India (3) Delhi: El caos hecho ciudad

India TFW


Llegué a Delhi alrededor de la medianoche y descubrí que los rickshaws no descansan en esta ciudad ni un sólo minuto. Me alojé en Paharganj, barrio de backpackers, atestado de mercadillos, ruido y poco sabor a India per al menos contiene los hostales baratos, esta cerca de la estación de trenes y a medio camino de la ciudad nueva y de la vieja.

blank
Vieja Delhi, Nueva Delhi. Por un lado simple, con infinitos callejones, musulmana, con miles de olores, bazares, la enorme fortificación a orillas del Yamuna, templos y mezquitas.

Por el otro lado: nueva, colonial, sofisticada, en perpetuo estado de obras desde que los ingleses llegaron hace más de 100 años, con edificios monumentales aunque, por fortuna, nunca acabas de olvidar que estás en el corazón de la India.

blank
Tradición y modernidad, el este y el oeste se mezclan en esta caótica ciudad donde andar se hace casi imposible y acabas regateando con los rickshaws si es que quieres ver algo interesante.

blankMemorial a Ghandi en Raj Ghat

Sólo para conseguir un billete de tren en la estación tienes que pelearte con media docena de tíos que intentan convencerte de que las taquillas están cerradas o cualquier otra historia. Ser moreno, de estatura media y delgado no sirve para camuflarte cuando llevas un reloj nike y unos pantalones quechua

blankA alguien le toca una visita al dentista?

Delhi, lugar donde aprovisionarse antes de meterse en la India rural.

blank

Delhi, un billete de tren a Rahasthan y pronto, por favor!

blank


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.