Vacunas para tus viajes

Ya llega la hora y la última semana ha sido una locura en cuanto a despedidas, búsqueda y compra de equipaje y el tema médico.

Llamé al teléfono de Sanidad Exterior en Alicante y concerté una cita a las 9.30 de la mañana.

El asesoramiento de un médico es esencial ya que tu medicación y las vacunas que debas ponerte dependerá totalmente de los lugares concretos por los que vayas a pasar. La mujer que me atendió era muy simpática y -lo que es más importante- sabía lo que hacía y de lo que hablaba.

Al haberme puesto hace unos años -antes de salir hacia mi primer viaje de larga duración- todas las vacunas necesarias, en esta ocasión me he ahorrado algunos pinchazos, pero de entre las que no me he librado -por tonto- se incluyen las vacunas contra las hepatitis A y B. Ambas exigen repeticiones después del viaje y yo pasé de ellas en su día, aconsejándome la doctora que me las pusiera para asegurar mi protección ya que son enfermedades a tener muy en cuenta, relacionadas con los alimentos -la A- y las transfusiones sanguíneas o relaciones sexuales en el caso de la B.

En cuanto al resto:

Fiebre amarilla: la única por la que se tiene que pagar una pequeña suma (alrededor de 15 euros). Tiene una validez de 10 años, así que no me la tuve que poner.

Tifus: la vacuna del tifus -enfermedad que también se transmite por alimentos y agua- tiene una validez de 3 años y ahora te la dan en pastillas que debes conservar en la nevera y tomar en 3 diferentes tomas unos 15 días antes del inicio del viaje. Te informarán de las tomas y el nombre del medicamento en tu centro de Sanidad Exterior.

Malaria: la profilaxis de la malaria es variada y depende del tipo de cepa del virus que exista en la zona a la que vas a viajar. En este caso me han recetado la doxiclina para las zonas selváticas de Perú, Colombia, Ecuador y Venezuela. No existe garantía ninguna incluso tomando la medicación, pero mejor hacer todo lo que se pueda para ir minimamente protegido. La toma es diaria durante la estancia en zona de riesgo y se debe comenzar un día antes de llegar a ella y continuarla hasta unas 4 semanas después de salir.

Dengue: desgraciadamente, no existe nada para poder combatir el dengue.

Desde Viajablog os podemos echar una mano y reducir el precio del seguro de viaje que contratéis.
Si accedéis a la página oficial de seguros Iati a través de este enlace conseguiréis un 5% de descuento al venir de nuestra parte.

Lo bonito de estas dos últimas enfermedades que se transmiten por la picadura de mosquitos es que el de la malaria pica desde el anochecer hasta el amanecer y el del dengue por la mañana y la tarde. Hay faena, no hay descanso para el guerrero. Lo mejor que puedes hacer es protegerte de la picadura de mosquitos de la mejor manera posible. En cuanto a la ropa: llevar manga y pantalones largos el máximo tiempo posible, de colores claros pero no llamativos. Yo he comprado un par de pantalones en Coronel Tapioca que tienen un acabado con resina que repele la picadura de mosquitos. Repelentes extra fuertes tipo Relec y -opcionalmente- las mosquiteras son también necesarios.

En Sanidad Exterior os darán una cartilla amarilla en la que os anotarán las dosis y fechas de las vacunas que os vayáis poniendo. No hagáis como yo: no la perdáis. Os servirá para controlar lo que necesitáis en próximos viajes y es requisito imprescindible para entrar a algunos países del Mundo, varios de ellos en Sudamérica, como Perú. Al menos, éso es lo que pone sobre el papel, porque yo recuerdo que no me lo pidieron en mi anterior viaje a éste país ni ningún otro, pero mejor llevarla por si acaso.

Quedan 6 días para la salida.

Entradas relacionadas, Vacunas para viajar a la India | Enfermedades tropicales

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Vacunas para tus viajes
5 (100%) 1 voto