Trekking de Hellnar a Arnastapi, uno de los mejores paseos de Islandia

En tan solo 2,5 km se concentra una belleza sublime que surge de la combinación de océano y volcán

Islandia

El trekking entre Hellnar y Arnastapi, ambas poblaciones situadas en la parte sur de la península de Snaefellsnes, es una clara demostración de que no siempre es necesario realizar largas caminatas para descubrir lugares extraordinariamente bellos. En este caso, el recorrido no tiene más de 2,5 km, pero concentra tantas estampas paisajística inolvidables que lo que podría ser un paseo en el que sacas al perro y te vuelves a casa, se convierte en una experiencia sosegada que ha llegado a llevar hasta horas. Y es que la fuerza de la naturaleza en este tramo de costa islandesa es tal que atrapa a todos los viajeros. Tras trabajar como guía en la isla, no han sido pocas las personas que me han comentado que esa experiencia fue su mejor recuerdo de Islandia. Si tú también te quieres enamorar de este rincón islandés, atento a los consejos que te doy para visitarlo.

Siguiéndolos, podrás disfrutar de las fascinantes composiciones que forman aquí las bravas aguas del océano y formaciones de lava que alcanzaron la costa hace miles de años. La vegetación y las aves acuáticas hacen el resto y rematan el cuadro. Y todo ello en un paseo que se encuentra al alcance de cualquiera que pueda calzarse unas zapatillas y salir a caminar algo más de un par de kilómetros por un terreno prácticamente llano. Se puede hacer incluso con niños pequeños, siempre vigilando, eso sí, que no se acerquen demasiado a los bordes de los acantilados.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA BIEN ASEGURADO
Nosotros viajamos con IATI, que tiene las mejores coberturas COVID en viaje y de anulación
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Si no os queréis complicar la vida, aquí podéis reservar directamente vuestra excursión al Parque Nacional de Snaefellsnes desde Reikiavik:

Cómo llegar a las poblaciones de Hellnar y Arnastapi

trekking hellnar arnastapi

El arco cercano a Hellnar. Foto (c) David Escribano

Hellnar y Arnastapi son dos minúsculas localidades que se encuentran en la costa sur de la península de Snaefellsnes, formando parte del parque nacional homónimo.

Como ocurre en prácticamente toda Islandia, la mejor manera de llegar a cualquiera de las dos – ya que el paseo es lineal y se puede realizar en ambos sentidos – es conduciendo tu propio vehículo de alquiler.

Si conduces desde Reikiavik, tendrás unas 2 horas y media hasta cualquiera de los dos puntos de salida. La carretera es decente, tomando la 1 (principal carretera que rodea la isla) primero y la 54 a partir de Borgarnes. Si partes desde esta última ciudad (la de mayor tamaño en la zona), tan solo tendrás 1 hora y media de camino.

Aquellos que vengan del norte de Islandia y hayan viajado en ferry hasta la población portuaria de Stykkishólmur (o Stykkishhólmbaer), tan solo tendrán que conducir una hora a través de la península de Snaefellsnes para alcanzar el punto de inicio del trekking de Hellnar a Arnastapi.

Por último, la opción más sencilla es tomar una de las excursiones guiadas por el Parque Nacional de Snaefellsnes que parten de Reikiavik.

El trekking de Hellnar a Arnastapi

Foto ® David Escribano

Como os he comentado anteriormente, este paseo puede realizar en ambos sentidos, pero yo os lo voy a relatar como lo he hecho yo durante todo el verano: desde Hellnar a Arnastapi. Eso sí, debes tener en cuenta que es un recorrido lineal, por lo que tendrás que regresar por el mismo camino salvo que tengas otro vehículo esperándote en el extremo opuesto del recorrido.

EXCURSIONES POR ISLANDIA CON GUÍA EN ESPAÑOL
Aprovecha tu tiempo en Islandia al máximo con alguna de las siguientes excursiones con guía en español y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Trekking por el glaciar Vatnajökull
  2. Excursión a Landmannalaugar
  3. Ruta del Círculo de Oro
  4. Tour de la Aurora Boreal
  5. Glaciares y cascadas de la costa sur de Islandia
  6. Excursión a la Laguna Azul
  7. Trekking al volcán Geldingadalur desde Reikiavik
  8. Excursión a Snaefellness desde Reikiavik
  9. Otras magníficas excursiones en Islandia

Características técnicas del trekking de Hellnar a Arnastapi

Estas son las características técnicas del trekking de Hellnar a Arnastapi:

  • Distancia: 2,5 km (5 km si se realiza ida y vuelta).
  • Tipo de trekking: lineal.
  • Dificultad: fácil.
  • Tiempo de realización: 40 minutos sin detenerse. Sin embargo, lo habitual es completarlo en cerca de hora y media para disfrutar al máximo de las vistas y tomar fotos.
  • Tipo de suelo: aunque no se trata de una caminata técnica, conviene llevar un tipo de calzado de trekking que sujete bien el tobillo, pues hay tramos en los que el terreno es muy irregular al estar formado por piedras volcánicas. Otros tramos están cubiertos por una pasarela de madera, siendo las partes más estables.
  • Mejor época del año: como para casi todo en Islandia, el verano es la mejor época del año para realizar el trekking entre Hellnar y Arnastapi. Igualmente, el clima islandés es impredecible y siempre debes llevar a mano un buen chubasquero y ropa de abrigo. Al encontrarse junto al mar y totalmente expuesto, el sendero puede ser barrido por el viento y la lluvia si el tiempo empeora.

Comenzando la caminata en Hellnar

Gatklettur, la Roca del Arco. Foto ® David Escribano

Dejamos la furgoneta en el pequeño aparcamiento de Hellnar y nos asomamos al mirador para contemplar el mar y el primer gran arco de roca basáltica, totalmente cubierta de verde vegetación, que aparece anclado al mar. Esa primera imagen ya te da una idea de la magnitud de la belleza que te vas a encontrar en el resto de la ruta entre Hellnar y Arnastapi.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

La población de Hellnar siempre parece adormecida, salvo por los turistas que vienen a hacer la caminata o a tomarse algo en el café Fjöruhúsid, donde las tartas caseras saben mucho mejor gracias a las estupendas vistas que regala su privilegiada terraza sobre el mar, los acantilados y el verde. Aquí encontrarás a muchos caminantes que ya han realizado el circuito de ida y vuelta o vienen de Arnastapi y disfrutan de un placentero break antes de iniciar el regreso.

Hay documentos (el más antiguo fechado en 1560) que constatan que Hellnar fue uno de los puertos pesqueros más importantes de la península Snæfellsnes.

En el año 1703 vivían aquí 194 personas, más todos los temporeros que acudían a la llamada de la ventana de pesca. En total, había 38 edificios de algún tipo en Hellnar con varias funciones: granjas, alojamientos para trabajadores temporeros y estructuras relacionadas con la pesca.

El inflexible paso del tiempo ha hecho que ahora en Hellnar solo sea reseñable el hotel, un restaurante y la cafetería Fjöruhúsið.

El Centro de Visitantes del Parque Nacional del Glaciar Snæfellsjökull solía estar ubicado aquí, pero en el verano de 2016 fue trasladado a Malarrif, frente al faro situado al oeste de Hellnar.

La caminata comienza aquí con un descenso a la rocosa playa que da al gran arco (llamado Valasnös) sobre el que vuelan centenares de fulmares en casi todo momento, son sus chillidos tan parecidos al de las gaviotas. Es una de las fotos más codiciadas de la ruta, aunque al finalizar la misma es muy complicado elegir entre las decenas que has tomado.

Después, regresas a la rampa de madera para iniciar un corto ascenso que te lleva al nivel superior de los pequeños acantilados.

Caminando junto a los acantilados

trekking de Hellnar a Arnastapi

Foto ® David Escribano

A partir de aquí la ruta se hace lineal, pasando por una sucesión espectacular de acantilados formados por roca basáltica, que nos cuenta el pasado volcánico de una zona que tiene en el gran volcán Snaefellsjökull al gigante, cubierto por un glaciar, que inspiró a Julio Verne en su ‘Viaje al Centro de la Tierra’. Y es que en la novela esa es la puerta de entrada al corazón de nuestro planeta.

Dependiendo del día, el agua del océano puede golpear con bravura la base de los acantilados, como queriendo cobrarse una deuda que se remontara a los tiempos en los que Islandia estaba poblada tan solo por seres mitológicos, o puede lamer, con cierto respeto, el oscuro basalto de esos cimientos que parecen indestructibles.

Las aves, ajenas a todo ello, revolotearán en cualquier caso.

El color del mar es aquí variable, con una miríada de tonos azules y verdes que cambian según incida la luz solar. Aunque es cierto que estos paisajes lucen hermosos siempre, no lo es menos que alcanzan su máximo esplendor en las jornadas soleadas. Esos días, los verdes, azules, marrones, grises, rojos y negros brillan con un fulgor especial.

Llegando a Arnastapi

Casas en Arnastapi. Foto ® David Escribano

Así, casi sin darte cuenta, llegarás a los espectaculares arcos que se encuentran en las inmediaciones de Arnastapi, una villa algo más vibrante que Hellnar y que es custodiada por la impresionante mole del Monte Stapafell, otro volcán que lleva largo tiempo dormido.

En este tramo, los arcos basálticos (entre los que destaca Gatklettur, la Roca del Arco) se combinarán con pequeñas calas de arenas doradas que parecen invitar a un baño en unas aguas que, sin embargo, están a temperaturas gélidas. Alrededor, y ya cerca del final de la ruta, bonitas casas de campo salpican el verde del césped junto a una gran laguna. Son, en su mayoría, casas de veraneo. Segundas residencias de gente acomodada de Reikiavik. Sea como fuere, forman un perfecto collage fotográfico junto al Monte Stapafell y el resto del paisaje.

Justo antes, la escultura de piedra de Bárdur Snaefellsás, una especie de medio troll cuya madre era humana y que colonizó esta zona en el siglo IX, saluda a los caminantes.

En la meta, el pequeño puerto de Arnastapi ofrece otro mirador al mar y una costa en la que las cascadas se derraman por doquier hacia el mar, como el llanto de una tierra que ha padecido la dureza, pero también la felicidad. Un final ideal para el trekking de Hellnar a Arnastapi, una de las caminatas más bellas y sencillas que puedes hacer en Islandia.

 

5/5 - (1 voto)

TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.