Qué ver en Mumbai: Una guía alternativa de la ciudad

Google +TwitterFacebook

mumbai
Si tuviera que escoger una de las ciudades de la India que he visitado, entre Mumbai, Delhi y Bangalore me quedaría con Mumbai. En la meca del Bollywood el progreso y las chabolas se unen para formar paisajes y escenarios que son difíciles de comparar.

Si seguís al pie de la letra la Lonely Planet os vais a quedar en la insulsa zona de Colaba y os vais a perder un montón de lugares interesantes que esta ciudad esconde.

De todas maneras, en Colaba vais a encontrar los hostales más baratos de la ciudad, así que merece la pena llegarse a esta zona una vez puestos los pies en Mumbai.

Además por las calles de Colaba os asaltarán asistentes de cine para que salgaís de extra en alguna película o videclip de Bollywood. No os lo perdáis, aunque se suele perder toda una tarde, te pagan unas rupias y de paso ves como se vive por dentro un espectáculo de estas características.

Entre los lugares más destacables de la ciudad tenemos el legado británico en la fachada gótica de la estación de tren de Victoria Terminus. Más que una estación de tren parece una auténtica catedral gótica. En el interior, nada mejor que tomar un té en el suelo y contemplar el espectáculo de un día rutinario en una de las estaciones de trenes más concurridas del mundo.

indiaMumbai
Malabar Hill. Para llegar a esta parte costera de Mumbai hay que subir al tren y bajar a la estación de Charni Road. A partir de aquí se camina hasta llegar a la playa de Chowpatty. Es interesante pasear por la playa y también intentar llegarse en la zona donde están los parsis e intentar ver alguna dakhma o Torre del Silencio. Se trata de monumentos funerarios realizados por esta secta minoritaria. Estos monumentos están hechos con cuerpos humanos. Los parsis no entierran a sus muertos sino que amontonan los cadáveres en una pila para que sean devorados por los buitres. Esta costumbre todavía se realiza en Mumbai aunque dudo que tengas la oportunidad de verlo. Ellos mismos cierran el paso a cualquier persona ajena a la religión.

Lee:
Recorrido de un viaje por Asia de seis meses

Reserva tu viaje al mejor precio:

Si seguimos en dirección norte por Malabar Hill llegaremos al Banganga Tank. Se trata de una pequeña Varanasi en el interior de Mumbai. Tiene unos cien metros de largo y unos cuarenta metros de ancho. Está rodeado de templos hunduistas y hay multitud de ghats por los que llegar al agua sagrada. Es unos de los lugares más antiguos de Mumbai y cada minuto transcurrido es un espectáculo para el visitante.


Dhobi Ghat. ¿Os imaginais una lavandería a lo bestia en medio de una ciudad? Pues bien, eso son los famosos Dhobi Ghats de Mumbai. Para llegar ahí tenéis que ir en tren y salir en la parada de Magalaxmi. Aquí se limpian millones de camisas, pantalones y ropa de interior cada día. Las aguas corren, aparentemente negras, alrededor de las chabolas que hacen de trabajo para miles de lavanderos que sorprendentemente tienen fama de ser los mejores en su profesión. La imagen de ver esa multitud infinita de ropa extendida al sol es espectacular.

Bandra es un bonito barrio de Mumbai que también está conectado en tren desde el centro de la ciudad. Vendría a ser una especie de Sant Cugat en relación con Barcelona donde el dinero aflora y el estilo de vida parece convertirse en occidental. Aun así, las contradicciones se suceden en cada calle como en cualquier otra parte de la ciudad. Ahí tenéis un centro de recogida de niños llamado Ashray, si lo visitáis dad recuerdos a los niños de mi parte.

Lee:
India (15) Voluntariado en el barrio de Bandra, Mumbai

La isla de Elefanta. Desde la Puerta de India zarpan pequeños botes que os llevarán a esta isla. Se encuentra a unos 10 kilómetros de distancia y la precariedad de las barcas ya merece por sí misma el viaje. En la misma isla existe un conjunto de templos excavados en la roca y dedicados al dios Siva. Está declarado como patrimonio de la humanidad por la Unesco. Para llegar a las cuevas existe un largo camino de escaleras. Id con buen calzado ya que la zona es húmeda y el terremo es muy resbaladizo. Hay multitud de monos por el lugar así que evitad llevar comida encima o se os abalanzarán. Las representaciones de Siva en el interior de las cuevas están muy bien conservadas y la visita es casi uno de los imprescindibles en Mumbai, disfrutando de una escapada de una mañana o una tarde entera.

Entre otros lugares interesantes que visité en Mumbai durante mi estancia de 3 semanas están la playa de Juhu donde veréis a las parejitas pasear y besarse tímidamente, así como inolvidables paseos en moto con Amin por la pija Marine Drive o los peores callejones de Kamathipura: El barrio más grande de prostitución en Asia.

Puntúa este artículo

Google + Twitter Facebook
2 Comentarios
  1. Viajero 3 marzo 2011
  2. Fernando Gómez 4 septiembre 2012