Las 10 mejores cosas que hacer y ver en Altafulla

EspañaTFW

Entre los pueblos que se extienden por la costa de Tarragona, Altafulla aparece como una pequeña Galia entre grandes destinos turísticos como Salou o Calafell. Ciertamente, Altafulla es la gran tapada, una población con las raíces bien afianzadas en la tierra, con una escasa construcción hotelera, una excelente gastronomía y con uno de los litorales más bonitos de la Costa Dorada. En este post vamos a detallar las mejores cosas que podemos hacer y ver en Altafulla.

Sin lugar a dudas, Altafulla es un destino ideal para viajar en familia. Su playa no suele masificarse y se extiende a lo largo de un kilómetro de arena fina y aguas que apenas nos cubren en los primeros metros.

Paseo de Altafulla (c) Instagram – Monset3

Si nos pusiéramos a realizar un análisis sociológico del turista en Altafulla podríamos decir que aquí las visitas proceden generalmente de gente con segunda residencia o de veraneantes que repiten asiduamente, con un poder adquisitivo tirando a elevado, algo que contrasta de manera muy notable con otras poblaciones más turísticas como Salou. No verás edificios elevados en toda Altafulla y el ritmo de las calles es tan tranquilo y sosegado que sorprende de un destino catalán frente al mar.

Con una estupenda primera linea de mar con las antiguas casas y almacenes de pescadores, Alfafulla también combina con un excelente patrimonio histórico con su espectacular conjunto de Vila Closa y las callejuelas del casco antiguo. Asimismo, la cercanía de lugares emblemáticos y atractivos como Tarragona, Port Aventura o las comarcas de Montsant y Priorat hacen de Altafulla un lugar tranquilo e ideal para pasar unas estupendas vacaciones y hacer rutas en coche por la provincia de Tarragona.

A continuación vamos a repasar alguna de las mejores visitas y cosas que podemos hacer en Altafulla:

Vila Closa: el legado medieval de Altafulla

Centro histórico de Altafulla (c) Quique

Vila Closa es un conjunto medieval de gran interés cultural. Se levantó durante el siglo XI aunque ha recibido varias remodelaciones durante el tiempo. Poco queda de la muralla que rodeaba todo el complejo y lo más destacado en su interior es el Castillo de Altafulla, también llamado dels Monsterrat, un fortín muy estratégico durante la Edad Media al encontrarse a caballo entre el antiguo dominio árabe y el condado de Barcelona.

El castillo es propiedad privada y no se realizan visitas aunque quizás tengas la suerte de coincidir con algún evento que a veces suele organizar el Ayuntamiento de Altafulla en su interior.

La iglesia barroca de Sant Martí

que ver en Altafulla

La iglesia barroca de Sant Martí en Altafulla (c) Quique

En el mismo recinto de Vila Closa también destaca la iglesia de Sant Martí, otro de los monumentos interesantes que ver en Altafulla. Bajo sus tripas protege los restos de los antiguos marqueses de Tamarit.

Su estilo mezcla el barroco con el neoclásico. Entre sus reclamos arquitectónicos destaca su retablo de estilo barroco.

La Plaza del Pou

En el mismo recinto medieval de Vila Closa, la plaza del Pou ocupa un lugar prominente. Al llegar encontraréis el edificio del Ayuntamiento a un lado.

En el otro extremo veréis un sorprendente monumento a las torres humanas o “Castells“, tradición tan popular e importante en Cataluña y especialmente alrededor de Tarragona. La escultura es a escala real y se realizó hace un par de décadas en conmemoración al pilar de ocho con forro y manillas que consiguió la Colla Vella del Xiquets de Valls ya en el siglo XIX en la plaza del Pou de Altafulla.

La Calle del Forn

Entre la iglesia de Sant Martí y la plaza del Pou donde se ubica el ayuntamiento de Altafulla y el monumento a los castellers discurre una de las calles más bonitas de Altafulla. La Calle del Forn atraviesa la distancia con sus antiguos peldaños y sotoportales que antiguamente formaban parte de la muralla de Altafulla.

Sin lugar a dudas, atravesar la calle del Forn es una de las mejores cosas que hacer en Altafulla.

El litoral de Altafulla: el barrio de les Botigues de Mar

Delicioso paseo al atardecer (c) Instagram – m_ieia_r

Lo primero que sorprende a la mayoría de visitantes de Altafulla es la tranquilidad que ofrece el litoral de Altafulla en comparación con otras poblaciones más turísticas en la costa Dorada como Salou, Torredembarra o Calafell. La playa de Altafulla se extiende durante un kilómetros y no encontrarás ni grandes edificios, hoteles ni resorts, ni en primera ni en segunda linea.

Su primera linea de mar ofrece una auténtica esencia de pueblo de pescadores. El barrio de Botigues de Mar procede de su pasado histórico que se remonta al siglo XVIII. Las casas que actualmente vemos frente a la playa eran antiguos almacenes que usaban los pescadores para guardar sus herramientas y comerciar después de trabajar el mar. Más tarde, a mediados del siglo XX, estos espacios fueron transformados en casas pero afortunadamente han mantenido su estructura exterior original.

El Museo Etnográfico de Altafulla

Para los días de lluvia, un poco de cultura. Es este museo encontrarás más de mil piezas de los últimos siglos representativas de la vida rural y social de la localidad de Altafulla.

Sin lugar a dudas, el mejor plan en Altafulla si el tiempo falla es acudir al museo del pueblo. En su interior podremos observar las herramientas que se han ido usado a lo largo del tiempo para cultivar el campo, la uva, el arado y los animales durante los últimos siglos.

El museo está abierto los sábados de 5:30 a 7:30 y los domingos de 11 a 1:30. Lo encontrarás en el Camí de l’Ermita, muy cerca del castillo.

Consejos de alojamiento en Altafulla

En Altafulla encontrarás principalmente apartamentos de todos los gustos y colores. Si buscas un buen sitio te recomendamos las Habitaciones Villa Marcia, una maravillosa casa rural espaciosa, con piscina y situada en el centro histórico de Altafulla. Algo alejado de la playa pero con una tranquilidad y confort espectacular así como unas vistas increíbles. Además, cuenta con una de las mejores puntuaciones por parte de los usuarios de Booking.com. Puedes reservarlo a través del siguiente enlace sin aumento de precio:

La Ermita de Sant Antoni

La primera vez que visitamos Altafulla nos encontrábamos en pleno agosto y quisimos ver las Perseidas. Íbamos con un bebé y no quisimos alejarnos demasiado de noche. Acabamos a los pies de la ermita de Sant Antoni, a poca distancia del centro y con una visibilidad correcta para ver alguna de las estrellas fugaces que se prodigaron esa noche.

La ermita de Sant Antoni fue levanta a principios del siglo XVIII y muestra un estilo sobrio mecida en medio del bosque y alejada del centro de Altafulla. Llegar hasta la ermita significa un agradable paseo y unas bonitas vistas desde sus apenas 90 metros de altura.

Visitar la villa romana de Els Munts

La villa romana de Els Munts es una de las visitas más interesantes que podemos hacer en Altafulla. Nos remontamos al siglo I donde la antigua Tarraco era la ciudad más importante de toda la costa, y en Altafulla sembró la construcción de zonas residenciales de romanos de alto nivel. Ciertamente, no muy lejos de lo que encontramos hoy en día.

En els Munts podemos ver una casa romana con dos estanques, un almacén, las termas más grandes que se han encontrado en Cataluña y unos depósitos de agua que abastecían no solo la actual casa sino todo su alrededor. Dicen que el mismo Caius Aurelio vivió en la casa de Els Munts y podemos observar preciosos murales en varias de alguna de sus habitaciones así como un espléndido mosaico en el pasillo de la casa.

Esta vila romana está declara Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La visita sale por 4 euros la entrada general y está abierto todos los días salvo el lunes. Horarios según temporada.

La playa de Altafulla: una de las mejores del Costa Dorada

La playa y el castillo de Tamarit Instagram – picsofkazo

Un kilómetro recorre una de las playas más bonitas de la Costa Dorada de Tarragona. Altafulla disfruta de un extenso litoral de arena fina, ancha playa y aguas nítidas y amables sin apenas olas. Se extiende desde el castillo de Tamarit donde nace una nueva playa y hasta la playa de Canyadell.

Los servicios de playa como socorrista, alquiler de hamacas, patinetes, duchas y demás se suceden en varios puntos de la playa. Además, encontrarás un montón de ofertas gastronómicas en la misma playa y alrededor del barrio ya que aquí se concentran los mejores restaurantes de Altafulla.

Donde comer en Altafulla

que comer en Altafulla

Paella en el Restaurant Park (c) Quique

Durante las varias veces que hemos visitado Altafulla hemos comido en varios sitios. La mejor paella la hemos probado en el Restaurant Park, un lugar que visualmente no promete pero te seduce su calidad y buen trato.

Si quieres comer a pie de playa, en un sitio encantador y con una cocina de alta calidad prueba en Voramar Cal Vitalli. El pescado y el marisco nos pareció excepcional.

La panadería Farinus Altafulla en la calle Mestral, al lado del parque infantil, nos pareció el mejor sitio para desayunar. Cuenta con una terraza y una variada oferta de croissants, bocadillos y todo lo necesario para empezar bien el día.

Probamos otros restaurantes como el Costa Dorada en la calle Mestral, ideal para ir con niños o La Volta, perfecto para tomarse el gintonic de después.

Os invito a echar un vistazo a los mejores restaurantes de Altafulla y reservar mesa.

Practicar senderismo por la desembocadura del río Gayà

El río Gayà se precipita al mar entre la playa de Tamarit y la de Altafulla. A su alrededor ofrece varias zonas de interés natural en el que practicar el senderismo y otras actividades al aire libre. La zona fue declarada Reserva Natural de la Fauna Salvaje a finales del siglo pasado.

Os invito a realizar una agradable excursión siguiendo el tramo final de la desembocadura del Gayà partiendo del núcleo de Ferran. Una deliciosa caminata de poco más de 5 kilómetros. Podéis encontrar los detalles en esta reseña en Wikiloc.

Cómo llegar a Altafulla

En coche: Altafulla está muy bien conectada en carretera a través de la autopista AP-7 con la salida número 32.

En tren: el servicio de cercanías de RENFE nos acerca desde Barcelona Sants a la estación de Altafulla-Tamarit en apenas una hora de trayecto. Asimismo, la estación del AVE de Camp de Tarragona se halla a unos 20 minutos en coche de Altafulla.

En autocar: Existen varias lineas de autocar que conectan Altafulla con Barcelona, Lleida, Tarragona y Zaragoza.

En avión: el aeropuerto más cercano a Altafulla es el de Reus aunque muy pocas compañías operan en él en la actualidad. De todas maneras, el aeropuerto del Prat se encuentra a menos de 1 hora en coche de Altafulla.


Política de transparencia: En Viajablog encontrarás información para viajar repartida en 6000 artículos como este, que abarcan todos los continentes y que son fruto de nuestro tiempo y esfuerzo, además de pasión. En esos artículos pueden aparecer enlaces a productos y servicios de utilidad para tus viajes (como hoteles, seguros de viaje, etc.) que nos proporcionan una pequeña comisión si los compras o contratas a través nuestro, pero que en ningún caso suponen un aumento de precio para el lector.


2 Comentarios
  • maria 6 abril 2021
  • Quique Cardona 6 abril 2021
  • Deja tu respuesta

    Como usuario nos encantaría que participaras en la conversación. Siguiendo la normativa de protección de datos RGPD podrás encontrar toda la información relativa a los términos y condiciones legales que definen las relaciones entre los usuarios y Viajablog en la página dedicada a la política y privacidad.

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *