Ruta circular de Sóller y Fornalutx: descubriendo los bellos pueblos de la Tramuntana mallorquina

Campos, cascadas y pueblos medievales en el corazón de Mallorca

España

La primera imagen que suele acudir a nuestra mente cuando escuchamos el nombre de Mallorca es la de bonitas playas y calas de arenas doradas o blancas y bañadas por unas aguas mediterráneas de distintos tonos turquesa. Y sí, está claro que esas bellas estampas forman parte importante del atractivo de una isla que tiene el honor de ser uno de los destinos más visitados de España. Sin embargo, Mallorca es mucho más que playas. Esta isla mediterránea es también gastronomía, patrimonio, cultura, montaña y un buen número de pequeños pueblos, tanto de costa como de interior, que bien merecen la pena una visita. Si quieres visitar varios de estos encantadores pueblos realizando un sencillo paseo por bellos paisajes, te recomiendo que sigas nuestros pasos por la ruta circular de Sóller y Fornalutx.

Se trata de una caminata por la naturaleza que se expande por las laderas de las rugosas montañas de la sierra de Tramuntana, columna vertebral de Mallorca. Durante el paseo podrás ver el exuberante verde del interior de la isla, con los parches boscosos y las terrazas invadidas por olivos, naranjos y limoneros, además de visitar pueblos de aire medieval, donde la piedra sigue siendo la principal protagonista de sus construcciones más emblemáticas.

Cómo llegar al comienzo de la ruta circular de Sóller y Fornalutx

Binibassi ruta circular Soller Fornalutx

Foto © David Escribano

La ruta comienza en el mismo pueblo de Sóller (en la Alquería del Comte), el cual puedes decidir visitar al comienzo o final de la excursión, pues es circular.

Si te encuentras en Palma de Mallorca y quieres ir en transporte público hasta Sóller, podrás hacerlo con el autobús 204, que parte desde la Estación Intermodal de Palma de Mallorca en dirección a la localidad de Port de Sóller. Realiza el recorrido en unos 50 minutos.

Sin embargo, cuando viajas a Mallorca con la idea de pasar unos días y descubrir distintas partes de la isla, lo más normal es que optes por el alquiler de coche en Mallorca. Con él, podrás llegar desde el centro de Palma de Mallorca a Sóller en unos 40 minutos. Además, así no tendrás que depender de los horarios del autobús.

Ficha técnica de la ruta circular de Sóller y Fornalutx

Sóller Mallorca

Sóller. Foto © David Escribano

Estas son las características técnicas de esta ruta circular que parte de Sóller y pasa por las bellas localidades de Fornalutx, Biniaraix y Binibassi.

  • Distancia: 7,8 km.
  • Duración aproximada: unas 4 horas y media, a ritmo relajado y disfrutando de las muchas cosas que hay que ver en el camino.
  • Punto de Partida: Alqueráa del Comte (Sóller).
  • Tipo de ruta: circular.
  • Altura máxima: 298 metros.
  • Nivel de dificultad: bajo.
  • Época recomendada: aunque esta ruta se puede realizar durante todo el año, te recomiendo que, si puedes elegir, la hagas durante la primavera (desde la segunda semana de mayo a primeros de junio). Como segunda opción, quizás a principios de otoño. Nosotros la hicimos a finales de diciembre y nos salió un tiempo espectacular, pero los días son cortos en esa época. En cuanto al verano, no os lo recomiendo, pues suele hacer bastante calor y no se disfruta igual de la caminata.
  • Equipamiento necesario: la ruta circular de Sóller y Fornalutx es muy sencilla, por lo que no es necesario llevar ningún tipo de equipamiento especial. Lo único, si te gusta andar con ellos, unos palos de trekking. En cuanto a la comida y bebida, aunque puedes cargar con ella, podrás encontrar tiendas de comestibles y bares en los pequeños pueblos por los que pasarás.

Tip de alojamiento en Mallorca

Si quieres evitar búsquedas y reservar en el mismo hotel en el que nos quedamos nosotros en Palma de Mallorca, te recomendamos el Hotel boutique Can Cera. Si quieres darte un capricho romántico en Palma de Mallorca, este cinco estrellas albergado en un céntrico edificio del siglo XVII es tu candidato número uno. Lo mejor es su spa gratuito. Sin embargo, si no te convence, aquí puedes reservar, sin ningún aumento de precio, en un gran abanico de hoteles y alojamientos en la isla de Mallorca:

Experiencia recorriendo la ruta circular de Sóller y Fornalutx

ruta Sóller Fornalutx

Foto © David Escribano

Aparcamos el coche en la avenida Juli Ramis de Sóller sobre las 11 de una fresca mañana, pero en la que un sol resplandeciente nos aseguraba que entraríamos en calor en cuanto este ascendiera algo más y nosotros nos pusiéramos a caminar.

Así lo hicimos al instante, cruzando un pequeño puente bajo el que fluían las aguas de un riachuelo. El camino asfaltado nos llevaba de Sóller a la pequeña localidad de Biniaraix. Una dulce fragancia a cítricos nos envolvía cuando llegamos a la iglesia de la Curia des Comte. Y es que los campos que aparecían a ambos lados estaban repletos de naranjos y limoneros, cuyos frutos ya comenzaban a tomar color.

Tras ascender una pequeña rampa, el camino desembocó en Biniaraix, una pequeña aldea en la que residen menos de 500 personas y que encuentra sus orígenes en una ancestral alquería musulmana. A las calles empedradas  – y empinadas de Biniaraix – se asomaban antiguas casas – varias de ellas construidas en piedra – que estuvieron, en otros tiempos, habitadas por señores del campo y sus trabajadores, y que hoy en día albergan a un buen número de artistas que encuentran la inspiración para sus obras, de distintas disciplinas, en este rincón escondido de la isla de Mallorca.

Biniaraix Mallorca

Calles de Biniaraix. Foto © David Escribano

Al acercarnos a su antiguo lavadero, vimos cómo algunos excursionistas tomaban un desvío que salía hacia la derecha, abandonando el camino asfaltado y uniéndose a una senda pedregosa que, según el cartel indicativo, llevaba a realizar la ruta del barranco de Biniaraix. Llegamos a considerar seriamente tomar el desvío, pero llegamos a la conclusión de que se nos haría de noche si queríamos hacer los dos circuitos en el mismo día.

Por lo tanto, seguimos por el asfalto con rumbo a la zona del Marroig. En este tramo debes tener cierta precaución pues, aunque apenas nos cruzamos con un par de coches en algo más de una hora, los residentes y agricultores siguen utilizándolo para transportar aperos y materiales.

Durante la siguiente hora y cuarto, el camino iba ascendiendo en un continuo zigzag entre bancales totalmente repletos de olivos y bonitas casas de campo que disfrutaban de unas envidiables vistas sobre el valle. El Sol lucía ya con fuerza y nos paramos en multitud de ocasiones a tomar las primeras fotos de Fornalutx desde la distancia.

Ruta circular de Sóller y fornalutx

Fornalutx en la distancia. Foto © David Escribano

Debo reconocer que en ese momento no teníamos muy claro dónde debíamos coger el desvío que descendía por el antiguo camino de tierra hasta Fornalutx, así que paramos a un lugareño que encontramos paseando como quien se sabe dueño de todo aquello. Aquel buen hombre nos dijo que encontraríamos el desvío tras doblar el siguiente recodo del camino, y, además, nos contó que él tomó esa ruta pedregosa en innumerables ocasiones, pero con mulas cargadas de víveres y productos del campo con destino a los mercadillos de las otras poblaciones del valle. También nos narró cómo era todo aquellos en sus tiempos mozos y es que, con la tecnología, hemos perdido esa bonita tradición de preguntar por direcciones a la gente del lugar.

Efectivamente, nada más doblar la siguiente curva vimos un camino, cortado por una cadena, que descendía a mano izquierda. Lo tomamos para llegar a la medieval población de Fornalutx.

Las primeras casas vacacionales de piedra estaban silenciosas, con las flores adornando sus vallas y jardines. Tan solo dos tortolitos se besaban entre foto y foto. Mi sorpresa fue que, al despegarse, reconocí al hombre de la pareja: nada menos que Alfonso, el exjugador del Real Madrid al que tanto había admirado durante sus años en activo. Sorpresas que te da la vida.

fornalutx

Casa en Fornalutx. Foto © David Escribano

Imaginando que no querría ser molestado en un momento tan íntimo, no le pedí ni foto ni autógrafo antes de perderme por las calles empedradas de Fornalutx. La terraza de un bar confería vida a un pueblo en el que destacan sus bellas casas de piedra rematadas con tejas pintadas, sus calles decoradas con macetas y flores por todos lados, la iglesia del siglo XIII, la imponente torre del Ayuntamiento (siglo XVII) y la casa señorial de Can Xoroi.

Sin embargo, más que ver monumentos, lo que más me gustó de Fornalutx es la tranquilidad que se respiraba, y la pureza del aire. Era como estar apartado de toda civilización, incluso en una época diferente.

Ruta circular de Soller y Fornalutx

Tramo senda a Binibassi. Foto © David Escribano

Tomamos el camino que salía del pueblo en dirección al cementerio, y allí tomamos un sendero que nos llevaría a la parte de naturaleza más bella de la ruta circular de Sóller y Fornalutx.

La senda ahora se estrechaba y pasaba entre árboles, algún riachuelo y arbustos mediterráneos. Tras una media hora, llegábamos a las casas de Binibassi, una aldea que se reúne en torno a una gran casa del siglo XVI que tiene cierto aspecto de fortaleza.

Seguro para actividades en la naturaleza

Si haces una ruta de senderismo y tienes algún pequeño percance, te recomendamos la tranquilidad que da contratar previamente un seguro de viaje como el IATI Escapadas. Por menos de 6 € por 7 días de validez, cubre desde trekking por debajo de 3.000m a cicloturismo y otras actividades en la naturaleza. Encontrarás todos los detalles en este enlace y, además, conseguirás un 5% de descuento al venir de nuestra parte.

Desde allí, el camino se ensancha y allana, discurriendo dócilmente hasta el centro de Sóller.

En la plaza principal de Sóller, presidida por la iglesia neogótica de San Bartomeu nos encontramos con un estupendo mercadillo ecológico al aire libre. Fue el final perfecto para una jornada ideal de senderismo en Mallorca.

 

 


TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *