Recorrido de arte urbano en Valencia

España TFW

Hasta hace poco más de un año, era un auténtico profano en el tema del arte urbano. Había oído nombrar tal concepto y, más o menos, sabía a lo que se refería. Sin embargo, no sería hasta el mes de marzo de 2018 cuando tendría la oportunidad de hacer, por mi cuenta, un verdadero recorrido de arte urbano. Fue en Glasgow y la experiencia me dejó tan maravillado que la repetí en Gante, Amberes y Valencia.

He admirado obras de arte que decoran fachadas de edificios, parques, puertos, almacenes, hangares, o cualquier otra estructura de las ciudades. Los murales suelen tener un factor de denuncia social, aunque en algunas ocasiones simplemente reflejan el estado de ánimo del artista o una expresión vital.

Artistas callejeros – tanto anónimos como otros que han pasado de la clandestinidad a labrase una fama y son reclamados para darle un toque especial a distintas ciudades – que con sus murales dan color y vida a las ciudades.

El primer, y único, recorrido de arte urbano que he podido disfrutar en España es el de Valencia.

Valencia es una urbe luminosa por la que siento un especial cariño. El remodelado cauce del Turia ejerce de nuevo pulmón urbano y el casco histórico presenta rincones entrañables por los que pasear antes de darte un baño en las aguas de la Malvarrosa.

Es precisamente en el centro histórico donde se encuentran la práctica totalidad de los murales que se sirven de los edificios como lienzo.

El casco histórico, lienzo viviente

Son varios los artistas que han llenado de color el centro de Valencia. La mayor parte de ellos son locales, como Esik (amante del arte abstracto y que comenzó su labor en los años 90), Cere y Julieta XF, pero también italianos (como Blu y Erica Il Cane) o argentinos, como Hyuro, una chica residente en Valencia.

Además, también podrás encontrar obras de Escif, al cual se le conoce en los círculos grafiteros como el Banksy español.

En la calle Peydro, tomando dirección hacia la Plaza de la Merced te toparás con algunos de los trabajos de Hyuro y Escif. Destaca el famoso furgón policial de Escif y la obra titulada ‘Maltrato animal’ (en la Plaza de la Merced) en la que, en tonos grises y lúgubres, la artista Hyuro crea una imagen en la que aparecen unos ciervos heridos que se ven rodeados por unos focos típicos del mundo del espectáculo.

Las persianas que guarecen los locales de esta zona de la ciudad, también aparecen decoradas por distintos artistas.

Hyuro y Escif colaboraron para crear uno de los murales más originales de Valencia. Se encuentra en la calle Calabazas, que parte de la Plaza de la Merced, y muestra a una jauría de lobos rodeando un coche que se asemeja a un taxi. El significado de la obra es un misterio absoluto.

Siguiendo por las calles Numancia y Estameñeria Vieja, el grafiti de denuncia social se transforma en otro más colorido y alegre. Aquí, Esik deja su visión abstracta de las cosas a base de colores vistosos.

Al llegar a las calles Purísima y Calatrava se asoman las obras de Cere y Julieta XLF. De esta última artista destacan sus grafitis de aire japonés, en los que dulces niñas, animales fantásticos, plantas y cielos luminosos recrean estampas que parecen sacadas de las páginas de algún cómic manga.

Así llegamos a uno de los mejores puntos de arte urbano de Valencia, la Plaza del Tossal. Ubicada en pleno Barrio del Carmen, esta plaza presenta un buen número de murales impresionantes. ‘El coche’ de Escif, ‘Moisés’ de Blu y ‘Stop War Victim´s Wall’ de Fasim, son algunos de ellos.

En la calle Baja, hay un mural que me hizo reír. Lo creó el artista italiano Erica Il Cane y muestra a un pollo y un conejo luchando sobre una paella, mientras un grupo de gente espera, con sus platos en la mano, a que se decida la pelea. Erica cuenta que el significado tras el mural es el intento de decisión de cuál es el mejor ingrediente de este manjar valenciano: el pollo o el conejo.

Por último, me paseé por la calle Moret, donde quedé fascinado al contemplar la obra de Deih, otro grafitero español, ‘Puente en Venecia’. En ella, una chica de rasgos orientales aparece sentada sobre la barandilla de un puente de piedra rosada. Bajo ella, la piedra y el agua de los canales venecianos y de fondo edificios anaranjados y las recargadas ramas de un inmenso y realista árbol. Me quedé varios minutos embelesado contemplando el mural.

Y así puedes quedarte ante muchos otros.

Este recorrido de arte urbano en Valencia es digno de disfrutarlo con tranquilidad. Uno de los atractivos ocultos de una ciudad que tiene tanto para ver y gozar.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *