Consejos para cuidar tu piel mientras viajas

La piel te puede dar muchos disgustos con quemadura e infecciones en tu viaje. Aprende a cuidarla

Consejos TFW

Debido a una enfermedad crónica que sufro desde hace casi 20 años, el cuidado de la piel es algo que siempre tengo que tener en cuenta cuando viajo. También lo hago en casa, pero, obviamente, cuando viajas tu piel está mucho más expuesta a condiciones que la pueden deteriorar, como el sol, las heridas, aguas con bacterias muy diferentes a las que tu cuerpo está acostumbrado, etc.

Si no pones atención en estos detalles, puedes acabar enfermando durante tu viaje, como alguna vez me ha ocurrido a mí, ya sea por quemarte la piel con el sol o sufrir una infección grave a través de una herida o rasguño.

Para intentar evitar este tipo de contratiempos, y tras muchos años de experiencia en el tema, puedo dejarte esta guía para cuidar de tu piel mientras viajas, con ciertas garantías de que te va a funcionar:

Foto © Pixabay

Siempre ten en cuenta el clima que vas a encontrar en la zona a la que viajas

La mayoría de las veces, muchos viajeros subestiman la influencia de un nuevo clima en su piel. Venir preparado juega un papel vital para ayudar a nuestra piel a adaptarse a los cambios que se producen mientras viajamos.

Por ejemplo, si vas a ir a un lugar frío y seco, tendrás que incluir en tu equipaje algunos humectantes buenos para tu piel y una buena vaselina protectora de labios puede dificultar las posibilidades de que la piel se agriete. Del mismo modo, si viajas a un lugar con clima cálido y húmedo, es muy probable que tengas piel grasa y seas más propenso a los brotes. En estos casos, llevar algunos productos sin aceite siempre es una excelente opción.

Hidrata la piel las veces que hagan falta

Sí, reconozco que a mí tampoco me suele agradar – y no sé bien la razón – el contacto de las cremas con mi epidermis. Sin embargo, la regla fundamental de una buena piel, independientemente de las circunstancias, es una buena base de crema hidratante. Los cremas hidratantes simples y ligeras funcionan mejor.

Recuerda que no solo debes preocuparte de ello cuando te hallas viajando ya por tu destino, sino que también hay muchos factores que pueden variar el nivel de PH de tu piel mientras te encuentras en un espacio cerrado y estrecho, como un tren, autobús o vuelo. Esa es la razón por la que tienes que aplicar un poco de crema hidratante antes de viajar.

No abuses de la base de maquillaje

Esta medida es especialmente útil para las chicas. Hay muchas alternativas excelentes a una base pesada de maquillaje, como una buena crema hidratante con color o un polvo mineral sin aceite. La base de maquillaje tiende a volverse muy grasienta después de unas pocas horas y puede acabar obstruyendo los poros, causando más problemas en la piel y dejándola con aspecto cansado y agotado. Hay algunos excelentes productos disponibles, como la crema de estiramiento de ojos completamente natural para evitar este tipo de crisis y hacer que tu cara y ojos se vean más brillantes y frescos sin toneladas de maquillaje cremoso.

Cuida de tu piel mientras viajas, bebiendo mucha agua

No creo que esto te pille por sorpresa, pero, por si caso, te confirmo que beber suficiente agua hace milagros para nuestro cuerpo y nuestra piel.

Muchas personas toman bebidas ricas en azúcar mientras viajan para hidratar sus cuerpos, pero esto no ayuda en absoluto a la piel. Beber suficiente agua, por otro lado, puede hacer algunos milagros para tu piel.

En promedio, en un vuelo, los hombres pierden alrededor de 2 litros de agua, mientras que las mujeres usan alrededor de 1.6 litros, que es aproximadamente el 4% de nuestro agua corporal total. Es por esto que siempre sientes tu boca seca durante y después de un largo vuelo. Esto significa que debes beber no solo tanta agua como en casa, sino también compensar la que pierdes mientras vuelas.

Una vez estés ya en destino, si el agua no es fiable, no olvides llevar una botella de agua purificadora – o pastillas – para que puedas hidratarte cuándo y dónde sea.

Convierte al protector solar en tu mejor amigo

En mis múltiples viajes por lugares tropicales y próximos a la línea del ecuador, he tenido que lidiar, casi siempre, con un imponente sol. El astro rey es un auténtico peligro para nuestra piel cuando viajamos.

A muchas personas no les gusta aplicar protector solar, pero nadie puede negar su importancia, especialmente si eres una de esas personas que se quema en cuanto te da el primer rayo de sol (seguro que habrás visto ejemplos, cerca de tu casa, de guiris convertidos en auténticas gambas al poco de quitarse la camiseta).

Por si no te gusta aplicar una sustancia blanca pegajosa en la cara y el cuerpo, hoy en día y tienes a tu disposición un buen número de alternativas diferentes: el típico protector solar en crema, protector solar en aerosol y protector solar en maquillaje. Sin embargo, no olvides averiguar qué tipo de piel tienes antes de elegir un protector solar en particular, pues no todos son válidos para cualquier piel.

En cuanto al grado de protección, si vas a viajar a lugares cálidos, nunca compres nada por debajo de factor 30. Sin embargo, también ten en cuenta que por encima de 50 todos dan igual, considerándose ese factor 50 como la protección máxima.

Evita tocarte la cara

La persona promedio se toca la cara unas 20 veces por hora. Teniendo en cuenta la cantidad de bacterias que viven en las superficies de los aviones, pasarás miles de esas bacterias cada vez que te toques la cara. La mayoría de las veces, esto sucede inconscientemente y realmente no puedes detenerlo, pero puedes desinfectar tus manos con la mayor frecuencia posible mientras viajas.

Una vez te halles en destino, la cosa se multiplica, pues encontrarás bacterias en casi todos lados, y muchas de ellas serán desconocidas para tu piel.

Lávete la cara mientras viajas

¿Alguna vez has considerado lavarte la cara mientras te encuentras en un largo vuelo internacional? Volar hace que tu piel sea vulnerable a las bacterias que se encuentran en las superficies como los asientos, las bandejas y las revistas, y es muy importante mantener la higiene durante el viaje. Muchos expertos en belleza han confesado que cada vez que pasan un día entero en un vuelo largo, se ponen una alarma para ir al baño a hacer su rutina de limpieza habitual y volver a aplicar su crema hidratante. Sin embargo, no siempre tendrás al alcance los medios para lavarte la cara con seguridad (agua limpia, jabón adecuado, etc.), por lo que la siguiente mejor alternativa sería la limpieza con un paño facial suave.

Acabar con la piel grasa

Viajar significa ir a nuevos lugares y esto significa probar nuevos alimentos y consumir cosas que pueden no ser adecuadas para tu piel, haciendo que sea más proclive a tener problemas.

Los papeles secantes son el tonificador ideal para la piel y la mayoría de las personas ni siquiera tienen idea de para qué se usan realmente. Si eres una de esas personas no te preocupes, nunca es demasiado tarde para empezar con tu rutina de cuidado de la piel. Si eres una de esas personas a las que no les gusta probar nuevos productos o tienen una piel sensible, siempre puedes hacer tus propios papeles secantes de bricolaje simplemente usando papel de arroz, pañuelos, toallitas húmedas o toallas de papel.

Empaqueta todos tus productos para la piel en pequeños botes

Aunque quizás te gustaría llevarte todo un arsenal de productos de cuidado de la piel, tienes que considerar que solo cuentas con un espacio limitado en tus maletas. Pero, ¿cómo empaquetar todos tus productos esenciales para la piel sin que ocupen demasiado espacio? Pues poniendo distintas dosis en pequeños contenedores ecológicos de tamaño de viaje. ¿Qué sucede si no puedes encontrar los contenedores perfectos para su viaje? Siempre puede hacer bricolaje o usar cualquier recipiente reutilizable.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *