Las mejores cosas que ver en Vitoria en un día

Descubre lo mejor de Vitoria-Gasteiz en 24 horas

España

A pesar de que tengo algo de raíces vitorianas (allí nació la abuela de mi madre) lo cierto es que no tuve la suerte de disfrutar de las muchas cosas interesantes que ver en Vitoria hasta hace tan solo unos cuantos años. Una de las razones era la lejanía que separa esta maravillosa ciudad de mi tierra, Alicante, y también esa tendencia personal que tengo a visitar lugares lejanos e inaccesibles – ahora que aún me siento joven y con muchas ganas y fuerza -, pensando que ya tendré tiempo para disfrutar de mi país tranquilamente. Sin embargo, como no hay mal que por bien no venga, este maldito y extraño año 2020 ha hecho que vuelva mi mirada hacia España más que nunca, descubriendo – y redescubriendo – espectaculares e interesantes rincones de un país que, para mí, es difícil de batir en su magnífica variedad de paisajes, gastronomía, cultura, etc. Al igual que os recomiendo aquí las mejores cosas que ver en Vitoria en un día, lo cierto es que os recomiendo que disfrutéis de toda España, ahora que el sector turístico nacional nos necesita más que nunca.

Pero centrándonos en mi querida Vitoria, lo cierto es que es el claro ejemplo de que las mejores esencias van contenidas en tarros pequeños. En un paseo de poco más de una hora por la capital alavesa, podrás encontrar magníficas iglesias y catedrales, plazas con personalidad, antiguas callejuelas medievales, interesantes museos, palacetes y casonas, e incluso un paisaje natural de gran belleza y por el que podrás estirar las piernas o pedalear mientras respiras el aire puro del norte.

VIAJA TRANQUILO, VIAJA ASEGURADO
El seguro de viajes de Iati incluye COVID-19 y cuarentena por contacto directo
Haz click para más info y llévate un 5% de descuento.

Descubre los muchos encantos de Vitoria con un magnífico tour gratuito guiado por un experto en la ciudad. Puedes reservarlo aquí:

Antes de comenzar con la ruta, vamos a ver cómo llegar a Vitoria-Gasteiz.

Cómo llegar a Vitoria

Para mí, la mejor manera de llegar a Vitoria fue volar al Aeropuerto de Bilbao y tomar desde allí un coche alquilado con el que llegué a Vitoria en unos 45 minutos. Si no quieres alquilar un coche en el aeropuerto de Bilbao, también puedes tomar el autobús que te lleva directamente a la estación de autobuses de la capital vizcaína y desde allí viajar a Vitoria en autobús.

Por carretera, otras distancias son una hora a Pamplona y San Sebastián, un par de horas a Santander, algo menos de 3 a Zaragoza y unas 4 horas a Madrid.

Vitoria también cuenta con un pequeño aeropuerto que se encuentra a unos 8 km del centro de la ciudad. Se trata del Aeropuerto de Foronda y la compañía de bajo coste Ryanair opera vuelos a Sevilla, Málaga, Palma de Mallorca, Alicante (nueva ruta que no estaba disponible en mi última visita) y Milán.

EXCURSIONES EN VITORIA
Aprovecha tu tiempo en Vitoria al máximo con alguna de las siguientes excursiones o actividades con guías profesionales y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Tour gratuito por Vitoria
  2. Visita guiada por Vitoria
  3. Tour de los misterios y leyendas de Vitoria
  4. Tour de pintxos por Vitoria
  5. Tour literario por Vitoria
  6. Tour en bicicleta por el Vasco Navarro
  7. Otras magníficas excursiones por Vitoria

Ruta de las mejores cosas que ver en Vitoria en un día

Y ahora que ya hemos llegado a la ciudad, comencemos bien prontito a disfrutar de los muchos tesoros que ver en Vitoria en un día.

Mañana

Plaza de la Virgen Blanca. Fotografía © David Escribano

Si solo vas a permanecer 24 horas en Vitoria (seguro que al final acabas quedándote más tiempo), será buena idea comenzar el día bien pronto por la mañana. Para ello, te recomiendo tomar un buen desayuno en una de las terrazas que se hallan en el punto neurálgico de la capital alavesa: la Plaza de la Virgen Blanca.

La Plaza de la Virgen Blanca se encuentra uniendo los barrios del Casco Viejo y El Ensanche, o, por así decirlo, la parte medieval de Vitoria con la algo más moderna. Rodeada por preciosas casas de fachadas coloridas (aunque predomina el blanco), esta plaza se halla presidida por el monumento en recuerdo de la Batalla de Vitoria (1813), en la que un conglomerado de tropas españolas, inglesas y portuguesas vencieron a los franceses de José Bonaparte en su apresurada retirada.

NO ESPERES A RESERVAR TU COCHE DE ALQUILER
No esperes hasta el último momento para reservar tu coche de alquiler. A través de Rentalcars encontrarás el mejor precio del mercado y servicio de cancelación gratuita.
Pincha aquí para hacer tu reserva.

Miles de vitorianos pasan por esta plaza cada día, ya sea para dar un paseo o para tomarse algo tranquilamente o hacer algún recado en los pequeños comercios que aún ocupan los bajos de las calles del Casco Viejo.

Desde finales del siglo XIV, además, se asoma a esta plaza la preciosa iglesia gótica de San Miguel Arcángel, declarada Bien de Interés Cultural y protagonista indiscutible de las fiestas patronales de Vitoria. En su interior se encuentra la ermita de la Virgen Blanca – patrona de la ciudad -, además de varias bellas capillas y un retablo mayor rico en ornamentación. Sin embargo, lo que más fama le da a la iglesia es la bajada, cada 4 de agosto, del mítico Celedón, suponiendo el pistoletazo de salida de las fiestas mayores.

que ver en vitoria

Palacio Escoriaza-Esquivel. Fotografía © David Escribano

Desde aquí puedes tomar la animada calle Cuchillería para disfrutar de otra de las grandes atracciones que ver en Vitoria en un día. Se trata de la casa-palacio del Cordón. Construida en la Edad Media (posee varios elementos de los siglos XIII al XV), es el mejor ejemplo de la arquitectura señorial y mercantil del medievo vitoriano. La bella torre es del siglo XIII y la casa del XV, levantada por órdenes expresas de un rico comerciante de origen judío, Don Juan Sánchez de Bilbao.

En sus estancias pasaron algunos de sus días personajes históricos de la talla de Felipe el Hermoso y Adriano de Utrech, quien llegaría a ser elegido Papa Adriano VI. En el interior de la casa hay una bonita e interesante colección permanente de mobiliario popular vasco, así como esculturas, pinturas y cerámicas antiguas.

Tras la visita a la Casa del Cordón, quizá llega el momento de hacer una pequeña parada gastronómica para degustar las tapas y pintxos que podrás encontrar en las barras y mesas de los magníficos barecillos de la calle Cuchillería. Cocido vitoriano, pencas rellenas, patatas con chorizo, carne de potro de la montaña alavesa o el revuelto de perretxikos aparecen en los menús de los restaurantes especializados en la cocina tradicional vitoriana.

Si, sin embargo, aún te encuentras con fuerzas para estirar un poco más la mañana cultural, te aconsejo que, en esta misma calle, hagas una visita a los museos que se encuentran en el palacio Bendaña. Aquí hallarás un completo museo de arqueología, que explica el pasado y los orígenes de Vitoria y sus alrededores; y un curioso museo dedicado a la historia y evolución de los famosos naipes de Fournier. Lo ideal sería dedicarle un par de horas entre los dos.

Tarde

Catedral de Vitoria. Fotografía © David Escribano

Y como seguro que después de esos dos museos ya no has podido aguantar más y te has dejado seducir por las sabrosas y variadas viandas de la mesa alavesa, empezamos la tarde con un breve paseo hasta la catedral de Vitoria.

La catedral de Vitoria – cuyo nombre oficial es el de catedral de Santa María – es una bella muestra del gótico español. Construida sobre los restos de una pequeña iglesia cristiana, comenzó a levantarse en el siglo XII, aunque, como suele ocurrir con estos grandes templos cristianos, muchas de sus partes serían añadidas en siglos posteriores, creándose una importante amalgama de distintos estilos arquitectónicos.

Yo estuve dentro algo más de una hora, contemplando sus capillas, vidrieras, lámparas, coro, órgano y demás atractivos desde distintos niveles (se podía acceder a la parte superior). Sin embargo, no hay nada que me llamara más la atención que la increíble panorámica que regala la torre de la catedral. Además, tuvimos suerte con el tiempo y nos salió un día despejado. Una maravilla.

Siguiendo con la casi imposible meta de conseguir ver Vitoria en un vida – a estas alturas seguro que ya estás pensando en alargar tu estancia a dos o tres días, ¿verdad? -, llega el turno de visitar la interesante Fundación Artium, dedicada al arte moderno y contemporáneo. En sus estancias se exhiben obras de grandes como Dalí, Chillida, Picasso o Miró, así como de artistas locales menos conocidos y otros extranjeros. Además, a lo largo de todo el año, el Artium desarrolla una completísima agencia de eventos culturales, talleres y cursos para la gente interesada en todo tipo de arte contemporáneo (pintura, escultura, cine, artes escénicas…).

Tras descubrir muchos de los atractivos culturales que ver en Vitoria en un día, llega el momento de salir del centro urbano e ir en busca del aire puro y los bellos paisajes que nos regala el Anillo Verde de Vitoria-Gasteiz.

Dónde dormir en Vitoria

Si buscas dónde dormir en Vitoria, te recomiendo mi establecimiento preferido: el Hotel Silken Ciudad de Vitoria. Se encuentra en el centro histórico de Vitoria, muy cerca de todos los atractivos turísticos de la ciudad, con instalaciones modernas y decoración clásica, un precioso jardín, personal amabilísimo, y a muy buen precio para un cuatro estrellas. Además cuenta con un magnífico restaurante donde sirven comida tradicional alavesa. Si no te convence, aquí tienes muchas otras buenas opciones de alojamiento en Vitoria:

El Anillo Verde es un conjunto de parques periurbanos de gran valor paisajístico y ecológico que se hallan enlazados mediante corredores eco-recreativos. De hecho, más que darte un paseo hasta uno de los puntos más hermosos de este anillo – el parque de Salburúa -, lo que te recomiendo es que alquiles una bicicleta y recorras, a tu ritmo, los algo más de 30 km que tiene esta magnífica ruta circular. ¿No te dije ya que es imposible ver Vitoria en un día? Pues esta ruta es una prueba más.

Humedales de Salburua. Fotografía © David Escribano

Sin embargo, si prefieres solo ver un punto concreto, el parque de Salburúa es la mejor opción. Aquí encontrarás parches boscosos, matorrales y arbustos que crecen entre las lagunas que forman estos humedales urbanos. En estas lagunas podrás admirar el grácil caminar de las garzas imperiales, la cerceta carretona o el carricerín cejudo, entre otras muchas especies de aves. No en vano, ha sido declarado como zona ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves).

Otras zonas de interés del Anillo Verde son el bosque de Armentia y el parque Olarizu, con su bello jardín botánico.

Noche

Para acabar de disfrutar de las mejores cosas que ver en Vitoria en un día, te recomiendo que des un tranquilo paseo por sus calles del Casco Viejo. La iluminación nocturna es aquí tenue y le confiere una estampa de misterio y melancolía que hace que te sumerjas en tus propios pensamientos del día.

De nuevo esas calles son las mejores para – cuando se pueda – salir de bares y darle un último beso a la noche vitoriana. Eso sí, te aseguro que ese beso te enamorará para siempre, así que ve pensando en quedarte unos días más, o planea tu siguiente visita.

Mapa de la ruta para ver Vitoria en un día

Para que no te pierdas nada, aquí te dejo el mapa de la ruta para ver Vitoria en un día.


TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *