Ruta del Barranco del Infierno en el Vall de Laguar (Alicante)

Descubre, en la provincia de Alicante, el lugar conocido como la catedral del senderismo

España

Durante siglos, los hombres se han esforzado como auténticas bestias para levantar enormes y recargadas catedrales que lucieran hermosas y magnificentes a los ojos de Dios. Sin embargo, la Madre Naturaleza no rinde pleitesía a nadie y crea sus obras a su antojo, sin sentir esa necesidad de impresionar o agradar. De la colaboración de ambos, hombre y naturaleza, en la parte norte del interior de la provincia de Alicante existe una de las mejores rutas senderistas de la Comunidad Valenciana: la ruta del Barranco del Infierno en el Vall de Laguar. Además, se le dio el sobrenombre de “La Catedral del Senderismo”.

La ruta discurre por el barranco labrado gracias a la erosión que las aguas del río Girona han ido creando a lo largo de milenios. Por este desfiladero está marcada la ruta del sendero PR-CV 147, más conocida por el nombre del Barranco del Infierno.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA ASEGURADO
El seguro de viajes de Iati incluye COVID-19 y cuarentena por contacto directo
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Se trata de una senda preciosa, pero tengo que dejar claro de que es bastante exigente. Nosotros hicimos el recorrido circular, de unos 14-15 km, y al día siguiente amanecimos con unas agujetas importantes en los gemelos. La falta de costumbre de subir y bajar desniveles importantes. Sin embargo, mereció absolutamente la pena. ¿Quieres saber la razón?

Por qué la llaman la Catedral del Senderismo

ruta barranco del infierno Alicante

Foto © David Escribano

A la ruta del Barranco del Infierno le han dado el apelativo de “La Catedral del Senderismo” porque durante la travesía tendrás que subir o bajar un total de más de 6.700 escalones. De ahí que se nos cargaran los gemelos de manera importante.

Un poco de historia sobre el Vall de Laguar

Es curioso que se le conozca como “La Catedral del Senderismo” a una ruta que discurre por un barranco en el que se ocultaron los últimos moriscos que se resistieron a ser expulsados de la Comunidad Valenciana tras el edicto que, en 1609, redactó el rey Felipe III.

Aquellos moriscos decidieron huir a las montañas, intentando sobrevivir en lugares tan inaccesibles que a los cristianos les fuera complicado acceder a ellos. Así, construyeron bancales en el valle, y también los escalones que te encontrarás en la senda.

Sin embargo, finalmente fueron acorralados y masacrados en Serra del Cavall Verd en un sangriento y cruel episodio que llegó a ser un genocidio. Quizá las almas de aquellos moriscos no han abandonados las cuevas, los antiguos bancales y los senderos de esta zona, y por eso se conservan tan bellos.

Cómo llegar al inicio de la ruta del Barranco del Infierno en Alicante

Foto © David Escribano

Como ya te hemos comentado, la ruta del Barranco del Infierno se encuentra en el bellísimo valle de Laguar (La Vall de Laguar en valenciano) alicantino. El municipio de La Vall de Laguar está compuesto por tres pequeños pueblos: Benimaurell, Campell y Fleix.

Para llegar al punto de inicio de la ruta del Barranco del Infierno, nosotros condujimos desde el centro de Alicante al aparcamiento que se encuentra justo a las afueras de Fleix (no tiene pérdida, pues el pueblo es pequeño). El viaje lleva una hora y cuarto, aproximadamente, y no te aconsejo que busques una manera de hacerlo en transporte público, pues dudo mucho que exista una que no te lleve largas horas y esperas.

El viaje por carretera es sencillo y aburrido mientras discurre por la autovía AP-7, pero al abandonarla y comenzar a tomar carreteras comarcales, aparecieron los colores de la primavera por todos lados. Bancales de naranjos, limones y olivos. Parches de campo cubierto por la típica vegetación mediterránea. Una alegría para la vista antes de encontrar las maravillas que nos esperaban durante el trekking.

Desde el aparcamiento de Fleix solo hay que caminar unos metros por la misma carretera por la que te dirigías en dirección a Benimaurell y, tras pasar un antiguo lavadero, verás una señal que indica que el camino PR-CV 147 comienza, en pronunciada pendiente descendente, a tu derecha.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

Detalles técnicos de la ruta del Barranco del Infierno en la Vall de Laguar

Esta es la ficha técnica de la ruta del Barranco del Infierno en Alicante:

  • Distancia: unos 15 km.
  • Tipo de ruta: circular.
  • Desnivel: +800 metros.
  • Dificultad: media-alta.
  • Tiempo estimado en ruta: unas 5-7 (nosotros la hicimos en 6 contando paradas para tomar algo de fruta, fotos y comer un bocadillo).
  • Sendero señalizado: PR-CV 147.

Experiencia realizando la ruta del Barranco del Infierno en Alicante

Esta es una de esas rutas de las que siempre habíamos oído hablar, pero nunca encontrábamos el momento correcto para hacerla. Finalmente, por fin la pasada primavera conseguimos cuadrar agendas y embarcarnos en esta preciosa senda que tan buen sabor de boca nos dejó.

Nos salió un precioso día de marzo, con ese sol alicantino que calienta y da alegría, pero que en esta época del año aún no sofoca y apenas quema. Por eso decidimos no salir demasiado pronto de casa y llegamos al aparcamiento de las afueras de Fleix cuando el reloj ya marcaba las 11.30 de la mañana.

Comienzo de la ruta

Foto © David Escribano

Caminamos un poco por la carretera y enseguida nos encontramos el viejo lavadero, al que hicimos algunas fotos antes de proseguir unos metros más y toparnos con el cartel que indicaba que allí descendía el PR-CV 147 hacia el fondo del desfiladero.

Todo estaba cubierto de verde, pues el mes de febrero había sido muy generoso en lluvias en esta parte de la provincia alicantina. Los típicos arbustos mediterráneos se entremezclaban con los pinos y con los tonos grises y ocres de las rocas que forman la cabecera del Barranc del Salt, por el cual nos internamos tras pasar un bellísimo y curioso paso agujereado en la roca: el Forat de la Juvea.

Al pasar del otro lado, enseguida buscamos con la mirada el salto de agua por el que es famoso el Salt, pero, lamentablemente, no estaba ahí. Y es que esa cascada natural que posee una caída de 65 metros es un fenómeno que solo aparece justo después de las lluvias realmente torrenciales.

El cauce del río Girona y primera subida del día

Foto © David Escribano

Con la esperanza de verla en la próxima ocasión, continuamos descendiendo escalones hacia el fondo del barranco para llegar al lecho del río Girona, que estaba totalmente seco, y en el que caminamos sobre grandes guijarros. Ahí aprovechamos para beber algo de agua antes de emprender la primera subida del día.

El sol ya se encontraba alto cuando la iniciamos, haciendo que comenzáramos a sudar. Al principio, subíamos los escalones de piedra casi de dos en dos, frescos como estábamos. Sin embargo, tras un rato, ya comenzamos a parar de vez en cuando para tomar aire y admirar las maravillosas vistas. Y es que, nunca hay que olvidar que hay que salir a la montaña para disfrutar, no para sufrir.

Finalmente, conseguimos acabar el ascenso llegando a una pequeña explanada cubierta por hierba y árboles en la que se encontraba una bonita casa de campo. Ahí, entre la casa y una pista asfaltada, aprovechamos para tomar aire y algo de fruta.

Segundo descenso hacia la Font de Reinós

Foto © David Escribano

Comenzamos a descender de nuevo enfrascados en nuestra charla y felicitándonos por nuestra buena decisión de haber realizado la excursión entre semana, pues tan solo nos habíamos cruzado con dos personas en todo el día.

Y es que, era una auténtica pasada tener esta naturaleza tan histórica y exuberante para nosotros solos.

Esta nueva bajada la afrontamos, de nuevo, con tranquilidad, intentando no cargar las rodillas y disfrutando del paisajes de espeluznantes y verticales paredes rocosas, vegetación y un cielo azul intenso enmarcándolo todo. No nos costó mucho llegar al fondo del Barranco del Infierno. Aunque la perspectiva de una nueva subida nos comía algo la moral, sabíamos que el ascenso anterior estaba considerado como el más duro de todo el recorrido. Así que, bebimos algo de agua y comenzamos a subir escalones.

Comida en los Juvees de d’Alt

Y era cierto, pues esta vez nos costó menos subir y en unos minutos estábamos ya comiendo nuestros bien ganados bocadillos junto a un viejo aljibe en ruinas, que estaba custodiado por unas cuantas casas que también habían vivido tiempos mejores.

Desde el lugar se tenían unas vistas impresionantes y nos preguntamos por qué se abandonarían aquellas casas de piedra ubicadas en un sitio tan bello.

Junto a nosotros, un grupo de chavales que venía en sentido contrario, también apuraba sus sándwiches antes de continuar la marcha.

El esfuerzo final

Foto © David Escribano

Comenzaba a caer la tarde cuando nos pusimos a caminar de nuevo, bajando por tercera vez en el día. En esta ocasión, nos dirigíamos al fondo del Barranc de Racons. Aquí, los escalones de piedra de la catedral del senderismo lucían más claros y menos deteriorados, así como también se podían adivinar las piedras que delimitaban las terrazas de cultivo creadas por los moriscos sublevados. Se encogía un poco el corazón al pensar en el trágico final que sufrieron, quizás sobres esas mismas piedras que estábamos pisando.

El último ascenso, ya por la otra cara, nos regaló algunos miradores espectaculares. Sobre todo uno, ya casi al final de la subida, desde el que pudimos contemplar el barranco, las montañas cercanas y, frente a nosotros y a lo lejos, el mar y una sierra del Montgó que se recortaba preciosa contra el cielo violeta del atardecer.

Final de ruta

ruta del barranco del infierno Alicante

Vistas del Montgó y el Mar. Foto © David Escribano

Llegamos al área recreativa de la Font dels Olbis e iniciamos el pequeño descenso hacia el casco urbano de Benimaurell – donde vimos una pequeña iglesia – y, tras pasar por varios campos de cítricos y algunas casas de campo, al aparcamiento de Fleix.

Concluíamos así una ruta maravillosa que no había dejado muchas imágenes que nunca olvidaríamos. Recorriendo la ruta del Barranco del Infierno en Alicante, nos sentimos en contacto directo con la naturaleza y la historia. Fuimos unos feligreses más que felices en la catedral del senderismo.

Cuándo es la mejor época para hacer la ruta del Barranco del Infierno en Alicante

Sin lugar a dudas, la primavera es la mejor época para hacer la ruta del Barranco del Infierno en Alicante. La vegetación lucirá más bella, los días algo más largos que en invierno y no sufrirás el asfixiante calor del verano alicantino. La segunda mejor opción: otoño.

Qué llevar al trekking del Barranco del Infierno en Alicante

En cuanto al equipo, nada especial al no ser una ruta técnica: pantalones de trekking (largos o cortos, más gruesos o más finos, dependiendo del momento del año en el que hagas la ruta), bastones de trekking (opcionales, pero pueden resultar muy útiles por el perfil de subidas y bajadas), gorra o sombrero, protector solar, gafas de sol, zapatillas o botas de senderismo, agua y alimentos. Tampoco está mal llevar un chubasquero fino, por si el tiempo cambia durante el día.

Si vas a realizar actividades de escalada, barranquismo o vías ferratas (los tres muy populares en la zona) necesitarás todo el equipo técnico adecuado.


TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *