Visitando la Torre de Broadway, en los Cotswolds ingleses

Reino Unido TFW

Cuando llegamos con nuestro coche de alquiler al lugar que el GPS indicaba como emplazamiento de la Torre de Broadway, el sol, que tampoco se había prodigado demasiado en el firmamento esa jornada, comenzaba a deslizarse tras las lejanas colinas.

Eran tan solo las cinco y veinte de la tarde, pero los días son cortos en Inglaterra cuando el mes de marzo no ha hecho más que comenzar.

Había aterrizado a las 12 en el aeropuerto de Bristol, donde me recogió mi amigo Avistu para comenzar juntos el viaje que nos llevaría a conocer la bonita e interesante ciudad de Bath y la ruta de los Cotswolds, máximo exponente del concepto de la campiña inglesa.

Tras conducir por unas carreteras secundarias, de esas cuya belleza te hace agradecer que sea tuyo el puesto de copiloto, llegamos al pueblo de Chipping Campden, en el extremo norte de la ruta. Allí comimos y disfrutamos de nuestro primer contacto con los encantadores pueblos de Cotswolds, quedando prendados de sus casas de aspecto centenario y el mercado cubierto, establecido a principios del siglo XVII, que encontramos en su calle principal (High Street).

Torre de Broadway © David Escribano

Después, solo tendríamos que conducir unos 7 km más para llegar a la Torre de Broadway.

Advertisement

Historia de la Torre de Broadway

Llegamos al aparcamiento cuando estaban a punto de cerrarlo. De hecho, preferimos, finalmente, dejar el coche fuera y caminar hasta el sendero que llevaba a la torre. Si queréis dejar el coche en el aparcamiento, hay que pagar 5 libras, pero te devuelven el dinero si compras la entrada de acceso a la torre y su museo.

Nos acercamos a la torre siguiendo un estrecho sendero cortado sobre la verde hierba. Llega un momento, en el que la construcción queda enmarcada entre dos árboles carentes de hojas. Me dio la impresión de que estaba observando un decorado de la popular serie de la HBO, ‘Juego de Tronos. Pero no sería un Lannister ni un Stark el personaje que asomaría frente a mí, sino mi amigo Avistu. Pasado el desencanto, fui a buscar el mejor ángulo para tomar fotos.

Torre de Broadway © David Escribano

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

La Torre de Broadway fue una creación del gran diseñador de paisajes del siglo XVIII, Capability Brown. Su visión se llevó a cabo para George William, sexto Conde de Conventry, con la ayuda del renombrado arquitecto James Wyatt. Los trabajos se completaron en 1798. La ubicación de la torre fue elegida con sabiduría, una perspectiva dramática en una ruta comercial pre-medieval, que a su vez, servía de colina de vigilancia.

Diseñado por Wyatt,  su creación se asemejaba a una “Torre Sajona”, presentada como una amalgama excéntrica de componentes arquitectónicos que van desde torretas, almenas y gárgolas hasta balcones.

Exposiciones en la Torre de Broadway

Los tres pisos de la Torre de Broadway albergan exposiciones sobre la historia de sus ocupantes y su curioso pasado.

Disfruta de un ascenso pausado de la torre, absorbiendo la historia que encierra. Podrás ver ejemplos del trabajo de William Morris y entender el vínculo entre la torre y el movimiento de Artes y Oficios antes de ascender a una exposición del Cuerpo de Observadores Reales y aprender cómo se usó el puesto de observación durante la Segunda Guerra Mundial y la “Guerra Fría”.

El Royal Observer Corps utilizó este punto de observación único para rastrear los aviones enemigos que sobrevolaron Inglaterra durante las dos guerras mundiales del siglo XX, y luego construyó un búnker nuclear para informar sobre posibles ataques nucleares durante la “Guerra Fría”.

El colofón de la visita consiste en subir a la terraza de la torre y disfrutar de las vistas. En los días claros se pueden llegar a ver hasta 90 km a la redonda, incluyendo tierras 16 condados diferentes.

Sir Thomas Phillips y William Morris en la Torre de Broadway

A lo largo de los siglos, la Torre de Broadway siempre ha sido un lugar inspirador, atrayendo a inquilinos de las más diversas disciplinas artísticas.

Un ejemplo es que fue el hogar de la imprenta de Sir Thomas Phillips, quizás el mejor coleccionista de manuscritos y libros de la historia. Los miembros del movimiento Arts and Crafts (Artes y Oficios) utilizaron la Torre de Broadway como un retiro de vacaciones. Los artistas prerrafaelistas William Morris, Dante Gabriel Rossetti y Edward Burne-Jones fueron visitantes frecuentes. De hecho, durante su estancia en la Torre de Broadway, William Morris comenzó su campaña para la preservación de monumentos históricos.

Ciervos rojos de la torre de Broadway © David Escribano

Ciervos en la Torre de Broadway

Otra de las curiosidades de la Torre de Broadway es que junto a ella vive una manada de ciervos rojos. Lo cierto es que da un poco de pena verlos correr en un pequeño recinto delimitado con una alambrada.

Alrededor de la torre, hay una maraña de senderos ideales para dar un paseo por uno de los mejores exponentes de la campiña inglesa. Una visita que merece la pena.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *