Ruta de viaje por el norte de Italia: Visita a Padua, Venecia y Verona

Os contamos nuestra experiencia recorriendo estas tres ciudades históricas del norte de Italia

Italia TFW

Italia es uno de los países más visitados por los españoles. La cercanía, la proximidad cultural, su excelente comida y la similitud del idioma ayudan a aumentar esas cifras. Además, Italia es uno de los destinos que los viajeros suelen repetir más y, no es para menos cuando además le añadimos a los anteriores motivos, su legado histórico, su insuperable arte que engloba todas las vertientes al nivel más alto.

Hoy os hablaré sobre nuestro viaje en coche por el norte de Italia. Durante nuestra ruta visitamos Padova, Venecia y Verona. Nos quedamos con las ganas de ver Murano y Burano, Bolonia, Parma, Milán y otros pueblecitos encantadores de la zona. Las vacaciones no son infinitas y, sin duda, ya tenemos una razón para entrar en las estadísticas de los viajeros que repiten visita a Italia.

Vistas al centro de Venecia

A continuación os hablaré sobre los lugares que merecen la pena visitar en cada ciudad, los precios y lugares donde comprar entradas, algunas pistas sobre dónde podemos comer de forma económica en Venecia y otros consejos que espero que os sean de utilidad. Si teneís planeado realizar una ruta en coche por el norte de Italia os recomiendo que os leáis nuestra experiencia recorriendo las autopistas de Italia.

Recomendación general para viajar por Italia

A la hora de visitar iglesias debéis vestir adecuadamente. En el caso de que llevéis tirantes o vuestros pantalones, falda o vestido no llegue a las rodillas tendréis que llevar alguna prenda (pañuelo, fular y/o rebequita) a la hora de entrar en edificios religiosos. En el caso de que no llevéis nada para taparos os obligaran a que llevéis una túnica/pañuelo que ellos mismos os darán a la entrada.

En algunos lugares, como en la catedral de Venecia tendréis que alquilar el pañuelo y serán 2 euros.

Qué hacer en Padua

Palazzo della Laregione en Padua

Nuestra primera parada (y creo que obligatoria) fue Padua o Padova en italiano. Prácticamente nadie nos había hablado de Padua hasta entonces. Solo lo hizo un chico italiano con quien compartimos coche y nos comentó que lo único que encontraríamos allí serían inmigrantes y que no había nada que visitar. “Sólo es un sitio de paso para la gente que va a Venecia”. Y una cosa no quita la otra, Venecia es una maravilla pero Padua también me encanto. Me atrevería a decir que incluso me sentí más cómoda que en Venecia especialmente por el hecho que visitamos ambas durante el mes de agosto.

Soy más proclive a visitar las ciudades de dimensiones pequeñas, sin demasiadas masificaciones. No me gusta sentirme extremadamente turista aunque obviamente lo sea. Me gusta ver a la gente local haciendo la compra y al frutero gritar sus ofertas del día. Eso es lo que me gusto de Padova, su naturalidad. No es una ciudad que aparezca en las portadas de las guías de Italia por lo que puedes pasearte por sus calles y parques, puedes comer en un restaurante sin que te cobren un ojo de la cara y además puedes disfrutar de la arquitectura italiana al mejor precio.

La Capilla de los Scrovegni

La Capilla Scroveni en Padova

Lo que más me sorprendió de Padova fue la Cappella Degli Scrovegni: la obra maestra de Giotto. Es una de las grandes obras maestras del arte figurativo de todos los tiempos. Lo realizó en sólo dos años en el siglo XIV y está muy bien conservado.

Para visitar la capilla de los Scrovegni la reserva previa es obligatoria. Se puede reservar online hasta un día antes de la visita en su web oficial.

Horarios:


De 9 a 7 de la tarde. En algunas épocas del año también tienen otra entrada de noche..
De martes a domingo. Lunes cerrano.

Precio de la entrada:


Adultos: 13 euros
Estudiantes: 8 euros (menos de 26 años)
Menores de 17 años: 6 euros
El billete incluye también las entradas al Palacio Zuckermann, con el Museo de las artes aplicadas y decorativas, y los Musei Civici agli Eremitani.

La Basílica Menor de San Antonio de Padova

La Pontificia Basilica Minore di Sant’Antonio di Padova, dedicada al santo que lleva al nombre de la ciudad, es una de las más grandes de Europa y fue construida durante el siglo XIII.

En su web podéis consultar el horario ya que dependiendo de la época del año va cambiando. También os aconsejo que aunque no seáis religiosos ni sepáis italiano intentéis ir a una misa y disfrutéis de la basílica al máximo.

La plaza del Prato della Valle

Parque rotonda en Padova

En Padua puedes ver también una plaza con mucha historia: Prato della Valle. Al principio se trataba de un teatro romano, más tarde, durante los años de la Edad Media se transformó en una ciénaga y a finales del siglo XVIII se convirtió en la gran plaza monumental que puedes visitar hoy. Este enorme parque o rotonda, ni más ni menos, tiene una superficie de 90 mil metros cuadrados y está rodeada de estatuas y por un canal.

Sin duda, un lugar perfecto para hacer un descanso mientras coméis un helado antes de entrar en la Basílica de Santa Justina o la Abadía de Santa Giustina.

El Palazzo della Ragione

Pallazzo della Ragione en Padova

El Palazzo della Ragione es otro de los lugares de interés de Padua que merece visitar. Se trata de uno de los edificios civiles de época medieval más importantes de toda Italia. Aunque su fachada ya te deja boquiabierta al llegar al edificio, espera entrar dentro un ver el gran salón con pinturas renacentistas, una auténtica maravilla al nivel de lo más grande que encontrarás en el arte italiano.

Horarios:


Abierto de martes a domingo
De febrero a finales de octubre de 9 a 7 de la tarde.
De noviembre a finales de enero de 9 a 6 de la tarde.

Precio de la entrada:


Entrada general: 6 euros
Entrada reducida: 4 euros

El Jardín Botánico de Pádova

El Giardino della biodiversità di Padova es el primer jardín botánico fundado en la historia, a mediados del siglo XVI, y desde entonces que no ha cambiado de sitio.

En este pulmón verde en el corazón de Pádova encontrarás más de 7000 especies botánicas. Podéis ver más información sobre horarios y precios en la web oficial del Orto Botanico Universita di Padova

Consejos a tener en cuenta visitando Padua


1Los lunes la mayoría de los museos están cerrados
. En Agosto (más o menos del 6 al 22) la mayoría de los establecimientos se encuentras cerrados por vacaciones.

2Al entrar en Padova no te das cuenta pero hay cámaras que captan a la entrada de los coches. No avisan pero si entras al centro en coche te llegará una multa bonita por lo que tener cuidado con esto.

3Cappella degli scrovegi: A mí personalmente me encantan los frescos y la pintura así que disfrute mucho en este lugar. Hay que ir un poco antes (10-15 minutos) para dejar las cosas y poder llegar hasta la capilla. Nosotros fuimos una hora antes ya que estaba lloviendo y aprovechamos para entrar en la sala multimedia que es gratis si tienes la entrada de la capilla. Si no tenéis tiempo, tranquilos antes de entrar en la capilla te ponen otro video introductorio.

Qué hacer en Venecia

Canales de Venecia

Tenía muchas expectativas puestas en Venecia y puede que no fuera una buena idea visitar esta mítica ciudad por primera vez a mediados de agosto. El turismo de masas, la escasa vida rutinaria en las calles, el calor y el cansansio tras unos cuantos días de viaje fueron alguna de las razones por las que volví un poco decepcionada de Venecia. Aun así, eso no quiere decir que no disfrutara mi día en Venecia.

Para ir a Venecia cogimos un tren desde Padua ya que ir en coche es una locura. A la hora de comprar el billete de tren lo mejor es usar las máquinas de Trenitalia que verás en la misma estación. El billete nos salió por 4.25 euros. No existe la posibilidad de comprar los billetes de Trenitalia online pero sí los billetes de Italo aunque eran más caros (5.90 euros).

Por curiosidad compramos un billete de Trenitalia y otro de Italo para ver las diferencias. Italo es un tren con mejores servicios como la limpieza y la seguridad de que tendrás un asiento enumerado. Aun así, para un trayecto que apenas dura media hora no nos pasará nada si vamos de pie un rato aunque seguramente que no sea necesario.

EXCURSIONES EN VENECIA EN ESPAÑOL

Aprovecha tu tiempo en Venecia l máximo con alguna de las siguientes excursiones con guía en español y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Venecia: Oferta con tour completo con visita guiada, Basílica y Palacio Ducal
  2. Paseo en gondola por los canales de Venecia
  3. Subterráneos y fantasmas de Venecia
  4. Desde Venecia: excursión a Burano, Murano y Torcello
  5. Más excursiones en Venecia y alrededores

La Basílica de San Marcos

La Basílica de San Marcos en Venecia

Una vez en Venecia la primera cosa que hicimos fue ir a la Basílica de San Marcos. Es la obra maestra de la arquitectura bizantina en el Véneto. Es catedral, iglesia patriarcal y basílica. Es un todo en una que merece la pena visitar.

Si no tenéis ningún tour privado reservado de antemano hay dos formas para entrar en la Basílica de San Marcos: la barata y la gratis.

Para la barata (3 euros por persona) hay que reservar el día y la hora (puedes hacer la reserva online hasta 10 minutos antes de entrar y con un límite de 5 personas).

Para la visita con reserva has de acceder por la Puerta de San Pedro situada junto a la puerta principal. Del 3 de noviembre al 1 de abril no se puede hacer la reserva precia ya que la afluencia de turistas es menor.

Nosotros decimos jugárnosla y no hicimos reserva previa. Leímos que el tiempo medio de espera es de unos 45 minutos y cuando vimos la cola nos arrepentimos de no haber comprado la entrada con antelación. Como habíamos ido a jugar, dejamos de rechistar, nos pusimos a la cola y a esperar.

A los 5 minutos ya habíamos avanzado mucho, la cola, efectivamente, se movía muy rápido. Finalmente, tuvimos suerte ya que sólo esperamos unos 15-20 minutos aun siendo pleno agosto. Nuestro secreto, estar en la puerta a las 9:15.

Aunque no hay que pagar la entrada, una vez en el interior de la Basílica de San Marcos, si quieres visitar determinadas zonas, te cobrarán por ello por lo que acuérdate de coger el monedero.

Mientras hacíamos la cola nos dimos cuenta que había gente que llegaba a la entrada y se daba la vuelta. No sabíamos que pasaba por lo que me adelanté un poco para curiosear y vi un cartel (casi en la entrada) que ponía que antes de entrar en la Basílica de San Marcos tienes que dejar las bolsas o mochilas que lleves en una consigna (sin coste alguno) en el Ateneo San Basso, muy cerca de la puerta principal de la basílica. Así, la gente que no leyó el cartel tuvo que ir a dejar las mochilas y hacer la cola otra vez.

Nosotros no tuvimos esa mala suerte ya que mi compañero corrió a la consigna para dejar las pertenencias. Aun así, con las prisas se nos olvidó coger el dinero por lo que no pudimos ver las zonas de pago del interior.

Tour gratis por Venecia

Panorámica del centro de Venecia

Nos apuntamos a un tour gratis para ver los lugares más destacados de Venecia. Es una buena manera para ponerse en escena y después profundizar más en los lugares que te hayan gustado más.

Este tour empezó en la estación de tren y durante las casi 3 horas de duración disfrutamos de Venecia y sus curiosidades. De esta manera, visitamos acompañados de un guía de la mayoría de los sitios de interés de Venecia como el gran canal, el puente Rialto y los Campos de Venecia.

Existen una gran cantidad de tours gratis por Venecia. Si os queréis apuntar y ya tenerlo preparando antes de llegar podéis hacerlo a través del siguiente enlace: Tour gratis por Venecia.



Ofertas de alojamiento en Venecia

Comer barato en Venecia:

Después de comer algo que traíamos de Padua decidimos descansar a la orilla del canal. Posteriormente, decidimos ir a comer algo de verdad. Habíamos leído varios post en internet sobre lugares baratos para comer por lo que decidimos ir a curiosear un poco.

Así, picoteando pasamos por el Bacareto Da Lele en Campo dei Tolentini 183. Ni más ni menos se encuentra en la segunda posición en la clasificación de TripAdvisor de restaurantes en Venecia. Se trata de un bar bastante pequeño y muy interesante. El vino de la casa es barato (a partir de 0,60€) y sus famosos panini (pequeños bocadillos) cuestan un eurito.

Luego pasamos por el Fried Land, en Cannaregio Calle Fiori, otra gran opción si quieres comer algo de paso. En este lugar puedes disfrutar del sabor del mar por sólo 5,99 euros. Un cucurucho con calamares, gambas y pescadito frito (todo hecho al momento).

Y para disfrutar del postre nos pasamos por Cocaeta, en Fondamenta San Giobbe. Tienen crepes saladas y dulces. Nosotros elegimos la clásica de nutella por 3 euritos.

Mientras comíamos estuvimos paseando, analizando el canal, visitando iglesias por lo que llegó hora de volver a Padua con el tren. Nos quedamos con las ganas de visitar las islas pero eso tendré que explicarlo más adelante, en cuanto vuelva a Venecia.

Consejos generales para visitar Venecia

1En la Basílica de San Marcos de Venecia la entrada es gratis (puedes hacer reserva previa con guía o sin guía para evitar la cola). Además, ten en cuenta que debes de llevar una indumentaria adecuada para visitar un centro religioso (si vas en tirantes o vas enseñando las rodillas tendrás que pagar dos euros por la túnica-pañuelo). Antes de ponerte en la cola para visitar la Basílica, pregunta en la entrada por el lugar donde has de dejar las mochilas o bolsas (coged el dinero para las zonas de pago de la Basílica).

2Sí se puede comer barato en Venecia. Hay que buscar bares pequeños y normalmente alejados de la zona turística. Así que animaros a explorar Venecia.

3Google Maps no siempre funciona bien ya que hay algunas callejuelas muy callejuelas donde la conexión no suele funcionar. A vuestra vuelta a la estación ir con tiempo ya que puede que os cueste más de lo que esperábais.

Qué hacer en Verona

Puerta Borsari en Verona

Para ir de Padua a Verona en coche tardamos alrededor de una hora y cuarto. Si en cambio, viajas en tren, apenas llegarás en 45 minutos a la ciudad de Romeo y Julieta. Verona es una ciudad preciosa y con un patrimonio arquitectónico muy bien conservado. Normalmente todo el mundo conoce esta ciudad por el gran Shakespeare pero Verona es mucho más que eso.

La Arena de Verona

El anfiteatro de Verona

En Verona puedes encontrar uno de los anfiteatros romanos mejor conservados del mundo, con dos mil años de antigüedad ni más ni menos. Es el llamado Arena de Verona, un impresionante anfiteatro en el que cabrían hasta 30.000 personas y en el que aún hoy se siguen celebrando espectáculos.

A través de la web oficial veréis que se realizan multitud de conciertos en directo. Sin duda, un lugar mágico para envolverse entre la potencia de un Carmina Burana

Horarios:


De martes a domingo: de 8:30 a 7:30 de la tarde.
Lunes: de 1:30 a 7:30 de la tarde.

Precio de la entrada:


Entrada general: 10 euros
Entrada reducida: 7.5 euros

EXCURSIONES EN VERONA EN ESPAÑOL

Aprovecha tu tiempo en Venecia l máximo con alguna de las siguientes excursiones con guía en español y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Autobús turístico de Verona
  2. Excursión de medio día al lago de Garda desde Verona
  3. Visita guiada al Arena de Verona sin colas
  4. Excursión a los Alpes Dolomitas desde Verona
  5. Más excursiones en Verona y alrededores

La Casa de Julieta

La casa de Julieta en Verona

Nosotros no somos muy de Romeo y Julieta pero ya que habíamos llegado hasta allí fuimos a ver la casa de Julieta.

Se encuentra en el centro antiguo de Verona y no es muy complicado toparse con ella ya que está a rebosar de turistas. Está situada muy cerca de la Plaza Erbe y accediendo por un pequeño túnel cuyas paredes están cubiertas de frases de amor, llegamos hasta un patio donde una Julieta de bronce nos recibe con con una de las tetas descoloridas.

Hay visitas guiadas del interior de la casa de Julieta.

Horarios:


De martes a domingo: de 8:30 a 7:30 de la tarde.
Lunes: de 1:30 a 7:30 de la tarde.

Precio de la entrada:


Entrada general: 6 euros
Entrada reducida: 4.5 euros

Verona a nuestro aire

El río separando el centro de Verona

Después de ver el anfiteatro y la casa de Julieta decidimos coger un mapa y seguir explorando Verona por nuestra cuenta.

Verona está separada por un río y el puente más famoso que lo atraviesa es el Puente de Piedra. Es incluso más antiguo que el anfiteatro. A ambos lados del río se pueden encontrar iglesias y edificios históricos por lo que después de una caminata de unas 3 horas volvimos al centro.

A lo largo de nuestro recorrido visitamos la Piazza Bra, el Palacio de Barbieri, el Palacio de la Gran Guardia, Porta Borsari, el Ponte Scaligero, el Castelvecchio, la Piazza de Erbe (Torre dei Lamberti, el Palacio Maffei y la Torre del Gardello), Piazza dei Signori, la Chiesa Di San Fermo Maggiore, el Duomo di Verona y Basilica di San Zeno.

Después de comer en un restaurante que acababan de abrir y estaba todo de oferta (comimos bien y barato) compramos los billetes de autobús para volver a nuestro hotel.

Para comprar los billetes de autobús os recomiendo que los hagáis en un estanco. Así, cada billete os costará 1.30 euros. No los 2 euros que hay que pagar si lo compras en el autobús.

Aunque merecido, debido a la apretada agenda de viaje no pudimos darle un día extra a Verona. Nos quedamos con las ganas de ver el atardecer desde Castel San Pietro y visitar por dentro Castelvecchio, el castillo medieval de Verona. De todas formas, ya tenemos varias excusas para repetir Italia.

Consideraciones finales para visitar Verona

1Comprar los billetes de autobús en los estancos para que salgan más baratos.

2No os perdáis la oportunidad de ver la cartelera y aputaros a un espectáculo de ópera o concierto en el Arena de Verona.

3Si podéis pasar al menos dos días por Verona no dejéis de visitar el lago Garda. Desde la estación hay muchos buses que van al lago y se encuentra una hora y media aproximadamente.


Ruta de viaje por el norte de Italia: Visita a Padua, Venecia y Verona
5 (100%) 3 votos

Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *