Las mejores playas de Málaga y la Costa del Sol

Calas y playas imprescindibles en la costa malagueña

España TFW

No soy de los que hacen distinción, a la hora de pensar en unas vacaciones, entre playa y montaña. Las dos tienen sus cosas buenas y alguna – muy pocas – mala. Mientras sea al aire libre, me gusta casi cualquier tipo de paisaje, siendo mucho menos amante de las escapadas urbanas. Por eso, he recorrido gran parte de la costa española maravillándome ante sus playas y calas, y sintiéndome un privilegiado por vivir en un país de tal belleza y variedad. Aunque son las playas de Alicante y su Costablanca las que más veces he visitado, también me he perdido, en numerosas ocasiones, por las playas de la Costa del Sol. Esas playas de Málaga son las más queridas por muchos de los extranjeros que visitan cada año nuestro país. Y cuando las descubrí, entendí la razón.

Queriéndotelas mostrar, he elegido una muestra subjetiva de las mejores playas de Málaga. Unas playas de la Costa del Sol con mucho que ofrecer al viajero, ya esté buscando naturaleza salvaje o playas más urbanizadas y con todos los servicios y comodidades a mano.

1. Caleta de Maro en Nerja

Caleta de Maro. Foto © David Escribano

Justo a las afueras de Nerja – nada más pasar el pueblo si vienes desde Málaga – se halla una de las calas más bonitas, no solo de la Costa Sol sino de España.

Para acceder a la caleta de Maro, debes aparcar el coche en un alto, cerca de chalets y un pequeño hotel, y descender la carretera a pie hasta que un pequeño camino sale del asfalto y se interna en la vegetación. Ese camino desciende un pequeño barranco que termina en una cala de arenas grises, guijarros y piedrecillas. El entorno natural de una de las mejores playas de Málaga, la de Maro, es lo que atrae a sus visitantes. Además de la vegetación que rodea todo y cubre los acantilados, encontrarás un torrente de agua que muere en la misma playa y unas formaciones rocosas de irregulares formas que emergen del mar. Sus aguas, limpias y llenas de vida, son un auténtico tesoro para los amantes del buceo y del esnórquel.

En la caleta de Maro se puede practicar el nudismo y no son pocos los que se llevan el kayak para remar por la accidentada costa en busca de pequeños parches de arena solitarios y perfectos puntos de buceo.

Caleta de Maro. Foto © David Escribano

El hecho de que su acceso no sea del todo sencillo hace que caleta de Maro no aparezca siempre llena de gente, aunque si vas en verano te aconsejo que madrugues. No hay servicios, así que si quieres pasar el día allí, llévate la sombrilla o algo que cubra del sol y todo lo necesario para comer y beber.

Sin duda, la caleta de Maro es una de las playas más bonitas de la Costa del Sol.

2. Playa de Maro en Nerja

Playa de Maro. Foto © David Escribano

No son pocos los que confunden a una con la otra, pero la playa de Maro es distinta a la caleta de Maro. Sin embargo, estas dos hermanas de Nerja son dignas, ambas, de encontrarse en la lista de mejores playas de Málaga.

Playa de Maro es algo más alargada que su hermana pequeña y el acceso es también más sencillo, pudiendo llegar con el coche hasta la pequeña cuesta (esta vez, no entre vegetación) que finaliza en la playa. La arena es también grisácea aquí y la playa está protegida por un escarpado acantilado cubierto de matorrales y pinos, y coronado por una antigua torre pétrea de vigilancia. La belleza de sus aguas es similar a la de la caleta, pues se encuentran separadas por menos de 2 kilómetros de distancia.

Aquí sí que encontrarás algunas sombrillas y tumbonas, pero también posee cierto aire virgen y natural. Para visitar estas dos playas – que a los cuarentones, como yo, nos traen dulces recuerdos de la serie televisiva ‘Verano Azul’ – puedes quedarte a comer y dormir en en bello pueblo de Nerja.

3. Playa de Artola – Cabopino en Marbella

Ubicadas en el área natural protegida de Dunas de Artola (Marbella) se encuentra una de las playas más bonitas de la Costa del Sol. Su aspecto natural atrae a mucha gente que quiere disfrutar de su arena dorada y sus aguas de distintas tonalidades de azul y oleaje moderado. Para llegar a la orilla, puedes pasear junto a dunas cubiertas por narcisos de mar y sabinas. Además, también posee franjas en las que se puede practicar el nudismo.

La playa de Artola tiene una longitud de 1,2 km y una anchura media de unos 30 metros. También se le conoce con el nombre de playa de Cabopino por encontrarse junto al puerto deportivo de Cabopino. Posee bandera azul y es una de las mejores playas de la Costa del Sol para tumbarse a leer un libro y dorarse al sol con total tranquilidad.

Cerca de la playa encontrarás chiringuitos y restaurantes, y posee servicios como duchas, alquiler de hamacas y sombrillas y alquileres de equipos náuticos.

4. Playa de Carihuela en Torremolinos

Playa de Torremolinos. Foto © David Escribano

Fue en los años 60 y 70 cuando Torremolinos emergió de la nada como un lugar donde encontrar algunas de las mejores playas de la Costa del Sol. Pasados los años, la fiesta y el jolgorio siguen existiendo junto a los amplios y atractivos arenales de Torremolinos, aunque sus playas hayan perdido ese punto natural y salvaje que tuvieron antes de la llegada de los constructores y promotores que se lucraron en la Costa del Sol, y en tantas otras zonas del litoral español.

Las playas urbanas de Torremolinos son el lugar perfecto para aquello que gustan de arenales anchos, cómodos, de fácil acceso, con multitud de chiringuitos en los que tomarte un buen espeto de sardinas acompañado de una cerveza bien fría, con paseo marítimo y completas infraestructuras, además de un agua limpia y de calidad. Atendiendo a estas premisas, la de Carihuela debe figurar entre las mejores playas de la Costa del Sol.

5. Playa de Carvajal en Fuengirola

La playa de Carvajal se encuentra en la turística y veraniega localidad de Fuengirola, justo al final de su largo, ancho y transitado paseo marítimo. Como ocurre en Torremolinos, esta parte de la costa está urbanizada, por lo que puedes tomar el sol con una cerveza fría mientras disfrutas del mar.

Con una extensión de 1,2 km y unos 20 metros de anchura media, en la playa de Carvajal podrás disfrutar de una arena fina y oscura. Las aguas son tranquilas y puedes caminar muchos metros sin que cubra más allá de las rodillas, siendo ideal para familias con niños pequeños. También los grupos de amigos se lo pasan en grande en esta playa, pues cuenta con instalaciones deportivas, alquiler de todo tipo de juguetes náuticos y todo tipo de servicios.

No es una de las playas más bonitas de la Costa del Sol en términos de belleza natural, pero sí posee unas aguas cristalinas, bandera azul, arena limpia y todas las comodidades para aquellos que quieren pasar el día en una playa urbana.

6. Playa Cala Honda en Mijas

En los alrededores de la localidad de la Cala de Mijas se encuentran algunas de las mejores playas de la Costa del Sol.

La playa de Calahonda es muy larga (unos 4,4 km) y se halla dentro de una zona natural protegida, estando compuesta por arena dorada y salientes irregulares de rocas, en un rincón del Mediterráneo apenas explorado por los turistas. Esta parte de la costa es buen lugar para mezclarte con la gente local que quiere alejarse de las multitudes que se encuentran en otras playas de Mijas. Aquí puedes relajarte en aguas frías con una vista panorámica completa de la Costa del Sol.

7. Cala del Moral en Rincón de la Victoria

Playa del Rincón de la Victoria. Foto © David Escribano

Está ubicado en el municipio de Rincón de la Victoria y es una playa familiar urbana que tiene 1,3 km de largo por unos 40 metros de ancho, con olas moderadas y grava y arena oscura. El gran misterio de la Cala del Moral, separada de la playa principal del Rincón de la Victoria por el promontorio del Cantal, radica en su espectacular cueva submarina, una de las tres cuevas de origen submarino descubiertas en el planeta. Se le conoce con el nombre de ‘Cueva del Tesoro’ porque la leyenda cuenta que aquí se guardó un tesoro de la realeza.

Es muy popular y tiene todas las comodidades de una playa urbana, incluyendo hamacas, tumbonas y sombrillas de alquiler, baños, duchas, estacionamiento y un paseo marítimo. En definitiva, es una excelente opción si buscas algo más relajado entre las mejores playas de la Costa del Sol.

8. Playa del Cristo en Estepona

https://www.instagram.com/p/BxXXIzIHjod/?utm_source=ig_web_copy_link

Estepona goza de una ubicación privilegiada. Un valle protegido por el mar Mediterráneo por un lado y las alturas de la Sierra Bermeja por el otro, ofrece a los visitantes más de 19 kilómetros de playas con un clima excelente.

La playa del Cristo es especialmente bonita cuando sube la marea, lo que atrae a muchos visitantes porque se forma una bonita cala que está protegida del viento y presenta pocas piedras, por lo que es una de las mejores playas de Málaga para familias con niños. Cuenta con todas las comodidades habituales, con chiringuitos y una ocupación media alta durante la temporada estival.

9. Punta Chullera en Manilva

https://www.instagram.com/p/BoZd3DbHfoq/?utm_source=ig_web_copy_link

La playa de Chullera, también llamada Punta de Cala Sardina, es una de las mejores playas de la Costa del Sol y se encuentra en Manilva, justo en la frontera entre las provincias de Málaga y Cádiz. Esta playa es de especial interés gracias a la gran riqueza ecológica que ofrece a los visitantes, pues en Manilva se mezclan los aromas de la uva con los del mar.

Al aproximarte caminando hacia la playa de Punta Chullera, verás acantilados bajos custodiando pequeñas calas rocosas que son lamidas por un mar de extraordinaria belleza. Sin duda, es una de las mejores playas de Málaga para practicar el esnórquel y desconectar del mundo.

10. Playas de Benalmádena

Benalmádena es otro de los municipios más turísticos de la costa malagueña. Las de esta localidad se encuentran entre las playas más bonitas de la Costa del Sol y es complicado quedarse con una, pues depende de las preferencias de cada uno.

Entre ellas, destacaría algunas:

  • Playa de Tajo de la Soga: una de las playas más salvajes de Benalmádena.
  • Las Viborillas: el gran spot para nudistas, por su entorno natural y su pequeño tamaño (unos 500 metros).
  • Playa Torrevigía: muy popular durante el verano y muy bien comunicada.
  • Playa de Bil-Bil: cercana al centro urbano de Benalmádena, junto al conocido castillo de Bil-Bil, en estilo árabe y levantado en la primera mitad del siglo XX.
  • Playa de Benalnatura: también nudista y de gran belleza natural. Cuenta con un merendero cercano a la playa.

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *