Las 18 mejores cosas que ver en Nápoles

Roma es monumental e histórica, Venecia es hermosa y decadente, Florencia es un bello asalto continuo a nuestra sensibilidad artística y Nápoles es la Italia de a pie. No os creáis que no le falta interés turístico, no, y por eso hoy os vamos a hablar de las mejores cosas que ver en Nápoles. Nápoles rivaliza con Palermo en ofrecernos esa atmósfera de sutil caos latino, de vivir la vida relajadamente, pero a los pies de iglesias medievales, castillos y palacios.

Contemplando de reojo el Vesubio, Nápoles fue española dos veces en su historia. La primera, cuando España aún no existía, en el siglo XV en que pertenecía al Reino de Aragón, bajo el que estuvo hasta principios del siglo XVIII que pasó a manos austriacas.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA BIEN ASEGURADO
Nosotros viajamos con IATI, que tiene las mejores coberturas COVID en viaje y de anulación
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.
El Mirador de San Martín o Belvedere San Martino en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
El Mirador de San Martín o Belvedere San Martino en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

Descubre lo mejor de la ciudad con este free tour de 2 horas de duración con un guía de habla española por el centro de Nápoles:

Poco tiempo duró en ellas, pues a mediados del mismo siglo se recuperaba la soberanía para nuestro Carlos III de Borbón (Carlos I de Nápoles) que posteriormente se lo cedía al hijo de Fernando VI de España, del mismo nombre. En 1713, tras la Guerra de Sucesión, Felipe V se vio obligado a ceder a su vez Nápoles y Sicilia a los Habsburgo de Austria para mantener sobre su cabeza la corona del Imperio Español.

Toda esa historia se manifiesta aún hoy en múltiples edificios religiosos, militares y civiles, testimonio de los tiempos en que Nápoles era tan española como cualquier territorio peninsular. Y, sin acritud ni rencor, cuando se nos pregunte de dónde somos y respondemos, el napolitano sonreirá y exclamará de buen humor, “¡Spagnolo!”.

Antes de ir: información práctica para viajar a Nápoles

Tienes mucha más información práctica en esta lista de todos nuestros artículos sobre Nápoles.

Algo que deberíamos comentar es el tema de la limpieza y también el de la seguridad.

Nápoles adolece de una ineficiencia crónica en la gestión de los residuos urbanos, lo cual es más patente en unas calles que otras. Intenta no contribuir al problema y, aunque las papeleras estén llenas, no tires basura en cualquier sitio.

El tema de la seguridad exige tomar tantas precauciones como en cualquier otra parte del mundo. No hagas ostentación de relojes o teléfonos móviles, mantén la cartera en un bolsillo que no sea uno de los traseros del pantalón, la cámara en su correa y esta correctamente puesta (mejor si una mano nunca suelta la cámara) y mucho sentido común y buena percepción del entorno.

El Palacio Real de Nápoles [(c)Foto: @avistu]
El Palacio Real de Nápoles [(c)Foto: @avistu]
Excursiones por Nápoles y alrededores en español

Aprovecha tu tiempo en el Sur de Italia al máximo con alguna de las siguientes excursiones con guía en español y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Visita guiada por Nápoles
  2. Pase completo de Nápoles por 3 días
  3. Autobús turístico de Nápoles
  4. Tour por Nápoles y Pompeya
  5. Excursión a Sorrento y la Costa Amalfitana
  6. Visita guiada a pie por los sassi de Matera
  7. Excursión a Capri y Anacapri
  8. Otras excursiones interesantes por Nápoles y alrededores

1.- Las medievales puertas de Nápoles

Las murallas medievales que protegían a la ciudad de Nápoles se flanqueaban por cuatro puntos a través de otras tantas puertas, Port’Alba, Porta Capuana, Porta Nolana y Porta San Gennaro.

La Puerta Capuana está cerca del Castillo Capuano y se construyó en 1484 por orden del Rey Fernando (Ferrante) de Aragón y era el acceso más oriental de la ciudad, mirando hacia otra urbe, Capua. Flanqueada por dos torres (llamadas Honor una, Virtud la otra), se encuentra en buen estado de conservación. La Puerta Nolana es también del siglo XV y a un lado, el sur, se levanta la torre llamada Fe y al otro, el lado norte, Esperanza.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

La Puerta de Alba debe su nombre a Don Antonio Álvarez de Toledo, Duque de Alba y Virrey de Nápoles, que ordena levantarla en 1625. Se la considera una de las puertas del siglo XVII más bonitas de Europa. La Puerta de San Genaro es la puerta más antigua de Nápoles, pues existen documentos que la mencionan ya en el año 928. Su ubicación actual es la tercera en la que se encuentra una puerta en esta zona pues fue cambiada de sitio varias veces.

La Via dei Tribunali en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
La Via dei Tribunali en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

2.- La Via dei Tribunali, la arteria peatonal de Nápoles

La Calle del Tribunal es la arteria peatonal de Nápoles, la flecha que atraviesa su casco histórico y la calle con más carácter de la ciudad.

En ella encontrarás establecimientos que, por un pequeño coste, guardarán vuestro equipaje si llegáis antes del check in o no se admite dejar maletas después del check out en vuestro alojamiento, pequeños supermercados y tiendas de barrio, restaurantes y bares con sus terrazas orientadas a ella para deleite del turista que se sienta a tomar algo, puestos (poco más que una mesa) en los que algunos emprendedores de bares ofrecen un vaso de vino, Prosecco o Aperol Spritz para llevar por 1, 1,5 y 2,5€ respectivamente, pizzerías famosas por su clientela pasada que generan colas en el exterior de su clientela presente (Di Matteo), iglesias medievales, piazzas de relevancia y reliquias de gran valor histórico.

La calle era la principal vía este-oeste en el trazado de la ciudad griega, y los romanos la mantuvieron como tal, como Decumanus Maximus. Arranca en la Chiesa di San Pietro a Maiella, transcurre a pocos metros de la Catedral de Nápoles y finaliza ante lo que fuera el tribunal principal de Nápoles.

Cuando mires hacia arriba puede que pienses que las cuerdas de tender la ropa, y esta, son artificiosas pues no hay manera de que eso sea accesible desde una ventana. Pero luego verás como la señora se asoma al balcón, baja una cesta atada con una cuerda y en la tienda de abajo un dependiente le pone la compra, que ella sube a pulso. Y te reconcilias con el escenario.

Cuidado con la cartera, si, pero la Via dei Tribunali es puro Nápoles.

Frota la nariz de Pulcinella

Paseando por la Via dei Tribunali puede pasar desapercibido un callejón, Vico del Fico al Purgatorio, pero si tenemos suficiente visión periférica nos percataremos de la presencia de un pequeño monumento a su entrada. Es el busto de Pulcinella, un personaje clásico de la Comedia del Arte (precursora del teatro en el siglo XVII), un oportunista y trepa que, sin embargo, aparece muchas veces como salvador de otros personajes.

Frótale la nariz, dicen que trae buena suerte y, a juzgar por el brillo de la misma, hay mucha gente que así lo cree.

Vico del Fico al Purgatorio en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
Vico del Fico al Purgatorio en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

3.- San Domenico Maggiore

A un par de calles de Via Tribunali se encuentra la Chiesa di San Domenico Maggiore, Basílica de Santo Domingo Mayor, fundada por los Dominicos que tenían un monasterio anexo. Dejando aparte la belleza majestuosa de su interior, la importancia de esta iglesia está relacionado con las reliquias que guardaba, como los corazones de Carlos II de Nápoles, Alfonso V de Aragón y I de Nápoles y Fernando II de Nápoles, además de otros objetos de importancia para la Orden de los Dominicos.

Desaparecido todo ello durante la ocupación francesa del siglo XIX, hoy aún exhibe ropajes de los monarcas y otros artículos religiosos. Hay que destacar que aquí se encuentran enterrados varios monarcas de la Corona de Aragón que fueran también Reyes de Sicilia.

4.- La Piazza del Gesù Nuovo

La Piazza del Gesú Nuovo (Nuevo Jesús) alberga dos edificios y un monumento religioso. La Chiesa del Gesú Nuovo se finalizó en 1601 y pertenecía a la Orden de los Jesuitas, pasando casi dos siglos más tarde a manos de los franciscanos, cuando los primeros fueron expulsados de Italia.

Frente a la iglesia se levantó a principios del siglo XVIII, aunque no se completó hasta 1750, una estatua a la Virgen Inmaculada, pidiendo su protección frente a la peste que asolaba la ciudad.

El otro edificio es el complejo de la Basílica o Monasterio de Santa Clara, Basilica de Santa Chiara. Contiene varias tumbas reales y es un complejo monástico, de las monjas Clarisas.

Interior de la Catedral de Nápoles [(c)Foto: @avistu]
Interior de la Catedral de Nápoles [(c)Foto: @avistu]

5.- La Catedral de Nápoles

La Catedral de Nápoles, Il Duomo di Napoli, es el edificio religioso de mayor importancia de la ciudad. Con el nombre correcto y completo de Catedral Metropolitana de Santa María de la Asunción, en lugar de capillas laterales tiene otros dos importantes edificios, la Basílica de Santa Restituta (que contiene el baptisterio más antiguo de Occidente) y la Real Capilla del Tesoro de San Genaro (que conserva las reliquias del santo patrono de la ciudad).

Ambos son anteriores a la propia catedral, cuyas obras comienzan en el siglo XIII por orden del rey Carlos II de Nápoles y finalizan en 1313. En los siglos posteriores, la ciudad sufrió distintos terremotos que provocaron también daños en la catedral, reparados lo antes posible. Por ello, y por el añadido de espacios en distintos periodos, encontramos en ella elementos arquitectónicos y decorativos de los estilos Gótico, Renacentista, Barroco y Neogótico.

6.- La Nápoles subterránea

Como si de un proverbial árbol se tratara, la Nápoles que vemos (el tronco y las ramas) se prolonga bajo tierra. Las figuradas raíces son muy antiguas y su origen eran los túneles que excavaron los griegos, para usarlos como depósitos subterráneos de agua. La época romana trajo una ampliación de estos, pues de allí se extrajeron pétreos materiales para realizar construcciones en la superficie.

A estos usos prácticos se les sumó uno vital, pues sirvieron de refugio a la población durante los bombardeos de la II Guerra Mundial. Irónicamente, tras el fin de la contienda aquél laberinto se convirtió en un depósito de basura.

Extraída esta y limpiados aquellos hace unas décadas, “Nappoli Sotterranea” es hoy un atractivo turístico de Nápoles a 40 m de profundidad.

La Calle de los Belenes en Nápoles (c)Foto: @avistu]
La Calle de los Belenes en Nápoles (c)Foto: @avistu]

7.- La Calle de los Belenes

El llamado “Belén napolitano” es la primera representación que se hace del nacimiento de Jesús, y es una expansión de lo que sería la escena ubicada en el pesebre y que más tarde se extendió por todo el mundo cristiano,

Aunque la tradición en forma embrionaria tiene algunos cientos de años más, los orígenes de los primeros belenes napolitanos son del siglo XV y en ellos ya aparecen más figuras que las tradicionales.

Poco a poco los belenes de los más pudientes o, merced a donaciones, de las mejores iglesias, fueron creciendo en complejidad y número de personajes. Se multiplican los edificios y los comercios, aparecen escenas corrientes y se capturan en el tiempo a pescaderos o carniceros ofreciendo mercancía, a herreros y forjadores, animales domésticos y de granja, a soldados y nobles.

Las figuras se cuentan por decenas y hasta centenas, como el del Belén Napolitano del Museo Nacional de Escultura en España. Pero si hay un sitio en Nápoles representativo de esa tradición de producir artesanalmente belenes, esa es la Calle de los Belenes, Via San Gregorio Armeno. Allí podréis comprar figuras de todos los tamaños para vuestro belén, o un auténtico belén napolitano.

Lo curioso es encontrarse a figuras cotidianas, o famosas, de nuestra actualidad o pasado más reciente. Cantantes, por ejemplo, o políticos pero en lugar destacado siempre veréis en los puestos callejeros figuras de Maradona.

Existe un tour por los talleres artesanos de Nápoles de 7 horas de duración que incluye los belenes napolitanos pero también curiosidades como el Hospital de las Muñecas, los talleres de los luthiers que confeccionan mandolinas y los orfebres que trabajan con oro y piedras preciosas.

Figuras populares en la Calle de los Belenes de Nápoles [(c)Foto: @avistu]
Figuras populares en la Calle de los Belenes de Nápoles [(c)Foto: @avistu]

8.- El Museo Nacional Arqueológico de Nápoles

El Museo Nacional Arqueológico de Nápoles es uno de los museos arqueológicos más importantes del mundo. De hecho, su colección de arte egipcio es la tercera más valiosa del mundo. Detrás de la creación de este museo está el soberano Carlos III de Borbón, que se consagró como Rey de Nápoles en 1734.

Carlos III promovió las excavaciones arqueológicas de las ciudades romanas sepultadas por la erupción del Vesubio en el año 79 AD. Las piezas allí recuperadas y parte de la colección heredada de su madre Isabel de Farnesio constituyeron las primeras obras en exposición del Real Museo Borbónico a comienzos del siglo XIX.

La unificación de Italia en 1860 cambió su nombre, a Museo Nacional, y amplió su colección artística, con fondos de colecciones privadas y la adquisición de piezas por toda Italia. Cuando todos su cuadros se trasladaron al Museo de Capodimonte, a mediados del siglo pasado, quedó sellada su singularidad como Museo Arqueológico.

Puedes descubrir lo mejor del museo con esta visita guiada por el Museo Arqueológico Nacional, de 2 horas y con entrada incluida, con un guía que habla inglés e italiano.

Pero si sois dos o más personas y queréis un guía en español, os sale más rentable este tour privado por el Museo Arqueológico Nacional, de 1 a 3 horas de duración.

La Galería Humberto I y el Castillo Nuevo desde el Castillo de San Elmo en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
La Galería Humberto I y el Castillo Nuevo desde el Castillo de San Elmo en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

9.- Las galerías de Nápoles, cara y cruz de una moneda

Nápoles disfruta no de una sino de dos bonitas y clásicas galerías comerciales del siglo XIX, la Galería Umberto I y la Galería Príncipe de Nápoles.

La Galería Príncipe de Nápoles se construyó entre 1873 y 1883, en piedra y ladrillo en una estructura de tres naves o brazos y con un techo de cristal en un entramado de hierro. Pese al nombre, la galería nunca tuvo éxito comercial y, como hicimos nosotros, se ha convertido en un bonito (y vacío) punto de paso hacia el Museo Nacional Arqueológico de Nápoles, situado enfrente de su puerta norte.

La Galería Umberto I es el otro lado de la moneda. Inaugurada en 1890, tras tres años de trabajos, sus monumentales accesos se compaginan perfectamente con ese lujo interior que es el espacio. Anchas “calles” en sus cuatro asimétricos brazos flanqueadas por tres alturas convergen en un patio central, con mosaicos de los signos del zodiaco y diferentes vientos. Sobre él, una cúpula de hierro forjado y cristal – el mismo material que forma los “techos” de sus calles – introduce la luz del día en este espacio.

La Plaza del Plebiscito en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
La Plaza del Plebiscito en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

10.- La Plaza del Plebiscito

25.000 m2 de extensión la convierten en la mayor plaza de Nápoles. Además, está rodeada por edificios históricos, como el Palacio Real (puedes visitarlo con un guía en español en este tour), el Palacio de la Prefectura, el Palacio Salerno y la Basílica de San Francisco de Paula. Esta última, de acceso gratuito, está inspirada en el Panteón de Roma, aunque aumenta su monumentalidad con las dos enormes alas en semicircunferencia que, abiertas y sostenidas por columnas, se prolongan a ambos lados de la misma.

Como curiosidad, durante 30 años esta plaza fue el mayor aparcamiento al aire libre de Nápoles, una ciudad con un déficit crónico de plazas para aparcar. En 1994, con ocasión de la 20ª Cumbre del G7, el alcalde decidió que volviera a ser peatonal, se eliminó el asfalto donde este se había aplicado, se reemplazó por el tradicional pavimento de piedra y la plaza volvió a su monumentalidad histórica.

Y, por cierto, el nombre obedece al plebiscito de 1860 en el que el Reino de las Dos Sicilias se anexionó al Reino de Piamonte-Cerdeña, dando lugar más tarde al Reino de Italia.

Figuras de Maradona en un puesto de belenes en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
Figuras de Maradona en un puesto de belenes en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

11.- La huella de Maradona en Nápoles

Maradona llegó a Nápoles en el verano de 1984 y no es que desatara una oleada de alegría, sino que la mera noticia de su fichaje por el Napoli ya había desatado una ola de entusiasmo enfervorecido. Maradona puso a Nápoles en el estrellato del fútbol italiano, con un equipo del sur derrotando a clásicos del norte (Milan, Juventus) y poniendo en la vitrina del club importantes títulos nacionales e internacionales. Pese a sus problemas con las drogas, que le apartaría del calcio, Maradona le dio a la obrera y problemática Nápoles una razón para levantar la frente.

En 1990 un edificio de seis pisos de altura en Via Emanuele de Deo, 60 se pinta el primer mural de Maradona. Casi 30 años después, en 2017, se le une otro mural colosal en el lateral de un edificio de nueve plantas, en la glorieta del Viale 2 Giugno cerca del Golfo de Nápoles.

Entre medias hay muchos más gestos de homenaje, como el Bar Nilo, con un altar con un mechón de su pelo, o multitud de graffitis, pinturas, dibujos o pósters de papel con la figura del argentino por toda la ciudad.

Como no podía ser menos, se puede realizar un tour guiado que sigue la huella de Maradona en Nápoles.

Maradona falleció en cuerpo en 2020, pero en Nápoles es un D10S y los dioses nunca mueren.

12.- Quartieri Spagnoli, el Barrio Español de Nápoles

La herencia española en Nápoles no ha sido borrada por el paso de los siglos ni el desinterés oficial u oficioso. En Nápoles encontramos que se conserva el nombre del Quartieri Spagnoli, el Barrio Español, y la muy española Via Toledo (no exactamente por la ciudad, sino Pedro Álvarez de Toledo, el virrey que lo construyó en 1536).

Palacios, plazas, calles con tiendas de diseño y callejuelas con vendedores de pizza pueblan esta zona con encanto de Nápoles.

El Castillo del Huevo en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
El Castillo del Huevo en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

13.- El Castillo del Huevo

Dice la leyenda que el poeta Virgilio escondió un huevo en sus terrenos, profetizando que cuando este se rompiera, el castillo y la ciudad serían arrasadas. Lo cierto es que el Castillo del Huevo es el castillo más antiguo de Nápoles, con referencias de una fortificación sobre un islote desde el siglo I a.c., y que lo más probable es que su nombre se debiera a su forma ovalada original.

14.- El Castillo Capuano

El comienzo, o el final de la Via Tribunali está presidido por un imponente edificio de apariencia administrativa aunque en realidad nació como fortaleza, el Castillo Capuano, en 1150. Llamado así por estar cerca de la Puerta Capuana, que mira hacia Capua, sucesivas reformas de distintos monarcas le han hecho perder cualquier atisbo de la forma y función originales, acabando por ser Palacio de Justicia en 1537.

15.- El Castillo Nuevo

Cuando Carlos de Anjou es proclamado Rey de Nápoles y de Sicilia en 1266, el traslado de la capital desde la isleña Palermo viene acompañado de la construcción de un nuevo castillo para su corte. Así, a finales del siglo XIII Nápoles ve levantar un tercer y muy imponente castillo, a pocos metros de la orilla del mar, el Castel Nuovo o Castillo Nuevo

Saqueado por tropas húngaras, reforzado por la Corona de Aragón, atacado por los franceses y reforzado por los Borbones, el castillo alberga desde hace más de un cuarto de siglo el Museo Cívico de Castel Nuovo.

Puedes combinar dos de estos castillos con visitas guiadas en español con este tour por el Castillo del Huevo y el Castillo Nuevo.

Museo Monasterio de San Martín y Castillo de San Elmo en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
Museo Monasterio de San Martín y Castillo de San Elmo en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

16.- El Castillo de San Elmo

El Castillo de San Elmo o Castel Sant´Elmo es la fortaleza con ubicación más privilegiada de la ciudad. El último castillo de Nápoles se edificó a mediados del siglo XIV, como palacio fortificado, en lo alto de una colina a 250 m sobre el nivel del mar. Excavado parcialmente sobre roca viva, los vigías de esta fortaleza disfrutaban de una panorámica sobre el Golfo de Nápoles y la ciudad.

Prisión castrense hasta mediados del siglo XX, en 1988 se abre al público y os confirmo que es una visita que merece la pena por las espectaculares vistas que se obtienen desde lo alto de sus murallas. Además, si os preocupa la demencial cuesta para llegar a él, podéis subir y bajar de él en funicular.

Si te han gustado las vistas desde el castillo, no te pierdas este free tour por los miradores y callejones de Nápoles, de 2h 30min de duración y con un guía en español especializado en la historia de Nápoles.

Embarcaciones del Circolo Canottieri de Napoli y el Vesubio al fondo [(c)Foto: @avistu]
Embarcaciones del Circolo Canottieri de Napoli y el Vesubio al fondo [(c)Foto: @avistu]

.

17.- La fachada marítima de Nápoles

Nápoles vive del mar. Si los barcos mercantes llevan atracando en su puerto desde hace siglos, cuando comenzaron las rutas turísticas marinas comenzó a ver que amarraban también cruceros.

Pero la fachada marítima que nos interesa de Nápoles, arranca en los Giardini del Molosiglio, desde donde los socios acceden a las instalaciones de la Lega Navale Italiana y del Circolo Canottieri de Napoli. Aunque no puedas codearte con ellos, subiendo la cuesta de Via Acton Ferdinando Ammiraglio, en los últimos metros sí podrás contemplar a la izquierda las embarcaciones atracadas en sus muelles.

El paseo marítimo continúa, pero deberíamos detenernos unos minutos y contemplar, hacia el interior, hacia el distrito de Santa Lucía, el monumento al Rey Humberto I. Aunque la mejor vista está hacia el exterior, a un área semicircular al borde del agua donde jóvenes y mayores toman el sol sobre el cemento o los enormes bloques de piedra y se dan chapuzones, desde tierra o desde alguno de los barquitos atracados allí mismo.

Continuad hacia el Castell dell´Ovo porque frente a él se encuentra Borgo Marinaro, una antigua marina en el lugar donde los griegos fundaron la ciudad en el siglo 7 antes de Cristo. Es un lugar tranquilo para ver botes mecerse por las olas, animado si eres un espíritu nocturno o pintoresco para comer con vistas.

El paseo marítimo continúa durante casi 2km más, si os sentís con ganas de seguir disfrutando de la brisa y las vistas al Golfo de Nápoles.

Disfrutando del sol y el mar en Lungomare Santa Lucía en Nápoles [(c)Foto: @avistu]
Disfrutando del sol y el mar en Lungomare Santa Lucía en Nápoles [(c)Foto: @avistu]

18.- Qué ver cerca de Nápoles: Pompeya y el Vesubio

Si tienes unos días para Nápoles y has dejado hueco en tu agenda (deberías), no puedes dejar de visitar tres importantes destinos muy cerca de la ciudad, Pompeya y el Vesubio que la inmortalizó al arrasarla y Herculano (probablemente las ruinas romanas mejor conservadas de la zona).

Visitar Pompeya

Una tragedia monumental hico que la ciudad romana de Pompeya pasara a la historia. En el año 79 A.D. el cercano volcán Vesubio entra en erupción y en cuestión de horas arrasa con ciudadanos y edificios. Conservados bajo la lava, las excavaciones arqueológicas han sacado a la luz la extensa urbe que es una visita imprescindible cerca de Nápoles.

Puedes echarle un vistazo a nuestro artículo con los mejores consejos para visitar Pompeya, si deseas hacer la visita por libre. Contiene datos sobre el transporte para llegar a las ruinas, precios, qué ver y recomendaciones

Pero si tu tiempo es limitado y no te quieres complicar la vida, este tour a Pompeya desde Nápoles, con recogida y traslado de regreso al hotel, transporte en autobús y guía en español, incluye también la entrada sin colas al yacimiento arqueológico de Pompeya.

Y si quieres llegar al punto en que se inició todo, si quieres ver de cerca ese monstruo de la naturaleza que se despertó hace casi 2.000 años, puedes combinarlo en esta excursión a Pompeya y el Vesubio, con guía en español.

Nosotros visitamos Pompeya después de salir de Nápoles, como parte de un viaje por la Costa Amalfitana, así que llegamos por la tarde, dormimos allí y al día siguiente visitamos el Parque Arqueológico. Si decides hacer lo mismo, o pasar el día en Pompeya para visitarlo con tranquilidad y pernoctar cerca, te recomendamos nuestro alojamiento en la ciudad el B&B Pompei Olympus.

Visitar Herculano

Herculano, o Ercolano en italiano, es una pequeña urbe romana que también resultó sepultada por la lava del Vesubio. Aunque también está cerca de Nápoles, es menos frecuentada por los turistas (bendito desconocimiento) y tiene menos multitudes que pisan sus calles.

Además, el estado de conservación es, en general, más próximo al original, previo a la erupción y es más fácil moverse por ella, por lo que es una visita muy recomendable.

En función de la hora y frecuencia del metro o autobús, desde la Estación Central de Nápoles estáis a 23 – 40 minutos del Parque Arqueológico de Herculano, con un tramo final a pie de duración distinta según medio de transporte (las paradas son en puntos opuestos del yacimiento). Una vez allí, la entrada tiene un precio de 13€.

También puedes apuntarte a esta excursión a Herculano desde Nápoles que incluye recogida y traslado al hotel, transporte en autobús o minibús, entrada a Herculano y guía de habla española (o audioguía para grupos de menos de 6 personas).

Mapa de qué ver en Nápoles

Todos los lugares que mencionamos en el artículo se encuentran geolocalizados en este mapa de las mejores cosas que ver en Nápoles.

Recuerda que puedes añadir este mapa a tu Google Maps. Sólo tienes que hacer click en la estrella o los tres puntos, depende de tu móvil u ordenador, a la derecha del nombre del mapa para así tenerlo disponible siempre que lo necesites.


Información verificada en el momento de escribir este artículo. Recomendamos comprobar en la web oficial correspondiente posibles cambios temporales o permanentes
5/5 - (3 votos)
Artículos Relacionados
Plaza de Callao y Gran Vía de Madrid
Los mejores planes para hacer en Madrid en abril 2024

Cine de estreno, musicales, exposicion y muchas más propuestas de qué hacer en Madrid en abril de 2024

Fabada Pantagruélica cocinada en directo por los Xagós de Miranda
Programa de Fiestas de El Bollo 2024 en Avilés (Asturias)

Así es la fiesta del Bollo en Avilés, despedida de la Semana Santa de manera festiva y alegre, incluyendo una Leer más

Ayuntamiento de Madrid, Fuente de la Cibeles y Puerta de Alcalá [(c) Foto: @avistu]
Qué hacer en Madrid en marzo 2024, nuestra selección de conciertos, shows, cine y teatro

Conciertos, monólogos, magia, trivial y shows entre nuestras 40 propuestas para disfrutar de las tardes y noches de Madrid en Leer más

Vista panorámica del Puerto de la Isla de Capri, Golfo de Nápoles y Península de Sorrento [(c)Foto: avistu]
Cómo ir del aeropuerto de Nápoles al centro de la ciudad

Guía completa para ir del Aeropuerto de Nápoles al centro de la ciudad. Traslados en transporte público y privado. Comienza Leer más

Cartel del Carnaval de Madrid 2024
Programa del Carnaval de Madrid 2024: talleres, desfiles, eventos y mucho más

Programa del Carnaval de Madrid 2024 (10 al 14 de febrero), con todos los eventos y espectáculos confirmados por el Leer más

Academia de Caballería de Valladolid
Las 14 mejores cosas que ver y hacer en Valladolid

Descubre las 14 mejores cosas que ver y hacer en Valladolid, una ciudad cargada de historia y rincones con encanto.

Scroll al inicio