La ruta de las calas de Los Genoveses en Cabo de Gata

Una sencilla ruta para conocer algunas de las calas más bellas del Cabo de Gata

España

Ese paraíso terrenal almeriense llamado Parque Natural del Cabo de Gata-Níjar posee un buen número de atractivos que hicieron que, tras visitarlo, lo colocáramos bien alto en nuestra lista de destinos favoritos (y no solo hablo de los destinos nacionales). Allí pudimos vivir una desconexión total, reconectando con la naturaleza de una manera especial. Y dos de las estrellas principales de esa fascinante naturaleza del Cabo de Gata son sus calas y sus aguas. Hay decenas de impresionantes playas y calas en las que perderte, pero encontré tres de mis favoritas – Cala de los Amarillos, Cala Príncipe y Cala Chica del Barronal – siguiendo la sencilla ruta de las calas de Los Genoveses.

Para llegar a ella, solo tuvimos que seguir un sendero que admite un par de variantes, pero que ambas son aptas para casi todos los públicos.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA ASEGURADO
El seguro de viajes de Iati incluye COVID-19 y cuarentena por contacto directo
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Se trata de una excelente opción para aquellos que quieran buscar calas menos frecuentadas junto a una de las playas más famosas y concurridas (sobre todo en temporada alta y los fines de semana en los que ya comienza a apretar el calor) del Cabo de Gata: la playa de los Genoveses.

Aquí te dejamos todas las claves para que tú también puedas disfrutar de ellas.

Cómo llegar a la ruta de las calas de Los Genoveses

ruta calas genoveses

Foto © David Escribano

Para comenzar la ruta que lleva a las tres calas situadas al sur de la amplia y larga playa de Los Genoveses, tendrás que tomar el sendero que parte del parte del parking de Los Genoveses.

Hay gente que decide alargar la ruta y comenzar a caminar desde la turística población de San José, lo cual es una opción muy sana y tenemos que reconocer que los campos que preceden a Los Genoveses tienen un gran atractivo paisajístico, incluyendo ese antiguo molino que nos hace pensar si no nos encontraremos en mitad de uno de los campos de trigo manchegos.

Sin embargo, si te planteas la jornada como un auténtico día de playa y cargas con sombrilla, comida y demás – como era nuestro caso -, te aconsejo que vayas con el coche hasta el aparcamiento de Los Genoveses y te ahorres la caminata inicial.

Qué llevar a la ruta de las calas de Los Genoveses

Para poder hacer la ruta de las calas de Los Genoveses necesitarás llevar un calzado apto para hacer senderismo. No hablo de botas de trekking, pero al menos unas de esas chanclas de playa que llevan cintas atadas al tobillo y con una suela algo más gruesa y adherente. Ya sabéis, las típicas sandalias de trekking.

Si hacéis la ruta en verano, será indispensable llevar, también, una crema protectora del sol, sombrero o gorra y toda la comida y bebida que vayáis a necesitar para pasar el día (o el tiempo que deseéis) en las calas, pues no encontraréis ningún tipo de bar, restaurante, chiringuito o fuente en las calas.

Dónde dormir en el Cabo de Gata

Si buscas alojamiento en el Cabo de Gata, te recomiendo el Cortijo El Campillo. Annika y Martin, los anfitriones, son una pareja encantadora que te harán sentir como en casa en este cortijo centenario típico almeriense. Además, el desayuno es espectacular y Annika y Martin te enseñarán su forma de vida, respetuosa con el medio ambiente, y conocen todos los rincones del parque natural. No hay lugar mejor que este, pero si prefieres mirar más opciones, las podrás encontrar, y sin aumento de precio, a continuación:

Por último, pero no menos importante, yo nunca olvidaría llevar gafas y tubo, pues si algo le da belleza a esta parte de España son sus preciosas y claras aguas. Me pasé la mitad del día sumergido en las aguas de las calas, admirando la belleza submarina y disfrutando como un niño.

Características técnicas de la ruta de las calas de Los Genoveses

senderismo en Cabo de gata

Senderismo en Cabo de Gata. Foto © David Escribano

Esta ruta es muy sencilla. Llana al principio y con una ligera pendiente en la zona de los acantilados.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

La distancia recorrida de manera circular es de unos 3,5 km, y se puede realizar, sin paradas (que nunca es el caso), en poco más de una hora.

Experiencia de la ruta

Tras pasar unas horas en una abarrotada (era el primer domingo de junio) playa de Los Genoveses, decidimos recoger todo y tomar la senda que nos había recomendado nuestro gran anfitrión, y amigo, Martin esa misma mañana, mientras desayunábamos en nuestro alojamiento del cortijo El Campillo y preparábamos las excursiones del día.

Los primeros metros de la senda atravesaban un dorado campo de trigo de escasa altura, en el que destacaba una vieja caseta que parecía haberse quedado anclada en el tiempo, solitaria y separada de la manada.

Al poco, la vegetación cambió para transformarse en un extraño bosque de “pitas”, que es el nombre que se le ha dado al ágave americano en la zona. Esta planta fue introducida hace décadas y se ha convertido en una especie invasora que está dando ciertos quebraderos de cabeza a las autoridades encargadas de la conservación del parque natural.

Cala de los Amarillos mejores playas Cabo de Gata

Cala de Los Amarillos. Foto © David Escribano

Temas ecológicos a parte, lo cierto es que este pequeño bosque formado por arbustos, pitas y esa especie de largos tallos arbóreos que crecen desde el centro de la pita (y que aparecían prácticamente tumbados por la acción del viento), resultaba realmente llamativo y original.

El primer recodo del camino, ya habiendo ascendido ligeramente, ofrece unas magníficas vistas de la playa de Los Genoveses, por lo que nos detuvimos unos minutos a hacer fotos antes de continuar, a nuestra derecha, hacia la cala de Los Amarillos.

No tardamos más de 15 minutos (desde el aparcamiento) en llegar a la bella cala de los Amarillos.

El paso por los acantilados. Foto © David Escribano

Se trata de un bello arenal dorado, con forma de media luna y encajado entre acantilados. Además, posee formaciones rocosas a ambos lados, en cuyas raíces, hundidas en el mar, habitan decenas de peces diferentes.

Al ser la cala más cercana a Los Genoveses, aquí encontramos a casi una veintena de bañistas, por lo que decidimos seguir hacia la siguiente: la cala Príncipe.

Para llegar a ella, tuvimos que elegir entre hacerlo por el interior, bordeando la pequeña colina, o por el exterior, siguiendo un sendero medio borrado en el acantilado. Optamos por seguir el camino más bello: el del acantilado.

Cala Príncipe Cabo de Gata

No os preocupéis, porque es un sendero sencillo y corto, que regala unas bellísimas vistas. Unos minutos más tarde, llegábamos a la cala Príncipe, nuestro pequeño paraíso.

Cala Paraíso es pequeña, de forma triangular y unos 100 metros de largo. Es nudista y apenas encontramos a dos parejas más en su arena. A ambos lados, los acantilados son impresionantes y el fondo está cubierto de vegetación.

El agua es algo más movida que en Amarillos, pero te puedes bañar con tranquilidad. Aquí pasamos un par de horas, hasta que nos quedamos totalmente solos. Una auténtica conexión con la naturaleza que nos costó abandonar para poder ver la última cala de la ruta: la de Chica del Barronal.

Para ello hay que encarar la ascensión más durilla del día, pero no es nada del otro mundo. Las calas de Príncipe y Chica están separadas por un bonito peñasco realmente fotogénico.

No tardamos más de 10 minutos en pasar de una a otra.

ruta calas genoveses

Cala Chica del Barronal. Foto © David Escribano

La cala Chica del Barronal se presentaba, también, casi desierta al atardecer. Desde lo alto del peñasco, la pudimos observar en su plenitud, con unos 125 metros de largo y esa especie de pequeñas dunas salvajes, cubiertas de vegetación, que se extienden hacia el interior. Me pareció un lugar mágico, ideal para bajar a disfrutar de la tranquilidad absoluta del atardecer.

El agua aquí está aún más movida que en las otras dos y es algo menos apta para el buceo, pero también se puede practicar.

Fue el final perfecto para un magnífico día disfrutando de algunas de las mejores calas del Cabo de Gata. Casi al anochecer, iniciamos el camino de vuelta, llegando al aparcamiento de nuevo en poco más de 20 minutos. Sin duda, os recomiendo que hagáis esta preciosa ruta de las casas de Los Genoveses.

 


TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *