Visita al castillo de Belmonte en Castilla-La Mancha

Google +TwitterFacebookWhatsApp

A poco más de una hora de trayecto desde Cuenca o desde Ciudad Real, el castillo de Belmonte es un experiencia de viaje ideal para contemplar un castillo casi en perfecto estado de conservación.

Considerado Bien de Interés Cultural, el castillo de Belmonte se levanta sobre el cerro de San Cristóbal y desde sus torreones ofrece unas vistas formidables al extenso paisaje manchego de campos labrados que lo rodea y algún molino de viento, estampa que no puede faltar en el corazón de la tierra de Quijote y Sancho.

Belmonte

Interior del castillo de Belmonte

En un principio, no teníamos previsto visitar el castillo de Belmonte en nuestros planes de viaje. Veníamos de Cuenca con la intención de pasar de largo y llegar directamente a Alcázar de San Juan. No obstante, la simple vista al lugar desde la carretera nos fascinó y decidimos hacer un alto en el camino.

El castillo se encuentra situado sobre una colina y ya de lejos sorprende ver el buen estado en que se encuentra. De hecho, se trata de uno de los castillos mejor conservados de toda España y, sin lugar a dudas, ofrece una experiencia muy real donde es muy fácil ponerse en la piel de alguno de nuestros ancestros medievales.

Cómo es la visita al Castillo de Belmonte

castillo belmonte

El castillo de Belmonte

El castillo ha sido restaurado desde hace poco (2010) y a lo largo de la fortificación veréis todo un conjunto de salas ambientadas con el estilo de la época.

Durante la visita podréis ver un audiovisual de unos 10 minutos de duración ideal para entrar en calor y situarse a nivel histórico en las dependencias del castillo. Asimismo, en la entrada os ofrecerán una audioguía con diferentes idiomas para que podamos realizar la visita al castillo por nuestra cuenta.

A pie de tierra encontramos diferentes habitaciones ambientadas en el medievo que dio pie a la construcción inicial del castillo. A medida que subimos al segundo nivel nos acercaremos en el tiempo y viajaremos al siglo XIX, la época de la emperatriz Eugenia de Montijo -esposa de Napoleón III- que financió una gran obra para restaurar el castillo.

Para finalizar la visita, podemos subir al torreón donde disfrutarás de espléndidas vistas a los extensos campos labrados de Castilla-La Mancha así como a un conjunto de molinos de viento y al pueblo de Belmonte.

Historia del Castillo de Belmonte

Vistas al pueblo de Belmonte desde lo alto de las torres del castillo

El castillo se construyó durante el siglo XV a cargo del primer Marqués de Villena con el objetivo de protegerse de las diferentes luchas internas que sucedían en el Reino de Castilla de la época.

Más adelante, el castillo cayó en desuso y con la llegada de la emperatriz Eugenia de Montijo -Eugenia de Guzmán- se realizó una fuerte inversión para devolverle su estado original con un estilo interior más ambientado a la época, finales del siglo XIX.

Apúntate a una excursión desde Cuenca para ver lo mejor de La Mancha en un día:

Con la caída del imperio francés, el castillo pasa a convertirse durante un tiempo en un monasterio de la mano de los dominicos franceses.

Durante el siglo XX el castillo de Belmonte ha pasado por varias restauraciones y actualmente es propiedad de la Casa Ducal de Peñaranda -descendientes de Eugenia de Guzmán-. Desde el 2010 el castillo está abierto al público.

Combates medievales en el castillo de Belmonte

Precioso atardecer en una rotonda con El Quijote y Sancho llegando a Belmonte

El castillo de Belmonte es un referente en combates medievales desde hace unos años. En el mismo castillo tuvo lugar el I Campeonato Mundial de Combate Medieval con una gran afluencia de público. Existen todo tipo de modalidades masculinas y femeninas que nos llevan a tiempos remotos con batallas en melé o duelos uno contra uno con escudo y espada incluidos.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Podréis ver más información al respecto en la página oficial del Castillo de Belmonte así como la posibilidad de celebrar bodas y otras actividades.

Para terminar la visita podéis bajar a la taberna del mismo castillo donde se puede disfrutar de un buen queso y vino de la tierra.

Horarios y precios de las entradas al Castillo de Belmonte

Horarios

Enero y FebreroMarzo y AbrilDe Mayo a 14 de septiembre: De 10 de la mañana a 2 de la tarde y de 4 a 8:30 de la tarde. Lunes cerrado excepto festivos.
De 15 de Septiembre a 31 de diciembre: De 10 de la mañana a 2 de la tarde y de 3:30 a 6:30 de la tarde. Lunes cerrado excepto festivos.

Precios

La tarifa general para adultos es de 9 euros. Los gGrupos a partir de 20 personas acceden por 7 euros y la tarifa reducida (niós de 5 a 12 años) es de 5 euros.

Cómo llegar al Castillo de Belmonte

Calle Eugenia de Montijo, s/n, 16640 Belmonte, Cuenca

Belmonte se encuentra a medio camino de la gran mayoría de capitales de Castilla-La Mancha por lo que su ubicación es una perfecta excusa para recorrer la ruta del Quijote así como otros enclaves turísticos de la zona.

Desde Cuenca: El Castillo de Belmonte se encuentra a poco más de una hora en coche siguiendo la N-420 desde Cuenca.
Desde Mota del Cuervo: Tras visitar los espectaculares molinos de viento en Mota del Cuervo podemos realizar un paseo en coche que en apenas 20 minutos nos dejarán en Belmonte.
Desde Aranjuez: Siguiendo la AP-36 llegaremos en poco más de una hora de coche a Belmonte.


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Visita al castillo de Belmonte en Castilla-La Mancha
4.5 (90%) 2 votos

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *