¿Por qué es importante contratar un seguro de viaje?

Durante los preparativos de viaje, contratar un seguro para mi ya es una parte indispensable del proceso

Consejos G+TFW

¿Te pondrías a conducir por la autopista con una BMW de 1000 centímetros cúbicos a todo gas, sin casco y sin haber hecho una revisión previa a los frenos? Pues algo así es viajar sin seguro de viaje. Puede que te estrelles en la primera curva o puede que no te pase nada.

Si ya las has pasado canutas con alguna enfermedad en el extranjero, cuando preparas el siguiente viaje lo primero que miras son los vuelos, después los hoteles y como tercer paso imprescindible ya viene el seguro de viaje.

Si agarras una apendicitis en casa te vas directo al hospital y con tu tarjeta sanitaria tienes la seguridad de que estarás bien atendido y nadie te preguntará por la tarjeta de crédito. ¿Crees que si te ocurre en el extranjero va a ser tan fácil? Lo será si dispones de seguro pero si no es así, te aguantas hasta la vuelta o empieza a sacar la billetera.

Si en casa vamos la mar de tranquilos con la tarjeta sanitaria en el bolsillo, ¿por qué no deberíamos seguir con la misma seguridad cuando viajamos?

¿Qué me puede pasar si viajo sin seguro? Ejemplos prácticos

Imagínate que te encuentras de viaje en la paradisíaca isla de Lombok cuando de repente te estiran del bolso desde una moto y te arrastran por el suelo durante centenares de metros. El resultado: quemaduras en toda piel, varias fracturas y pérdida de documentos. Es un caso real que le ocurrió el verano pasado a una buena amiga y por falta de recursos hospitalarios tuvo que ser finalmente repatriada a Madrid.

Con un seguro de viaje al menos tienes un número de teléfono para llamar y seguir las instrucciones que te digan. Sin seguro, no tengo muy claro qué es lo que yo haría. Probablemente arrastrarme al primer hospital que encuentre y contactar con la Embajada de turno y rezar.

A falta de seguro, ¿nos atrevemos con el dentista callejero de Mumbai?

Qué debe incluir un seguro de viajes

A título personal lo primero que miro en un seguro es que incluya una cobertura médica de al menos 30.000 euros, que lleve incluido los gastos de cancelación y que también ofrezca el servicio de repatriación sanitaria.

Estos serían los pilares básicos a la hora de decantarse por un seguro de viaje u otro.

¿Qué otras cosas he de tener en cuenta a la hora de contratar un seguro de viaje?

  • Debes asegurarte que los gastos médicos se ajustan a tu destino. No es lo mismo viajar a Estados Unidos donde la sanidad es extremadamente cara que en la mayoría de países asiáticos o de Sudamérica donde los costes no se disparan tanto.
  • Las repatriaciones deben estar incluidas al 100%. Aunque sea una situación altamente improbable es una de las que nos puede ocasionar más problemas económicos y vitales.
  • Averigua si el seguro que contrates tenga cobertura para realizar actividades de aventura si así lo tienes previsto.
  • Que no tenga que adelantar el dinero, ya que por mucho que me cubra posiblemente me va a costar mucho adelantarlo y tramitar los reembolsos siempre es laborioso.
  • Evitar franquicias, así podrás viajar tranquilo desde el principio.
  • Si ofrecen llamadas a cobro revertido, mucho mejor.
  • Que el servicio de asistencia se encuentre en España para evitar malos entendidos y la conversación y posibles trámites a la vuelta sean mucho más fáciles de realizar.

Repatriación sanitaria

No tengo ni idea de lo que puede llegar a costar un servicio de repatriación sanitaria a título individual. Este servicio implica que la aerolínea debe fletar un avión con una decena o más de asientos despejados para colocar una pequeña enfermería.

A modo de ejemplo, un seguro estándar de viaje de tres semanas de duración a cualquier país del mundo que incluya la repatriación te cuesta poco más de 60 euros. No llega a los 3 euros por día. Ya solo por la ley de Murphy, tras escribir esta anécdota -y toco madera- ya soy de los que primero miran el vuelo, después el hotel y el seguro viene automáticamente.

Cobertura de cancelación

Todo el mundo sabe que si compramos los billetes con mucho tiempo de antelación nos saldrán más baratos. No obstante, en ese preciso momento no tenemos ni idea de lo que puede ocurrir de aquí 8 o 9 meses. Igual tu hermana se viste de blanco ese mismo día y no hay manera de convencerla para que cambie la fecha, te encuentras hospitalizado por alguna enfermedad o acabas de cambiar de trabajo y no te queda otra que renunciar al viaje.

Existen modalidades y coberturas en el seguro como la cancelación gratuita que merecen la pena prestar atención.

En todos los seguros debes contratar la cobertura de anulación con un margen corto de tiempo a la compra de los billetes de avión. Cada compañía varía pero más o menos cuenta con un máximo de una semana de tiempo.

¿Qué debo hacer si contraigo una enfermedad en el destino?

Afortunadamente solo hemos tenido que contactarlos por percances menores. En las islas Perenthian llamamos al seguro debido a un problema auditivo. Ofrecen líneas abiertas las 24 horas del día y el coste de la llamada era a cobro revertido. Al cabo de una hora aproximadamente teníamos un médico esperando en la recepción del resort para llevarnos en lancha a la clínica.

En otra ocasión, en Ho Chi Minh, mi compañero de viaje pilló dengue. Obviamente no sabíamos qué padecía en ese momento pero entre mareos, fiebre alta y un continuo ir y venir al baño llamamos al seguro y en poco rato vino un médico que lo atendió directamente en la cama del hotel.

En ningún caso tuvimos que hacer papeleo alguno a la vuelta.

¿Cuánto cuesta un seguro de viaje?

Un seguro de viaje a Tailandia para un período de 3 semanas sale por poco más de 60 euros. A menos de 3 euros por día. Una hospitalización por dengue o cualquier otra enfermedad tropical puede triplicar el precio fácilmente.

Un seguro con anulación incluida para un viaje de un año dando la vuelta al mundo ronda los 700 euros. A 2 euros por día de viaje. Ni se me ocurre comparar ese precio con las variadas cosas que pueden ocurrir durante un viaje de larga temporada. Igual estás de suerte pero más vale ser precavido y disfrutar del viaje sin dolores de cabeza.

Nuestra recomendación

Hicimos nuestros primeros viajes dando la vuelta al mundo hace ya más de una década. Ha corrido mucho tiempo desde entonces y se han sucedido un montón de viajes. Alguno de ellos contratando seguro y otros sin él, dependiendo del destino y del tipo de viaje.

Tras escuchar experiencias cercanas ya me he hecho a la idea que junto a los preparativos de viaje contratar un seguro ya es una parte indispensable del proceso, sobre todo si salimos de España y más todavía si cambiamos de continente.

Durante este tiempo, hemos probado varias compañías de seguro.

Actualmente, nos decantamos por los seguros que ofrece la empresa Iati. Ya sea por experiencia propia o el boca a boca positivo que hemos recibido de otros viajeros. Además, ofrece seguros específicamente pensados para viajeros por lo que podremos confeccionar nuestras necesidades prácticamente a la carta.

Si te decides a contratar un seguro con ellos a través de este enlace obtendrás un 5% de descuento.


¿Por qué es importante contratar un seguro de viaje?
5 (100%) 4 votos
Una respuesta
  • Sildavia viajes 22 mayo 2018
  • Deja tu respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Seguimos la normativa de protección de datos RGPD (Reglamento General de Protección de Datos) y podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog.com a través del siguiente enlace sobre nuestra política y privacidad.