Qué ver en Siena en la Toscana en un día

Descubre cuales son las visitas imprescindibles si sólo tienes un día en Siena, una de las ciudades más bonitas de la Toscana en Italia

Italia TFW

El centro geográfico de la Toscana tiene un nombre, y ese es Siena. Esta ciudad medieval es una excelente introducción a la historia y los paisajes de una de las regiones más bonitas de Italia, la Toscana.

Con una espectacular catedral, que compite con la de Florencia en belleza, una historia que vió a la ciudad como República Independiente varios siglos, un casco histórico medieval y la exuberante belleza de los campos de la Toscana a las afueras, Siena es un destino recomendado para una escapada o como puerta de entrada a la Toscana.

Aquí tienes qué ver en Siena en un día, con un mapa al final del artículo para que prepares mejor tu ruta, recomendaciones de cosas que hacer, dónde comer y dónde dormir y, si estás más de un día en la ciudad, algunas excursiones en Siena y alrededores.

Ahorra en tus gastos en Siena

Si te preocupan las comisiones que te pueda cobrar tu banco por una retirada de cajero fuera de España, diles adiós a las comisiones con la tarjeta Bnext.

Te hemos explicado en detalle nuestra experiencia y cómo funciona en este artículo pero, en resumen, es una tarjeta VISA prepago internacional de una empresa española que no tiene costes de emisión ni mantenimiento y que te devuelve la comisión que te cobra un cajero (además de aplicar el – más favorable – cambio oficial de VISA).

Si quieres empezar ahorrando, Bnext te regala 10 Eur cuando hagas tu primer ingreso desde este enlace.

1.- Desayuno con vistas

Si en tu hotel en Siena no se encuentra incluido el desayuno, o no has preparado nada en el apartamento alquilado, te recomiendo que tu primera parada del día en que descubres la ciudad tenga las mejores vistas.

Para ello, el mejor lugar es la Piazza del Campo, repleta de restaurantes en primera línea de su semicírculo de edificios. Aunque si esperáis que os hable de uno de los de sentarse a la mesa con mantel de tela os voy a sorprender.

En la esquina derecha (si tienes la Torre del Mangia detrás), una pequeña salumeria sirve paninis bajo el nombre de Il Cencio.

Elegid uno a vuestro gusto seleccionando cada uno de los ingredientes, yo probé uno vegetal, agarrad vuestra agua o refresco y subid unas muy estrechas escaleras metálicas de caracol.

Agachad la cabeza en el pasillo y salid al exterior. Son sólo dos bancos los que hay para sentarse, pero si hay hueco en ellos tendréis un verdadero desayuno de altura. Y con vistas.

2.- Piazza del Campo

Una de las mejores y más grandes plazas medievales de Europa la encontraréis en Siena y es la Piazza del Campo (Plaza del Campo).

La plaza, construida con ladrillos y que tiene forma semicircular, no es llana sino que tiene una apreciable inclinación desde sus bordes hasta el centro, a los pies de la Torre del Mangia y el Palazzo Publico.

Presidida por la imponente Torre del Mangia y el Palazzo Publico, en la Piazza del Campo, al contrario que otras plazas, todos los señoriales edificios que la rodean tienen alturas comunes en virtud de una antigua ordenanza municipal para asegurar la estética y excelencia de la plaza en la que se ubicaba el gobierno de la ciudad y territorios aledaños.

Con buen tiempo, de día o de noche, la Piazza del Campo está llena de corrillos de gente sentada, disfrutando de la tranquilidad paradójica de este enorme espacio abierto.

Por cierto, esta es la plaza en que cada año se celebra, en dos ocasiones, el famoso “Palio”, una carrera de caballos en la que compiten los 10 magníficos ejemplares montados sin silla, representando cada uno a un barrio o distrito histórico (“contrada”) de los 17 que tiene la ciudad.

3.- Fonte Gaia

Situada en la Piazza del Campo, la Fuente Gaia es el resultado final de varios kilómetros de tuberías subterráneas que aseguraban el suministro de agua al centro de Siena, aunque los acuíferos estuvieran lejos de las murallas de la ciudad.

La actual fuente data de 1419 y sustituye a una anterior de 1342. Los bajorrelieves de la fuente que veréis representan, entre otras escenas, la Creación de Adán o la expulsión del Paraíso, además de otras figuras.

Como curiosidad, el diseño original contenía dos esculturas de desnudos clásicos, pero fueron omitidas cuando en 1866 se hicieron copias de todos los elementos, con vistas a proteger los originales en Santa María de la Scala, y reemplazarlos por modelos fieles (excepto por el impúdico detalle).

Seguro de viaje internacional

No salgas de casa sin un seguro de viaje es más que una recomendación, es algo imprescindible especialmente aunque tu destino sea un país europeo como Italia. Existen compañías especializadas en todo tipo de viajeros como Seguros Iati que te harán un presupuesto a medida según el tipo de viaje que vayas a realizar, los países a visitar y el tiempo de permanencia.

Además si lo haces a través de este enlace conseguirás un 5% al venir de nuestra parte.

4.- Torre del Mangia

Si existe un punto fantástico para admirar Siena desde las alturas, es es la Torre del Mangia, que se yergue orgullosa en la Piazza del Campo.

Completada en 1348 y con una altura de 102 m, la Torre del Mangia es el símbolo civil que rivaliza con el símbolo religioso que es la Catedral de Siena, Il Duomo di Siena.

La Torre del Mangia está construida en ladrillo rojo, excepto en su parte superior, desde el nivel inferior a aquel en que se encuentra su campanario. Es, de esta manera, un contraste con los colores habituales en fachadas y tejados de Siena. Con la excepción del Duomo, claro está.

Si os preguntáis si Mangia fue un noble, la respuesta es más bien la opuesta. El encargado de hacer sonar las campanas de 1347 a 1360 tenía el apodo de “Mangiaguadagni” o “el que se come lo que obtiene” (no se sabe si por glotón o por dilapidador).

Cuando se automatizó la tarea, se le llamó “Mangia” como homenaje al artefacto encargado de hacerlo.

Siena

Podéis acceder a las mejores vistas de Siena ascendiendo por los más de 400 escalones de su interior. Os aseguro que la experiencia merece la pena.

5.- Palazzo Publico

Inmediatamente al lado de la Torre del Mangis, se encuentra la sede del poder civil de Siena.

Desde el Palazzo Publico se administraba no sólo la ciudad de Siena, también el territorio aledaño pues desde 1125 a 1555 existió la ciudad-estado de la República de Siena.

Siena

Este edificio de 1310 alberga hoy el Museo Cívico, repleto de obras de arte para disfrute del público.

6.- Las calles medievales de la ciudad

El centro histórico de Siena fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en 1995. Con una circulación de vehículos altamente restringida y abundantes zonas peatonales, una de las mejores cosas que hacer en Siena es recorrer sus calles.

Al principio lo haréis para ir de un punto a otro en el menor tiempo posible, como desde la Torre del Mangia a la Catedral de Siena, pero pronto no os importará dar rodeos para disfrutar de esas calles medievales con sus iglesias y palacios.

Aunque muchos ya no pertenecen a las poderosas familias que los construyeron y son hoy de titularidad pública o privada, con acceso restringido, hay muchos palazzos (casas palacio) que disfrutar aunque sólo sea por su fachada.

Podemos destacar la Chiesa di San Martino (Iglesia de San Martino), el Palazzo Piccolomini, el Palazzo Chigi-Saracini (donde podéis tomar algo en su patio, después de admirar los frescos de su techo) o el que alberga la Pinacoteca Nazionale di Siena.

Uno de los dos rincones tranquilos que os recomiendo es el pequeño Parque de San Agustín, con vistas a la Chiesa di San Giuseppe, la Torre del Mangia y la pequeña Fontanina della Contrada Capitana dell’Onda (por cierto, en un patio privado aunque abierto a la vista).

El otro, entre el Stadio Artemi Franchi y los jardines de la Fortezza Medicea, es una pequeña zona que aunque está a espaldas de la calle y su tráfico, ofrece unas estupendas vistas – especialmente al caer la tarde – a la Basilica Cateriniana di San Domenico, los techos de la ciudad y Il Duomo di Siena.

Si viajas a Italia y quieres mantener tu número de WhatsApp español, tener varios Gb de datos para navegar por Internet y un servicio de asistencia técnica en español 24/7, te recomendamos que te lleves desde España una tarjeta SIM de datos de HolaFly, sobre las que te hablamos en este artículo, después de probarlas en varios países.

Y si la compras a través de nuestro enlace, obtienes un descuento del 5% en su precio.

7.- Catedral de Siena

La Catedral de Siena es sólo uno de los edificios del conjunto monumental, religioso y arquitectónico, en que se enclava. Existen puntos de interés dentro de la Catedral pero también otros que están fuera de ella o requieren comprar una entrada diferente. Tienes más información sobre los puntos de los que hablo a continuación en este artículo sobre visitar la Catedral de Siena.

La inmensa Catedral de Siena refleja el poder de la ciudad que acogió su construcción. Consagrada en 1179, su magnífico exterior en mármol a dos colores, blanco y un verde tan oscuro que parece negro, es una visión de las que se graban en la retina.

Dentro se repiten los mismos colores, a los que hay que añadir que no perdáis de vista el suelo, pues está lleno de preciosos grabados. Bajo ellos, en el subsuelo, se encuentra la Cripta de la Catedral, descubierta en 1999.

Y será al techo al que miréis cuando, dentro de la Catedral, accedáis a la Librería Piccolomini y contempléis los frescos del siglo XVI que los cubren, así como sus paredes.

Como curiosidad, dentro de la Catedral de Siena, existe la llamada “Puerta del Cielo”, un acceso privilegiado (es necesario adquirir una entrada adicional), a una planta superior del edificio que permite una visión casi a ojo de pájaro del interior de la misma.

Dentro del “Complejo Monumental Ópera de Siena”, existen dos puntos de interés en el edificio de la Catedral, aunque se accede desde fuera de ella, el Baptisterio (que contiene una espectacular pila baptismal) y la Cripta.

Fuera del edificio religioso está el Facciatone, la fachada de lo que era una ampliación de la Catedral y a la que se puede subir, a la que se accede desde el Museo de la Ópera y el Oratorio de San Bernardino y Museo Diocesano de Arte Sacra.

8.- Basilica Cateriniana San Domenico

Con sus imponentes y altos muros de ladrillo ocres, la Basílica de Santo Domingo o Basílica de Santa Catalina, es un imponente edificio que se puede ver cuando callejeamos por varios puntos de Siena, gracias a estar en una de las parte altas de la ciudad.

Perteneciente a la orden dominicana, este edificio del siglo XIII está asociado con la patrona de la ciudad, la dominica de Tercer Orden Santa Catalina de Siena, que es además uno de los dos santos patrones de Italia, junto con San Francisco de Asís.

Esta humilde joven italiana, pese a ser analfabeta, dictó a sus discípulos casi 400 cartas sobre misticismo, teología y materias relacionadas. Además, en momentos en los que entraba en éxtasis, para la edad de 33 años había dictado también un libro, “El Diálogo de la Divina Providencia”.

El interior de la Basílica, que alberga obras de arte de los siglos XV a XVII en forma de cuadros y estatuas, es un amplio espacio abierto, pues sólo la parte más cercana al altar está destinada al culto con sus correspondientes bancos.

Como curiosidad, la reliquia más famosa que alberga la Basílica está relacionada con el cadáver de Santa Catalina. Originalmente enterrada en Roma, su cabeza fue traída en secreto a Siena y se encuentra en una de las capillas, para veneración de los fieles.

9.- Fortezza Medicea

Los orígenes de esta fortaleza se remontan a los tiempos en que Siena estaba bajo el control español, cuando en los mismos terrenos se edificó una ciudadela para la defensa y control militar.

Arrasada durante un levantamiento popular, volvió a levantarse en el mismo sitio una fortaleza, pero esta vez bajo órdenes y control toscanos, aunque no de Siena, la Fortaleza Medici (“Fortezza Medicea”) o Fuerte de Santa Barbara.

Rodeada de zonas verdes, es desde mediados del siglo pasado que la fortaleza perdió su carácter militar y se usa para eventos y actos. Además, a sus pies nos encontramos con que se celebraba un mercado de flores la mañana del sábado, cuando abandonamos Siena.

10.- Dónde comer en Siena

Además del panini con vistas que mencionaba al principio, en Siena hay multitud de sitios para comer pasta y pizza que, para qué engañarnos, es lo que más quiere hacer uno cuando se encuentra en Italia.

En el Piripi probamos una rica “Pizza frita con burratta” (10 eur), una pizza “Inferno” (con salami picante) (10 eur), y una pizza “Bufala e funghi porcini” (11 eur). La pizza de setas no me entusiasmó (no estuvo a la altura de la otra, claro que su sabor no podía competir con el picante) y a la “Inferno” le faltaba fuego para mi gusto, aunque le añadí aceite picante, pero eso es muy subjetivo.

Aunque el Piripi está bien recomendado, al elegirlo para cenar no estuvimos en la terraza sino en el salón interior. Con pocas mesas, lo que hubiera sido un tranquilo ambiente se convirtió en una sala de juegos para la casi decena de hijos gritones que comían aparte – junto a nosotros – mientras sus maleducados padres italianos comían en una mesa separada. Y lejos de ellos.

Distinta, sin niños, fue la cena en “Il Masgalano”, desde cuya terraza se disfruta de estar junto a un lateral de la Basílica de Santa Catalina y de vistas a la Catedral de Siena. La terraza contaba con calefactores pero estaba refrescando y optamos por comer en el interior.

Optamos por un aperitivo de “Tagliere Formaggio” (6 eur), más ricos para mí cuanto más fuertes, y “Gnochi 4 formaggio” (8 eur), una pasta que rellena el estómago más vacío. Si, nos gusta el queso.

Como platos principales, unos “Linguini Calamari” (9 eur) y 1 rica pizza “Maruzzella” (8, 50 eur). A los linguini, que estaban ricos, no les faltaba precisamente salsa aunque los trozos de calamar no abundaban en número ni destacaban en tamaño.

No íbamos a cenar sino sólo a tomar un vino, pero en “Rombo & Vas Wine Bar” (que también es tienda y restaurante) descubrimos que el viernes con una consumición mínima de vino (6 eur la copa) tenías buffet libre de tapas.

Las fueron reponiendo con regularidad, había bastante variedad y al final echamos allí la noche, ayudados por una botella de Chianti Superiore DOCG Ripalterra (12 eur la botella).

Fuera de esta bienvenida sorpresa, si sólo queréis tomaros un vino en un bar, tened en cuenta que los precios os pueden dejar un poco fríos. Oscilan entre los 6 euros y los 8 euros por copa, dependiendo de la ubicación del bar y de la terraza.

Para un final dulce de la jornada o un capricho, los bombones y helados de Venchi Cioccolato e Gelato.

11.- Dónde dormir en Siena

A la hora de buscar dónde dormir en Siena, optamos por un sitio en pleno centro histórico, para disfrutar más paseando por sus calles medievales.

El lugar elegido, por instalaciones y ubicación fue “Il Nido delle Logge”, en un tranquilo callejón detrás de la Piazza del Campo, a pocos metros de la Torre del Mangia.

Se trata de un apartamento completo, con una amplia zona de salón y comedor y una cocina bien equipada.

Céntrico, moderno y con encanto, podrían dormir hasta cuatro personas dado que tiene un sofá cama, para complementar la amplia cama doble del dormitorio.

Otras opciones para dormir en Siena: a 70 m de la Catedral de Siena, el Alla scala 1746 – Rinascimento; a 200 m de la Piazza del Campo y la Torre di Mangia, el Salicotto 56; a 200 m de la Basílica de San Dominico, el Fonte Gaia Experience. Puedes consultar más opciones, sin aumento de precio, aquí en Booking.

12.- Entradas a los monumentos de Siena

Si bien callejear por Siena y disfrutar de la Piazza del Campo o las fachadas de los palazzos es gratuito, así como los accesos a algunas iglesias y edificios, los puntos más interesantes son de pago.

Subir a la Torre del Mangia cuesta 10 Eur (hay descuentos para familias) o por 15 Eur se accede también al Museo Cívico, que cuesta por separado 10 euros en taquilla.

El conjunto monumental en que se encuadra Il Duomo (la Catedral) tiene una exhaustiva lista de precios en función de a dónde se accede. Puedes comprar tu entrada rápida a la Catedral de Siena sin colas aquí aunque te recomiendo también que le eches un vistazo a los horarios de visita y tipos de entrada y también a descuentos y acceso sin colas a la Catedral de Siena.

El acceso a la Basilica Cateriniana di San Domenico y a la Fortezza Medicea es gratuito.

13.- Excursiones en Siena y alrededores

Si decides quedarte en Siena más de un día, te puedes dedicar a explorar los alrededores, o bien con un coche de alquiler o bien con alguna excursión organizada.

Puedes aprovechar al máximo tu tiempo y descubrir Siena y la Toscana con excursiones o actividades con guía en español y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios. Algunas sugerencias son una visita guiada por Siena, una visita guiada por Siena con tour gastronómico incluido, acercarte a descubrir Montalcino, Pienza y Montepulciano, o bien hacer un tour de San Gimignano, Siena y Chianti (si has decidido quedarte en Florencia).

Otras posibles actividades son un tour de Seina con cata de vinos didáctica, o romper la monotonía y realizar un tour en Fiat 500 por el Chianti a donde también podrías ir desde Siena para disfrutar de una cena en los viñedos de Chianti

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

14.- Cómo llegar a Siena

No existe aeropuerto en la ciudad de Siena, así que hay que volar a cualquiera de los dos aeropuertos más cercanos, el de Florencia o el Aeropuerto de Pisa.

El primero está situado a 1 hora en coche (unos 80 km), y el segundo a 1,5 horas (unos 120 km). Sin embargo, el aeropuerto de Pisa cuenta con más opciones de vuelos desde España, por lo que suele ser el más frecuente para viajar a la Toscana.

Para ir a Siena desde Pisa, salvo que sea una escapada por la ciudad y no salgamos de ella, en transporte público se puede ir en tren o autobús, aunque lo más recomendable es alquilar un coche.

15.- Aparcamiento en Siena

Si optáis por viajar en coche a Siena, tened en cuenta que el Casco Histórico de Siena no es accesible para no residentes, así que tendréis que caminar unos 10 minutos aproximadamente desde donde dejes el coche, lo cual es bastante razonable.

Si tenéis que dejar el coche en zona azul, ORA o regulada (ZTL en Siena), el horario de la misma es de 8am a 8pm y tiene un coste de 1,50 Eur la hora. Si buscáis aparcamiento vigilado/cerrado, los precios más habituales son de unos 2 Eur la hora, con tarifas planas para un día que oscilan entre los 25 y los 35 euros.

¿Existe aparcamiento gratuito en la ciudad de Siena? Si, existe. Nosotros dejamos el coche en el “Parcheggio Pubblico Gratuito Il Campino”, una explanada a los pies de la Fortaleza, donde también aparcan autobuses. La acera exterior del mismo también tiene aparcamiento gratuito pero, cuidado, la acera de enfrente ya es zona azul.

16.- Mapa de Siena

Basado en Google Maps, aquí tenéis un mapa con todos los puntos de interés de Siena que menciono en el artículo.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *