Qué ver en Bath (vídeo)

Descubre en este vídeo una pequeña ciudad británica con encanto, Bath, Patrimonio Mundial de la Humanidad y donde se encuentran las termas romanas mejor conservadas del Reino Unido

Reino Unido Vídeos TFW

Si sabes algo de inglés, te preguntarás de dónde viene el nombre de la ciudad de Bath. Y, al contrario que en otras ocasiones donde lógica y resultado no van de la mano, acertarás si piensas que viene de sus baños. La ciudad creció en torno a unas termas romanas y es hoy Patrimonio Mundial de la Humanidad por esta y otras muchas razones.

Bath está en el condado de Somerset, a menos de una hora en coche del Aeropuerto de Bristol (el aeropuerto con vuelos internacionales más cercano), y a menos de 200 km del centro de Londres.

Y, muy importante, Bath es la ciudad considerada puerta de entrada a los Cotswolds, la auténtica campiña inglesa, desde el sur de ese “Area de Belleza Natural Sobresaliente” (Area of Outstanding Natural Beauty).

Pero aunque Bath sea el principal acceso a los pueblecitos de piedra y verdes campos de las Cotswolds, merece la pena como destino propio para una escapada al Reino Unido.

Además de que mi compañero David acaba de escribir sobre las Termas Romanas de Bath, aquí tienes un vídeo sobre Bath al final de este post, con nuestra experiencia de un fin de semana en la ciudad.

Los sitios donde hemos comido, las visitas que hemos hecho y las zonas por las que nos hemos movido son:

Parade Gardens

Estos jardines, bordeados por el Río Avon a un lado y el centro histórico de Bath al otro, ofrecen un verde respiro al caminante. Además, han sido premiados en varias ocasiones por sus, estacionales, alfombras florales.

Pulteney Bridge

Finalizado en 1774, el Puente Pulteney unía la ciudad con las tierras de la familia Pulteney. Una rara peculiaridad es que es uno de los pocos puentes del mundo (ahora mismo se me viene a la cabeza el Ponte Vecchio en Florencia) cuyos laterales están, en toda su extensión, dedicados permanentemente a tiendas y comercios.

Alquila un coche con un descuento de hasta el 15%:

Bath Abbey

La Abadía de Bath es el tercer edificio religioso que se levanta en la misma ubicación. El abandono, que llegó a dejarla sin techo, motivó que en el siglo XVI se realizara una recaudación nacional de fondos impulsada por la reina Isabel I para restaurar su esplendor.

Termas romanas de Bath

Como antes los celtas, los romanos descubrieron las bondades del manantial de agua caliente mineral que surgía de la tierra en Bath. En torno a ella, y pocos años después de invadir Britannia, construyeron las, probablemente, termas mejor conservadas del Reino Unido. Muy cerca de ellas, en el Thermae Bath Spa puedes tener la misma experiencia, o casi, que los romanos.

The Pump Room

Si la expresión “hora del té” significa algo, eso es la experiencia en este exclusivo, pero público, salón adyacente a las Termas Romanas. Pero si no llegas a tiempo, siempre puedes desayunar o comer aquí.

Jane Austen Center

El Centro Jane Austen, que además de museo incluye salón de té, está dedicado a la escritora Jane Austen. Además de que pasó largas temporadas aquí, hay dos de sus novelas ambientadas en Bath y en otras obras se menciona a la ciudad.

The Circus

Nada que ver con payasos y trapecistas, The Circus es un conjunto residencial de casas adosadas de tres pisos, formando un círculo y sólo cortadas por tres accesos rodados. Es una magnífica representación de la arquitectura Georgiana de 1768.

Royal Crescent

Continuación de The Circus, lo que se aprecia muy bien en el vídeo pues una de las tres vías de The Circus se prolonga hasta comenzar la media luna real (Royal Crescent), esta es otra magnífica obra Georgiana. Con la idea de “llevar el campo a la ciudad”, las 30 casas adosadas contemplan frente a sí, el Royal Victoria Park (Real Parque Victoria), un espacio verde inaugurado por la futura Reina Victoria en 1830, cuando sólo tenía 11 años.

Sally Lunn´s

La casa más antigua de Bath es también, probablemente, el restaurante más antiguo de la ciudad. Dicen que aquí llegó una joven francesa, que huía de la persecución religiosa, y comenzó a trabajar en la panadería. Basado en recetas y sabores afrancesados, elaboró un bollo (“bun”) que pronto triunfó como complemento a lo hora de tomar el té.

Sally Lunn´s alberga en su sótano un pequeño museo-tienda con el horno y obrador, así como restos romanos encontrados en él durante excavaciones arqueológicas. La planta baja y la primera planta están dedicadas a un pequeño restaurante que es una experiencia en sí.

Aunque habréis visto en el vídeo que el tiempo de marzo alternó nubes con sol y cielos despejados con lluvia, eso es lo que se podía esperar de unos días que son antesala de la inestable Primavera.

Pero aunque llueva, Bath es una de esas ciudades pequeñas e históricas que merece recorrerse con calma.


Una respuesta
  • diveroti 30 marzo 2019
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *