Qué ver en Granada en un día

Descubre una de las joyas de España en 24 horas

España

Hay pocas empresas que se me antojen más complicadas que el hecho de ver Granada en un día… Incluso en dos días. De hecho, he visitado la antigua joya nazarí más de una decena de ocasiones y aún sigo sin conocer la mitad de sus muchos tesoros escondidos. Y es que hay un sinfín de cosas que ver en Granada. Desde la mítica Alhambra hasta su vibrante – no ahora, pero esperemos que vuelva pronto a la normalidad – calle Navas, repleta de barecillos donde la famosa oferta caña+tapa granadina atrae tanto a locales como turistas, pasando por el flamenco que emana de las cuevas del Sacromonte o el trazado árabe de las calles de Albaicín.

Granada es una maravilla que bien merece mucho más de 24 horas. Sin embargo, si estás de paso o no dispones de más tiempo, aquí te dejamos una magnífica ruta para ver Granada en un día. Pero antes…

Descubre los muchos encantos de Granada con un magnífico tour gratuito de la mano de un guía experto en la ciudad. Puedes reservarlo aquí:

Cómo llegar a Granada

albaicín granada

Tienes varias opciones para llegar a Granada. En mi caso, viviendo en Alicante y dada la mala conexión de transporte que hay entre la Comunidad Valenciana y Andalucía, siempre he ido en coche, ya que solo son unas 3 horas y media de viaje.

Sin embargo, si vienes de cualquier otro punto de España, debes saber que puedes llegar a Granada tanto en avión como en tren.

En cuanto a la opción del avión, el Aeropuerto de Granada (cuyo nombre completo es Aeropuerto Federico García Lorca Granada-Jaén) es uno de los cinco grandes aeropuertos de Andalucía y cuenta con vuelos a Valencia, Madrid, Gran Canaria, Barcelona, Bilbao o Tenerife, entre otros. Para ir del Aeropuerto de Granada al centro de la ciudad, tienes varias opciones de transporte público y privado.

Si prefieres el tren, debes saber que los trenes de Madrid a la estación de Granada hacen el trayecto en algo más de 3 horas. También está bien conectada con el resto de Andalucía, pero no con el Levante español.

Dónde dormir en Granada

Y ahora que ya estamos en la ciudad, y por si al darte cuenta de que es imposible ver Granada en un día y quieres quedarte a pasar la noche, aquí te dejamos algunas recomendaciones de buenos alojamientos donde dormir en Granada:

  • Hotel Room Mate Leo: este hotel se encuentra en pleno centro de la ciudad, ofreciendo una magnífica terraza que regala unas maravillosas vistas a La Alhambra y la ciudad de Granada. Además, las habitaciones están decoradas de manera elegante, pero no recargada, y el personal se desvive por el cliente. Un diez a buen precio.
  • Eurostars Catedral: situado a menos de 100 metros de la catedral de Granada, el Eurostars Catedral ofrece todas las comodidades al alto estándar habitual de los hoteles de la cadena Eurostars, y a muy buen precio. Además, cuenta con restaurante y terraza y un fantástico desayuno de buffet. Sin duda, es uno de los mejores alojamientos donde dormir en Granada.
  • Smartsuites Albaicín: si quieres tener tu propia casa en un barrio tan emblemático como Albaicín, Smartsuites Albaicín es una gran elección. Disfrutarás de una independencia absoluta en unos modernos apartamentos que cuentan con aire acondicionado, terraza (algunos) y cocina totalmente equipada. Una opción de alojamiento en Granada ideal para parejas.

Si no te ha convencido ninguna de estas opciones, en este enlace puedes encontrar un sinfín de alojamientos de todo tipo donde dormir en Granada.

Ruta para ver Granada en un día

Solucionado el tema de cómo llegar y dónde dormir, llega el momento de entrar al trapo de una sugerente ruta que incluya lo mejor que ver en Granada en un día.

Mañana en Granada

que ver granada en un día

Si vas a intentar ver Granada en un día, más vale que comiences la mañana bien temprano. Quizá no sea mala idea darte un paseo por el Albaicín, una de las partes más antiguas de la ciudad. Y es que los íberos ya tenían aquí sus casas y campamentos antes de que los romanos pusieran sus conquistadoras sandalias en el suelo de Hispania. Despoblado durante un tiempo, sería en el siglo XI cuando comenzaría a recuperar su importancia, alcanzando su etapa de máximo esplendor durante la etapa de gobierno nazarí.

Comienza en San Nicolás, su parte más alta, desde donde divisarás la Alhambra, y baja por la calle Elvira hacia la Plaza Nueva, pasando entre sus casas típicas – de fachada blanca, una o dos alturas y con huerto o jardín – y descubriendo secretos como la Mezquita Mayor de Granada (inaugurada en 2003 y que tiene el honor de ser la primera mezquita construida en Granada desde 1492), el Mirador de la Lona, la Plaza de San Miguel Bajo, el Aljibe del Rey (mayor aljibe de la ciudad), el Monasterio de Santa Isabel la Real o la Casa Morisca del Corralón, entre muchos otros rincones con encantos.

Descendiendo desde Albaicín, puedes hacer una parada en la Casa del Chápiz, donde encontrarás el ejemplo perfecto de cómo eran las casas moriscas del siglo XVI. Su antiguo propietario fue un árabe convertido al cristianismo y en ella podrás ver un bello patio rodeado de galerías arcadas y presidido por un bello estanque sobre el que flotan los nenúfares.

Continuando tu descenso hacia la ciudad, es el momento de disfrutar de un tour matinal en uno de los monumentos más visitados de España: la Alhambra de Granada.

Aunque sé que tendrás el tiempo justo si vas a ver Granada en un día, te aconsejo que pases al menos el resto de la mañana en esta maravilla arquitectónica, híbrido de palacios árabes y cristianos. Lo cierto es que le puedes dedicar el día entero a la Alhambra y aún te marcharías de ella con muchas cosas por descubrir.

La Alhambra se erigió entre los siglos XIII y XIV con la voluntad de que fuera la residencia de los emires nazaríes. Así nacieron sus jardines, fuentes, estancias de porte real, con esos arcos ornamentados cuya mera visión te transportan a una época mágica, de leyendas y cuentos que han quedado para siempre enterrados en el olvido. El famoso Patio de los Leones es una de sus piezas centrales, pero realmente cada rincón tiene algo que llama la atención.

Tras la Reconquista de Granada por parte de las tropas cristianas de los Reyes Católicos, se fueron añadiendo – en siglos posteriores – otros elementos, como el palacio real que mandó crear Carlos I. Un auténtico recorrido por una parte importante de la historia, no solo de Granada, sino de España.

Tarde en Granada

Tras haber disfrutado de dos de los iconos de Granada – la Alhambra y el Albaicín – quizá no sea mal momento para tomarse un descanso y disfrutar de la fantástica gastronomía granadina. Para ello, puedes darte una vuelta por la céntrica calle Navas, atestada de pequeños bares en los que probar muy diversas tapas, raciones y platos. Así, no puedes acabar tu experiencia de ver Granada en un día sin probar el remojón granadino (sobre todo en días calurosas, pues es una ensalada fresquísima elaborada con naranjas y varias verduras y aliñes), las berenjenas con miel de caña o el contundente – y sabrosísimo – plato alpujarreño, una auténtica bomba de colesterol que incluye morcilla, longaniza, patatas a lo pobre y huevos fritos, entre otras cosas.

gastronomia granada

Sin embargo, si quieres darte un pequeño lujo en algún restaurante donde saborear lo más exquisito de la cocina granadina, te recomiendo estos dos: el restaurante del Parador de Granada y el restaurante Carmen de San Miguel. Muy buenas elecciones para celebrar algo especial, y con vistas envidiables ambos.

Para hacer la digestión, camina hacia la Alcaicería un típico barrio árabe en el que se encontraba un zoco en el que se fabricaban y vendían ricas sedas de calidad y ha sido reconvertido a pequeñas tiendas de curiosidades y souvenirs.

Continúa el agradable paseo hasta la cercana catedral de Granada. Construida entre los años 1526 y 1561, está considerada como un auténtico icono del Renacimiento en España. Su creación formó parte de un plan de engrandecimiento y modernización de Granada, llevado a cabo por Carlos I. En su interior, todo el mundo visita la famosa Capilla Real, lugar en el que se encuentran los restos de dos de los gobernantes más importantes y conocidos de la historia de España: Isabel y Fernando, los Reyes Católicos.

catedral de granada

Y mientras cae ya la tarde, y con bastante cansancio acumulado por intentar llevar a cabo la proeza de ver Granada en un día, es el momento de darte un pequeño capricho y cuidar tu cuerpo y salud en el Hammam Al-Ándalus. En esta recreación totalmente fiel de unos antiguos baños árabes, tendrás la oportunidad de poner tu cuerpo a remojo y relajarte mientras recibes un masaje inolvidable.

Con eso estarás listo y recuperado para afrontar la noche granadina.

Noche en Granada

granada de noche

Antes de que tu excursión para ver Granada en un día toque a su fin, te aconsejo que camines de nuevo hacia la Alhambra, para desviarte hacia el Sacromonte. En este barrio se derrocha alma y duende a raudales. Desde el interior de sus casas-cueva se escuchan los acordes de las guitarras españolas, el zapateado sobre los tablaos y las desgarradas voces de los cantaores. Y es que si no has asistido a un espectáculo de flamenco en uno de los lugares que claman ser la cuna de este arte, es como si no hubieras estado en Granada.

Tras esta experiencia de éxtasis, llega el momento de despedirte de la ciudad. Sube de nuevo al Mirador de San Nicolás para disfrutar de la maravillosa estampa de una Alhambra iluminada. A sus pies, Granada entera reluce en la oscuridad. Una oscuridad en la que se sume mientras recuerda un pasado glorioso. Solo, en el silencio de la noche y en lo alto del mirador, te habrás dado cuenta de que es imposible ver Granada en un día y ya estarás planeando tu regreso.

Mapa de la ruta para ver Granada en un día

Para que tengas más sencillo seguir nuestros consejos, aquí te dejamos el mapa de nuestra ruta recomendad para ver Granada en un día.


TFW

Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


Deja tu respuesta

Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *