Viajablog viajablog

Sexo en Tailandia: Los Ladyboys

ladyboy-tailandiaEl primer día que pasé en Phuket me llevé la primera de las varias sorpresas que me esperaban en esta lujuriosa localidad del Sur de Tailandia en la que el libertinaje, el sexo y el cachondeo en general parecen regir las normas de conducta tanto para los “seres” que la habitan como para sus visitantes.

Y es que esa misma noche, paseando por una de las numerosas calles repletas de bares y discotecas, mis ojos alcanzaron a ver un par de siluetas que no pasaron en absoluto desapercibidas para mi ‘otrora’ agudizado olfato de cazador. No pude resistirme a la tentación de, con Róisín de la mano, acercarme a esos dos insinuantes cuerpazos y soltarles un patético aunque a la vez insinuante y muy español: “hola guapas, menudos cuerpazos no…?”

Róisín, la pobre mujer, sin apenas inmutarse, mirándome de reojo al mismo tiempo que utilizaba la mano que le quedaba libre para semicubrirse el rostro, me dijo con un hilo de voz: “Sergi, que son ladyboys…”En décimas de segundo mi cara sonriente se transformó en una de sorpresa, preocupación y me atrevería a decir que casi de susto. A la vez, no me preguntéis por qué, sentí una inexplicable indignación al mismo tiempo que una ligera sensación de incredulidad, ¡era imposible que esas dos preciosidades fueran dos hombres!

Pues las dudas se disiparon cuando uno de ellos, con una voz de carajillero totalmente desalentadora me soltó: “hola guapo, por 500 bahts te la chupo, y por 750 me lo monto contigo y con tu novia”. Róisín y yo nos tronchábamos de la risa, aunque rápidamente nos apresuramos a pedir disculpas por nuestra reacción y a explicarles que se trataba de una confusión. Ellos, al fin y al cabo, estaban trabajando.

Antes de iniciar mi viaje de un año alrededor del mundo, había escuchado hablar en alguna ocasión a cerca de los ladyboys. Más de algún amigo me había advertido, entre risas, antes de partir: “cuando pases por Tailandia, ¡vigila con los ladyboys!” pero nunca pensé que una vez allí me los encontraría por todas partes. Y es que los ladyboys, o katoeys tal y como los llaman los tailandeses, realmente forman parte de la estructura social de este simpático país del Sureste asiático.

Una de las cosas que me llamó la atención fue la comodidad con la que otros Thais se desenvolvían en compañía de éstos. A los hombres tailandeses no les importa para nada soltarles algún piropo o decirles lo ‘guapas’ que están. Todos ellos las tratan como mujeres ya que les parece educado y porque saben que eso las hace felices. Yo, al principio, debo confesar que me sentí un poco incómodo cuando se acercaban a mí. No es que sintiera miedo a que de repente se abalanzaran sobre mí o nada parecido, pero sí que recuerdo haber mantenido la guardia en alto durante mis primeros contactos con ellas. Más adelante, al ver la forma en que el resto de hombres las trataba me relajé y empecé a disfrutar del tema.

¿Y qué es exactamente un katoey? Recuerdo haber mantenido una amistosa discusión sobre el tema con un par de chavales occidentales que conocí por allí. Ambos vivían en Phuket y los dos decían que sólo se las puede llamar katoey si se han operado los genitales; si no es ese el caso, no se las puede considerar más que ladyboys. Esa es, para mí, un distinción totalmente inventada por la mentalidad occidental. Katoey es una palabra tailandesa y no es ese el modo en que se utiliza. Los Thais utilizan este término de una forma muchísmo más relajada y desenfadada. Utilizan el término para cualquier hombre que actúa como una mujer.

sexo-ladyboys-tailandiaTransexual sería tal vez la palabra que más se le parece en nuestro lenguaje. Hombres que se operan los genitales para convertirse en mujeres son katoeys, del mismo modo que lo son aquellos que toman hormonas para crear atributos femeninos tales como los pechos. Tambíen lo son aquéllos que simplemente se visten de mujer. De hecho, hasta los hombres homosexuales que utilizan un poco de maquillaje y muestran levemente su lado más femenino son también calificados como katoeys.

¿Y por qué hay tantos katoeys en Tailandia? ¿Por qué es este fenómeno mucho más común que en otros países? Me parecería muy raro que se deba a causas genéticas el hecho de que Tailandia reúna a muchísimos más transexuales que otros países.

Yo creo que la razón tiene mucho más que ver con esa actitud tan tolerante con la que vive la gente tailandesa. Hay una infinidad de katoeys que son estrellas de televisión, cantantes y modelos. Incluso tienen un concurso de belleza para katoeys, al más puro estilo Miss Universo. También hay varias películas a cerca de katoeys, como por ejemplo una bastante conocida por esas tierras que se llama ‘Beautiful Boxer’ que narra la historia real de una katoey que se convirtió en campeón de lucha Muay Thai, una de las múltiples variantes del Thai Boxing. Ésta normalmente les ofrecía un beso a sus oponentes después de derrotarlos.

Los tailandeses parecen haber aceptado ampliamente a las katoeys como parte de su sociedad. Probablemente tenga algo que ver la religión budista y la tolerancia hacia los otros que ésta predica. Sin embargo, otros países con una fuerte influencia budista (Camboya, Sri Lanka, Tibet, Laos, Japón) no son famosos por sus ladyboys. Eso me hace pensar que se debe esconder algún otro motivo para explicar este hecho. Yo sinceramente pienso que un factor muy importante es la creencia Thai de que la vida debería ser sinónimo de diversión (sanook). A los tailandeses los katoeys les parecen divertidos. Se ríen y hacen bromas sobre ellos pero nunca con maldad o de una forma excesiva y maleducada; se ríen con ellos, pero no de ellos. Nunca los insultarían o les amenazarían tal y como apuesto a que sucedería en muchos países occidentales.

Eso me hace llegar a la conclusión de que la razón por la que hay tantos katoeys en Tailandia es simplemente porque la sociedad tailandesa es abierta y tolerante con ellos. Realmente me pregunto cuántos transexuales habría en los países occidentales si nuestras sociedades fueran un poco más permisivas y existiera muchísima menos represión. Y es que para mí, aunque nos consideramos países ‘super’ desarrollados y a veces nos creemos ser el ombligo del mundo, estamos a años luz de otro tipo de sociedades en las que imperan valores como el respeto, la tolerancia, la consideración hacia los otros, la flexibilidad, la transigencia, la comprensión. Valores que, sin lugar a dudas, encontré en Tailandia.


Publicado por el Viernes, 14 marzo, 2008
Etiquetas:
Categorías: Reflexiones, Tailandia, Vuelta al mundo


13 Comentarios sobre "Sexo en Tailandia: Los Ladyboys"
  1. luis dice:

    buen aporte fijate para todas aquellas personas suprimidas en otros paises, no quiero decir que yo sea de las damas estas simplemente comporto tu opinion hasta luego

  2. Rafael Muñoz G.. dice:

    Muy interesante lo que comentas, creo qe no me vendrìa mal dar un paseo por tailandia, y recordarme algunos valores mas qe necesarios…

  3. Mauricio Campos dice:

    No comparto esa opinion aparte es el respeto a uno mismo, y la comprencion no tiene que ver en cambiar de sexo hay que aceptarnos tal como somos, por eso hay tamtas enfermedades extrañas que los doctores ya no pueden decifrar.

    • Mauricio dice:

      Creo que el mundo ha llegado a un sitial donde hay que aceptar la sexualidad de cada uno, siempre y cuando haya respeto tanto para las personas heterosexuales como para los ladyboy, travestis, lesbianas, etc.

  4. Nadia dice:

    Que tendrá que ver que una persona se opere el cuerpo con las enfermedades?
    Mauricio Campos

    Si no sabes del tema mejor no hables….

    Si es que hay gente más tonta por favor…

  5. Conciencia Tranquila dice:

    Una panda de mariconazos es lo que hay, te lo digo yo, vicio, sexo y SIDA por todas partes, miles de occidentales van allí para desvirgar a ladyboys o a chicas menores de edad, les da igual, el puto vicio occidental, sin nosotros no habría tantos ladyboys ni prostitutas, es lamentable pensar que todo es tolerancia por la mentalidad tailandesa… falsos, más que falsos. He estado dos veces en Tailandia, para disfrutar de su cultura, sus playas y su historia… pero hay que ver.. el mercadillo de Pat Pong en Bangkok para opinar si consentiríamos eso en nuestras ciudades, cruel, pero cierto.

  6. el cojelon dice:

    YO SOLO PUEDO OPINAR QUE ESTAN BIEN BUENAS LAS LADYBOYS Y QUE ME GUSTARIA COJERME UNA DE ESTOS CULITOS Y HECHARLES TODA MI LECHE

  7. el cojelon dice:

    Y CREANME QUE NO SOY PUTO PERO SI ME PARAN LA VERGA

  8. LUIS RENTERIA dice:

    Las KATHOEYS son tan bellas que quisiera ir a Tailandia para casarme con una de ellas .
    Vivo enamorado de las Ladyboys

  9. Sergi dice:

    @LUIS RENTERIA Olé tus huevos!!

  10. Cabreao dice:

    Muy interesante… pero todavía me sangran los ojos por leer «deseMBolvían». Chiquillo, usa un corrector, que cosas como esas revientan un buen blog. Un saludo!

  11. Sergi dice:

    Tienes toda la razón del mundo Cabreao!

    Ahora mismo lo corrijo!

    Gracias! :)

footer Archivo enlaces Aventuras Escapadas mapa Gastronomía Videos Prensa