Montalcino, la fortificada cuna medieval del vino Brunello en la Toscana

En lo alto de una colina, con una fortaleza para defenderlo, el medieval Montalcino da nombre a un excelente vino y está rodeado de los bellos paisajes de la Toscana

Italia TFW

Los paisajes de suaves colinas de la Toscana, con sus viñedos y olivos alternando con prados y cultivos menos comerciales, son el acompañamiento para pequeños pueblos medievales como el de Montalcino, una perfecta excursión de medio día o de día completo desde Siena.

Casi parado en el tiempo, el pequeño Montalcino se asienta en lo alto de una colina desde la que se divisan kilómetros a la redonda del Val d’Orcia (Valle de Orcia), el de Ombrone y el de Asso. Lo que hoy disfrutamos con una benevolente sonrisa, en otros tiempos era cuestión de supervivencia.

Amurallado con hasta 6 puertas de acceso, Montalcino está protegido desde el siglo XIV por un imponente castillo, la Fortezza di Montalcino, que se construyó en 1361 cuando la zona quedó bajo la influencia de Siena, algo más de 40 km al norte, perdiendo su independencia pero no su importancia en la Vía Francigena entre Roma y Francia.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Advertisement

Ahorra en tus gastos en Italia

Si te preocupan las comisiones que te pueda cobrar tu banco por una retirada de cajero fuera de España, diles adiós a las comisiones con la tarjeta Bnext.

Te hemos explicado en detalle nuestra experiencia y cómo funciona en este artículo pero, en resumen, es una tarjeta VISA prepago internacional de una empresa española que no tiene costes de emisión ni mantenimiento y que te devuelve la comisión que te cobra un cajero (además de aplicar el – más favorable – cambio oficial de VISA).

Si quieres empezar ahorrando, Bnext te regala 5 Eur cuando hagas tu primer ingreso desde este enlace.

El gran rival de Siena en los siglos XIV y XV era Florencia, uno de los peones locales en las guerras entre Francia y España.

Florencia, aliada del Imperio Español, finalmente conquistó Siena en 1555, provocando un exilio de 4 años de la nobleza de Siena en Montalcino hasta que finalmente las hostilidades entre las dos grandes potencias europeas cesaron y Montalcino pasó también al control de Florencia.

De aquellos revueltos tiempos quedan en Montalcino varios kilómetros de murallas, su castillo y un aire medieval en sus callejuelas.

Imponente como edificio, la pentagonal Fortezza di Montalcino se puede visitar libremente por su patio interior, que es escenario de eventos deportivos o culturales, como el Jazz & Wine in Montalcino (la XXII edición se celebró entre el 9 y el 14 de julio de este 2019).

Seguro de viaje internacional

No salgas de casa sin un seguro de viaje es más que una recomendación, es algo imprescindible especialmente aunque tu destino sea un país europeo como Italia. Existen compañías especializadas en todo tipo de viajeros como Seguros Iati que te harán un presupuesto a medida según el tipo de viaje que vayas a realizar, los países a visitar y el tiempo de permanencia.

Además si lo haces a través de este enlace conseguirás un 5% al venir de nuestra parte.

Además, en la Fortezza se abrió en 1980 una completa enoteca que ofrece degustaciones y venta de productos (por sólo 4 Eur más podéis consumir allí mismo la botella de vino que compréis).

Es también el punto donde comprar el ticket para subir a las murallas, el precio para los visitantes de más de 14 años es de 4 Eur, para los menores de 14 años y mayores de 6 años de 2 Eur, los menores de 5 años acceden gratis.

Un precio asequible, pues merece la pena pagarlos para disfrutar de unas impresionantes vistas de los paisajes toscanos que rodean al pueblo, plagados de viñedos y “haciendas agrícolas”.

Saliendo del Castillo por la puerta principal y siguiendo recto, por Piazzale Fortezza, donde están las primeras enotecas con degustaciones y terracitas, podemos comenzar a explorar el pueblo a nuestro ritmo.

Aunque el nombre puede inducir a confusión por las reducidas dimensiones del edificio, podemos acercarnos a la Cattedrale del Santissimo Salvatore (Catedral del Santo Salvador), en la Vía Spagni.

Pese a ser una reconstrucción del siglo XIX y lo espartano de su interior, contiene varias obras de arte aunque mi rincón preferido particular se encuentra entrando a la izquierda. Pasando bajo un arco accedemos a la habitación, que no capilla, donde se encuentra una enorme pila bautismal de travertino.

Aunque no es antigua, pues fue realizada en 1933, su tamaño, construcción y color os llamarán la atención. No os perdáis, a la izquierda en la pared, los restos de una escena del siglo XI en la que aparece Cristo entre dos ángeles.

Si viajas a Italia y quieres mantener tu número de WhatsApp español, tener varios Gb de datos para navegar por Internet y un servicio de asistencia técnica en español 24/7, te recomendamos que te lleves desde España una tarjeta SIM de datos de HolaFly, sobre las que te hablamos en este artículo, después de probarlas en varios países.

Y si la compras a través de nuestro enlace, obtienes un descuento del 5% en su precio.

La mayor colección de esculturas, frescos y obras de arte de Montalcino la encontraréis en el Museo Diocesano de Arte Sacro, en el antiguo Convento de Sant´Agostino.

Montalcino se recorre fácil y rápidamente, aunque es preferible hacerlo despacio y acercarse sin prisa hasta la Piazza del Popolo.

A la sombra de la torre medieval del Palazzo dei Priori (Palazzo Comunale) en una plaza que es un estrecho rectángulo, unos pocos cafés y tiendas son la señal inequívoca de que Montalcino no es un pueblo para gente con prisa.

Antes de irnos de Montalcino es imprescindible probar su vino, 100% realizado con uvas Sangiovese, una de las primeras DOCG (Denominazione di origine controllata e garantita) de Italia, el Brunello di Montalcino.

Podéis hacerlo en la Enoteca “Fortezza di Montalcino” (en la propia fortaleza), en cualquiera de los muchos establecimientos de Piazzale Fortezza que se prolonga a Costa delle Caserme, o en alguna de las bodegas de la zona.

De entre ellas, nosotros participamos en una degustación en Fattoria dei Barbi, y si os fijáis a partir del minuto 07:25 de este vídeo podéis ver Montalcino desde su castillo y la degustación de vinos después en esa bodega.

Cuando abandonéis Montalcino, desviaos un poco al sur hasta Castelnuovo dell´Abate. Allí podéis encontrar la Abadía de Sant´Antimo, un monasterio abandonado hasta que en 1979 se instalaron allí un grupo de monjes franceses que le dieron el relevo en 2016 a monjes benedictinos que, durante la misa, realizan cantos gregorianos.

Si no quieres alquilar un coche y viajar por tu cuenta, te proponemos varias opciones desde Siena: un tour a a Montalcino, Pienza y Montepulciano (se realiza tres veces a la semana en verano, una vez a la semana en invierno), un tour gastronómico a Montalcino o un tour de vino y gastronomía de día completo a Montalcino.

Información práctica

Si viajáis a Montalcino en coche alquilado, el aparcamiento más céntrico se encuentra junto a la Fortezza di Montalcino, y es el “Parcheggio Nº 3”.

Es una pequeña explanada abierta que funciona bajo el sistema de zona azul/ORA/OTA con un coste de 1,50 Eur / hora, todos los días de la semana de 8 de la mañana a 8 de la tarde. Está prohibido aparcar en él cada cuarto miércoles del mes de 8 a 10 de la mañana, cuando se realizan labores de limpieza.

Si no queréis estar pendientes de la hora (nunca mejor dicho) para renovar el ticket, el aparcamiento acepta el sistema de pago online vía app de EasyPark, disponible en la App Store y en Google Play.

La Oficina de Turismo, por si necesitáis algún mapa o información adicional, abre de 10:30 a 18:30 y se encuentra en el interior del Complesso Di Sant´Agostino, en la Vía Ricasoli, 31, donde también se halla el Museo de Montalcino.

Este es el pueblo de Montalcino en Google Maps.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *