse algo aquí a la hora de comer o cenar.

Así, podrás probar magníficos arroces alicantinos, frescas verduras y frutas, tapas, montaditos, carnes… ¡Lo que quieras!

Pero antes de dejarte caer por restaurantes tan buenos como el Nou Manolín o El Fondillón, merece la pena que dediques un rato a admirar las obras contemporáneas del MACA (Museo de Arte Contemporáneo de Alicante), que también se halla en el Barrio de Santa Cruz.

Tarde

que ver en Alicante en dos días

Museo de las Hogueras

Tras haber recuperado energías, puedes empezar la tarde de tu viaje para ver Alicante en dos días con otro par de museos que bien merecen la pena: el MARQ (Museo Arqueológico de Alicante) y el Museo de las Hogueras de Alicante.

En el primero podrás entender mejor la historia de Alicante, con una exposición permanente que muestra más de 80.000 piezas de la Prehistoria, la cultura ibérica, la civilización romana, la Edad Media y las épocas moderna y contemporánea. Mientras que el segundo es el mejor museo para empaparte del significado de las fiestas mayores de la ciudad: Las Hogueras de Alicante (u Hogueras de San Juan). Les Fogueres – como se le denomina en valenciano – es una fiesta sin igual. A pesar de haber vivido 10 años en Irlanda, nunca me perdí unas Hogueras. Un auténtico festival de alegría, música, pasión, desenfreno, diversión, luces, fuego, agua, calor, monumentos y comida y bebida a mansalva. Cinco días en los que la ciudad se olvida de todos sus problemas y se lanza a disfrutar como si no hubiera un mañana.

Tip de Alojamiento

Si buscas alojamiento en Alicante te recomiendo mi establecimiento preferido: el Hotel Eurostars Lucentum. Se encuentra en pleno centro de la ciudad, muy cerca de la playa, con instalaciones modernas, personal amable y a buen precio, teniendo en cuenta la oferta turística en la ciudad. Si no te acaba de convencer, podrás reservar cualquier otro lugar donde dormir en Alicante aquí y sin aumento de precio:

En el Museo de las Hogueras te cuentan esta historia a través de sus “hogueras” (monumentos que acaban siendo pasto de las llamas la noche del 24 de junio), carteles antiguos, vídeos, trajes y otros objetos.

explanada alicante

Explanada de España

Tras los museos, llega el momento de volver al aire libre en tu escapada para ver Alicante en dos días. A la hora de la caída del sol, la ciudad luce realmente hermosa. Te recomiendo que elijas ese momento para darte una vuelta por la Explanada de España y el puerto de Alicante.

La Explanada es el paseo por excelencia de la ciudad. Con sus más de 6 millones de teselas blancas, azules y rojas, crea un precioso efecto que representa las olas del mar. Sobre ellas, y custodiándote en tu paseo, se alinean las típicas palmeras alicantinas. Junto a la Explanada hay restaurantes variados y en el mismo paseo encontrarás una de las cafeterías con más solera en la ciudad: Peret. Prueba su mítica horchata con fartons mientras cae la noche. Además, te deslumbrará la belleza de la Casa Carbonell, el edificio modernistas más icónico que ver en Alicante.

Noche

La noche alicantina la puedes comenzar cenando en uno de los muchos restaurantes del Puerto de Alicante, mientras disfrutas de la relajante vista de los barcos y el castillo de Santa Bárbara iluminado sobre el Monte Benacantil.

Si quieres alargar la cosa – y si por fin ya se permite el ocio nocturno – te aconsejo que te tomes una copa en cualquiera de las terrazas de los bares del Barrio de Santa Cruz o la calle Castaños, centros neurálgicos de la fiesta y el tardeo alicantinos. Si eres de los que exprime la noche al máximo, no te faltarán bares y afters en Alicante (Sala Stereo, Sala Concerto o Clan Cabaret son algunos de ellos).

Ruta para ver Alicante en dos días: Día 2

Mañana

Isla de Tabarca

El centro de la ciudad de Alicante se puede ver perfectamente en un día, por eso te recomiendo que utilices la segunda jornada de tu viaje para ver Alicante en dos días para hacer una magnífica excursión a la única isla habitada de la Comunidad Valenciana: la isla de Tabarca.

Este paraíso terrenal fue declarado reserva marina en 1986 (primera reserva marina creada en España) y a pesar de su pequeño tamaño tiene muchas cosas para hacer. Bucea en sus aguas llenas de vida, prueba sus espectaculares arroces (el caldoso y el de bogavante se llevan la palma) en los restaurantes de la isla, visita su centenario pueblo de casas blancas, descubre sus calas a golpe de remo con un kayak y pasea por los senderos de la parte deshabitada de la isla, que conducen a su antiguo faro. Es el lugar perfecto para pasar el día (e incluso quedarte a dormir, si tuvieras algo más de tiempo, pues Tabarca queda en total calma tras partir el último barco de turistas del día).

Tarde

La segunda tarde de tu viaje para ver Alicante en dos días la puedes emplear para tomarle el pulso a la ciudad y ver cómo viven los alicantinos. Para ello, puedes pasear por las calles comerciales del centro, como la Avenida Maissonave, los paseos de Soto y Gadea, Alfonso X el Sabio o la Rambla de Méndez Núñez. Como el tiempo suele acompañar durante todo el año, lo normal es que encuentres mucho movimiento en todas ellas.

Un lugar más tranquilo es el Parque de Canalejas, en el que ficus centenarios llaman a la atención de los objetivos de las cámaras de los viajeros.

Noche

Llega el momento de la despedida en tu viaje para ver Alicante en dos días. La segunda noche puedes ver algún espectáculo en el bonito Teatro Principal de Alicante, que, además, se encuentra en uno de los extremos de la animada calle Castaños. En el programa del teatro encontrarás conciertos, obras de teatro, ballets y otros espectáculos de primera línea.

Si prefieres algo más alternativo, te recomiendo que busques la programación de los espacios culturales de Las Cigarreras o el Teatro Arniches. Además, también algunos pubs del centro de Alicante ofrecen conciertos de bandas en directo y alguna otra cosa.

Y, aunque seguro que no lo deseas, llega el momento de finalizar tu viaje a Alicante en dos días. No te preocupes, que seguro que volverás. Y si tienes alguna consulta o necesitas algún guía, ¡ya sabes que aquí me tienes para lo que quieras!

 


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *