Las 7 mejores cosas que hacer en la isla de La Palma

Los mejores planes para descubrirte por qué la llaman la Isla Bonita y ha sido declarada Reserva de la Biosfera

España

Tras viajar varias veces a las islas de Lanzarote, Fuerteventura, Tenerife y Gran Canaria, por fin tuve la oportunidad de descubrir la isla de La Palma. Me contaban que la llamaba la Isla Bonita y, tras recorrerla durante menos tiempo del que me habría gustado, entiendo la razón de tal apelativo. Un amante de la naturaleza y las actividades al aire libre – el cual es mi caso – disfrutará al máximo de las muchas cosas que ver en La Palma.

Habitada por poco más de 80.000 personas, sus algo más de 708 kilómetros cuadrados de superficie están tomados por una naturaleza exuberante que se manifiesta en distintas formas. Magníficos bosques de laurisilva, montañas, barrancos y gargantas, cascadas, playas volcánicas y un cielo que es de los mejores del mundo para admirar estrellas. No en vano, la isla fue declarada Reserva de la Biosfera por la Unesco.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA BIEN ASEGURADO
Nosotros viajamos con IATI, que tiene las mejores coberturas COVID en viaje y de anulación
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Y después está su sabrosa gastronomía, sus encantadores pueblos, su bella capital de aire indiano y, cómo no, su gente, hospitalaria, simpática y agradable donde la halla. Si no puedes esperar más, aquí te dejo mis impresiones sobre las mejores cosas que hacer en la isla de La Palma.

Descubre los muchos encantos de la isla de La Palma con actividades guiadas y excursiones. Puedes reservarlas aquí:

1. Hacer senderismo en los bosques de laurisilva

bosque tropical denso y bonito

Dentro del Cubo de la Galga. Foto © David Escribano

Una buena parte de la isla de La Palma está cubierta por una densa jungla que tiene su origen en la prehistórica Era Terciaria. Se trata de los bosques de laurisilva.

Hace millones de año, estos bosques tapizaban, casi por completo, el continente europeo. Sin embargo, ese tipo de vegetación ya no se encuentra en el viejo continente, sino que se halla en regiones tropicales. La excepción la encontramos en las islas de la Macaronesia: Canarias, Cabo Verde, Azores, Madeira e Islas Salvajes.

La mejor manera de explorar esa maravilla de la naturaleza es, tal y como hicimos nosotros, calzarte las zapatillas o botas de trekking y salir a caminar por ese entorno que te hace pensar si no resultará que te encuentras dentro de la película de ‘Avatar’ o ‘Parque Jurásico’.

Dónde alojarse en La Palma

Si buscas dónde dormir en la isla de La Palma, te recomiendo el hotel en el que nos quedamos nosotros: el H10 Taburiente Playa. Se trata de un hotel de 4 estrellas que se encuentra junto a una playa de arena negra y zona de bares y comercios. El personal es muy amable y profesional y cuenta con piscinas exteriores y un restaurante, además de animación y sala de juegos. Si prefieres mirar otras opciones, aquí tienes muchas alternativas de alojamiento en La Palma:

Las extensiones de laurisilva de la Isla Bonita se concentran en su parte norte y este. Entre otros, hay tres lugares en los que puedes admirar la gran belleza de ese ente vivo desde los tiempos prehistóricos: la Caldera de Taburiente, el bosque de los Tilos (dentro del Parque Natural de Las Nieves) y la ruta circular del Cubo de la Galga. Nosotros hicimos esta última.

Se trata de un recorrido de unos 9 km en los que disfrutamos de la magnífica panorámica de un mirador y nos internamos en un barranco totalmente virgen, en el que el bosque se volvió tan denso que parecía que nos encontrábamos en otro mundo. Un mundo del que no quería marcharme.

Puedes encontrar todos los pormenores de esta experiencia en mi artículo sobre la ruta circular del Cubo de la Galga.

2. Bañarte en playas volcánicas y piscinas saladas, una de las mejores cosas que hacer en La Palma

bonita playa de arena volcánica junto a acantilado

Playa de Nogales. Foto © David Escribano

Otra de las mejores cosas que hacer en La Palma, al ser una isla, es, por supuesto, darte un buen baño en las aguas del Atlántico. Para ello, tendremos que acercarnos a algunas de sus volcánicas playas de arenas negras.

Donde probé a zambullirme, a finales de octubre, fue en la playa de los Cancajos, situada a un paso de mi hotel y muy cerca del aeropuerto de La Palma. Se trata de un arenal más bien pequeño, flanqueado por salientes de roca volcánica y, a su espalda, por algunos comercios y bares. Es un lugar tranquilo (al menos en esa época del año) y me pareció ideal parar darse un baño al atardecer.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

Otras buenas playas de La Palma son:

  • Playa de Nogales: salvaje y bellísima. El acceso es algo complicado, pero recompensa con unos acantilados preciosos y olas aptas para la práctica del surf.
  • Playa de Charco Verde: ideal para familias y rodeada de una bella naturaleza compuesta por paredes de roca y plataneras.
  • Playa de Puerto de Tazacorte: de arena fina y negra y aguas transparentes, esta playa se abre en la desembocadura del barranco de Las Angustias.
  • Playa de Puerto Naos: la más grande de la isla y una de las más turísticas. Se encuentra en el suroeste de La Palma.
piscinas naturales junto al mar en La Palma

Piscinas naturales de La Fajana. Foto © David Escribano

Y si no quieres bañarte en mar abierto, no te preocupes, porque en La Palma existen varias piscinas naturales. Algunas de las mejores son:

  • Charco Azul: ubicada en el noreste, es una de las más populares de la isla, pero no me pareció la más bella.
  • La Fajana: también el noreste, es un buen sitio para relajarse y apta para toda la familia. Consta de 3 piscinas naturales y hay un muy buen restaurante de pescados y mariscos justo al lado.
  • El Remo: de las más desconocidas y por ello merece la pena.
  • Charco de Puntalarga: piscina natural que se encuentra en la misma playa y también es bastante local. Está en el extremo sur de la isla.

3. Recorrer las calles de Santa Cruz de La Palma

balcones coloridos coloniales en Santa Cruz de La Palma

Balcones junto al paseo marítimo de Santa Cruz de La Palma. Foto © David Escribano

Sin duda, una de las mejores cosas que hacer en La Palma es caminar, con toda la tranquilidad del mundo, por las calles de su capital, Santa Cruz de La Palma.

Esa ciudad de aspecto colonial, indiano, me maravilló. Resultó ser mucho más de lo que me pareció cuando la observaba desde los miradores, en la lejanía.

Al dejarnos bastante tiempo libre, pude pasear por ese laberinto de calles, casas coloridas adornadas con antiguos balcones, plazas, mercados y edificios antiguos. Comencé mi periplo en la magnífica Plaza de España, a la que se asoma la Iglesia del Salvador, en cuyo interior pude admirar su fantástico artesonado de estilo mudéjar.

Para llegar a La Palma, la mejor opción es volar con Iberia Express desde Madrid, ya que la aerolínea low cost española posee 10 frecuencias semanales. Así lo hice y pude disfrutar de un gran entretenimiento a bordo gratuito, asientos cómodos y un trato exquisito por parte del personal, tanto de tierra como el que nos atendió en el avión. Además, la puntualidad fue total (¡Tanto a la ida como al regresar llegamos antes de hora!).

Las plazas de San Francisco y Santo Domingo, los balcones del paseo marítimo, los barrios de San Telmo y la Canela, el Museo Naval que se halla en el interior de la réplica de la carabela Santa María, los balcones de la avenida marítima, la espectacular biblioteca pública (alojada en un edificio del siglo XVI) y el acogedor y variado mercado de La Recova merecen la pena una visita.

Y, por supuesto, si el calor aprieta nada como darse un baño en su playa urbana o tomarse algo en cualquiera de las terrazas de los muchos bares y cafés.

4. Disfrutar de la gastronomía palmera, un imprescindible entre las mejores cosas que hacer en La Palma

Terraza restaurante con vegetación

Terraza restaurante Chipi Chipi. Foto © David Escribano

Para entender la cultura e idiosincrasia de cualquier pueblo, hay que profundizar en su gastronomía. Esto no es diferente cuando visitas la isla de La Palma.

Nosotros pudimos disfrutar de la gastronomía palmera en dos lugares muy diferentes.

En el restaurante Chipi Chipi degustamos magníficas carnes a la parrilla, quesos, papas arrugadas con mojo y algún plato de cuchara que se agradeció en un día algo lluvioso. Además, el lugar presenta una especie de cavas – o cuevas – en las que puedes tener una reunión íntima y una fantástica terraza al aire libre, rodeada de vegetación. Todo estuvo de diez, incluido el gran servicio de los camareros.

De la carne pasamos al pescado y el marisco fresquísimo y de gran calidad en el restaurante La Gaviota, situado junto a las piscinas de La Fajana de Barlovento. Allí comimos congrio frito, ceviches, pescados crudos con salsa de soja y otras delicatessen mirando al bravo mar y las piscinas naturales.

Pata de pulpo a la brasa

Pata de pulpo a la brasa en La Gaviota. Foto © David Escribano

Y si te gusta el dulce, quizá deberías probar el bienmesabe, un postre cuyo principal ingrediente es la almendra molida.

5. Admirar los cielos estrellados

Los cielos de La Palma se encuentran entre los mejores del mundo para mirar las estrellas. Y no lo digo yo, lo dicen los expertos de la Fundación Starlight, de reconocido prestigio a nivel global.

En el año 2012, la Isla Bonita recibió la certificación de Reserva y Destino Turístico Starlight y sólo tuvo que esperar siete años más para alzarse con el galardón que la premiaba como el mejor destino de astroturismo del mundo. Ahí es nada.

Si quieres pasar una noche viendo las estrellas en la bóveda oscura que se cierne sobre La Palma, elige un día de luna nueva y despejado de nubes. Entonces será el momento ideal para acercarse al Observatorio de Roque de los Muchachos (situado a 2.400 msnm) y abrir mucho los ojos para no perderte nada. Allí, por encima del mar de nubes, se encuentra el complejo de telescopios más completo del viejo continente.

Quédate en silencio, abrígate bien y disfruta de uno de los espectáculos más bellos que nos puede regalar el Universo.

6. Visitar la zona cero del volcán Tajogaite, una de las mejores cosas que hacer en La Palma para entender su historia reciente

colada de lava y cráter en La Palma

Volcán Tajogaite. Foto © David Escribano

Nadie puede olvidar el desastre natural que ocurrió en La Palma hace un par de años. El 19 de septiembre de 2021 comenzó la erupción del volcán Tajogaite, también conocido con el nombre de Cumbre Vieja.

Durante 85 días, la lava fluyó por la ladera de las montañas, deslizándose para arrasar casas, tiendas, colegios, iglesias, carreteras, campos de cultivo y todo aquello que encontró en su camino hasta las aguas del océano.

El balance final fue de 3.000 edificaciones destruidas, 73 km de carreteras inutilizadas, 300 explotaciones agrícolas (1.219 hectáreas) arrasadas y un daño psicológico difícil de evaluar. Además, falleció un hombre por inhalación de gases tóxicos. En el lado contrario, este suceso despertó el sentimiento solidario de la sociedad española y fueron muchas las manos dispuestas a ayudar a gentes que lo habían perdido absolutamente todo.

Visitar el volcán Tajogaite casi dos años después, fue una experiencia intensa. Tras verlo tantas veces por televisión, me resultó un shock tenerlo delante, en piedra y magma.

La colada principal se presentaba como un alto muro infranqueable que lo teñía todo de colores oscuros. La vegetación que se salvó – pinos y arbustos, principalmente – daban la nota de color a un paisaje que bien podría haber servido para escenificar el Mordor de Tolkien.

colada volcán Tajogaite vista desde la distancia

Foto © David Escribano

A lo lejos, el cráter principal se veía como un ojo amenazador, cuya negrura era interrumpida por amarillos depósitos sulfurosos que aún humean.

Alrededor, palas, grúas y otros vehículos trabajan para reconstruir lo que se pueda. La vida, poco a poco, vuelve a brotar en una zona que sigue pareciendo un campo de devastación. Una demostración de la fuerza incontrolable de la naturaleza. Un recuerdo de, en el fondo, una belleza paisajística poderosa y estremecedora.

7. Realizar actividades náuticas en La Palma

Por último, si te gusta el mar, podrás elegir entre varias actividades náuticas que hacer en La Palma. Algunas de las mejores son:

 

5/5 - (1 voto)

TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *