Las 10 ciudades más baratas de Europa para viajar

Descubre las ciudades del Viejo continente con mejor relación calidad-precio

Google +TwitterFacebookWhatsApp

Está claro que a casi todos nos gustaría viajar por todo el mundo, visitar todas las ciudades sin excepciones. Pero salvo que te haya tocado la lotería, eso es un deseo que “cuesta” mucho cumplir. En el sentido más literal posible de la afirmación.

Viajar puede resultar muy caro, pero este blog lo componemos cuatro amigos expertos en el tema de viajar con la mochila por el mundo. De hecho, aunque ahora ya todos hemos cumplido los 40, aún algunos seguimos mochileando aquí y allá. Como mochileros, aprendimos a viajar con un presupuesto algo ajustado y conocemos trucos para estirar el dinero y abarcar más destinos.

Para ayudarte a disfrutar de Europa con poco dinero, te dejamos esta lista de las ciudades de Europa más baratas para viajar, o al menos a las que mayor rendimiento sacas a tus euros:

1. Cracovia, Polonia

cracovia desde castillo

Vistas a Cracovia desde el castillo

Dicen que la antigua capital de Polonia es una de las ciudades más bonitas, no solo de Polonia, sino de toda Europa. Aunque eso depende de gustos y siempre es muy discutible, lo que sí que ha sido cuantificado por la web Price of Travel, ha sido el coste medio de un día en Cracovia (teniendo en cuenta gastos de manutención y la visita a la ciudad).

Cracovia tiene un poco de todo. En su casco histórico encontrarás palacios, castillos, museos, antiguas casas y, entre ellos, bares, cafeterías, restaurantes y hostales baratos. Un dato importante: las pintas de cerveza no ceuestan más de 2€.

Un lugar de cuento que se cuenta entre las ciudades más baratas de Europa.

Presupuesto diario: 21€

2. Budapest, Hungría

Budapest © Machbel

Budapest © Machbel

Sobre la orilla del Danubio se encuentra otra de las capitales más baratas de Europa.

Budapest nace, en realidad, de la unión de dos ciudades: Buda y Pest. Lo cierto es que para elegir el nombre no se calentaron mucho la cabeza. Baños de aguas termales a precios muy asequibles; visitas y vistas gratuitas (como las que tienes desde la colina del castillo); menús y bebidas muy baratas… Budapest es un tesoro del que puedes disfrutar con un presupuesto diario tan bajo como 22,50€.

3. Cesky Krumlov, República Checa

Esta pequeña ciudad del sur de la República Checa se halla entre las ciudades más baratas de Europa. Lo cierto es que no tiene más de 14.000 habitantes y resurgió de sus cenizas tras décadas de abandono durante la época del comunismo. Ahora es uno de los puntos más románticos del mundo. Se encuentra cerca de un pequeño río y bajo un precioso castillo del siglo XIII.

A pesar de todos los bellos atributos de Cesky Krumlov, lo que más recordarás son sus precios bajos. Comidas en la plaza principal por menos de 4€,  cerveza local por poco más de 1€ y buenos hoteles

4. Estambul, Turquía

Haggia Sophia

La Basílica de Santa Sofía en Estambul

Estambul es mi capital favorita de toda Europa. La antigua Constantinopla tiene una mezcla entre Oriente y Occidente que no podrás encontrar en ningún otro lugar.

La visita a las imponentes mezquitas de Estambul (Santa Sofía, la Mezquita Azul, Ortaköy…), el crucero por el Bósforo, las interminables partidas de backgammon en las teterías, pasear por la concurrida y vibrante calle Istiklal, disfrutar del ambiente bohemio y las galerías de arte del barrio de Beyoglu, los baños turcos… Todo eso no tiene un coste elevado en una ciudad en la que tan solo paseando tu alma de viajero se sentirá más que colmada.

Además, tanto la comida como la bebida y el transporte son realmente baratos. El presupuesto diario para un viajero en Estambul puede rondar los 26€.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

5. Riga, Lituania

Riga

Riga

Pongo Riga, pero lo cierto es que las tres capitales de las Repúblicas Bálticas podrían encontrarse en esta lisa, así que la dejo como representante de Tallín y Vilna.

Las tres ciudades ofrecen muchas cosas por precios muy bajos. Tanto en Tallin como en Riga estuve durante el año 2007, cuando nos dio por seguir a La Roja en la fase de clasificación para la Euro 2008, cuando nadie daba un duro por el fútbol español. Casualidad o no, España sería luego campeona del torneo y comenzó su etapa dorada. Pues sí, aportamos nuestro granito de arena. ¡La copa no es de Iniesta, sino nuestra! Los cascos históricos de las tres capitales bálticas son realmente bonitos y (y esto te lo corroboro al 100%) son lugares en los que la fiesta nocturna te va a dejar impresionado.

Podrás disfrutar de todo lo que tienen para ofrecer por poco menos de 30€ diarios.

6. Praga, República Checa

Mercado Navidad Praga

Plaza de la Ciudad Vieja de Praga

Praga, la capital de República Checa, no es solo una de las ciudades más baratas de Europa sino también una de las más románticas.

El Puente de Carlos conecta con la Ciudad Vieja, presidida por el imponente Castillo de Praga. La plaza de Wenceslao, el Antiguo Ayuntamiento con el Reloj Astronómico, los bares con música en directo, la catedral de San Vito, las imponentes iglesias, el río, el Barrio Judío… Praga es una ciudad imperial. Cuando caminas por ella sientes el peso de los siglos en cada esquina.

Aunque los hoteles no son tan baratos, tienes una buena cantidad de hostales mucho más baratos. Comida y bebida tiene precios casi ridículos.

El presupuesto diario del viajero en Praga puede rondar los 34€.

7. Atenas, Grecia

Disfrutar de toda la grandeza y la Historia que atesora Atenas no tiene un coste muy elevado, unos 41€ diarios.

Visité Atenas justo en el momento en el que estallaba la famosa crisis económica en la que aún sigue inmersa parte del continente. La evolución del euro y el galopante desempleo griego no descolocó ni una sola de las piedras del famoso Partenón de Atenas. Tampoco hizo que se vaciaran las terrazas del Barrio de Plaka, siempre llenas de gente dispuesta a disfutar de la vida en el lugar en el que nació la democracia. La Plaza Syntagma, Monastiraki, el Templo de Zeus, el Museo Arqueológico Nacional, el Ágora, el Monte Licabeto…El listado de lugares que ver en Atenas es casi inacabable. No hay excusa para no visitarla, ahora que se encuentra entre una de las ciudades más baratas de Europa.

8. Lisboa, Portugal

La triste melodía de los fados resuena en las calles del Barrio de Alfama. En otro barrio, el Bairro Alto, es otra música la que toma los muchos bares de la zona de marcha lisboeta por excelencia.

Toma bacalao cocinado de cien formas distintas o los famosos pasteles de Belem, y disfruta de un buen vino portugués en las terrazas que pueblan el nuevo paseo junto al cauce del río Tajo. Visita el Monasterio de los Jerónimos, la Torre de Belén, la Plaza del Comercio o el Castillo de San Jorge. Lisboa es una ciudad fascinante que transmite una sensación de tiempos pasados. Cuando camines por ella no olvides que fue el corazón de una patria de navegantes y exploradores como pocas otras han existido (bien reflejado con el Monumento de los Descubridores).

Lisboa ofrece mucho por poco. Con unos 42€ diarios tendrás suficiente.

9. Brujas, Bélgica

Una de las ciudades con mejor relación calidad/precio de Europa parece sacada de algún cuento de los hermanos Grimm. Cuando visité Brujas, me pareció que tenía un halo de lugar de perennes vacaciones, con sus casas bajas de colores, las chocolaterías que endulzan cada esquina y sus bares donde sirven las mejores cervezas de Bélgica.

El actor Colin Farrell popularizó esta ciudad en la gran pantalla, pero seguro que él se gastó mucho más de los 50€ con los que puedes pasar un día en Bruselas.

10. Berlín, Alemania

Puerta de Brandeburgo Berlín

La puerta de Brandeburgo

Lo más normal es pensar que la capital de país más poderoso de Europa no se puede encontrar entre las ciudades más baratas de Europa. Pues es un error. Lo mismo me habían dicho a mí antes de visitarla hace 3 años. Pensaba que la gente exageraba cuando decían que podías vivir Berlín por muy poco dinero, pero estaban en lo cierto.

Berlín tiene un buen número de atracciones gratuitas, como algunos museos de su famosa Isla de los Museos, el de la Topografía del Terror (que te enseña los entresijos de la maquinaria nazi en el corazón de su Reich), el Monumento al Holocausto, parques e incluso la visita con audioguía a su famoso Bundestag.

Para comer, podrás elegir entre un gran número de restaurantes de todo tipo de cocinas del mundo. Un menú te puede costar unos 10€, pero una salchicha en un puesto de la calle sale por 1€ y un kebab por unos 3€ o 4€.

En cuanto al alojamiento, encontré un apartamento por 20€ la noche, pero hay hostales en los que puedes encontrar cama compartida por menos. En total, con unos 50€ al día.

 


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Las 10 ciudades más baratas de Europa para viajar
5 (100%) 1 voto

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *