Qué ver en Siurana, una perla medieval en Tarragona

España

Intentando ver algo positivo en este año 2020, debo decir que me ha servido para conocer mucho más en profundidad mi precioso país. En una de esas escapadas – hecha incluso antes de que el coronavirus alterase nuestras vidas – me perdí por los bellos paisajes de la provincia de Tarragona. Así descubrí suaves montañas de roca caliza, cuyas rojizas laderas aparecen cubiertas de inmensas pinadas entre las que aparecen, aquí y allá, pequeños y encantadores pueblos que sorprenden por su solitaria e inesperada presencia. Uno de los más bellos de estos pueblos es Siurana, también conocido por los nombres de Ciurana de Tarragona o y Siurana de Prades.

Siurana de Tarragona es uno de esos lugares en los que tienes la sensación de que el tiempo se detuvo siglos atrás. Su aspecto es totalmente medieval, con sus casas de piedra y sus calles adoquinadas. Además, su localización – en lo alto de un peñón que se asoma a un terrible acantilado – recuerda a la de las importantes fortificaciones y puntos de vigilancia fronteriza de antaño. Y es que Siurana fue ambas cosas cuando los árabes y cristianos se disputaban el control de estas fértiles tierras catalanas.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA ASEGURADO
El seguro de viajes de Iati incluye COVID-19 y cuarentena por contacto directo
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Hoy en día, lejos del eco de las batallas, las cosas que hacer en Siurana te mostrarán que es un rincón muy tranquilo, ideal para aquellos que gustan de disfrutar de la historia y las actividades al aire libre (siendo la escalada la más famosa en la zona).

Historia de Siurana

Calle de Siurana. Fotografía © David Escribano

Antes de contaros las muchas cosas que ver y hacer en Siurana, merece la pena conocer un poco de la dilatada historia del pueblo. Y es que, a pesar de su pequeño tamaño, Siurana de Tarragona ha sido un enclave de gran importancia a lo largo de los siglos.

Hallazgos arqueológicos concluyen que ya había vida homínida en Siurana en los tiempos de la Edad del Bronce. Sin embargo, comienza a destacar como una posición estratégica durante la ocupación musulmana de la península ibérica. En el siglo XI, el conde de Barcelona, Ramón Berenguer I, comienza sus intentos de conquistar Tarragona. Esto produce una retirada de los árabes hacía posiciones mejor protegidas por las montañas.

Con el tiempo, Siurana (Hisn Xibrana en la época árabe) fue ganando poder y las tierras circundantes – extendidas por las actuales comarcas de Priorat, Alt Camp, Les Garrigues, Baix Camp y Conca de Barberà – pasaron a formar parte de las posesiones adjudicadas a su castillo fortificado, y gobernadas por un walí. Sin embargo, a mediados del siglo XII este bastión se quedó totalmente solo, siendo rodeado por los cuatro costados por las tropas cristianas y convirtiéndose en el último símbolo de resistencia árabe en Cataluña. Su caída era cuestión de tiempo. Finalmente, ocurrió en 1153.

Desde entonces, ha sido un lugar tranquilo. Actualmente, no viven más de 50 personas en sus tres o cuatro calles de casas aguerridas y bien preparadas para los fríos inviernos de la montaña.

Qué ver y hacer en Siurana

Os tengo que adelantar que una visita a Siurana la puedes realizar en unas cuantas horas, pues realmente se trata de una pequeña aldea. Sin embargo, si te gusta la naturaleza y las actividades al aire libre, en los alrededores encontrarás un auténtico campo de juegos. Estas son algunas de las mejores cosas que hacer y ver en Siurana.

Iglesia de Santa María

Iglesia y embalse de Siurana. Fotografía © David Escribano

Como solía pasar en toda la península ibérica en la época de la Reconquista, al caer un pueblo árabe en manos cristianas, lo primero que se hacía era borrar todo símbolo religioso previo y crear los nuevos. Básicamente, se construían iglesias sobre las mezquitas, un clásico en la eterna lucha de religiones que tanto le gusta al ser humano y que nunca entenderé.

Eso es lo que ocurrió con la iglesia de Santa María, uno de los monumentos más bellos que ver en Siurana. Levantada en 1154, es una bella muestra del Románico. El templo es sencillo, con una única nave con bóveda de cañón y un ábside semicircular en la cabecera del templo. La portada sí que está decorada y es realmente bella, con un Cristo crucificado junto a un sol y una luna.

Sin embargo, como ocurre con el castillo del pueblo, lo más bonito de la iglesia románica de Siurana es su localización, asomándose a un acantilado en cuyo fondo se puede admirar las azules aguas del Embalse de Siurana, rodeado del verde de la densa arboleda.

EXCURSIONES A SIURANA
Se organizan excursiones a Siurana desde otros pueblos cercanos de la costa catalana. Aquí te dejamos varios buenos planes:

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.
  1. Excursión a Siurana desde Cambrils y paseo en kayak
  2. Excursión a Siurana desde La Pineda con cata de vinos
  3. Excursión a Siurana desde Salou con cata de vinos
  4. Excursión a Siurana desde Cambrils con cata de vinos
  5. Excursión a Siurana desde La Pineda y paseo en kayak
  6. Excursión a Siurana desde Salou y paseo en kayak

El castillo de Siurana

Poco queda ya de la fortificación defensiva que se elevaba 250 metros sobre el fondo de los acantilados en tiempos árabes. Realmente, el castillo no era una inmensa mole inexpugnable, pues la verdadera defensa de Siurana residía en su complicada orografía natural.

Se dice que su origen hay que buscarlo en el siglo IX, en época andalusí, cuando se creó un gran cinturón defensivo para defender esta zona de Al-Andalus de los ataques de los cercanos condados cristianos. El castillo cayó en manos cristianas en el siglo XII y sería prácticamente reducido a cenizas por las tropas napoleónicas durante la Guerra de la Independencia.

Al viajar a Siurana en la actualidad, podrás ver el esqueleto de alguna torre y los ladrillos de las paredes de unas salas en las que el silencio lleva instalando cientos de años. Sin embargo, es uno de los mejores miradores que ver en Siurana.

Castillo de Siurana. Fotografía © David Escribano

Miradores de Siurana

Y es que teniendo en cuenta el maravilloso paisaje que rodea Siurana, es normal que encuentres muchos miradores en el pueblo. En realidad, todo el pueblo en sí es un mirador. Desde sus peñones rocosos podrás admirar las montañas de las sierras de Montsant, Gritella y Prades, además del ya mencionada embalse. El conjunto regala una espectacular y variada paleta cromática que va del ocre, rojo y naranja de las paredes calizas al verde de la frondosa vegetación, pasando por el azul del cielo y el embalse, y el violeta de unos atardeceres inolvidable. El Mirador de la Trona es uno de los mejores puntos para admirar todo esto.

El Salto de la Reina Mora

Y como en todo pueblo histórico que se precie, escuchar leyendas es también una de las mejores cosas que hacer en Siurana. En este caso, se trata de una triste.

Cuenta ésta que en la época en la que la Siurana árabe se encontraba totalmente asediada por las tropas cristianas, la bellísima reina mora Abdelazia desesperó y en su afán de no ser hecha prisionera por los cristianos, se montó en su caballo y saltó al precipicio contiguo al castillo. De hecho, si observas con cuidado, te darás cuenta de que en una de las rocas del recinto de la fortaleza existe lo que parece ser la marca de la herradura de un caballo. Justo ahí puso fin a su historia la pobre Abdelazia.

Escalada y otras actividades al aire libre en Siurana

Las montañas cercanas a Siurana. Fotografía © David Escribano

Aunque hay varias interesantes cosas que ver en Siurana, lo que no mucha gente conoce (al menos fuera de ese mundillo) es que es uno de los lugares de escalada más importantes de Europa, viniendo a practicar su deporte favorito gente de todos los rincones del mundo. Las culpables de ello son las altas paredes de agujereada y fisurada roca caliza, perfectas para el escalador, y de cientos de metros de altura en algunos de sus puntos.

Los escaladores han abierto aquí centenares de vías y cada año van abriendo más. Por ello, es normal que subas cuando subas a Siurana, siempre encuentres furgonetas y coches aparcados aquí y allá, en casi cada recodo de la zigzagueante carretera que lleva al pueblo.

Sin embargo, si no eres muy amigo de las alturas y el peligro, siempre puedes optar por otras actividades al aire libre mucho más tranquilas y sencillas, como son el senderismo y el kayak.

Para la primera, encontrarás algunas rutas que descienden del pueblo al pantano, circundando el mismo en un refrescante paseo en la naturaleza. Si quieres, puedes hacer un recorrido más exigente que recorra los bosques circundantes.

Por último, puedes coger un kayak o canoa y surcar las limpias aguas del Embalse de Siurana. Hazte un picnic, llévalo contigo y tómatelo en una de las pequeñas calitas pedregosas solitarias.

Prueba el aceite de oliva de Siurana

Este es uno de los grandes secretos de Siurana de Tarragona: su aceite de oliva virgen extra. De hecho, su calidad es tal que tiene una DOP (Denominación de Origen Protegida). Pruébalo en sus acogedores bares y restaurantes para completar un viaje de ensueño con esta perla gastronómica.

Cómo llegar a Siurana en Tarragona

Al encontrarse en un lugar recóndito de las montañas de Prades, resulta imposible llegar a Siurana en transporte público.

Si viajas en coche, debes saber que Siurana se encuentra a unos 53 km de Tarragona, pero debido a la sinuosidad de la carretera, tardarás casi una hora en llegar tomando la C-242.

5/5 - (3 votos)

TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


2 Comentarios
  • Planaje 19 enero 2021
  • David Escribano 19 enero 2021
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *