Las 28 mejores cosas que ver y hacer en San Sebastián (con mapa)

Descubre una de las ciudades más bonitas de España con esta recopilación de las 28 mejores cosas que ver y hacer en San Sebastián

España TFW

Por San Sebastián han pasado libertadores destruyendo lo que protegían invasores, reinas buscando la salud de sus aguas, nobles y espías disfrutando la Belle Epoque o directores y actores pisando la alfombra roja. A ellos les ha pasado lo mismo que a mi y que a ti, lector, que se han encontrado con que hay muchas cosas que ver en San Sebastián.

A San Sebastián hay que ir al menos una vez en la vida, como si de una peregrinación se tratara. Pero cuando te des cuenta, leyendo este artículo, de cuantas son todas las cosas que ver en San Sebastián, sabrás que vas a necesitar volver. No te preocupes, nos pasa a todos los que hemos visitado San Sebastián.

1 Pasear por la Parte Vieja de San Sebastián

En un impagable guiño a los tópicos de la exageración local, en San Sebastián no hay una zona antigua sino dos.

El casco viejo de San Sebastián, la parte vieja de San Sebastián, no debe confundirse con “el Antiguo”, un barrio en el otro extremo de la ciudad del que hablamos más adelante en este mismo artículo.

La parte vieja de San Sebastián abarca desde las laderas del Monte Urgull, que caen hacia el mar del Golfo de Vizcaya, hacia el “moderno” boulevard que da paso al señorial centro de San Sebastián.

Si hay una zona de San Sebastián para tapear y pasear entre calles y edificios de principios del siglo XIX, esa es por excelencia el Casco Viejo (insistimos, no confundir con “el antiguo”).

2 El Castillo de la Mota: un símbolo de la desesperada resistencia francesa

Hacia el final de la Guerra de la Independencia de España, las tropas francesas fueron derrotadas en la Batalla de Vitoria en 1813. Buscaron refugio en San Sebastián y se acuartelaron en una ciudad que a los pocos meses fue atacada por británicos y portugueses.

Estratégicamente enclavado en lo alto del Monte Urgull, el Castillo de la Mota (originalmente del siglo XII) se convirtió en el último bastión de resistencia de los galos, que no se rindieron hasta 59 días después de comenzado el asedio.

3 La Batería de Santiago: el otro mirador de San Sebastián

Estamos acostumbrados a ver San Sebastián de Oeste a Este, desde la cima del monte Igueldo, pero podemos bajar del Castillo de la Mota y pararnos en la Batería de Santiago, un estupendo mirador hacia la Concha, la Isla de Santa Clara y el Monte Igueldo.

El descenso, por las escaleras de la Calle Gaztelubide, finaliza en otro privilegiado punto, el Mirador del Paseo de los Curas, aunque ya no tendremos tan buena perspectiva hacia la entrada de la Bahía y estaremos casi a ras de suelo, a unos pocos metros sobre el Puerto de San Sebastián.

Isla Santa Clara San Sebastián desde Monte Urgull

4 El Puerto de San Sebastián: el nacimiento de San Sebastián

El Puerto de San Sebastián es la razón por la que se fundó la ciudad aproximadamente en 1180 por parte del Rey de Navarra Sancho el Sabio, que buscaba una salida al mar para sus tierras. Apenas 20 años después, toda Guipúzcoa se hace vasalla de Alfonso VIII y la ciudad pasa a estar bajo dominio de la poderosa corona castellana.

Hoy el Puerto de San Sebastián alberga tanto barcos pesqueros como una zona de atraque de embarcaciones deportivas, muy demandada, por cierto. Aunque la actividad de la venta en la lonja es sólo para profesionales, sobre las 5:30pm los pescadores pesan sus capturas de cara al público.

Puerto de San Sebastián

Por pequeño que sea en comparación con el tamaño de la ciudad, que ahora es turística y comercial, siempre recomiendo un paseo por los puertos pesqueros así que no es una excepción el Puerto de San Sebastián, no sólo por las vistas.

5 Calle 31 de agosto: el San Sebastián superviviente

Casi una vía para comunicar dos templos, la Calle 31 de agosto es la única superviviente de la destrucción de la ciudad en 1813, causada con innecesaria saña por las tropas británicas y portuguesas que atacaba a los derrotados franceses que se habían salvado de la debacle de la Batalla de Vitoria.

Si esta calle se libró del incendio, bombardeos y desmanes, se debió a que en las casas de la misma y alrededores se habían instalado los oficiales de Su Graciosa Majestad, así que la Calle de la Trinidad (el nombre que tenía antes de la debacle) se salvó del destino del resto del Casco Viejo.

Arrancando poco antes de la Basílica de Santa María del Coro, la Calle 31 de agosto finaliza en la Iglesia de San Vicente.

6 Basílica de Santa María del Coro

Esta iglesia de finales del siglo XVIII cuenta con una preciosa portada donde aparece el patrón de la ciudad, San Sebastián, tras su martirio. En el interior se encuentra una pequeña Virgen del Coro, tallada en madera, co-patrona de San Sebastián.

Una curiosidad sobre la Basílica de Santa María del Coro es que su puerta principal mira directamente a la de la Catedral del Buen Pastor, a unos impresionantes 850 m de distancia.

7 Plaza de la Constitución

Antes de visitar la Iglesia de San Vicente, nos desviamos levemente hacia la Calle San Jerónimo, para acceder unos metros más allá al corazón de la parte vieja de San Sebastián, la Plaza de la Constitución.

Como curiosidad sobre la Plaza de la Constitución de San Sebastián, si uno aguza la vista verá que los balcones tienen números.

Esta peculiaridad obedece a los tiempos en que se celebraban corridas de toros en la plaza y el ayuntamiento se los requisaba temporalmente a los vecinos para venderlos como palcos. Sus propietarios podían reservar su propio balcón pagando la correspondiente tarifa.

Hoy se siguen celebrando importantes y simbólicos eventos, pero la Plaza de la Constitución de San Sebastián ya no alberga la sede del Ayuntamiento desde 1947.

8 Iglesia de San Vicente

La Iglesia de San Vicente Mártir en San Sebastián está considerada como el templo más antiguo de San Sebastián, data del siglo XVI, y es uno de sus edificios más longevos.

Probablemente de no estar ubicada al final de la Calle 31 de Agosto, hoy no quedaría nada de ella y hubiera sido arrasada en 1813.

9 Monumento al Tamborrero

En un lateral del Mercado de la Brecha, en la Plaza Sarriegi se levanta una pequeña estatua de bronce con una gran lectura.

De tamaño natural, representa a un tamborrero, elemento básico de la fiesta de la tamborrada, conmemoración del final de una epidemia de Peste Negra en el siglo XV, frente a la letra de la Marcha de San Sebastián (el santo que frenó la epidemia).

10 Mercado de la Brecha

El Mercado de la Brecha (efectivamente, aquí se escribe “Bretxa”) debe su nombre al lugar más vulnerable de la antigua muralla de San Sebastián, donde el éxito del enemigo abriendo una brecha suponía su acceso al interior del recinto, como ocurrió a principios del siglo XVIII y más tarde en 1813.

El edificio original es de 1870 y fue ampliado en 1898. Sólo tiene 28 puestos, de futería a carnicería pasando por comida rápida o charcutería. En la plaza tras él se ubica un edificio más moderno dedicado a pescadería.

11 Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal

Cruzamos el Río Urumea a través del último puente antes de su desembocadura, el Puente de la Zurriola, para contemplar el Kursaal, Palacio de Congresos y Auditorio.

Formado por dos cubos de vidrio translúcido especialmente llamativos al atardecer y anochecer, alberga eventos de todo tipo, amén de conciertos y espectáculos.

12 Playa de Zurriola

Hay playa en San Sebastián más allá de la Bahía de la Concha, y la encontramos muy cerca, frente al Kursaal.

La Playa de Zurriola en San Sebastián no tiene límite de edad, pero es bien cierto que es menos formal que La Concha y es preferida por los surferos por su oleaje más fuerte.

13 Tabakalera

El edificio de la antigua fábrica de Tabacalera, S.A., que data de 1913, fue vendido en 2004 a una sociedad institucional mixta (Ayuntamiento, Diputación, Gobierno Autonómico) que lo convierten en el Centro Internacional de Cultura Contemporánea.

Centro de creación, espacio para exposiciones, filmoteca y escenario del Festival de Cine de San Sebastián entre otros eventos, Tabakalera es un interesante espacio multidisciplinar para reflexionar sobre el arte en todas sus facetas.

14 Pasear por el Centro de San Sebastián

Cruzando el Río Urumea a través del Puente de María Cristina, una obra de 1905 en el que destacan sus cuatro monumentales grupos de esculturas, dos a cada lado del puente en sus extremos, entramos en el centro de San Sebastián.

En esta zona de tintes románticos encontramos algunos de los edificios más representativos de la mejor época de San Sebastián, desde finales del siglo XIX hasta las primeras décadas del siglo XX.

Y es que cuando el rey Alfonso XII fallece en 1885, la viuda reina regente comienza la tradición de veranear con la corte en San Sebastián. Nobles y burgueses, comerciantes de postín y empresarios acudirán durante años a una ciudad de veraneo que crece conforme se levantaban nuevos edificios civiles de corte francés, como el hotel y el teatro impulsados por la Sociedad de Fomento de San Sebastián, y con los que la ciudad se gana el sobrenombre de “Pequeño París”.

15 Catedral del Buen Pastor de San Sebastián

Fueron precisamente la Reina Regente María Cristina y su hijo, el futuro rey Alfonso XIII, quienes a finales del siglo XIX pusieron la primera piedra de la construcción de la Catedral del Buen Pastor en San Sebastián.

Neogótica arquitectónicamente hablando, destaca en el edificio su única torre, de 75 metros de altura por la forma estilizada y medieval de elevarse hacia el cielo, estando emplazada la puerta de acceso justo bajo ella.

Y recordad, a la inversa, lo que hemos dicho antes: desde la puerta de la Catedral del Buen Pastor de San Sebastián, una invisible línea recta llega justo a la puerta de la Basílica de Nuestra Señora del Coro, uniendo el San Sebastián señorial con el San Sebastián viejo.

16 Plaza de Guipuzkoa

La Plaza de Guipuzkoa (Guipúzcoa) es un pequeño oasis verde con Rosa de los Vientos, un curioso reloj “vegetal” y el entretenido, para los más pequeños, estanque de los cisnes.

A un lado de la plaza se levanta el Palacio de la Diputación Foral de Guipúzcoa, uno de los muchos edificios de San Sebastián de la Belle Epoque.

blank

17 Hotel María Cristina

Seguimos hablando de la Belle Epoque y lo hacemos con uno de los edificios más emblemáticos de San Sebastián, el Hotel María Cristina.

Acudiendo a su inauguración la Reina Cristina en 1912, por su recepción han pasado personajes famosos tan variopintos como Mata Hari, Coco Chanel o Mick Jagger.

Actualmente gestionado por la división “The Luxury Collection” de la cadena hotelera Starwood, aunque hay habitaciones dobles desde sólo 269 €, si os queréis dar un capricho una suite con terraza en el Hotel Maria Cristina de San Sebastián cuesta sólo 776 € para dos ocupantes, en octubre, entre semana y por una noche. El desayuno está incluido.

18 Teatro Victoria Eugenia

El Teatro Victoria Eugenia comenzó a construirse de manera simultánea al aledaño Hotel María Cristina y fue inaugurado en la misma fecha. Ambos edificios ampliaron el atractivo de San Sebastián y, con la Gran Guerra a punto de desatarse y arrasar Europa, supusieron un oasis de refinamiento en el panorama internacional.

El edificio, con una fachada neorrenacentista española y neoplateresca que ha sufrido el moderno añadido de una marquesina, además del Festival de Jazz de San Sebastián ha sido hasta muy reciente época la sede principal del Festival de Cine de San Sebastián, con una alfombra roja pisada por Audrey Hepburn, Alfred Hitchcock o Steven Spielberg.

19 Ayuntamiento de San Sebastián

La Alameda del Boulevard y su arbolado parisino nos transportan desde el Teatro Victoria Eugenia hasta otro edificio de la Belle Epoque, aunque cambió su función a mediados del siglo pasado.

Construido en 1887, el Casino de San Sebastián era uno de los ejes de cualquier ciudad que se precie, junto con un Hotel, un Teatro y una Catedral (los tiempos en que sería el tener estación de AVE y un aeropuerto cerca aún eran impensables).

En 1947, 20 años después de su cierre por la prohibición del juego, el edificio adquiere una nueva utilidad y se convierte en la sede del gobierno local, que se instala en uno de los Ayuntamientos más bonitos de España.

20 Paseo Marítimo de San Sebastián: La Concha en todo su esplendor

A vista de pájaro, parecería que El Monte Igueldo y el Monte Urgull intentar encerrar la Bahía de la Concha para privar a San Sebastián de una salida al mar. Pero entre ellos se interpone la Isla de Santa Clara para privarles de la victoria.

Uno se pone así de poético cuando recuerda su caminar por el Paseo Marítimo de San Sebastián y las vistas a la Bahía de la Concha y a la Playa de la Concha, sin duda una de las playas urbanas más bonitas del norte de España (podéis visitar Gijón o La Coruña y os surgirá la duda de cual está en qué puesto del podio).

Símbolo por excelencia del significado de ciudad de veraneo, en el Paseo Marítimo encontramos hacia la mitad del recorrido el Balneario de La Perla, hoy centro de Talasoterapia, Gimnasio y Wellness.

Si queréis ver la Playa y la Bahía de la Concha desde una perspectiva más original, podéis hacerlo con un paseo en yate por San Sebastián (que os llevará también a ver sus acantilados y el pueblo pesquero de Pasajes) o un paseo en barco a la Isla de Santa Clara, con tiempo libre para recorrerla.

21 Conocer San Sebastián de la mano de un experto: Tours por San Sebastián

Si quieres aprovechar al máximo tu tiempo en la ciudad, puedes compaginar el recorrerla por libre y a tu aire con alguna visita guiada o tour por San Sebastián como estos:

Visita guiada por San Sebastián (de 1h 30m, en grupo máximo de 9 personas). Desde el Ayuntamiento, paseando por la Playa de la Concha, a la Catedral del Buen Pastory la Plaza de la Constitución. También el Mercado de la Brecha y el casco histórico de San Sebastián, el puente de Zurriola para contemplar el Palacio de Congresos (también llamado Centro Kursaal Elkargunea), la iglesia de San Vicente, la calle 31 de agosto.

Tour por los parques y palacios de San Sebastián (de 3h, en grupo máximo de 8 personas). Descubre los mejores parques de San Sebastián y palacios secretos, aunque eso no significa que no veas los más conocidos.

Free tour de la Belle Époque por San Sebastián (tour gratuito de 2 horas y para un máximo de 19 personas). Los edificios más representativos de la época en que San Sebastián vivió sus años dorados, cuando nobles y ricos veraneaban en la ciudad, explicados en un interesante recorrido a pie.

Tour privado por San Sebastián. Con un tour de 2 o 4 horas, disfruta de un guía exclusivo con el que recorrerás San Sebastián en un recorrido personalizado.

Una propuesta diferente es hacerlo “al revés”, para visitar primero los alrededores y después la ciudad. Este tour de San Sebastián, Biarritz y la costa francesa por la mañana regresa para hacer un tour por San Sebastián por la tarde, incluyendo la entrada y acceso al mirador del Monte Igueldo.

Si te quedas en Sebastián un par de días, este puede ser un buen plan para alternar con visitar la ciudad a tu aire.

22 Pasear por El Antiguo: el barrio más señero de San Sebastián

Con playa propia y con funicular, con un artístico túnel de acceso y hasta con un palacio, el Barrio del Antiguo tiene sus orígenes en los primeros asentamientos en torno al antiguo monasterio de San Sebastián.

Si hubo un tiempo en que el Antiguo San Sebastián estaba extramuros del Viejo San Sebastián, el crecimiento urbano ya no marca distinciones geográficas ni aisladas, convertidos los caseríos y campos en edificios.

23 El Palacio de Miramar

El protocolo de Estado dictaba que cuando Su Alteza Real se desplazaba en verano a disfrutar del aire del mar donostiarra, su alojamiento se realizara en una Real Casa de Campo.

Y así fue como nació el Palacio de Miramar, sobre uno de los rincones que tenían, y nunca mejor dicho, unas vistas de La Concha dignas de un rey. O, en este caso, de la Reina María Cristina que ordenó la construcción de un palacio que se finalizó en 1893.

El Palacio Municipal de Miramar, actualmente propiedad del Ayuntamiento de San Sebastián, es sede oficial de los cursos de verano de la Universidad del País Vasco, dispone de espacios para eventos y tiene una apertura limitada al público.

Bajo los jardines del Palacio Miramar se construyó un túnel para dar acceso a la carretera del Paseo de la Concha, pero lo recomendable es pasar andando, por un túnel paralelo artísticamente decorado emulando formas y colores submarinos, el túnel MiramArt.

24 Playa de Ondarreta: la hermana pequeña de La Concha

Si al salir del Túnel de MiramArt giráis a la izquierda y cruzáis la puerta en la valla, accedéis al mirador del Pico del Loro con vistas a la Bahía de la Concha pero también a la Playa de Ondarreta.

La Playa de Ondarreta en San Sebastián es más ancha pero bastante menos larga que la Playa de La Concha y una buena forma de prolongar un paseo al lado de la Bahía.

25 El Peine del Viento: Chillida azotado por el Mar Cantábrico

Si ese paseo se prolonga aún más, entramos en el Paseo de Eduardo Chillida (si, el mismo Chillida de “El Elogio del Horizonte” en Gijón), una fantástica ventana lateral hacia la Bahía de la Concha, aunque – especialmente cuando la mar está brava – lo mejor os espera al final.

Allí os encontraréis con tres esculturas de Chillida con el nombre de El Peine del Viento, ubicadas en la costa, en las rocas sobre el mar, en un entorno donde son azotadas por la fuerza de los elementos.

Además, unas salidas de aire y agua en el suelo en la zona desde la que se contemplan las esculturas funcionan como complemento visual y sonoro para el conjunto.

26 Monte Igueldo: el mejor mirador de San Sebastián (y el más divertido)

El Peine del Viento de Chillida se encuentra a los pies del Monte Igueldo, una privilegiada atalaya sobre la ciudad que ofrece unas espectaculares vistas a la Concha de San Sebastián.

Para subir al Monte Igueldo, podemos hacer la experiencia más completa usando el Funicular de Igueldo, con los coches originales de 1912 para llevarnos a lo alto (precio adultos i/v 3.75 €, niños i/v 2,50 €), donde se encuentra el Parque de Atracciones Monte Igueldo, un conjunto de distintas opciones de ocio (en las que en cada una se paga su correspondiente entrada) con aires de principios del siglo pasado.

Si optamos por ir en coche (como nosotros) o andando, no nos libraremos de pagar por subir al Monte Igueldo 2,30 € por persona (precio que, si subes en el funicular, está incluido en el billete). Al menos, en coche, el aparcamiento es gratuito.

¿Merece la pena pagar por tener vistas de San Sebastián? Juzgadlo vosotros mismos con esta foto que le hice con el móvil a mi chica.

La única manera de tener mejores vistas es hacerlo desde una de las habitaciones Privilege con vistas a la bahía del Hotel Mercure Monte Igueldo, el único existente en lo alto del mismo.

27 Conocer San Sebastián por libre (pero con ayuda)

Si quieres recorrer San Sebastián a tu aire, guía turística (o este mismo artículo) en mano, puedes darle un descanso a tus pies haciéndolo en el tren turístico de San Sebastián cuando retome el servicio (temporalmente no disponible).

Una vez vuelva a abrirse este servicio turístico, en un paseo de unos 40 minutos de duración, una audioguía en castellano os ofrecerá la descripción e historia de los puntos más relevantes por los que paséis, desde la Bahía de la Concha al Palacio de Miramar, la Catedral del Buen Pastor o el Teatro Victoria Eugenia.

Por supuesto, no está ausente de esta ciudad española el típico autobús turístico que recorre San Sebastián y te deja, con subidas y bajadas ilimitadas del mismo en el día, cerca de los principales puntos de interés, desde la Playa de Zurriola al Aquarium, Barrio Antiguo o Funicular de Igueldo.

Este es el recorrido y paradas del autobús turístico de San Sebastián: Teatro Victoria Eugenia, Aquarium/Paseo Nuevo, San Telmo/Parte Vieja, Plaza Guipúzcoa, Estación Tren-Bus/Tabakalera, Barrio de Gros, Kursaal, Playa La Concha, La Perla, Ondarreta, Peine del Viento, Funicular de Monte Igueldo, Barrio Antiguo, Palacio de Miramar.

Mapa bus turístico San Sebastián

28 Más allá de San Sebastián: qué ver cerca de San Sebastián

Si tienes más de un día en San Sebastián, te puede apetecer conocer algo de los alrededores así que te lo pondremos más fácil con estas sugerencias de visitas cerca de San Sebastián.

A sólo 30 minutos de San Sebastián está el bonito pueblo marinero de Guetaria, famosa por ser lugar de nacimiento de Juan Sebastián Elcano y también por sus viñedos. Nuestra propuesta es un tour por Guetaria y sus viñedos con degustación de txakolí, el típico vino vasco.

La otra bebida vasca, tal vez menos conocida, es la sidra (distinta a la sidra de Asturias). A las afueras de San Sebastián arranca la ruta de la sidra vasca y os proponemos descubrirla con una excursión a una sidrería guipuzcoana con menú típico incluido en la experiencia.

El lado marinero del País Vasco lo puedes explorar mejor en pueblos como Fuenterrabía (Hondarribia en vascuence) así que una de las maneras de hacerlo, combinando visitas y paseo en barco pesquero, es una excursión a Hondarribia, San Juan y San Pedro desde San Sebastián.

Otra opción es un tour por la costa de Guipúzcoa, en el que se visita el pueblo pesquero de tradición remera de Orio, Guetaria (donde otro nacido famoso es el diseñador Cristobal Balenciaga) y la Playa de San Telmo en Zumaya (Zumaia).

Si aún tienes tiempo y ganas y quieres conocer una localidad vasca de película, con una ermita de San Telmo que ha aparecido en “Ocho apellidos vascos” y una playa que habrás visto en “Juego de Tronos” o unas muy curiosas formaciones rocosas (Flysch), puedes apuntarte a una excursión a Zumaya (Zumaia) en tren.

San Sebastian desde afueras Astigarraga

San Sebastian desde las afueras de Astigarraga

29 Dónde comer en San Sebastián

Existen dos formas de comer en San Sebastián, de pintxos (pinchos) o de restaurante (tanto es así que incluso existen tours de pinchos por San Sebastián). En realidad existe una tercera forma de hacerlo, ir primero de pintxos y luego sentarnos a comer en un restaurante, si aún tenemos hueco.

Los mejores pinchos de San Sebastián los encontraréis en el Casco Viejo, como reza la tradición, aunque eso no quita que más allá del Boulevard no estén presentes y bien representados.

Algunos lugares de pintxos en San Sebastián tradicionales o recientes y recomendados son el Rojo y Negro, Kata 4, La Bodega Donostiarra, La Viña, el Gandarias, Boulevard 9, u Oquendo. Pero hay muchos más sitios así que aventuraos a explorar con el buen ojo de fijaros qué sitios están llenos por los locales.

Tened cuenta, eso sí, que al contrario que en ciudades como Gijón o León, aquí los pinchos no son cortesía de la casa al pedir una consumición, sino que se pagan. Y, más allá de la tortilla de patata (que tiene su ciencia) o las bravas (que hay salsas y salsas), la originalidad, innovación o resultado no se pagan baratos.

Si damos un salto a la mesa y cubiertos y hablamos de restaurantes, San Sebastián acumula 18 Estrellas Michelin en un radio de 25 km, lo que da una buena idea del alto nivel de la cocina vasca en particular dentro de la gastronomía española y el positivo aporte de nuestro país a la escena internacional.

Son céntricas estrellas como Amelia by Paulo Airaudo junto al Paseo de La Concha, Kokotxa de Dani López entre el Puerto Deportivo y el Casco Viejo o la vuelta a los origenes de Berasategui en eMe Be garrote, entre el Antiguo y las afueras, todas ellas experiencias excepcionales en sí mismas.

Pero no nos quedemos sólo con eso y exploremos otras casas en San Sebastián como el Restaurante Saltxipi y sus especialidades de tierra (chuletas que no falten) y mar (a destacar el txangurro o centollo) cerca de la Playa de Zurriola; el Restaurante La Fábrica en el Casco Viejo y sus muy recomendables platos basados en el pescado, como las opciones de bacalao y chipirones o la parrilla a todo trapo, sin merma de calidad, en el clásico Restaurante Asador Aldanondo, donde el Casco Viejo casi mira al Kursaal.

Y si quieres leer las opiniones de los clientes y en muchos casos reservar mesa, puedes consultar los menús y reseñas de casi 200 restaurantes de San Sebastián en El Tenedor.

San Sebastián Panorámica

30 Dónde Dormir en San Sebastián

Si quieres lujo y estilo clásico, el nombre que dará envidia es el Hotel Maria Cristina. Si quieres tener las mejores vistas, el Hotel Mercure Monte Igueldo es tu mejor opción (recuerda que tienen habitaciones con vistas al mar, pero tú buscas las habitaciones Privilege que dan a la Concha).

Si estás preparando una escapada romántica a San Sebastián, tienes un luminoso apartamento con balcón y terraza, accesible esta tanto desde el salón como desde el dormitorio, en todo lo primera línea del Paseo Marítimo que está permitido.

Si viajas en grupo a San Sebastián con amigos o familia, el apartamento Mayflower en El Antiguo tiene vistas desde el salón tanto al Monte Igueldo como al mar y ofrece 5 dormitorios para que pernocten hasta 8 adultos y un niño.

A nosotros nos gusta alojarnos en el centro histórico de las ciudades porque nos encanta pasear por sus callejuelas. Hemos encontrado un hotel, el Lasala Plaza Hotel en San Sebastián, que no sólo ofrece habitaciones con vistas al casco viejo sino que, y es un plus, está situado frente al puerto deportivo sin ningún otro edificio delante, y nos regala fantásticas vistas a este, a la playa y a la Bahía.

Y si quieres explorar más opciones de alojamiento en San Sebastián, échale un vistazo a nuestro buscador de hoteles, gratuito y sin aumento de precio.

31 Cómo llegar a San Sebastián

Llegar a San Sebastián por carretera

Si te gusta conducir, San Sebastián está a poco más de 4,5 horas de Madrid, algo más 5,5 horas de Barcelona o a menos de 4 horas de Gijón. Dicho esto, yo sólo recomiendo venir en vuestro coche o alquilar un coche en San Sebastián, si vais a moveros por los alrededores (o si os gusta conducir).

Si vienes en autobús, la subterránea estación de autobús de San Sebastián está ubicada a un lado del Puente de María Cristina y tiene empresas (Eurolines, Alsa, Monbus, Pesa, Conda, Lurraldebus) que hacen el recorrido desde distintos puntos de España y del país vecino, Francia, además de otras zonas de la Comunidad Autónoma.

Llegar a San Sebastián en tren

La estación de tren de San Sebastián está al lado del Puente de Maria Cristina (en la misma orilla que la de autobús, ambas frente al centro de San Sebastián).

La compañía española RENFE nos acerca a San Sebastián desde ciudades como Madrid o Barcelona, por citar algunas, además de que opera un servicio de Cercanías (que yo he usado desde Fuenterrabía) y comparte estación con EuskoTren, una red local de vía estrecha que, mediante enlace, os puede traer o llevar desde Francia (vía Hendaya o Lasarte).

Llegar a San Sebastián en avión

El Aeropuerto de San Sebastián no está en San Sebastián, sino en Fuenterrabía. La empresa Lurralde Bus tiene servicios cada hora (a menos cinco) de lunes a viernes, con algunos cambios los festivos y fines de semana, desde el Aeropuerto a San Sebastián (aquí el horario en pdf).

También podéis volar a Bilbao para ir a San Sebastián, pues suele tener mayor frecuencia de horarios y aerolíneas. Desde Sondica/Lujua, donde está ubicado, hay servicios de autobús cada hora (a menos cuarto) vía Zarautz, parada intermedia en el camino (aquí el horario en pdf).

Si no os queréis complicar la vida con horarios de autobuses y colas, haciendo click en el enlace podéis ver cómo es la opcion de un servicio privado de traslado del aeropuerto de San Sebastián a la puerta de vuestro alojamiento.

Una vez en San Sebastián las distancias son cortas. Para que os hagáis una idea, un paseo desde el Puerto Deportivo hasta el Peine del Viento son sólo unos 2,7 km y en una media hora, si no os paráis, os habréis recorrido todo el Paseo Marítimo.

32 Mapa de los mejores sitios que ver en San Sebastián


Fotos no acreditadas previamente:

La Concha y San Sebastián, Ultrash Ricco
Ayuntamiento y Casco Viejo desde Paseo de La Concha, lizzybeth74
Monte Urgull y Castillo de La Mota, Roberto Chamoso
Isla de Santa Clara desde el Monte Urgull, Miguel Angel García
Puerto de San Sebastián, Carolina P
Fachada Basílica Santa María del Coro, User Spike
Plaza de la Constitución, Calips
Palacio Kursaal, Reinhold Möller
Playa de Zurriola, Iñigo Ibisate
Puente de María Cristina, Josu Goñi Etxabe
Catedral de San Sebastián, Juanedc
Hotel María Cristina, Mike El Madrileño
Teatro Victoria Eugenia, Zarateman
Ayuntamiento de San Sebastián, User Spike
La Concha desde paseo marítimo, Lucian Alexe
La Perla, Anne & Saturnino Miranda
Isla de Santa Clara, Jochem Raata
Palacio de Miramar, Enrique López Garre
Peine del viento, Plaza del Tenis
Vistas desde el Monte Igueldo, Josef Kotarba
Vista general de San Sebastián, Keta


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *