Consejos para visitar el British Museum de Londres

Todo lo que debes saber para sacar el máximo fruto de tu visita al museo más visitado de Europa

Reino Unido TFW

Nada menos que casi 8 millones de personas visitan cada año el British Museum (o Museo Británico) de Londres, convirtiéndolo en la atracción turística más visitada del Reino Unido (lo cual no es moco de pavo, teniendo en cuenta que es uno de los países del mundo que más turistas recibe).

El British Museum es una oda a la historia de la Humanidad. Y es que, en uno de los mejores museos arqueológicos – si no el mejor – del mundo, vas a encontrar millones de artefactos y objetos que provienen casi desde el amanecer de los tiempos hasta épocas recientes. Pero además, podrás admirar cuadros y otros objetos artísticos.

El museo más visitado de Europa – superando a otros como el Louvre, el Prado y el Reina Sofía – abrió sus puertas en 1759, seis años después de que el gobierno británico comprara, por tan solo 20.000 libras, al médico y naturalista británico sir Hans Sloane su magnífica colección de 40.000 libros, 7.000 manuscritos, cuadros de Durero, su colección de libros, manuscritos y objetos relacionados con la medicina y las ciencias naturales, así como antigüedades de Egipto, Grecia, Roma, Oriente Medio, Extremo Oriente y América. Además, en esa misma época, el gobierno se haría también con las bibliotecas personales de Robert Cotton y del anticuario Robert Harley.

Hoy en día, este templo del saber es apto para todos los públicos. No necesitas ser un experto en historia o arte para disfrutar del Museo Británico. Y, además, es de entrada gratuita.

Foto © Pixabay

Sin embargo, no es sencillo planificar la visita a este inmenso museo, por eso, tras haberlo visitado en varias ocasiones, te dejo unos cuantos consejos para visitar el British Musem de Londres.

Cómo llegar al British Museum

El céntrico emplazamiento del Museo Británico de Londres hace que sea muy sencillo llegar a él. Lo primero que tienes que hacer es comprar una Oyster Card. En este artículo te contamos qué es y cómo funciona esta tarjeta ideal para moverte por Londres.

Así que, súbete al magnífico e histórico metro de Londres y dirígete a la estación de Holborn (ubicada casi en el centro del mapa del metro de Londres, en la línea central roja). Cuando te encuentres en el andén, solo tienes que seguir las señales que indican exactamente cuál es la salida que lleva al British Museum. Una vez que hayas pasado por el torno de salida, te encontrarás en High Holborn Road.

Cruza la calle, gira a la izquierda y camina hasta encontrar Southampton Place (la primera curva a tu derecha). Camina por esta calle hasta donde se encuentra con Bloomsbury Way. Crúzala, gira a la izquierda una vez más y camina hasta encontrar Bury Place a tu derecha. El Museo Británico estará entonces frente a ti.

Otra opción es tomar el metro hasta Tottenham Court Road.

El mejor horario para visitar el British Museum

Bueno, no os voy a engañar: el Museo Británico nunca será el lugar más tranquilo de Londres, pero puedes visitarlo cuando esté la cosa un poco más relajada.

El horario oficial del British Museum de Londres es de 10:00 a 17:30 cada día, excepto los viernes, que abre sus puertas hasta las 20:30.

El mejor momento para visitar el Museo Británico de Londres es poco después de su apertura, la última hora del día y las tardes de viernes, que el museo cierra más tarde. En el caso de las exhibiciones temporales especiales, si se trata de un espectáculo realmente popular, el museo se llenará, sobre todo, durante las primeras y últimas semanas de la exhibición.

No te agobies por querer verlo todo

Salvo que dediques varios días de tu viaje a Londres exclusivamente para ver el Museo Británico, será imposible que puedas ver todo lo que ofrece el museo en una sola visita. Así que, no te agobies por el hecho de saber que te vas a perder cosas. Aunque sobre gustos no hay nada escrito, aquí te dejo cuáles son los atractivos más famosos del British Museum:

Foto © Pixabay

La Piedra Rosetta

La piedra de Rosetta transmite majestuosidad. Aunque está en debate sobre si debería estar ubicada aquí o en Egipto, sin duda es una de las estrellas del Museo Británico de Londres. Casi siempre habrá una multitud haciendo cola para examinarla de cerca, así que tendrás que ser paciente.

Es una pieza de piedra de gran importancia: tiene el mismo mensaje (un decreto sobre el culto real del rey Ptolomeo V) escrita en jeroglíficos egipcios, demóticos y griegos. Los jeroglíficos, que eran indescifrables antes del descubrimiento de la piedra en 1799, de repente se abrieron de par en par para los eruditos que pudieron traducir el griego y así aprender el significado de las antiguas palabras egipcias. La Piedra Rosetta acabó siendo el catalizador de la mayor parte del conocimiento que tenemos sobre el Antiguo Egipto.

La colección del Antiguo Egipto

Al igual que la Piedra de Rosetta – que se encuentra un poco alejada del resto de la colección – la colección del Antiguo Egipto es una de las estrellas del Museo Británico. No en vano, se trata de la exhibición más completa del Antiguo Egipto después de la que se halla en el Museo Nacional de la Civilización Egipcia.

Contiene objetos de la antigua civilización del Valle del Nilo datados entre el 10.000 a. de C. y el 800 de nuestra era, y todo es simplemente impresionante. Algunos de los elementos más destacados son la estatua de Ramsés II, las momias, y bellas artes egipcias.

Las colecciones de Roma y Grecia

El Museo Británico de Londres

Las colecciones de las antiguas Grecia y Roma tienen algunas piezas absolutamente maravillosas. Se exhiben muchos artículos de importancia mundial, incluidos los famosos mármoles de Elgin, la estatua de una Venus agazapada e incluso un casco de gladiador completo.

Sin embargo, mis favoritas son las estatuas de los emperadores romanos: desde Augusto y Tiberio, hasta el combo de padre e hijo de Vespasiano y Tito, pasando por el rostro soñador de Marco Aurelio.

Sutton Hoo

Y ya que estás en el Reino Unido, que menos que aprender algo sobre la cultura anglosajona.

Los hallazgos anglosajones de Sutton Hoo, en Suffolk, son increíblemente importantes. Nunca antes había habido una exhibición tan espectacular de la historia antigua de Gran Bretaña, y aunque algunos de los artículos en exhibición son réplicas, ofrece una visión fascinante de cómo se veía el país en 300AD – 1100AD.

Las Américas

Después de los tonos más apagados de las colecciones antiguas, la sección de América es un derroche de color. La primera galería contiene artículos de los pueblos nativos de los Estados Unidos y Canadá, y la segunda galería trata sobre México. Esta galería tiene un ambiente más íntimo, con la iluminación apropiada dada la belleza y el misterio de las piezas que contiene, como los relieves de piedra caliza y la famosa serpiente de doble cabeza.

Visita guiada en el British Museum

Está claro que puedes visitar el Museo Británico de Londres por tu cuenta, leyendo los cartelitos o con una audioguía. Sin embargo, siempre llegarás un poco más profundo si contratas los servicios de un guía. Además, el British Museum pone al alcance, para aquellos que quieran llevarse una idea formada del museo en poco tiempo, una visita guiada exprés en 90 minutos.

Pase anual en el British Museum

Por último, si vives en Londres o lo visitas frecuentemente, siempre puedes conseguir el pase anual y descubrirlo a tus anchas y a tu ritmo. Es una joya que merece tal cosa.

El precio del pase anual es de 64 libras (44 libras para los menores de 26 años).

Comida y bebida en el British Museum

Obviamente, no puedes comer ni beber nada mientras estás realizando la visita al Museo Británico de Londres.

Hay un par de cafeterías (¡y una pizzería!) Dentro del museo, con comedores adjuntos. Si prefieres comer fuera del museo, visita el pub Museum Tavern, justo frente a la entrada principal. La comida está bien y tiene un precio razonable.

Ahora ya solo tienes que disfrutar de uno de los mejores museos del mundo.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Una respuesta
  • Ester Orbebozo 28 diciembre 2019
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *