Visita a Lecce: el secreto mejor guardado de Italia

Google +TwitterFacebook
piazza-duomo-lecce

La piazza del Duomo en Lecce

Cuento con la palma de la mano a los viajeros que conozco personalmente y han visitado la ciudad de Lecce en la región italiana de Puglia. Todos ellos coinciden en que fue una verdadera sorpresa y no puedo hacer otra cosa y unirme a ellos en su apreciación.

Verdaderamente, la visita a Lecce durante nuestro periplo por el sur de Italia me sorprendió como pocas ciudades europeas podrían hacerlo a estas alturas. La también llamada Florencia barroca desborda por la multitud de palacios, iglesias y fachadas que bellamente decoran sus calles impolutas, tan limpias que sorprende el contraste que eso genera al compararla con su vecina Campaña y su capital, Nápoles en cabeza. En efecto, la región de calle-lecce-pugliaPuglia en general guarda un cuidado especial en mantener sus calles limpias, y eso cambia por completo cuando nos vamos del tacón a la punta de la bota italiana.

Nos instalamos en un Bed & Breakfast en régimen independiente a escasos 50 metros de la plaza del Duomo de Lecce. Dormimos un par de noches y nos salió por apenas 50 euros la noche con desayuno incluido. Daniela, la propietaria del B&B Corte dei Romiti sólamente irrumpió para darnos las llaves y traernos el desayuno por las mañanas. En su interior encontramos un espacioso apartamento limpio y con una antigua cocina que a efectos prácticos parecía pedir un galería de fotos gracias a su look fotogénico que a ser usada por su cometido.

Con el desayuno, un sencillo continental, tuvimos suficiente para disfrutar de Lecce por cuyas calles del centro paseamos horas durante nuestros tres días en la ciudad. Es una delicia pasear por un centro histórico cerrado al tráfico y deambular sin el ruido ni la contaminación visual de los coches.

Lee:
Visita a Arles: romanos, toros y Van Gogh

El barroco de Lecce está cargado de escenas, animales y figuras a lo largo de las fachadas que encontramos por el casco viejo.

duomo-lecce-piazza

Niñoscorriendo por la piazza del Duomo de Lecce

La Plaza del Duomo

En pocas ocasiones he llegado a una plaza y me he asombrado de tal manera. Fue por la noche cuando la vi por primera vez, justo tras instalarnos en Lecce y conservo el vivo recuerdo de ese momento. Cuando entramos en la plaza apenas había un par de parejas merodeando por ella.

La piazza del Duomo en Lecce comprende una enorme extensión rodeada de diferentes edificios que no parecen seguir un orden preestablecido. Ella misma parece un escenario de teatro, da la sensación como si uno fuera un actor de épocas remotas y se adentrara en el corazón de la lírica arquitectónica.

El Duomo se levanta a la izquierda, enfrente lo hace el palacio episcopal y a vuestra derecha el Museo Diocesano. La bella decoración de tonos pálidos y una luna creciente en la oscuridad de la noche ofrecía una atmósfera especial que nos acercó más al sentido final de semejante creación.

iglesia-santa-croce-lecce

La regargadísima iglesia de Santa Croce en Lecce

La iglesia de Santa Croce

Según las guías de viaje, la Santa Croce es una de las maravillas que no podemos perdernos en Lecce. Fue una pena encontrar la iglesia más recargada del barroco italiano en reformas. Incluso con los andamios de por medio, me quedé contemplando su sorprendente fachada creada por Guiseppe Zimbalo durante el siglo XVII con centenares de ángeles, santos, demonios y otras figuras bíblicas.

plaza-oronzo-lecce

La plaza de Oronzo con sus motivos navideños

La Plaza de Sant’Oronzo

No es habitual encontrar la plaza principal de una ciudad con un anfiteatro en su interior y seguir teniendo la sensación de que estamos en una plaza amplia, muy amplia. La plaza de Sant’Oronzo es donde la gente acostumbra a quedar en Lecce para iniciar sus paseos por la ciudad. Siempre se encuentra animada e incluso a finales de diciembre la encontraréis preciosa, con detalles navideños bellamente decorando la plaza, con trineos y renos, un árbol gigante, estrellas y ese estilo raffinato que tienen los italianos para recargar el espacio visual manteniendo la elegancia y la delicadeza en el buen gusto.

iglesia-lecce

Lecce: la Florencia barroca del sur de Italia

Entramos en otras bellas iglesias del centro como la de San Mateo o la de San Giovanni Battista.

Lee:
Qué ver en Gante en dos días

La Vía Appia, “conocida comúnmente como la reina de las grandes calzadas romanas” pasa por Lecce en su períplo hasta Brindisi, al final de la bota italiana. Asimismo, encontraréis la monumental puerta de Nápoles cuya gran estructura nos mantiene al tráfico y los coches alejados del bello centro de Lecce para seguir soñando.

Fue precisamente en la puerta de Nápoles donde encontramos un póster anunciando la representación de la obra El Cascanueces de Tchaikovsky para esa misma noche. No somos muy dados a la danza clásica pero puede que las históricas piedras de Lecce jugaran con nosotros y no perdimos la ocasión para acercarnos al teatro Politeama Greco para mezclarnos con lo mejorcito de la sociedad de Lecce y disfrutar del arte ruso.

ballet-lecce

El cartel que nos animó a acudir a la representación de El Cascanueces

Entre los restaurantes que visitamos destacaría Boccon Divino en la céntrica vía Libertini donde nos zampamos un variado menú de entrantes tradicionales de Puglia y una estupenda pasta con carne de ciervo bañada en vino tinto. Unos chupitos de buen limoncello redondearon una cena que salió por unos 25 euros por cabeza.

Reserva tu viaje al mejor precio:

Visita a Lecce: el secreto mejor guardado de Italia
5 (100%) 2 votos
, ,
Google + Twitter Facebook
4 Comentarios
  1. Enrique Sapei 22 febrero 2014
  2. Quique 24 febrero 2014
  3. Cristina lederer 30 mayo 2016
  4. Isabel Barraso 22 junio 2016