Visita a Tel Aviv

Tel Aviv
Dicen que Jerusalén reza mientras Tel Aviv juega. Sin duda, Tel Aviv es una ciudad moderna, cosmopolita y alejada de la locura religiosa que invade las calles de Jerusalén.

Con vistas al Mediterráneo y buenas playas, la ciudad está repleta de bares, clubs y restaurantes.

Me alojé en el Sky Hostel. Según otros viajeros se trata del más barato de la ciudad y no tuve ocasión de comprobarlo porque me dirigí ahí directamente. Está limpio y bien situado. Desde la estación central de autobuses, tomé el bus número 5 y paré una vez dejada la céntrica calle de Allenby.

Una cama en dormitorio de dos literas sale por 72 shequels, baño exterior y caja fuerte individual.

El centro de Tel Aviv se encuentra en las plazas Kikar Dizengoff y Kikar Magen David. A partir de ellas seramifican las calles más características de la ciudad con su estilo arquitectónico característico de la época Bauhaus.

Una buena manera de hacerse una primera idea de la ciudad es visitando el Bauhaus Center. Se encuentra en la calle Dizengoff y en él podréis encontrar un historial de la herencia arquitectónica de la ciudad.

La oficina de turismo de Tel Aviv ofrece visitas gratuitas caminando por la ciudad de Tel Aviv así como por la vieja Jaffa.

Si tenéis poco tiempo para visitar la ciudad también podéis subiros al autobús panorámico que da vueltas por Tel Aviv y Jaffa por 65 shequels.

En Tel Aviv debéis olvidaros de la Biblia y de iglesias, mezquitas y edificios milenarios. Por las calles de Tel Aviv veréis edificios levantados a través del estilo internacional de los años 30 y 40. El estilo de los edificios se caracteriza por líneas verticales y simples. Especialmente si os paseáis por la calle Rothschild os podréis hacer una idea.

Lee también:  Hama: la ciudad de los molinos de agua

Otro lugar interesante en Tel Aviv es sin lugar a dudas el mercado Carmel. Se encuentra al sur de Allenby y Shenkim. Merece la pena darse una vuelta por el atestado mercado donde veréis ropa, verduras, camisetas, comida, etc. Por el camino podréis ir picando deliciosos falafels y dulces.

Tel Aviv cuenta con unas cuantas playas en su costa. El viento hace de ellas un lugar ideal para surfistas e incluso en diciembre uno puede bañarse sin problemas gracias a la buena temperatura.

Las playas centrales de la ciudad además gozan de un bonito paseo marítimo con espacios verdes. Acostumbran a estar llenas de gente. Si queréis algo más tranquilo es conveniente moverse más hacia el sur o hacia el norte.

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Puntúa este artículo
,
Una respuesta
  1. xas 21 enero 2010