Los 12 lugares de Washington que no te puedes perder

No te pierdas nada de la capital federal de Estados Unidos

Estados Unidos TFW

A menudo, Washington se encuentra ensombrecida por otros dos gigantes turísticos de Estados Unidos: Boston, al norte, y la gran Nueva York, al sur.

Sin embargo, la capital de Estados Unidos es una ciudad en la que merece la pena pasar unos días.

El Distrito de Columbia – sobre la orilla del río Potomac, entre Maryland y Virginia –fue creado como un ente independiente para albergar la capital del país.

Fundada en 1790, George Washington encargó el proyecto de la ciudad al arquitecto estadounidense, de origen francés, Pierre-Charles L’Enfant quien diseñó una urbe repleta de anchas avenidas y rectas intersecciones callejeras. La más importante de todas estas avenidas es la de Pennsylvania, que conecta los edificios de la Casa Blanca y el Capitolio.

Y es que Washington D. C. es mucho más que una simple capital. Carente de los agresivos rascacielos de otras urbes estadounidenses, utiliza su sencillo y eficiente sistema de metro para disfrutar de sus impactantes museos, edificios oficiales y espacios abiertos.

Si te encuentras en Nueva York y quieres explorar Washington, puedes contratar las excursiones de un día que ofrece la agencia City Travel NYC, expertos en conseguir que sus clientes vivan una experiencia inigualable:

Para que no te pierdas nada, aquí te dejamos las mejores cosas que ver en Washington:

1. El Capitolio

El Capitolio (Foto © Arancha Escribano)

Es una de las estrellas más rutilantes del National Mall, lugar en el que se aglutinan la gran mayoría de los monumentos históricos de Washington. El “Mall”, como lo llaman los locales, se puede recorrer caminando, aunque en los días de verano esto se puede convertir en una ardua tarea.

Reconocido en todo el mundo como el símbolo de Estados Unidos, el Capitolio es la sede de la Cámara de los Representantes y el Senado. Fue construido entre 1793 y 1812, con posteriores reformas entre 1958 y 1962.

Puedes visitar su interior gratuitamente, pudiendo admirar sus maravillosos frescos, relieves y cuadros, algunos de los cuales representan capítulos de la historia americana.

Un pasadizo subterráneo te lleva a otro de los mejores lugares que visitar en Washington…

2. La Biblioteca del Congreso

Foto © Arancha Escribano

Conectada con el Capitolio por un pasadizo subterráneo, la Biblioteca del Congreso es una perla escondida que ver en Washington.

Es la biblioteca más grande del mundo y se aloja en un edificio levantado que se erigió tomando como referencia la Ópera de París.  La mayoría de la gente acaba visitando tan solo partes de ella, pero si te apasiona este tema y tienes tiempo, puedes reservar tours gratuitos.

Entre los tesoros que puedes encontrar en ella se hallan tres ejemplares de las Biblias impresas por Gutenberg, otro ejemplar de la Biblia anterior (redactado a mano) y el borrador de la Declaración de la Independencia de Thomas Jefferson.

3. La Casa Blanca

Foto © Arancha Escribano

Otra de las joyas de la corona que ver en Washington.

Levantada en 1792 por James Hoban, fue destruida por las tropas inglesas en 1814, y reconstruida de nuevo en 1818.

En el interior puedes visitar las habitaciones Este, Azul, Verde y Rojo. La del Baile y la dedicada a cenas de estado solo son accesibles con reservas anticipadas.

De todas maneras, aunque no accedas a su interior, está claro que no te puedes ir de Washington sin una foto de su Casa Blanca. Junto a ella se encuentran otros famosos edificios oficiales, como el del Tesoro (1883) y el de la Oficina Ejecutiva (1871). Además, si visitas la ciudad en verano, en la explanada verde que ocupa la Avenida de la Constitución podrás disfrutar de conciertos al aire libre llevados a cabo por la orquesta del ejército americano.

4. El Monumento a Lincoln

Foto © Arancha Escribano

No solo es uno de los mejores lugares que visitar en Washington, sino que se trata de uno de los monumentos más emblemáticos de los Estados Unidos.

Se encuentra en uno de los extremos del “Mall” y se encuentra separado del Monumento a Washington por el Estanque Reflectante (“Reflecting Pool”). Su pieza central es la enorme estatua de mármol que muestra al expresidente sentado y pensativo. Está rodeada por 36 columnas que simbolizan cada uno de los 36 estados que componían el país en el momento de la muerte de Lincoln.

Foto © Arancha Escribano

Fue creado en 1922 y también incluye unos bonitos murales. Este ha sido el lugar donde han acontecido muchos actos históricos de la historia de Estados Unidos, siendo uno de los más recordados, el discurso que Martin Luther King comenzó con la frase “I have a dream…”, en 1963.

Este, como tantos otros monumentos del “Mall” están abiertos 24 horas, así que no te pierdas la oportunidad de visitarlo de noche, cuando todo luce espectacular gracias a un alumbrado íntimo.

5. El Monumento a Washington

Foto © Arancha Escribano

Y si el de Lincoln es el más emblemático, el Monumento a Washington es el más visible.

Es imposible no reconocer ese monolito que apunta al cielo. Nada menos que casi 170 metros de altura, aunque era menor cuando se levantó, en 1854. Toma el ascensor hasta lo más alto de él y disfruta de las mejores vistas que ver en Washington.

6. El National Mall y el Monumento a los Veteranos

Monumento al Soldado Desconocido (Foto © Arancha Escribano)

El inmenso espacio ajardinado, y moteado por estanques, que se extiende entre el Capitolio y el Monumento a Lincoln sirve como lugar de exposición de los monumentos más importantes de Washington.

Allí encontrarás lugares que recuerdan a los soldados caídos en las guerras de Corea, Vietnam y la cruenta Segunda Guerra Mundial. Cada uno de ellos, posee sus propias estatuas, monolitos y recordatorios.

En esa misma explanada también se celebra el 4 de julio y, cualquier del año en el que luzca el sol, muchos locales y turistas aprovechan para tumbarse en el césped y preparar un picnic.

7. Museo Nacional del Aire y el Espacio

Foto © Arancha Escribano

Uno de los mejores museos que ver en Washington lo es también del mundo… Al menos si te gustan los aviones y las naves espaciales, pues no encontrarás otro lugar en el planeta que muestre tantos de estos ejemplares al público.

Algunas de las piezas históricas que vas a ver en este lugar dependiente del Instituto Smithsoniano son: el modelo original con el que volaron los hermanos Wright en 1903 (Wright Brothers Flyer), el Spirit of St. Louis (con el que Charles Lindbergh cruzó por primera vez, en solitario, el Atlántico) y el módulo principal del Apolo 11.

Pero eso es solo una pequeña parte del fascinante mundo que te espera dentro. Exhibiciones permanentes y temporales que ilustran la ciencia, historia y tecnología de la aviación y la conquista del espacio, cubriendo temas como la importancia de la aviación en las dos grandes guerras o la carrera por la conquista del espacio.

Por si todo esto fuera poco, además puedes visitar el Planetario Albert Einstein, donde encontrarás un cine IMAX y el Observatorio Público, desde el que puedes admirar cráteres lunares y otros planetas usando sus telescopios.

Para los niños – y no tan niños – hay incluso simuladores de aviones de combate. Si te gusta todo esto, da para un día entero sin problemas.

8. Galería Nacional de Arte

Foto © Arancha Escribano

Alojada en dos edificios conectados por un túnel, la Galería Nacional de Arte de Washington es uno de los mejores museos de arte del país.

Aquí podrás admirar obras maestras de pintores y escultores europeos y americanos. Brillantes exposiciones temporales completan la gran muestra perenne, que incluye la única pintura de Da Vinci que se aloja en un museo estadounidense: Ginevra de Benci. Otras obras de Monet, Degas, Renoir, Rembrandt, El Greco y Vermeer se encuentran entre las más admiradas del museo.

Además, si visitas el museo cualquier domingo entre otoño y primavera, tendrás la suerte de asistir a un concierto gratuito.

9. Museo Nacional de Historia Natural

Foto © Arancha Escribano

Un buen plan que hacer en Washington si viajas con niños, es visitar el Museo Nacional de Historia Natural.

Este museo es, en realidad, muy interesante para visitantes de cualquier edad y muestra la evolución de las especies durante los últimos 6 millones de años. La zona de los dinosaurios y la interactiva “Discovery Room” suelen ser las preferidas de los más pequeños.

10. Monumento a Jefferson

Foto © Arancha Escribano

El tercer presidente de los Estados Unidos también tiene su “Memorial” en Washington. En este caso, se trata de una especie de panteón romano, con una cúpula apuntalada por 54 columnas. En su interior, una estatua, de algo más de 6 metros de altura, de Jefferson te sigue con la mirada. Alrededor de ella hay fragmentos gravados de la Declaración de la Independencia.

Todo este bonito conjunto se ve reflejado en el Estanque de las Mareas (Tidal Pool), que se encuentra rodeado por un bonito círculo de cerezos japoneses. El lugar es especialmente bello en primavera, cuando florecen estos cerezos.

11. Cementerio de Arlington

Foto © Arancha Escribano

Existen pocos lugares que ver en Washington que te pongan los pelos de punta como lo hace este.

Aquí, entre un cúmulo de lápidas blancas alineadas, encontrarás la tumba del Soldado Desconocido, la de John F. Kennedy y el monumento de los marines americanos plantando la bandera en Iwo Jima, tras esa importante batalla de la Segunda Guerra Mundial.

Si quieres profundizar en la historia del lugar, lo mejor que puedes hacer es acercarte a su centro de visitantes.

12. Distrito histórico de Georgetown

Foto © Arancha Escribano

El vecindario que se extiende entre las calles 27 y 33, entre Rock Creek Park y K Street NW, es el más antiguo de la ciudad. Sus orígenes datan del siglo XVIII, antes incluso de la creación de Washington como ciudad.

Aquí encontrarás la Universidad de Georgetown, la iglesia católica más antigua de Estados Unidos y el colegio jesuita. Pero, sobre todo, es un lugar bello, con ordenadas calles repletas de casas bajas, de fachadas coloridas, que albergan pequeños negocios, restaurantes, cafeterías y pequeños e interesantes museos.

Camina, o pasea en bicicleta, por la ribera del río Potomac, por los jardines de Dumbarton Oaks y visita Tudor Place, una mansión de principios del siglo XIX construida por orden de la nieta de Martha Washington.

Entre los museos de esta zona, destaca el Kreeger Museum, con una colección de arte (1850-1970) que incluye pinturas de autores como Monet, Renoir, Sisley, Chagall, Gauguin y Picasso.

 

 

 

 

 

 

 


Los 12 lugares de Washington que no te puedes perder
5 (100%) 2 voto[s]

Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *