Una gallega en Shangay

Google +TwitterFacebookWhatsApp

china
¡Esta gallega no para! Bea se largó a los veinte a Irlanda a vivir unos años, luego a París donde pasó una buena temporada, se pasó por Madrid rumbo a Camerún y después de unos largos meses por la India volvió a España con el cometido de encontrar un pretexto para seguir viajando sin remordimientos de conciencia. Y lo ha conseguido. Sin pensárselo dos veces, se puso una beca de la embajada española bajo el brazo y acaba de largarse rumbo a China para trabajar un año en Shangay.

Apenas acaba de instalarse en un apartamento en esta enorme ciudad del gigante asiático y nos comenta que tiene un par de habitaciones, mucha cerveza y arroz por si a alguien la apetece la visita. ¡No lo dudo!

A través de su blog títulado El abanico nos pondrá al día de las costumbres y vivencias que le sucedan en Shangay durante su aventura china. Estaremos atentos.


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Una gallega en Shangay
Puntúa este artículo