Descenso en cesta de mimbre, Funchal (vídeo)

Antiguamente existía un curioso medio de transporte en Funchal, la capital de la isla portuguesa de Madeira.

Las pronunciadas laderas de la isla no ayudaban a la movilidad y los lugareños del pueblo de Monte inventaron un veloz sistema para bajar hasta el centro de Funchal a mediados del siglo XIX. El método consistía en elaborar unos carros con una cesta de mimbre donde el pasajero era transportado por dos conductores a base de cuerdas. Hoy en día, los aldeanos han cambiado el coche por la cesta de mimbre pero ya se ha convertido en una auténtica tradición turística en Funchal.

No dudamos en subirnos a uno de ellos y disfrutamos de la velocidad que las pendientes ofrecían a través de calles serpenteantes y estrechas. Se trata de un trepidante descenso de un par de kilómetros hasta llegar a las inmediaciones de Funchal.

En las cestas de mimbre pueden subir dos personas a modo de trineo de nieve y el precio por pareja es de 30 euros. Un par de locales vestidos de blanco tradicional y sombrero de paja empujan el carro y frenan en las curvas usando la alta tecnología de sus cuerdas.

¡Una experiencia en Funchal altamente recomendable!

Sin ningún aumento de precio te facilitamos la reserva de tu viaje:

Lee también:  Arte en las puertas del centro de Funchal
Puntúa este artículo
2 Comentarios
  1. Avistu 21 enero 2013
  2. Quique 21 enero 2013