Tartu: Un descanso para el viajero entre Talinn y Riga

Tartu es la segunda ciudad para visitar de viaje en Estonia por excelencia. Llegué en autocar desde Tallinn en unas pocas horas y me dirigí hacia el Hostal Universitario.

En la misma universidad de Tartu ofrecen habitaciones para alquilar a precios muy razonables. Por 18 euros tienes una doble con cocina y baño compartido con otras dos habitaciones en el mismo nivel. Las instalaciones son nuevas, limpias y el precio es inmejorable. Existen dos Hostales Universitarios, uno un poco alejado del centro y el otro justo en la misma calle enfrente del ayuntamiento de la ciudad cruzando el río.

Tartu es también la capital espiritual para los habitantes del país. Una bonita y pequeña ciudad báltica que, aunque no rebose de las excelencias de Tallinn en cuanto a arquitectura, sí desprende una atmósfera agradable y goza de unos buenos cafés y terrazas para tomar algo y ver la vida pasar. Además está repleta de gente joven gracias a gozar de una de las universidades más grandes del país.

La estatua de una pareja besándose ante el Ayuntamiento enamora a más de uno. Los preciosos detalles en cada una de las farolas y la limpieza que rige las calles de la ciudad parece decirnos que la ciudad es un escaparate alejado del día a día del ser humano.

Tiene zonas verdes e incluso un monte con ruinas de la ciudad antigua y los restos de su catedral donde puede verse la ciudad desde lo más alto. El mismo río que cruza la ciudad por el centro también tiene un par de playas acondicionadas para el baño en los pocos días de verano que el país goza.

En la misma Universidad os espera una curiosa visita. Se trata de la celda de castigo donde los estudiantes eran encerrados durante los años del siglo XIX si se portaban mal. Se trata de áticos que hoy en día pueden visitarse y uno se imagina ahí encerrado por tirar una bola de papel o vete a saber tú! En las mismas paredes todavía pueden verse grabados a pluma de los mismos estudiantes que les tocó semejante calvario.

Desde la ciudad de Tartu existen buenas conexiones de tren y autocar a la mayoría de puntos de los países bálticos como Tallinn o Riga. Además, Tartu es un punto de partida ideal para explorar la zona sur de Estonia repleta de bosques frondosos y lugar todavía por explorar.

Imagen, Masochismtango

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo