Las mejores cosas que ver y hacer en tu excursión a Toledo de un día

Descubre una de las ciudades más bellas e históricas de España en 24 horas

España TFW

Visitar Toledo en un día es una de las mejores excursiones que puedes hacer desde Madrid. Sin embargo, esta antigua capital visigoda, capital imperial de la España en cuyos dominios no se ponía el sol y ciudad en la que convivieron judíos, cristianos y musulmanes durante siglos, posee tantos tesoros que es complicado que no te atrape durante varias jornadas.

El casco histórico de Toledo se alza, encaramado a una especie de meandro, en la margen derecha del río Tajo. En él se aglomeran iglesias, la catedral, el Alcázar, puentes, miradores, museos, estrechas callejuelas adoquinadas, plazas, sinagogas, tiendas de artesanías, restaurantes y un sinfín de rincones secretos y románticos en los que rememorar tiempos pasados de una de las ciudades más bellas e históricas de España.

Cómo llegar a Toledo desde Madrid

Antes de entrar en detalle y comenzar a disfrutar de todos sus tesoros, tenemos que contarte cómo llegar a Toledo desde Madrid. Esta, junto a la excursión de un día al Escorial son las excursiones más típicas para hacer desde la capital de España.

Sin embargo, aunque puedes viajar a Toledo por tu cuenta en AVE o en autobús, Toledo es el típico destino al que realmente solo se le saca todo el jugo que tiene si realizas una visita guiada con expertos que te expliquen todo el arte y la historia de esta ciudad imperial.

Para ello puedes elegir entre tres opciones muy interesantes:

  • Excursión completa de un día por Toledo desde Madrid: se trata de una excursión completísima en la que te recogen en un autobús con aire acondicionado y al llegar a Toledo tienes las entradas a los monumentos más importantes incluidas, además de las explicaciones guías muy preparados y la posibilidad de incluir la comida.
  • Toledo por libre en autobús desde Madrid: menos encorsetada que la anterior y con la opción de incluir un tour guiado de una hora por la ciudad.
  • Toledo por libre en AVE desde Madrid: más rápido que el autobús y el coche e incluye el transfer desde a estación de tren al centro de Toledo, una visita guiada por Toledo de una hora y la tarjeta Toledo Card, entre otras cosas.

Puedes encontrar varios autobuses al día desde Madrid viajando desde el Intercambiador de la Plaza Elíptica, y varios trenes (uno cada hora, los días laborables, entre las 6:50 y las 21:50) que parten de la estación de Atocha.

Qué ver en Toledo en un día

Si quieres ver Toledo en un día, te preparamos este recorrido especialmente diseñado para que no te pierdas la esencia de sus encantos:

Catedral de Toledo

La catedral debe estar siempre en los puestos de honor entre las mejores cosas que ver en Toledo en un día.

Este gran monumento religioso se construyó, en estilo gótico y ciertos toques mudéjares, a lo largo de tres siglos, comenzando en el XIII y finalizando en el XV. No son pocos los que dicen que posee una evidente influencia francesa, y también se ha dicho de ella que es la máxima expresión del gótico en España.

Al igual que muchos edificios cristianos en Toledo – y en el resto de España – la catedral de Toledo está construida sobre una mezquita. Entre sus curiosidades se encuentra el Ochavo, una sala del siglo XVI dedicada a los mártires y testigos de Cristo y repleta de opulentas obras de arte.

Hay varias misas cada día, por lo que la catedral está abierta para visitar de 10 a.m. a 6:30 p.m. durante la semana y de 2 p.m. a 6 p.m. los domingos.

EXCURSIONES GUIADAS POR TOLEDO

Aprovecha tu tiempo en Toledo al máximo con alguna de las siguientes excursiones con guías expertos y con muy buenas recomendaciones de sus usuarios:

  1. Tour gratuito por Toledo
  2. Visita guiada por el Toledo de las 3 culturas
  3. Tour nocturno por el Toledo de los templarios
  4. Tour nocturno por el Toledo misterioso
  5. Espectacular vuelo en globo sobre Toledo
  6. Ruta subterránea por el Toledo olvidado
  7. Otras magníficas excursiones en Toledo

El Alcázar de Toledo

Dominándolo todo desde su cúspide, elevándose 550 metros sobre el Tajo y el casco histórico de la ciudad, el Alcázar es uno de los monumentos que no te puedes perder en tu visita de un día en Toledo.

Ha habido una fortaleza aquí durante al menos 2.000 años, pero ahora hay un edificio renacentista de mediados del siglo XVI. La construcción del Alcázar se inició para que fuera la residencia real de Carlos V, pero para cuando se terminó, la corte se había mudado a Madrid, quedando como lugar de retiro de las reinas viudas.

Sus cuatro fachadas son de estilos diferentes y, hoy en día, en su interior hay un museo con varias exposiciones que se centran en la evolución de la estrategia militar y las armas. Además, la panorámica que tendrás desde el Alcázar es de las mejores que ver en Toledo.

Ahorra en tu visita a Toledo y sáltate las colas de las principales atracciones con tu Toledo Card

El Barrio de la Judería

Uno de los lugares más icónicos que ver en Toledo es el barrio de la Judería.

Aquí se encuentran algunos edificios excelentemente conservados, como la Sinagoga del Tránsito. Esta sinagoga es el edificio judío más importante de España, construido a mediados del siglo XIV por Samuel Levi, quien fue tesorero de Pedro de Castilla, también conocido como “El Cruel”. El fundador, unos años más tarde, cayó en desgracia y fue ejecutado.

La sinagoga se convirtió en una iglesia, pero gran parte de su carácter original sobrevivió. Es otra pieza impresionante de la arquitectura mudéjar: hay caligrafía en árabe y hebreo, mosaicos geométricos y paredes de estuco muy ornamentadas.

En su interior, el Museo Sefardí te cuenta todo sobre la historia judía de España, desde el siglo V a. C. hasta su expulsión en el siglo XIV.

La huella de El Greco

El famoso pintor del siglo XVI, nacido en Creta, es uno de los más famosos residentes de Toledo y puedes admirar su obra en el museo dedicado a su trabajo. Sin embargo, no es ese el único lugar que tendrás que visitar en tu excursión de un día en Toledo si quieres aprender sobre el arte de El Greco, pues, por ejemplo, en la iglesia de Santo Tomé se halla expuesta una de sus más famosas pinturas: ‘El Entierro del Conde de Orgaz’. Otros lugares donde se exhiben obras del maestro cretense son la catedral, el convento de Santo Domingo el Antiguo o el Hospital de San Juan Bautista.

Cuando observas los cuadros en los que este gran artista dibujó la silueta de la ciudad, te das cuenta de lo poco que ha cambiado en los últimos cinco siglos. Y es que Toledo parece inmortal.

La gastronomía de Toledo

Carne en restaurante de Asturias

Con la gran cantidad de cosas que hay que ver en una excursión de un día en Toledo, tendrás que reponer fuerzas en varias ocasiones. Eso no es problema, pues en las calles y plazas del casco histórico toledano proliferan los buenos bares y restaurantes. Eso sí, ten cuidado porque la gran afluencia de turistas hace que existan algunos menús turísticos que no merecen la pena. Mira bien lo que incluye cada oferta y no dejes de probar las sabrosas carnes y contundentes platos castellanos.

En Toledo se puede, y debe, comer muy bien a un precio asequible.

Miradores de Toledo

Si la ciudad imperial es preciosa y atractiva cuando te encuentras paseando por sus calles atestadas de historia, arte y monumentos, lo cierto es que Toledo también luce majestuosa y bella desde la distancia. Quizá por ello, una de las mejores estampas que ver en tu visita a Toledo de un día sea la que obtendrás desde los miradores del río Tajo.

Puedes llegar a estos miradores, emplazados a lo largo de una sinuosa carretera, en coche o con el autobús turístico de Toledo. Otros lugares desde los cuales puedes disfrutar de unas impresionantes panorámicas de la ciudad son el del Parador Conde Orgaz y desde lo alto de la iglesia de los Jesuitas.

Amaneceres y atardeceres son los momentos preferidos para contemplar estas bellas vistas.

Monasterio de San Juan de los Reyes

Incluso en una ciudad repleta de edificios históricos, como Toledo, llama la atención este monasterio monumental del siglo XV.

Se encuentra cerca del Puente de San Martín en el lado oeste del Casco Histórico. Fue encargado por los Reyes Católicos para varios propósitos: celebrar el nacimiento de su hijo, el príncipe Juan, servir como su mausoleo dinástico y conmemorar la victoria de la batalla de Toro contra el ejército portugués de Alfonso V, cosa que les mantuvo en el trono.

Echa un vistazo a la fachada de granito del edificio, que muestra cadenas y esposas, que representan a los prisioneros cristianos liberados por los Reyes Católicos al finalizar la “Reconquista” cristiana en Granada, en 1492. Sin duda, es uno de los imprescindibles de cualquier excursión en Toledo de un día.

Las puertas de Toledo

La muralla medieval de Toledo cuenta con varias puertas de entrada y tres de ellas son especialmente conocidas: la Puerta del Sol y las Puerta de Bisagra.

En cuanto a la primera, está situada en el norte de la ciudad y fue construida a fines del siglo XIV, mostrando el diseño mudéjar que verás en toda la ciudad. Es un imponente pórtico de piedra coronado por almenas y con muchos pequeños detalles ornamentales interesantes.

Presenta un clásico arco de herradura moro y encima hay arcos decorados, más pequeños, entrelazados. En el lado sur de la puerta había una vez una luna pintada aquí, y en el lado norte un sol.

Hay dos puertas de la ciudad llamadas Bisagra. La más antigua fue levantada en el siglo X por los árabes y era la entrada principal a la ciudad desde la llanura. Esta todavía está en pie, pero luego fue reemplazada por una cercana puerta de mayores dimensiones.

La Puerta Nueva de Bisagra es una de las maneras más impresionantes de entrar en el casco histórico de Toledo. Pasarás bajo un arco triunfal flanqueado por dos torres defensivas circulares. Sobre el arco, se halla el escudo de armas de la ciudad, y más allá de la entrada hay un patio asediado por paredes almenadas y otro par de torres que exhiben el escudo de armas del rey Carlos V, del siglo XVI.

Los puentes de Toledo

No puedes visitar Toledo en un día sin admirar sus puentes tendidos sobre las aguas del río Tajo. Los de San Martín y de Alcántara son los más icónicos.

Entrar en Toledo por el puente de San Martín te hace sentir como un caballero medieval, contemplando las murallas medievales desde el oeste. El puente se construyó en el siglo XIII, pero sufrió muchos daños a lo largo de los años, provocando reconstrucciones en los siglos XIV y XV. Los mayores cambios se realizaron durante el reinado de Carlos II en el siglo XVII, y el puente, defendido por torres almenadas en cada extremo, ha permanecido igual desde entonces.

En cuanto al puente de Alcántara proviene de la época romana y ha sido renovado en numerosas ocasiones, al ser destrozado en distintas guerras. Se agregó un arco triunfal barroco en la entrada del puente en el siglo XVIII, y si te sitúas bajo él, tendrás una vista maravillosa de la torre almenada del puente enmarcada por las paredes de Toledo y el Alcázar.

Toledo nocturno

Y esta es una de las razones por las que será mejor que pases más de un día en Toledo. Una visita guiada por Toledo iluminado es algo que no puedes perderte. Los monumentos adquieren otra personalidad bajo las luces tenues, y los misterios parecen aflorar en cada esquina de una ciudad que con tantos siglos de historia y diversidad cultural no puede más que atesorar un sinfín de leyendas y anécdotas históricas.

Realmente, parece otra Toledo.

Dónde dormir en Toledo

Aunque puedes descubrir la esencia de lo que ver en Toledo en un día, lo cierto es que serían necesarios dos o tres para empaparte bien de todo lo que la ciudad tiene que ofrecer. Por eso, si decides quedarte unos días, aquí te dejamos buenas opciones donde dormir en Toledo:

  • Hotel Domus Plaza Zocodover: lugar ideal, céntrico y funcional, para visitar todas las mejores atracciones que ver en Toledo. Y a un precio más que asequible.
  • Hotel San Juan de los Reyes: un bonito alojamiento que se encuentra en una antigua fábrica de arena. El edificio posee una preciosa fachada neo-múdejar y está en el centro de Toledo. Un cuatro estrellas a precio de tres.
  • Apartamento Casón del Comercio: alojamiento perfecto en Toledo para quien quiera tener cierta independencia y vivir la ciudad en un apartamento en el centro de la ciudad.
  • Hotel Hesperia Toledo: la calidad de Hesperia a poco más de 1 km del centro de la ciudad. Perfecto para poder descubrir Toledo a pie.

Si ninguna de estas alternativas te ha convencido, aquí puedes encontrar tu alojamiento perfecto en Toledo.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *