Probando la experiencia de intercambio de casa en Madrid - Viajablog

Probando la experiencia de intercambio de casa en Madrid

Nos alojamos en un céntrico apartamento de Madrid con el portal GuesttoGuest

Google +TwitterFacebookWhatsApp

La amistad es uno de los mejores bienes que tiene el ser humano. Algo que hay que cuidar con el máximo celo posible. Es por eso que, una o dos veces al año, los amigos que pasamos varios años juntos viviendo en Dublín buscamos la manera de despejar nuestras agendas y vernos en alguna parte de Europa.

Alguno aún sigue en Dublín, mientras que a otros la vida nos ha llevado a Alicante, Asturias, Madrid, Frankfurt, Colombia, Estados Unidos o Luxemburgo.

Normalmente, los que viven en el norte y centro de Europa votan por quedar en algún lugar de España, donde la comida, el clima y la fiesta suelen ser idóneos para una buena juntada de amigos en busca de risas y buenos ratos.

En esta ocasión, la ciudad elegida, por comodidad de vuelos y trenes y oferta de ocio, fue Madrid.

Cuando ya todos hubimos reservado el transporte, nos quedaba por buscar el alojamiento. La fórmula ideal para nosotros es el apartamento o casa, antes que hotel, porque así podemos estar todos juntos durante un par de días, multiplicando así los buenos momentos.

Fue así como averigüé la existencia de GuesttoGuest.

En qué consiste GuesttoGuest

GuesttoGuest es un portal francés de intercambio de casas que fue fundado en 2011. La sede central está en París, aunque las casas de sus usuarios se hallan dispersas por 187 países. En los últimos 3 años, el número de casas disponibles ha pasado de 38.000 a 280.000, convirtiéndo a GuesttoGuest en uno de los agentes más importantes del panorama de casas vacacionales a nivel mundial.

A través del portal puedes solicitar alojamiento en distintas casas sin la obligatoriedad de ofrecer una a cambio.

Alquila un coche con un 15% de descuento en comparación al precio de las compañías de alquiler standard:

Cómo funciona GuesttoGuest

El mecanismo de funcionamiento de la página es muy sencillo.

No se produce ninguna clase de intercambio monetario entre inquilino y propietario. Sólo se intercambian puntos (GuestPoints). Usándolos, podrás alojarte en cualquier casa, gratuitamente y sin necesidad de ofrecer un alojamiento de manera recíproca.

Eso hicimos nosotros. Buscamos un piso que nos conviniese en Madrid (y tuviese disponibilidad en las fechas que queríamos) y solicitamos poder alojarnos en él.

Mediante la página, envié un mensaje a la propietaria, Amalia, una mujer muy simpática y viajera con la que tuve buen feeling desde el principio.

Amalia me dijo que éramos bienvenidos a su casa y que tan sólo teníamos que formalizar la petición en la web.

Qué son los GuestPoints

Cuando te registras en GuesttoGuest recibes una cantidad inicial de GuestPoints (500-750) para que puedas probar el sistema.

Con ellos puedes disfrutar de tu primera estancia. Así lo hicimos nosotros, al solicitar una estancia de 3 noches en un bonito y espacioso apartamento – con cabida para 5 personas – en la zona madrileña de Ventas. Cada noche en la casa costaba 150 GuestPoints.

El coste en GuestPoints de las noches en distintas casas depende de varios factores: tamaño, ubicación, estado del piso, etc. Los puntos son entregados al propietario, que a su vez podrá utilizarlos para utilizar algún alojamiento en sus vacaciones.

También puedes conseguir GuestPoints invitando a amigos a registrarse en la web.

Si tú no aportas ningún alojamiento a la web, puedes comprar GuestPoints a un coste de 1 euro por punto.

¿Hay que pagar algo?

Como ya te he comentado, los intercambios son gratuitos, sin existir transacción económica alguna entre los miembros. Sin embargo, muchos de ellos escogen alguno de los servicios opcionales de pago que oferta GuesttoGuest  – como la fianza y el seguro – para cubrirse ante posibles daños y/o cancelaciones. De ellos consigue el beneficio económico la página.

A mí me cargaron en la tarjeta de débito un 3,5% de la fianza estipulada por la propietaria (400€). Tan sólo 14 euros por tener un apartamento para cinco personas, 3 noches en el centro de Madrid, no me parece nada mal.

Nuestra experiencia en el apartamento

La casa de Amalia era aún mejor de lo visto en las fotos. Nos sentimos como en nuestra propia casa y la anfitriona incluso había dejado una botella de Málaga Virgen fresco en la nevera.

Aunque pasamos la mayor parte del tiempo fuera de casa, los ratos que pasamos en ella fueron mejores que en un hotel.

Cómo buscar alojamiento o invitados

Nosotros tuvimos la suerte de encontrar a Amalia fácilmente, pero si quieres asegurarte una casa en una ciudad para unas fechas determinadas, lo aconsejable es que mandes varios mensajes a distintos usuarios, sobre todo a los que tienen una buena tasa de respuesta. Para ello puedes escoger determinados filtros en tu búsqueda.

Si estás ofreciendo tu casa y te gustaría conseguir algunos GuestPoints, también puedes poner el estado de “se buscan invitados”.

En ambos casos – tanto si estás buscando casa como si buscas invitados – es una buena idea verificar tu perfil para dar mayor confianza al resto de usuarios.

Después de la estancia

Nos marchamos de casa de Amalia intentando dejarla lo mejor posible y el lunes dejé un buen comentario sobre nuestra estancia en su casa. En este tipo de webs, basadas en la confianza, es básico cumplimentar el formulario de opiniones.

 

Fue un gran fin de semana de fiesta, cenas y risas en Madrid, y la verdad es que GuesttoGuest ha sido un gran descubrimiento que pienso usar, de ahora en adelante, con bastante frecuencia.

 

 


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Probando la experiencia de intercambio de casa en Madrid
5 (100%) 2 votos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *