Los mejores consejos para visitar el Cabo de Gata

Todos los secretos para disfrutar al máximo de uno de los paraísos naturales del sur de España

España

Casi en el extremo sureste de la península ibérica, en la provincia de Almería, un paraje natural se hace merecedor de recibir el apelativo de «paraíso terrenal«. Se trata del Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar. Este espacio natural protegido, tanto terrestre como marítimo, es uno de esos lugares que no puedes imaginar, por mucho que te hayan contado sobre él, hasta que lo experimentas en primera persona. Un sitio que te atrapa desde la primera visita y al que siempre desearás regresar. Su aspecto desértico, las calas vírgenes, el mar de distintos colores y lleno de vida, sus encantadores pueblos blancos, el palpable poder de la naturaleza… Es un todo que desprende una energía que embarga todos los sentidos del viajero. Si quieres disfrutarlo a fondo, y tras haber pasado una semana en él, aquí te dejo nuestros mejores consejos para visitar el Cabo de Gata.

Que conste, eso sí, que son consejos totalmente subjetivos y basados en nuestra experiencia. Como bien te comentamos en las anteriores líneas, es complicado saber cómo es el Cabo de Gata hasta que lo contemplas con tus propios ojos.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA ASEGURADO
El seguro de viajes de Iati incluye COVID-19 y cuarentena por contacto directo
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Esperamos que te sirvan de mucha ayuda y goces de este maravilloso lugar tanto, o más, que nosotros.

1. Cómo llegar al Cabo de Gata

consejos para visitar el Cabo de Gata

Cala del Plomo. Foto © David Escribano

Comenzamos nuestra lista de consejos para visitar el Cabo de Gata con uno de los más básicos: cómo llegar al lugar.

Nosotros, siendo de Alicante, pudimos viajar al Cabo de Gata en coche, llegando a nuestro destino en algo menos de 3 horas.

Sin embargo, si viajas desde más lejos, puede que tengas la suerte de poder volar al Aeropuerto de Almería (tiene vuelos con Madrid, Melilla, Sevilla, Palma de Mallorca, Bilbao, Barcelona y Valencia). Desde el aeropuerto estás a poco más de media hora en coche del Cabo de Gata, pudiendo alquilar uno en el mismo aeropuerto (es la mejor manera para moverte, luego, por el parque natural).

La opción del tren también existe, pero lo cierto es que las conexiones con Almería no son buenas (necesitarás unas 6 horas para llegar desde Madrid), y después necesitarás un coche para llegar a Cabo de Gata.

Lo mismo ocurre con el autobús. Llegar a Almería suele llevar muchas horas, pero sí que es cierto que desde su estación intermodal salen varios servicios diarios a algunas de las poblaciones del parque natural, como San José, Carboneras, Las Negras o Rodalquilar.

2. Cuándo es la mejor época para visitar el Cabo de Gata

Cortijo de El Fraile

Cortijo de El Fraile. Leyenda del cine. Foto © David Escribano

La mejor época para visitar el Cabo de Gata es a finales de mayo y primera quincena de junio, y la segunda quincena de septiembre (pudiendo alargarse a los primeros días de octubre si el tiempo acompaña).

Nosotros visitamos el Cabo de Gata durante la primera semana de junio y nos pareció un momento ideal para hacerlo, pues el calor ya comenzaba a notarse, pero no era extremo, y, además, la afluencia de turistas era aún baja (esto es algo a tener muy en cuenta en lugares tan turísticos como este).

En nuestra opinión, si tienes la opción, evitaría visitar el Cabo de Gata durante los meses de temporada alta: julio y agosto, tanto por la alta ocupación de playas, restaurantes y alojamientos, como por el intenso calor que se aposenta en la zona.

Si quieres disfrutar del lugar en total soledad, entonces puedes visitarlo en cualquier momento del otoño, el invierno o la primavera, porque siempre luce hermoso.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

3. Cuántos días dedicar al Cabo de Gata

Este es uno de los consejos más sencillos para visitar el Cabo de Gata: cuantos más días puedas dedicarle, mejor. Para ver las playas más conocidas, realizar una primera toma de contacto y disfrutar algo del lugar, necesitarás un mínimo de 3 días, pero cualquier cosa que no llegue a la semana de duración, seguro que te deja con un sabor de boca agridulce.

Ten en cuenta que, debido a que es un espacio protegido, las comunicaciones por carretera dentro del parque natural no son las mejores, teniendo que tomar, para llegar a los rincones más recónditos y hermosos, pistas de tierra y vericuetos increíbles. Esto hará que los traslados de un lugar a otro lleven su tiempo.

En cualquier caso, lo mejor es no estresarse y no intentar ver todo en un solo viaje. Si tan solo tienes 3 o 4 días, aprovéchalos al máximo, relájate y ya volverás en otra ocasión.

4. Dónde dormir en el Cabo de Gata

cortijo el campillo cabo de gata

Nuestra terraza en el Cortijo El Campillo del Cabo de Gata

Este es uno de los principales consejos para visitar el Cabo de Gata. El alojamiento es siempre importante, pues es el lugar al que llegas después de un día intenso y es fundamental que te sientas cómodo y relajado en él.

Existe un buen número de lugares románticos y preciosos donde alojarse en Cabo de Gata. Nosotros escogimos el cortijo El Campillo, y nos pareció un lugar de ensueño, tanto por su ubicación (nos daba la sensación de estar en medio de la nada), como por sus instalaciones y, sobre todo, sus encantadores dueños, Annika y Martin, cuya amabilidad y filosofía de vida nos cautivaron desde el primer momento. Allí establecimos nuestra base y puedes leer sobre nuestra experiencia en este completo artículo.

A la hora de buscar el hotel, cortijo, apartamento o casa donde dormir en el Cabo de Gata debes tener en cuenta su ubicación, siendo la mejor aquella que se encuentre o más cerca de las zonas que quieras visitar (si es específica y la tienes clara antes del viaje) o más centrada en el mismo, pudiendo llegar a todos los magníficos lugares del parque haciendo menos kilómetros.

Además, te aconsejo que te alojes fuera de los núcleos urbanos, donde podrás desconectar, relajarte y disfrutar de la naturaleza de una manera más auténtica.

En este completo artículo te dejamos diez buenos lugares en los que alojarte en el Cabo de Gata.

5. Cómo moverte por el Cabo de Gata

cortijo el campillo

Pistas de tierra en Cabo de Gata. Foto © David Escribano

Aquí no hay duda alguna: la mejor manera de moverte por el Cabo de Gata es en coche. Ya sea alquilado o propio. Eso sí, si es alquilado más vale que cojas un seguro a todo riesgo, pues tendrás que meter el vehículo por pistas de tierra y es posible que lo devuelvas algo perjudicado.

El transporte público es escaso y, aunque sí que conecta poblaciones principales del parque – como San José, Rodalquilar, Las Negras, Hortichuelas, Níjar o Cabo de Gata – no llega a los lugares más bellos.

6. Qué ver en el Cabo de Gata

Mejores playas Cabo de Gata

Cala de la Media Luna. Foto © David Escribano

Y ahora que ya te hemos dado buena parte de los más prácticos consejos para visitar el Cabo de Gata, toca hacer un pequeño esbozo de los mejores lugares que puedes ver en el parque natural. No nos extenderemos demasiados, pues haremos otro artículo dedicado exclusivamente a este tema.

Por supuesto, uno de los principales atractivos que ver en el Cabo de Gata son sus espectaculares playas y calas. Personalmente, prefiero estas últimas, pues son más pequeñas, con las aguas más limpias (aunque todo el mar que baña el litoral del parque es de una limpieza y claridad exquisitas) y suelen estar menos concurridas, en parte, por la dificultad de llegar a algunas de ellas.

Ya sea para tumbarte al sol y no hacer nada, pasear, bucear, jugar a las palas o practicar el senderismo para llegar a ellas, no te puedes perder playas como la de Los Genoveses, Mónsul o La Fabriquilla, y calas como la del Príncipe, Los Amarillos, Cala del Plomo o la Cala de la Media Luna.

Alejándote de la costa, también encontrarás fascinantes paisajes de aspecto desértico, compuestos por una bella flora y fauna, en los que te sentirás pequeño y tendrás la sensación de conectar con la naturaleza. En ellos encontrarás los restos de las heridas abiertas en las montañas por las antiguas minas de oro de la zona. La mayoría de ellas se hallan en las cercanías de la población de Rodalquilar, incluyendo las ruinas de abandonados pueblos mineros.

Si te gusta el cine, seguro que se te ponen los pelos de punta al visitar lugares en los que se rodaron escenas de películas tan célebres como ‘Indiana Jones y la Última Cruzada’ (Playa de Mónsul), ‘El bueno, el feo y el malo’ (Cortijo de El Fraile) y ‘Lawrence de Arabia’. Una ruta cinéfila es algo que no te puedes perder.

Además, también existen miradores (como el de La Amatista) desde los que contemplar, en toda su magnitud, la belleza de la costa del Cabo de Gata, con sus dramáticos acantilados, y un buen número de pequeños, y encantadores, pueblos de casas blancas donde, salvo durante el ajetreado verano, la vida parece suceder a otro ritmo. Níjar, Rodalquilar o San José son ejemplos de ello, pero Las Negras es el que, a pesar de los cambios de los últimos años, aún destila una atmósfera más hippie.

Sin embargo, si es la vida hippie lo que buscas, no dejes de visitar la Cala de San Pedro donde aún hay personas que viven todo el año en ese oasis de paz y verdor incrustado entre las paredes de imponentes y oscuros acantilados. Puedes llegar a la Cala de San Pedro por mar, desde Las Negras, o siguiendo un bello sendero labrado en la roca de los acantilados (el sendero comienza al pasar el pueblo de Las Negras).

7. Las mejores actividades que hacer en el Cabo de Gata

consejos para visitar el cabo de gata

Bucear en Cala del Plomo. Foto © David Escribano

Sí, hay mucha cosas que ver en Cabo de Gata, pero ¿Qué actividades puedes hacer? Pues, si eres una persona activa, vas a ponerte muy contento, pues las posibilidades son casi ilimitadas.

Las más comunes están relacionadas con las playas y calas: dorarte al sol y bucear. La primera no exige mucho esfuerzo, y para la segunda te doy uno de los mejores consejos para visitar el Cabo de Gata: no te olvides las gafas de bucear y el tubo en casa. No es necesario bajar muchos metros para admirar una preciosa vida submarina, por lo que la práctica del snorkel será más que suficiente. Eso sí, es algo que no puedes dejar de hacer. Aunque casi todo el litoral ofrece unos fondos marinos y una calidad del agua envidiables, Los Escullos, Cala de Enmedio y Cala de la Media Luna me parecieron puntos ideales para bucear. A la hora de elegir un lugar, debes tener en cuenta de dónde sopla el viento ese día, pues hay calas tanto en la zona de Levante como en la de Poniente.

Otras actividades que hacer en el Cabo de Gata son senderismo (hay decenas de senderos para llegar a calas escondidas y recorrer las montañas del interior), bicicleta de montaña, paseos a caballo (encontrarás varias alternativas en Agua Amarga y otros lugares), observación de aves (siendo Las Salinas del Cabo de Gata el mejor lugar para ello), actividades náuticas (desde paseo en velero hasta kayaking por la costa), talleres de observación de estrellas y parapente.

Por culpa de la extrema debilidad del viento, la tarde que íbamos a hacer parapente con nuestro amigo Martin, no pudimos volar. Sin embargo, Martin lo hace muchos días desde la pista de despegue cercana a Las Negras, habiendo otros puntos diseminados por el parque. Tiene que ser espectacular poder disfrutar de esa maravillosa naturaleza desde el cielo.

8. Dónde comer en el Cabo de Gata

Y dejo para el final de estos consejos para visitar el Cabo de Gata el del aspecto gastronómico. Aunque solíamos llevar bocadillos para poder pasar el día descubriendo calas y lugares que no contaban con servicios, durante las noches pudimos saborear algo de la estupenda gastronomía almeriense. Aquí, los pescados y mariscos son excelentes y a un precio muy asequible.

En nuestra memoria queda ese pequeño Bar La Plaza, que se encuentra en la plaza del minúsculo pueblo de Fernán Pérez. Un negocio familiar donde la encantadora Lola nos atendió maravillosamente bien, despachándonos tapas, montaditos y pescados riquísimos que nos parecieron a precio de saldo.

Oro y Luz (Rodalquilar), La Ola (Isleta del Moro) y 4 Nudos (San José) son otros muy buenos lugares donde comer en el Cabo de Gata.

9. Qué ropa y equipo llevar al Cabo de Gata

senderismo en Cabo de gata

Senderismo en Cabo de Gata. Foto © David Escribano

Otro importante consejo para visitar el Cabo de Gata es qué meter en la mochila. Bueno, esto dependerá de la época del año en la que vayas a realizar tu viaje.

Si ya aprieta el calor, nunca olvides la crema solar, una gorra o sombrero, calzado para caminar por senderos y calzado de playa, toalla y ropa, en general, ligera. Quizás algo de manga larga también iría bien, pues por la noche puede refrescar algo. Imprescindible el repelente de insectos.

Si viajas en una época algo más fría, pantalones de trekking y manga larga serán más necesarios. En cualquier momento del año, no puedes dejar de llevar equipo de buceo y un buen GPS (aunque sea en el móvil) para poder navegar por los muchos y bellos senderos que esconden los mejores secretos del Cabo de Gata.

 

5/5 - (1 voto)

TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *