Las 10 mejores cosas que hacer en Bilbao

Bilbao se ha convertido en una ciudad sorprendente con multitud de atractivos para el turista

España TFW

Hace años que Bilbao se sacudió de encima esa fama de ciudad industrial en la que se comía genial, pero en la que había poco que ver. La gastronomía sigue siendo exquisita aquí, pero con la renovación de su centro histórico y la ribera de la ría, ahora también hay un buen número de lugares que visitar en Bilbao.

Durante los últimos 5 años, he visitado Bilbao en  ocasiones y ya comienzo a sentirme como en casa. La gente es hospitalaria, convirtiéndose en un activo más de una ciudad que cuenta con interesantes museos, bellezas arquitectónicas, bellas zonas verdes, un muelle de una ría que ha vuelto a la vida y, cómo no, unos pintxos que quitan el sentido, acompañados por unos chacolís (txakolin, en singular y en euskera) que refrescan la garganta a la vez que aportan alegría al resto del cuerpo.

Para que tengas una experiencia tan buena como la mía, aquí os dejo algunas de las mejores cosas que ver y hacer en Bilbao:

1. Visita el Museo del Guggenheim

El Guggenheim es mucho más que uno de los mejores lugares que ver en Bilbao. Realmente, es la piedra angular y máximo exponente de la revitalización de la ciudad.

Inaugurado en 1997, el Museo Guggenheim llama la atención ya en su aspecto exterior. Su fachada metálica, diseñada por el afamado arquitecto Frank Gehry, tiene la forma de un barco que parece que en cualquier momento va a surcar las aguas de la ría.

En su interior, el Museo Guggenheim alberga obras de artistas como Anish Kapoor, Jeff Koons, Yves Klein o el español Eduardo Chillida. Algunas de las obras de mayor tamaño se exhiben en el exterior, en la zona conocida como el “Distrito del Arte”. Y sin olvidar al pequeño cachorro hecho de flores que custodia la entrada al museo.

2. Haz una ruta de pintxos

Una de las mejores cosas que hacer en Bilbao es disfrutar de su gastronomía. Son famosos sus gruesos y sabrosos chuletones, así como los pescados y mariscos que salen frescos de las aguas del Cantábrico. Sin embargo, la forma más popular de tomarle el pulso al sabor de Bilbao es mediante sus pintxos.

Serán esos pintxos los que te den la bienvenida desde la barra de la gran mayoría de los bares de la capital vasca. Los hay de todo tipo y para todos los gustos. Lo suyo es tomar uno o dos en cada bar, acompañados de un txakolin y recorrer así una ruta por la ciudad.

3. Vagabundea por las calles del Casco Viejo

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

El Casco Viejo es la parte más tradicional y emblemática que ver en Bilbao. Está compuesto por las antiguas Siete Calles, en las que, desde la Edad Media, se asentaban los distintos gremios profesionales de la ciudad.

Paseando a orillas de la ría del Nervión encontrarás el puente de San Antón, plazas – como la Plaza Nueva y la Unamuno – llenas de vida, fuentes – como la del Perro -, el Teatro Arriaga, el Museo Vasco de Bilbao, la Catedral de Santiago, las iglesias de San Antón y San Nicolás, y un sinfín de bares y pequeños locales en los que se concentra la vida callejera de bilbaínos de todas las edades y condiciones. Es el epicentro de la vida bilbaína.

4. Visita el Museo de Bellas Artes

Otro interesante museo que ver en Bilbao es el de Bellas Artes. Abrió sus puertas en 1914 y alberga una de las mejores colecciones de arte del País Vasco, con obras de artistas de la talla de Francisco de Goya, Paul Gauguin, El Greco, Francis Bacon y Eduardo Chillida.

Además, posee interesantes exposiciones temporales.

5. Surca las aguas de la ría de Bilbao

Una de las formas más auténticas, bellas y románticas de ver Bilbao es a bordo de un barco que surque las aguas de su ría. Sobre todo teniendo en cuenta que gran parte de los grandes atractivos de la ciudad se encuentran en las riberas de la ría.

Hay varias agencias que operan pequeñas embarcaciones. Es un planazo para los días en los que luce el sol.

6. Contempla la vida cotidiana en el Mercado de la Ribera

El mercado cubierto más grande de Europa se encuentra en los límites del Casco Viejo, junto a las aguas de la ría. Distintos puestos de pescados, carnes, mariscos, verduras, frutas y otros productos frescos se alternan con bares, restaurantes y espacios donde llegan bandas de música a dar espectáculos en directo.

Es el lugar perfecto para tomar el pulso a la ciudad. En este edificio de 1929 se dan cita locales y extranjeros para admirar el buen género que llegará a los bares y restaurantes, comer algo de ello in situ o llevarse buenas viandas para cocinarlas en casa.

Sin duda, uno de los mejores lugares que visitar en Bilbao.

7. Disfruta de las vistas desde el Monte Artxanda

No sería hasta mi tercera visita, cuando mi gran amigo Joseba me subió al monte Artxanda para disfrutar de la mejor panorámica que ver Bilbao.

Para ascender hasta la cima de Artxanda puedes tomar el funicular que lleva operando más de un siglo (desde 1915). Después solo tienes que embelesarte con las magníficas vistas. Es un lugar muy frecuentado por parejas de tortolitos, sobre todo al atardecer, cuando verás a los enamorados pasear por los bellos senderos del monte y tomarse algo en los restaurantes.

8. Visita la iglesia de San Nicolás

Si te gustan los monumentos eclesiásticos, la iglesia de San Nicolás, es el más emblemático ejemplo que ver en Bilbao. Se encuentra en pleno Casco Viejo, frente a la bella fachada del Teatro Arriaga, y su construcción data del siglo XV. Al menos fue en ese momento cuando se levantó la ermita original en el barrio de los pescadores. Sin embargo, esta quedaría destruida tras unas inundaciones y el templo actual se erigiría en 1756, en estilo barroco.

9. Puente Bizkaia

Este puente colgante que aparece sobre las aguas de la ría es el único atractivo que ver en Bilbao que se encuentra incluido en el listado del Patrimonio Mundial elaborado por la Unesco.

Esta compleja obra del hombre lleva en pie, justo donde la ría se funde con el mar, desde 1893. La diseñó el arquitecto Alberto de Palacio, discípulo del mítico arquitecto francés Gustave Eiffel.

10. Visita el Azkuna Zentroa

El Azkuna Zentroa, que solía ser conocido como la Alhóndiga, es un centro cultural y de ocio ubicado en un antiguo almacén de vino. El edificio modernista es uno de los más curiosos que ver en Bilbao, y fue rediseñado por el diseñador francés Philippe Starck. Ahora descansa sobre 43 pilares o columnas únicas, cada una de ellas una impresionante obra de arte por derecho propio. Incluso si no vas a ver una exposición o un espectáculo aquí, vale la pena darse una vuelta por aquí.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *