Las mejores excursiones que hacer en Dublín

Descubre Dublín y los mejores puntos de Irlanda con guías en español

Google +TwitterFacebookWhatsApp
half penny bridge

El puente Half Penny bridge en Dublin

Dublín es una de mis ciudades favoritas de Europa. No en vano, viví allí cerca de 9 años y la considero como mi segunda casa. Una ciudad que ha moldeado mi personalidad.

Hablando de personalidad,  eso es algo que no le falta a la capital de Irlanda. Para descubrirla a fondo, si no tienes la suerte de contar con un buen Cicerone sobre el terreno (lo siento, pero yo ya me marché hace unos años y no podré mostrarte Dublín) lo mejor que puedes hacer es contratar algunas excursiones en Dublín en español.

Además, la capital es también un buen punto de inicio para cualquier excursión en Irlanda.

La mejor opción es contratar un tour privado por Dublín, pero por si queréis explorar solo algunas partes de la ciudad o incluso salir fuera de la capital y descubrir la preciosa isla de Irlanda, aquí os dejamos algunas de las mejores excursiones que hacer en Dublín en español.

1. Cómo llegar a Dublín

Bonita (a mí me gusta la foto) puesta de sol en el Aeropuerto de Dublín (Irlanda)

Bonita (a mí me gusta la foto) puesta de sol en el Aeropuerto de Dublín (Irlanda)

Lo primero que tienes que hacer para comenzar a descubrir la ciudad es averiguar cómo ir del aeropuerto al centro de Dublín.

Si no os queréis complicar la vida, aquí podéis reservar directamente vuestro traslado desde el aeropuerto de Dublín a vuestro destino final:

2. Los extremos de Dublín

La bella costa del sur de Dublín, entre Bray y Greystones

Entre mis rincones preferidos de Dublín siempre se encontraron los extremos norte y sur de la línea del DART, el tren de superficie que recorre la costa. Toma una de las excursiones a Howth y Bray y sabrás de lo que estoy hablando.

En el sur se encuentra Bray, un precioso pueblo de coloridas casas bajas frente al mar al que la gente del centro de Dublín viene a darse un baño en el mar los fines de semana en los que hay buena temperatura. Las terrazas de sus pubs se llenan esos días y la cima de la colina que se encuentra junto al pueblo ofrece una de las mejores vistas de todo Dublín.

En el extremo norte encontrarás Howth, un pequeño pueblo pesquero en el que podrás comer el mejor fish & chips de Dublín mientras observas a las juguetonas focas acercarse al puerto para pedir su ración de pescado.

3. Explora Dublín como un vikingo

Si quieres descubrir Dublín por tierra y agua montado en un vehículo anfibio de la II Guerra Mundial, te vas a echar unas risas contratando el Tour vikingo por Dublín.

En un recorrido de casi hora y media, pasarás por los lugares más emblemáticos de la ciudad y navegarás por las aguas del Gran Canal de Dublín.

Aún recuerdo las muchas mañanas que me despertaba el sonido de los gritos de los “vikingos” de turno que pasaban bajo mi ventana en George Street.

4. Vive la noche de Dublín

Guinness en un pub en Dublín

Guinness en un pub en Dublín

La noche de Dublín es una de las mejores de Europa. Me lo pasé en grande en aquellos pubs de madera y en los que la música en directo estaba a la orden del día. Tranquilas conversaciones con amigos de todo el mundo a la salud de una Guinness, típica cerveza después del trabajo con los compañeros o noches de farra sin fin que solían acabar con risas y grandes anécdotas que aún recuerdo con mis amigos cuando nos juntamos.

La mayor parte de la fiesta de la noche dublinesa se concentra en la zona llamada Temple Bar. Recorre sus pubs en una ambiente inigualable. Te aseguro que lo vas a pasar de lujo.

5. Excursión al Dublín e Irlanda de película: Braveheart y Juego de Tronos

No hay mejor escapada a un rincón natural cercano a Dublín que la zona de las montañas de Wicklow y el valle de Glendalough, entre los que se encuentra, además, las ruinas de un monasterio celta del siglo VI.

Ubicados a una hora del centro de la ciudad, es una excursión de un día que realicé en varias ocasiones.

Caminar entre lagos, bosques y restos arqueológicos es algo que tú también podrás hacer si reservas la excursión a Wicklow y Glendalough. Además, debes saber que en las montañas de Wicklow se rodaron las escenas principales de Braveheart. ¿Te ves pintándote la cara con los colores de la bandera escocesa y azuzar tu caballo hacia el campo de batalla mientras gritas “¡libertaddddd!”? ¡Pues adelante!.

Si eres fan de Juego de Tronos, también podrás disfrutar de una ruta friki a menos de dos horas en coche de Dublín, visitando una serie de localizaciones en Irlanda del Norte.

6. La tarjeta Dublín Pass

Para no perderte nada de lo mejor de Dublín, quizá sea buena idea hacerte con la tarjeta Dublin Pass.

Esta tarjeta te permitirá la entrada gratuita a más de 30 atracciones de Dublín, incluyendo la Guinness Storehouse, el autobús turístico, las catedrales de San Patricio y Christchurch, los castillos de Dublín y Malahide, la destilería Old Jameson y mucho más. Además, también incluye el transporte del aeropuerto al centro de Dublín.

7. Excursiones desde Dublín

Acantilados (Cliffs) de Moher, Irlanda

Acantilados (Cliffs) de Moher, Irlanda

Si ya has pasado unos días en Dublín (la ciudad se puede explorar a fondo contando con dos o tres días completos) y aún te quedan tiempo y ganas de explorar otros sitios emblemáticos de la isla de Irlanda, tienes varias opciones.

El más famoso de todos se encuentra en la costa Atlántica: los acantilados de Moher. Estos impresionantes acantilados se encuentran en lo más alto de la lista de lugares más visitados en la isla y yo, personalmente, los he visitado en más de 5 ocasiones. Eso sí, no me canso de hacerlo. Los afilados acantilados de roca oscura están recubiertos de verde y contrastan con el azul grisáceo de las aguas del océano que bate furioso la base pétrea de esos gigantes.

Todas las mañanas parten buses de Dublín y puedes ir y volver en el mismo día.

Calzada del Gigante

Calzada del Gigante

Otra de las excursiones de un día que merecen la pena es la que te lleva a conocer Belfast y la Calzada del Gigante.

Hace tiempo que la capital de Irlanda del Norte dejó de ser una fea ciudad industrial. Ahora está llena de vida y tiene lugares tan interesantes para descubrir como el Titanic Belfast y el Cathedral Quarter.

En cuanto a la Calzada del Gigante, me quedé maravillado cuando la visité por primera vez el año pasado (ya se sabe que en casa del herrero, cuchillo de palo).

 


Google +TwitterFacebookWhatsApp
Las mejores excursiones que hacer en Dublín
Puntúa este artículo

Deja tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *