Las 10 mejores cosas que ver en Fez

No hay nada como comenzar un viaje sin saber nada sobre el destino, sin tener ninguna expectativa, para vivir una de las experiencias viajeras más intensas posibles. Eso es lo que me ocurrió al viajar a Fez. Antes de montarme en el avión que me llevaría a aquel lugar en Marruecos desde Alicante, no tenía ni idea de las muchas cosas maravillosas que ver en Fez.

Pero, sobre todo, no alcanzaba a vislumbrar la amabilidad de la gente que puebla esa ciudad, las intensas sensaciones que se ocultan entre las paredes de su medina (la mayor y más antigua del mundo, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco), sus zocos, palacios, mezquitas, callejuelas, etc.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA BIEN ASEGURADO
Nosotros viajamos con IATI, que tiene las mejores coberturas COVID en viaje y de anulación
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Fez, considerada por la gran mayoría de marroquíes como la capital cultural y espiritual de su país, es una auténtica joya que merece la pena ser explorada y vivida a pecho descubierto. Estando abierto a experimentar con los cinco sentidos alerta. Un lugar que me ha marcado y que hace que sólo piense en regresar. Para que puedas entender mis razones, aquí te dejo un resumen de las mejores cosas que ver en Fez. Pero antes, algunos consejos prácticos.

Descubre la maravillosa ciudad de Fez con este tour gratuito de la mano de un guía experto en la ciudad, en español y con las mejores recomendaciones de sus clientes. Puedes reservarlo aquí:

1. Cómo llegar a Fez

Curtidores que ver en Fez
Fotografía © David Escribano

La manera más sencilla de llegar a Fez es volando. España está muy bien conectada con la ciudad marroquí, ofreciendo vuelos directos desde ciudades como Málaga, Alicante, Valencia, Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca.

Es un vuelo corto, de entre 1 y 2 horas desde gran parte de estos puntos de origen. Si los buscas con cierta antelación, los precios de los billetes son realmente competitivos.

2. Cómo ir del aeropuerto de Fez al centro de la ciudad

que ver en Fez zoco
Fotografía @ David Escribano

El aeropuerto de Fez se encuentra a unos 15 km al sur del centro de la ciudad. Si llegas a una hora decente, el autobús 16 es una muy buena opción para ir del aeropuerto al centro, pues te costará poco más de 1 euro (unos 15 MAD).

Sin embargo, el último servicio es sobre las 19 horas y si llegas (o te vas) en un vuelo nocturno, sólo te quedará la opción del taxi o el transfer privado.

Ambas opciones rondan los 20-25 euros, siendo la segunda mucho más cómoda, pues te estarán esperando con un cartel con tu nombre y te llevarán directamente a tu alojamiento.

Puedes leer toda la información completa en nuestro artículo dedicado a cómo ir del aeropuerto de Fez al centro de la ciudad.

3. Seguro para viajar a Fez

Aunque sentí que Fez es un destino perfectamente seguro, lo cierto es que siempre que sales de viaje debes estar preparado para cualquier tipo de contingencia. Por ello es mejor viajar asegurado.

Nosotros siempre viajamos con los seguros de IATI, una compañía familiar española que siempre nos responde con profesionalidad y cercanía.

Entre los seguros que ofrecen, el IATI Escapadas puedes ser una buena opción para un viaje por Marruecos. Un seguro IATI Escapadas que cubra un viaje de una semana a Fez te puede costar unos 18 € (unos 2,5 € al día), dándote una espectacular cobertura de hasta 50.000 € en gastos de hospitalización, repatriación, robo, gastos de anulación y Covid-19. Además tienes un 5% de descuento al venir de nuestra parte a través de este enlace.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

4. Cómo moverse por Fez

Si te alojas en su medina, podrás disfrutar de la gran mayoría de las mejores cosas que ver en Fez caminando por ella.

Sin embargo, si quieres conocer la Ciudad Nueva o tienes que ir al aeropuerto, lo normal es que cojas un taxi. Los taxis rojos en Fez son baratos, pero lo suyo es que negocies el precio antes de entrar, pues casi ningún taxista pondrá en marcha su taxímetro. Por un trayecto corto, 20-30 MAD es un buen precio.

Los blancos realizan recorridos más largos (como el del aeropuerto).

Información útil para ahorrar en tu viaje a Fez

 

blank
Encuentra vuelos baratos a Fez aquí

blank
El mejor Seguro de viaje para Fez

blank
Compara, con fotos y opiniones, y encuentra alojamiento en Fez aquí. O, si buscas buenos hostales, te sugerimos los de Hostelworld.

blank
Contrata tu traslado privado del Aeropuerto a tu alojamiento en Fez

blank
Consigue una eSIM local para Marruecos con descuento (usa el código “viajablog”)

blank
Alquila tu coche en el aeropuerto de Fez o en la ciudad

blank
Compara tours y excursiones en Praga con este proveedor o con este otro. ¡Y no olvides los tours gratuitos!

5. Las mejores cosas que ver en Fez

Y tras estos breves consejos, entro de lleno en las mejores cosas que ver en Fez.

1. La Medina de Fez

medina que ver en Fez
Fotografía © David Escribano

La medina, como un todo, es, sin duda, el mejor lugar que ver en Fez. De hecho, te recomiendo que sea aquí donde busques tu alojamiento en Fez.

La vieja Medina de Fez es un lugar mágico. Uno de esos sitios donde sientes que has viajado en el tiempo. La parte más antigua, que se extiende tras las murallas, posee el nombre de Fez el-Bali y fue fundada en el siglo IX por la dinastía de los idrísidas.

Dónde dormir en Fez

Si buscas alojamiento en Fez, te recomiendo el Riad Fes Unique. En este magnífico Riad, nuevo y situado en el corazón de la Medina, nos sentimos como en casa. El desayuno es estupendo y el personal no puede ser más atento y agradable. Además, ofrece una buena relación calidad-precio. Si prefieres ver otras opciones, aquí puedes reservar, sin ningún aumento de precio, en cualquier otro riad o dar de Fez:

La medina está compuesta por más de 9.000 callejones en una estructura tan laberíntica que tendrás la sensación que allí no existe el concepto del paralelismo. Haz la prueba: intenta ir de una calle a la paralela tomando un callejón estrecho, y te darás cuenta de que ese callejón, que comienza recto y sencillo, comienza, al poco, a torcer a izquierda y derecha, desembocando en cualquier lugar inesperado y lejano.

En ese laberinto encontrarás zocos con puestos en los que hábiles vendedores te ofrecerán (previo regateo) casi todo lo que puedas imaginar; mezquitas y madrasas (o madrazas, escuelas religiosas o seculares en Marruecos); minaretes, dars y riads (los alojamientos turísticos típicos de la medina); casas locales; arcos, hamames, puertas antiguas, plazas (tanto bulliciosas como tranquilas y secretas), restaurantes, teterías, museos, talleres de artesanía, el barrio de los curtidores, etc.

Te aconsejo que, además de visitar la calles más coloridas y comerciales, y los monumentos más importantes de la Medina de Fez, también optes por perderte sin rumbo. Esa es una de las mejores cosas que hacer en Fez. Charla con los desconocidos, siéntate a tomar algo en una tetería y observa la vida local. Este es un lugar que se queda para siempre grabado en tu memoria viajera.

2. Bab Bou Jeloud, la Puerta Azul

puerta azul fez
Fotografía © David Escribano

La Puerta Azul es una de las mejores cosas que ver en Fez y uno de los lugares de referencia, tanto para locales como para los turistas.

Aunque mucha gente llega a pensar que es una puerta antiquísima de la medina, lo cierto es que fue levantada en 1913, en los tiempos en los que la ciudad se encontraba gobernada por los franceses. La puerta, aunque se llama azul, tiene dos colores principales: el azul y el verde. Ambos tienen un significado especial.

El azul (que se halla en su parte exterior) es el color de las artesanías de Fez. El verde (en su parte interior), es el color relacionado con el Islam.

3. La madrasa de Al-Attarine

Attarine Fez
Fotografía © David Escribano

Hay varias madrasas que ver en Fez, pero no todas pueden ser visitadas por personas que no sean islámicas. La madrasa de Al-Attarine es una de las que está abierta al público.

La entrada cuesta tan sólo 20 MAD (algo menos de 2 euros) y la visita merece realmente la pena. Una vez cruzas la puerta principal, te encuentras en medio de un patio de corte andalusí y bellamente decorado. En el centro hay una pequeña fuente y los laterales presentas los típicos arcos árabes. Las paredes se hallan cubiertas con azulejos que forman mosaicos y en los que se reflejan algunos versos del Corán.

Es con esos versos con los que los musulmanes solían decorar sus edificios religiosos, ya que para ellos está prohibido representar a Alá o Mahoma con imágenes.

La madrasa de Al-Attarine fue fundada en el siglo XIV y llegó a ser un gran centro de enseñanza religiosa. Se puede recorrer a fondo, teniendo acceso, mediante unas escaleras, a los pisos en los que se hallaban las pequeñas celdas de los estudiantes.

4. Jardín Jnan Sbil

jardines que ver en Fez
Fotografía © David Escribano

Fuera de las murallas de Fez el-Bali, pero a tan sólo unos 7 minutos a pie de la Puerta Azul, se encuentran los más bellos jardines que ver en Fez: los de Jnan Sbil.

Este parque fue diseñado y creado en el siglo XVIII y supone un auténtico refugio de frescor y brisa cuando el calor aprieta en la ciudad. Aquí encontrará algunos estanques y fuentes, un bonito bosque de bambú, rosas, cactus, palmeras y muchos otros árboles cuyas sombras se agradecen.

Es un lugar muy frecuentado por la gente local, por lo que si quieres observar el día a día de los fasis (habitantes de Fez) te aconsejo que tomes asiento en uno de los bancos a la sombra y te dediques a la contemplación.

5. Tumbas Meriníes

tumbas merinies Fez
Fotografía © David Escribano

Si quieres disfrutar de una de las mejores panorámicas que ver en Fez, te aconsejo que tomes un taxi (por unos 10-15 MAD o camines unos 25 minutos desde la Puerta Azul) para ascender a la pequeña colina llamada Al-Qula, que se halla coronada por las ruinas de las tumbas meriníes.

Ese es el mejor lugar de la ciudad para disfrutar de un atardecer. Sobre todo cuando se produce la llamada a la oración, por parte de los muecines, desde los muchos minaretes que pueblan la Medina de Fez.

Realmente, se trata de una necrópolis real, pues allí se hallan enterrados los señores de la dinastía meriní, quienes gobernaron la ciudad de Fez entre los siglos XIII y XV. Las construcciones de las tumbas datan del siglo XIV.

6. Las curtidurías de Fez

que hacer en Fez
Fotografía © David Escribano

Hay pocas cosas más impactantes y coloridas que ver en Fez que el barrio de los curtidores, que se halla en su medina.

Una de las artesanías más importantes de la ciudad es el trabajo de la piel y el cuero. Para ver cómo tintan las pieles y las dejan secar, no hay mejor opción que acudir al barrio de los curtidores. Es fácil identificarlo cuando te aproximas a él, pues el olor es realmente intenso.

Los comerciantes de las tiendas cercanas te tenderán un manojo de menta para que inhales su aroma cada poco, mitigando así el olor de las pieles siendo trabajadas. Algunos de esos comercios poseen balcones que dan al lugar en el que se tintan las pieles. Entra al que más simpático te parezca y no pierdas detalles de ese espectáculo de sensanciones.

En pequeñas pozas individuales se hallan los tintes naturales – hechos con flores tales como las amapolas o el añil – con los que se da color a las pieles. Esforzados hombres realizan el trabajo cubiertos con monos y botas de agua.

Las pieles ya tintadas cuelgan aquí y allá mientras se secan al sol. El colorido es brutal, sobre todo los días en los que brilla el sol.

7. Plaza Seffarine

seffarine place
Fotografía © David Escribano

Esta plaza es una de las más vibrantes que ver en Fez.

Está amurallada en un lado por la gran entrada en forma de arco de herradura a la famosa Biblioteca al-Qarawiyyin.

Los sonidos y las sensaciones son lo que hace que Place Seffarine sea especial, ya que el resto de la plaza está dedicada a la fabricación de artículos de cobre, una artesanía centenaria en Fez.

Escucharás el sonido de los artesanos dando forma y puliendo sus productos mucho antes de poner un pie en Place Saffarine. Estos artículos de cobre hechos a mano cuelgan y brillan en los escaparates, donde puedes regatear por cubos, ollas, sartenes, tajines, bandejas, quemadores de incienso, vaporizadores de cuscús, coladores, teteras, cajas de azúcar y mucho más.

En el lado norte, junto a la entrada de la biblioteca, está Cremerie la Place, ideal para tomar una taza de café o té de menta.

8. Mezquita-Universidad de Al-Qarawiyyin

Fez creció alrededor de esta mezquita-universidad, que es la institución de educación superior en funcionamiento continuo más antigua del mundo.

Fundada en el año 859, la Universidad de al-Qarawiyyin todavía es muy apreciada en el mundo musulmán, y aunque la universidad moderna se ha trasladado a una parte más nueva de la ciudad, la biblioteca y la mezquita todavía se encuentran en la Medina.

La mezquita del siglo IX pasó por dos expansiones en el siglo XII y el siglo XVIII y es impresionante por sus interminables arcadas, fuentes de mármol, los mosaicos azules y blancos, y los delicados trabajos de estuco.

Este es un sitio preeminente para el Islam marroquí, por lo que lamentablemente no se permite la entrada a los no musulmanes. Eso sí, puedes echar un vistazo a través de las puertas.

Desde el punto de vista histórico, este es uno de los mejores lugares que ver en Fez.

9. Palacio Real de Fez

palacio real fez
Fotografía © David Escribano

Construido en la década de 1960, el Dar el Makhzen, o Palacio Real, es uno de los edificios más llamativos que ver en Fez con su colorida arquitectura de mosaicos, jardines paisajísticos y puertas doradas adornadas con enormes aldabas de latón hechas a mano.

Como turista, lamentablemente no puedes explorar los terrenos del palacio, pero puedes verlo desde una de las siete impresionantes puertas, caracterizadas por notables azulejos marroquíes y madera de cedro tallada. A pesar de la falta de acceso, el Palacio Real de Fez sigue siendo una de las atracciones históricas más visitadas de Marruecos.

En la parte que nos perdemos, hay una madraza del siglo XIV para estudios coránicos, varias mezquitas y un museo que alberga una tumba y una necrópolis cartaginesas. Una gran cantidad de artefactos marroquíes antiguos, desde alfombras de Rabat y seda fina hasta cerámica artesanal y manuscritos históricos, se esconden detrás de la impresionante fachada.

10. El Barrio Judío (Fez Mellah)

barrio judío fez
Fotografía © David Escribano

Uno de los lugares más curiosos y vibrantes que ver en Fez es su barrio judío: Fez Mellah.

En 1276, los meriníes establecieron Fez el-Jdid, un nuevo centro administrativo fortificado aparte de la antigua Fez el-Bali. Después de 1325, el distrito se conoció como Mellah, literalmente, «sal», porque parece que aquí existía un almacén de sal.

El primer Mellah judío se estableció en Fez en 1438. La comunidad judía creció cerca del Palacio Real en Fez el-Jdid obteniendo protección del Sultán residente.

En 1912, el advenimiento del dominio colonial francés trajo consigo levantamientos contra europeos y judíos nativos de Fez. En la segunda mitad del siglo XX hubo migraciones de judíos a la ciudad nueva de Fez, o a Francia, Canadá e Israel.

La entrada oficial al Barrio Judío es Bab el-Mellah, una puerta que se cree que es la parte más antigua del Barrio Judío. La Calle del Mercado (Derb al-Souk) es la calle principal del Barrio Judío. Termina en la Place du Commerce junto a la puerta Bab al-Amer.

La parte Alta de la Judería contaba con muchas viviendas de burguesía y clase alta. Estas casas tienen balcones abiertos en el segundo piso que a menudo están adornados con motivos esculpidos. Al igual que las casas tradicionales marroquíes, las casas aquí tienen patios con galerías.

La parte Baja de la Judería era comparativamente pobre y muy concurrida. Las calles y callejones son especialmente complicados y muchos no tienen. Es aquí donde se encuentran las sinagogas más antiguas, como Ibn Danan y Siat al-Fassiyin.

 

Hay muchos más rincones especiales que ver en Fez, pero esta es la selección con la que me quedo. Una ciudad mágica que hará que te sientas el protagonista de las Mil y una Noches.

5/5 - (3 votos)
Artículos Relacionados
mejores consejos para viajar a Marruecos
Los 11 mejores consejos para viajar a Marruecos

¿Quieres descubrir uno de los países más fascinantes del mundo? Pues aquí te dejamos una guía con los mejores consejos Leer más

que hacer en Fez
Los 12 mejores consejos para viajar a Fez

Descubre una de las ciudades más fascinantes de Marruecos con esta completa guía con los mejores consejos para viajar a Leer más

Curtidores que ver en Fez
Los mejores lugares donde alojarse en Fez

Completa guía con los mejores consejos sobre dónde alojarse en Fez. Mejores zonas, riads y dars donde dormir en Fez.

Scroll al inicio