Consejos para viajar en coche por Europa (Francia, Alemania y Austria)

Experiencia y recorrido de un viaje por carretera de casi 3000 kilómetros desde Granada a Viena

Consejos G+TFW

A finales de septiembre arrancó esta pequeña gran aventura que nos llevó a viajar en coche por una buena parte del centro de Europa. Desde Granada a Viena nos separaban carreteras de todos los colores, paisajes de lo más variados y ciudades con un largo legado histórico.

Unos 3000 kilómetros de viaje en coche cruzando España, Francia, Alemania y Austria que tratamos de cubrir en una semana de viaje en coche.

Iniciamos nuestra ruta en coche partiendo de Granada y pusimos rumbo al País Vasco. Fue una ruta agradable sin muchas cosas que resaltar. Eso sí, no dudamos en evitar las radiales de Madrid a toda costa.

Al día siguiente, bien pronto por la mañana, partimos con el objetivo de recorrer la parte este de la costa del País Vasco y por la tarde llegamos a Burdeos.

Presta atención a las largas colas en la frontera francesa

En ocasiones, cruzar la frontera francesa te puede llevar el día entero. Para evitar largas colas, os recomiendo cruzar la frontera a la hora de comer ya que los gendarmes también comen y antes de llegar, consultad el estado del tráfico a través de la página oficial del Departamento de Seguridad del Gobierno Vasco.

Si existen grandes retenciones lo mejor es salir de la autopista en el peaje de Irún y cruzar la frontera ya sea por Hendaya o por Behobia.

Los peajes en Francia no aceptan tarjeta de débito

El Espejo de Agua en Burdeos

Una vez en Francia es necesario tener en cuenta que en las autopistas francesas todavía se usan las cabinas de peaje. Es muy importante recordar que solo aceptan metálico o tarjetas de crédito. Las tarjeta de débido como la Visa Electron no sirven.

Y por cierto, salvo en las salidas más frecuentadas, no encontrarás personal trabajando en las cabinas, por lo que si cometes el error de intentar pagar con una tarjeta de débito tendrás que esperar y esperar hasta que venga alguien a ayudarte.

Intenta llevar metálico cuando viajes en coche, nunca sabes cuando será tu única opción.

En Burdeos realizamos una pequeña parada en el centro y decidimos aparcar lo más cerca posible. Lo hicimos en Gare Saint-Jean-Tauzia que estaba bien de precio, a unos 3 euros por 2 horas de estacionamiento.

Aprovechamos para mover las piernas y explorar un poquito la ciudad paseando por la orilla del río.

Burdeos es una ciudad muy bonita. Creo que es hora de que deje de arrastrar el apodo de “La Bella Durmiente” (en referencia a su centro histórico y sus monumentos que antes no estaban suficientemente resaltados) y pase a llamarse “la perla de Aquitania” por el conjunto urbano excepcional que representa.

Al día siguiente pusimos rumbo a Volesvres, un pueblo en el interior de la Borgoña. Antes de llegar decidimos realizar una parara en Paray-Le- Monial.

Las gasolineras en Francia y la libertad de precios

Respecto a las gasolineras en Francia, al contrario que en España, la libertad de precios es una realidad palpable y las diferencias entre gasolineras pueden llegar a ser muy grandes. Así que nosotros salíamos de la autopista (cuyas gasolineras son más caras) e intentábamos ir a supermercados o pueblos donde erán más baratas.

Durante todo el recorrido echamos mano de la aplicación de VíaMichelin. Tras la experiencia se convirtió en una de nuestras apps favoritas para viajar en coche ya que avisa de los límites de velocidad, el precio de cada ruta o la ubicación de las gasolineras. Una app muy completa.

Cómo son las autopistas en Alemania

Al día siguiente nos despertamos bien pronto ya que teníamos casi 800 km por delante. Era hora de dejar atrás Francia y adentrarnos en Alemania.

Las autopistas en Alemania son gratuitas y no tienen límite de velocidad. Además, en las zonas muy concurridas obligan a los camiones a ir en hilera, despacito y por el carril de la derecha. Nosotros pasamos casi todo el día en la carretera ya que además de que era el día más largo al volante había retenciones.

Nuestro objetivo era llegar a Múnich antes del día 30 ya que íbamos a ir con unos amigos al Oktoberfest por lo que nos limitamos a conducir y parar en una estación de servicios para comer algo hasta que llegamos a Augsburgo.

Atención:Si queréis circular por las ciudades grandes de Alemania como Berlín, Colonia o Hannover. Para entrar en ellas en coche es necesario llevar puesta la pegatina de Umweltzonen -relacionada con los niveles de bajas emisiones de contaminación- y por lo que me han dicho sólo te sirven las pegatinas expedidas por Alemania.

Antes de viajar mirar si lo necesitáis y si es así informaros bien.

Las gasolineras en Alemania son de autoservicio

La mayoría de las gasolineras (Tankstellen) son de autoservicio y las formas de pago son como en España, con dinero o tarjeta de crédito. Normalmente si pagas con tarjeta primero te cobran el máximo (más o menos 100 euros) y luego (en menos de una semana) te devuelven lo que no hayas usado. También pasa en algunas gasolineras de Francia y Austria.

El 30 por la mañana me puse el Dirndl (el traje tradicional bávaro) y nos fuimos al Oktoberfest. Si alguien necesita algún consejo de cómo llegar a Munich o cuando es la mejor época para ir al Oktoberfest ya sabéis que podéis preguntarme cualquier cosa.

La Vignette: imprescindible para conducir en Austria y otros países europeos

Celebrando el Oktoberfest en Munich

Después de descansar lo suficiente (o eso creíamos) cogimos el coche por última vez. Ya estábamos cerca de nuestra ansiada Viena.

Es muy importante tener en cuenta que algunos países de Europa no tienen peajes como en España y es necesario comprar “vignette” para circular por sus autopistas antes o justamente después de entrar al país. Suelen estar esperando a los turistas desorientados.

Austria es un ejemplo pero el uso de la vignette también lo encontraréis en otros países de Europa como en La República Checa, Hungría, Bulgaria, Moldavia, Montenegro, Eslovaquia, Eslovenia, Suiza y Rumanía.

Existen distintas modalidades como las vignettes con vigencia para una semana, 10 días, un mes, dos meses, un año, etc. Dependiendo del país por el que vayamos a conducir como la duración del viaje, el como el precio son distintos pero una vez que tengas la viñeta de ese país puedes conducir sin problemas (salvo algunos tramos donde hay algún peaje especial).

Estas pegatinas se venden en gasolineras (también se pueden comprar online) que están cerca de la frontera. En la mayoría de los casos las gasolineras tienen un gran cartel donde pone que son punto de venta de las vignette’s.

Algunos consejos adicionales para conducir por Francia y Alemania

En Francia:

  • Intentad cruzar la frontera al mediodía para evitar atascos.
  • Llevad dinero en metálico o visa de crédito para pagar los peajes en las autopistas.
  • Buscad supermercados con gasolinera porque son mucho más baratas (esto sirve casi en todos los países).

En Alemania:

  • No os asustéis porque os cobren 100 euros en la gasolinera, ya os devolverán el dinero y disfrutad de no tener límites de velocidad.
  • Aseguraros de cumplir con la ley medioambiental/contaminación (comprar la pegatina Umweltzonen si cruzáis grandes ciudades)
  • Si vais a un país que usa viñeta, recordad comprarlo antes o inmediatamente después de cruzar.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:


Consejos para viajar en coche por Europa (Francia, Alemania y Austria)
5 (100%) 1 voto

Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *